Home » Destacada » EDITORIAL: Diversidad cultural es clave en nuestra sociedad

EDITORIAL: Diversidad cultural es clave en nuestra sociedad

Cuando hablamos de diversidad, queremos referirnos a las diferencias, a cosas variadas que no se superponen ni entran en conflicto entre ellas, sino que son simplemente distintas. Por su parte cuando se habla de cultura nos referimos a un conjunto de características que se comparten un conjunto de personas de la sociedad en un determinado lugar o tiempo.

Al reunir ambos términos “diversidad cultural” nos podemos referir a las múltiples manifestaciones del ser humano, consensuadas, agrupadas, creadas, y realizadas que conviven y se manifiestan diariamente en todos el mundo. La Unesco ve a la diversidad cultural como una guía para poder lograr un desarrollo armónico de las naciones y respeto entre diversos agentes (grupos, países, regiones, etc). De esta forma la diversidad cultural habla de la estratégica para lograr un “futuro común” (ONU) con enfoque transversal y sustentable en el tiempo.

Con el aumento de la tecnología y la rápida propagación de iconos del éxito económico, la plantilla economicista ha impuesto en diversos lugares del mundo una visión sesgada, atomizada y unidireccional de formas de crecimiento económico, en donde la mayor parte de las veces, se anulan las características culturales de las localidades e incluso países en busca del tan ansiado desarrollo. Pero vemos que esa mirada no es suficiente y que en ocasiones solo logra profundizar la segregación social y desigualdad.

Se ha ido demostrando con el paso del tiempo que la cultura y el respeto de su diversidad genera riquezas y contribuye a la inclusión social, mejora los índices de educación, enfatiza la pertenencia y puede promover un desarrollo económico sustentable y sostenible.

La cultura de esta manera es vista como un conductor y posibilitador de desarrollo armónico, tanto en ciudades particulares, como entre países y continentes. Al dejar de pensar en sobreponer una cultura sobre otra, sino generar relaciones de feedback multiculturales nos abre paso a resaltar la identidad y avanzar al trabajo en conjunto, así se promueve la la libertada cultural el intercambio de ideas, de arte y desarrollo espiritual, ampliar el abanico de forma de desarrollo y metas de vida. Como es señalado en la “Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible”, la diversidad cultural es un aspecto fundamental para conciliar los aspectos económicos y sociales del desarrollo, fomentar el crecimiento económico y promover la inclusión social, con ello acabar con la pobreza proteger el planeta y garantizar la prosperidad para todos.

Es debido a lo anterior que los organismos internacionales como la ONU o Unesco han generado pautas para proteger a los pueblos y sus costumbres, especialmente a promover la mantención de las minorías como los aborígenes. Pro también es un factor de desarrollo, donde la Unesco señala que “La diversidad cultural amplía las posibilidades de elección que se brindan a todos; es una de las fuentes del desarrollo, entendido no solamente en términos de crecimiento económico, sino también como medio de acceso a una existencia intelectual, afectiva, moral y espiritual satisfactoria”.

Así debemos ver nuestra diversidad, nuestras raíces y potenciarlas para definir un verdadero crecimiento social y desarrollo sustentable y equitativo.

 

 

Alejandra Sepúlveda
Jefe de Informaciones

Comentarios