Home » Destacada » Essbio prepara inversiones por $3.200 millones en cinco años para asegurar disponibilidad de agua

Essbio prepara inversiones por $3.200 millones en cinco años para asegurar disponibilidad de agua

 

● Construcción de nuevas fuentes, microembalses y la implementación de una red hidrométrica para monitoreo de cuencas están entre la batería de medidas adoptadas por la sanitaria.

 

El otoño ha sido seco y los pronósticos meteorológicos apuntan a que la situación no cambiará en el corto plazo.
“La situación de las fuentes de abastecimiento de Essbio, subterráneas y superficiales, está dentro de lo normal. En la región de O’Higgins hay un déficit de precipitaciones, pero se compensa con mayores reservas de nieve”, explicó Aldo Valencia, gerente regional de Essbio. El escenario puede ser distinto para localidades rurales, en particular en el secano costero, que no son abastecidas por la sanitaria y que podrían sufrir algún impacto por la escasez.

El ejecutivo advirtió que el cambio climático y su efecto en la resiliencia del sistema de abastecimiento de agua potable para las personas es tratado como un riesgo por Essbio. En los últimos años, explicó, “nuestras inversiones en proyectos para asegurar la disponibilidad de agua han aumentado a tasas cercanas al 20% anual”.

En los últimos cinco años, la compañía ha realizado inversiones para abordar un escenario de escasez hídrica, enfocados principalmente en la compra de derechos de agua, la construcción de nuevas fuentes, microembalses y la implementación de una red hidrométrica para el monitoreo de cuencas y acuíferos.

“Este último año desarrollamos importantes obras como la construcción de pozos en la ciudad de Pichilemu”, detalló Valencia. Además, adelantó que para los próximos cinco años se contempla una inversión de $3.200 millones enfocados en resguardar el abastecimiento de agua en la región.

“No sólo estamos invirtiendo en infraestructura, también elaboramos un plan de gestión de riesgos que aborda tanto eventuales escenarios de escasez hídrica como la paralización de operaciones por desastres naturales”, agrega Valencia.

 

Entre estas medidas destaca un programa de monitoreo del comportamiento de fuentes de agua que se apoya en una red hidrométrica desarrollada y operada por profesionales de Essbio. Esta red permite realizar un seguimiento permanente a las fuentes y estimar la disponibilidad en el mediano y largo plazo.

 

Asimismo, la empresa cuenta con campañas para educar a la población en el consumo responsable del agua. A través del programa Mi Barrio Sustentable se ha intervenido 26 barrios de vivienda social en 16 comunas, 3.600 familias en total, y logrado que el 70% de ellas ahorren en su consumo del agua. En la misma línea, realiza las “Ecobrigadas”, un programa educativo medioambiental que llega a más de 40 mil escolares cada año.

Comentarios