Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Problema en alcantarillado habría generado emergencia química en Hospital de Graneros 

 

– Se trató de un olor desconocido que emanó de uno de los baños, convocando en el lugar a Bomberos de Graneros y Hazmat Rancagua, funcionarios de salud, municipio, personal de Esbbio y Carabineros.

 

 

Gisella Abarca

 

Este fin de semana, el Hospital de Graneros fue protagonista de una emergencia química, producto de un olor desconocido en el ambiente que requirió en varias ocasiones la presencia de voluntarios de Bomberos de Graneros y de la unidad especializada en materiales peligrosos (Hazmat) del Cuerpo de Bomberos de Rancagua, además de funcionarios de salud, municipio, personal de Esbbio y carabineros .

“El sábado, a las 19:30 horas recibimos un llamado de emergencia del hospital local que se debía a olores desconocidos al interior del recinto. Se hizo una primera revisión con personal del Bomberos de Graneros, personal municipal y de salud, donde se aplicaron productos disolventes. Luego, a las 21:30 horas se realizó un segundo monitoreo encontrándose algún tipo de contaminación por el olor que se emanaba”, informó el Comandante de Bomberos de Graneros Alexis Zúñiga.

El voluntario, jefe de Graneros agregó que por este hecho “Se llamó a la unidad Hazmat de Rancagua los que acordaron detener la atención de urgencia del Hospital para evitar el ingreso de pacientes. No obstante, en los monitoreos realizados no hubo presencia de ácido sulfhídrico. Se volvió aplicar algunos productos solventes y junto con la gente de Esbbio se detectó falencias en la mantención del sistema de alcantarillado que es lo que está generando este tipo de emergencias. Más que nada porque los baños están malos, porque se rebalsan los alcantarillados, y eso produce mal olor dentro del hospital. A las 00:30 horas estaba controlada la emergencia”, argumentó el Comandante de Bomberos de Graneros.

La emanación de ácido sulfhídrico, presentada por el establecimiento de salud desde el sistema de alcantarillado que posee, se debió a que las redes nuevas interiores están conectadas con las antiguas y no directamente con el colector principal ubicado en la Ruta H -10, explicaron desde la Seremi de Salud “y esto ocasiona que las aguas servidas circulen y se vayan aposando en el sistema antiguo, que todavía tiene sus fosas sépticas operativas y estos residuos se van acumulando, con la consiguiente descomposición de la materia orgánica y dando origen a la emanaciones de este gas sulfhídrico”.
Es por esto que desde la entidad sanitaria “se instruyó limpieza general del sistema de alcantarillado, además, se eliminarán las conexione antiguas y que sólo se trabaje con las redes nuevas, las cuales van directamente al colector público, con esto se evitará, que las aguas servidas se almacenen en los antiguas fosas, lo que se traduce en la generación de ácido sulfhídrico”, informaron desde la Seremi de Salud.

 

EL OLOR TENÍA PROCEDENCIA DESDE UNO DE LOS BAÑOS

Por otra parte, desde el departamento de comunicaciones del Servicio de Salud O’Higgins, informaron que por el olor que movilizó a Bomberos y personal de la Seremi de Salud, durante el fin de semana, “trasladaron ayer y hoy personal de su red de emergencia hasta dependencias del recinto asistencial de Graneros, donde certificaron que el olor desconocido en el ambiente y que había generado la presencia de bomberos y personal de la Seremi de Salud, tenía procedencia desde uno de los baños del hospital y se recomendó el cierre de este baño para disminuir la acumulación de material orgánico en las alcantarillas”.

Agregaron que la Dirección del Servicio de Salud está gestionando con Essbío la mantención del sistema de alcantarillados, lo cual es responsabilidad de la sanitaria.

 

 

“QUE SE SIGA FISCALIZANDO Y CONTROLADO A  TODOS LOS HOSPITALES DE LA RED ASISTENCIAL”

El diputado, Juan Luis Castro, llegó hasta el recinto asistencial donde tras recorrer las instalaciones, fue tajante al señalar que “el ácido sulfhídrico es altamente tóxico y no se sabe si viene de alcantarillado o de una red de gases, lo que a mí juicio es altamente peligroso”.
El presidente de la Comisión de Salud de la Cámara agregó que “Aquí hay responsabilidades que Essbio tiene que precisar, y también la Superintendencia de Servicios Sanitarios, porque las instalaciones del hospital son muy antiguas y probablemente hay daños de los que no se sabe exactamente su magnitud y ni en qué punto se encuentran, los que están en las distintas redes, produciendo debajo del hospital, estas emanaciones que obviamente tienen que resolverse la brevedad”, dijo.

Castro subrayó que “creo que es fundamental que la Seremi de Salud siga fiscalizando y controlando todos los hospitales de la red asistencial de O´Higgins, porque algunos de ellos tienen una larga data de antigüedad y no sabemos las condiciones sanitarias en que se encuentran, sobre todo desde el punto de vista de la electricidad y de la emanación de gases”.

 

 

Ácido sulfhídrico

El ácido sulfhídrico es un componente químico que se genera generalmente la putrefacción de materias orgánicas de origen animal y/o vegetal que contienen azufre. Su olor es el de materia orgánica en descomposición, como de huevos podridos. Principalmente es liberado en forma de gas y se dispersa al aire. Sin embargo, en algunas ocasiones, puede ser liberado en el residuo líquido de una industria o como resultado de un evento natural. Cuando se libera en forma de gas, permanece en la atmósfera durante un promedio de 18 horas.

 

Se encuentra naturalmente en petróleo, gas natural, gases volcánicos y manantiales de aguas termales. También puede existir en aguas pantanosas, lagunas o aguas estancadas, desagües, estanques de harina o de aceite de pescado, barcos pesqueros y alcantarillados.

 

El ácido sulfhídrico es extremadamente nocivo para la salud. Bastan 20-50 partes por millón (ppm) en el aire para causar un malestar agudo que podría conllevar a la asfixia y a la muerte por sobreexposición.

Otros nombres con los que se conoce incluyen ácido hidrosulfúrico, gas de alcantarilla y sulfuro de hidrógeno. Generalmente se puede detectar el olor a bajas concentraciones en el aire, entre 0.0005 y 0.3 partes por millón (ppm) (0.0005 a 0.3 partes de ácido sulfhídrico en 1 millón de partes de aire). Sin embargo, en altas concentraciones, una persona puede perder la capacidad para olerlo. Esto puede hacer al ácido sulfhídrico muy peligroso.

Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Relacionadas

Policial

  La autoridad policial dijo que inmediatamente, si un funcionario tiene síntoma de contagio por coronavirus, o si estuvo en contacto con un posible...

Actualidad

    – El Covid 19 ha venido a agravar la situación económica de quienes menos tienen y uno de los sectores que lo...

Actualidad

En el reporte entregado hoy martes 2 de junio la región de O´Higgins alcanzó los 30 nuevos contagiados y una persona fallecida, una mujer...

Coronavirus

  – Las cifras son obtenidas en un análisis de las cifras de contagios hasta el día de ayer 1 de junio del 2020...

Anuncio Publicitario