Home » Actualidad » Vecinos de Chancón protestan contra posible traslado de lodos desde otras 19 comunas a planta de tratamiento local

Vecinos de Chancón protestan contra posible traslado de lodos desde otras 19 comunas a planta de tratamiento local

  • La manifestación tuvo lugar en la Plaza de Los Héroes de la capital regional, a eso de las 9:30 de este miércoles. Tras evaluar los alcances de la iniciativa, la empresa resolvió retirar del proceso de evaluación ambiental el centro de encalado, decisión que habrían informado el martes al Concejo Municipal de Rancagua y a los alcaldes de Machalí y Graneros.

 

 Por: Marcela Catalán

 

 Un centenar de vecinos del sector de Chancón de Rancagua, llegó este miércoles en la mañana a la Plaza de Los Héroes de la capital regional. Su objetivo fue manifestarse en contra de Essbio, que pretende aumentar la capacidad de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas (PTAS) que se ubica en Chancón y cubre Rancagua, Machalí y Graneros. Desde la empresa explican que la iniciativa busca “responder a las demandas del crecimiento de la población al año 2030”. La iniciativa se encontraría en proceso de evaluación ambiental.

“Las ciudades han crecido y se necesita una planta mejor y más grande, eso lo entiende todo el mundo. El problema es que traen excrementos humanos de otras 19 comunas, sumando 22, pero hablamos de una zona inundable y la Dirección de Obras Hidráulicas no ha mantenido el Estero la Cadena. Si pones una industria altamente tóxica en el lugar equivocado, tendrás una emergencia ambiental”, advierte Carlos Valdés, agricultor y abogado perteneciente al Movimiento Salvemos la Sexta Región.

“Hay un estudio de la Universidad de Concepción, el cual señala que en las zonas de climas mediterráneos se producirán con mayor frecuencia inundaciones catastróficas y recomiendan no poner asentamientos urbanos ni industrias que puedan ser peligrosas. Entonces, si sabemos que el calentamiento global es una realidad y que las posibilidades de inundación aumentan, ¿para qué hacer esto?”, sentencia

A su juicio, el traslado de lodos desde otras comunas “afectará el entorno de un modo tremendo, así como la salud y el trabajo de todas las personas. La planta tampoco ha funcionado bien: fue construida en 2003 sobre el acueducto instalado en el año 70 y emite olores perceptibles por toda la comunidad. Cualquier persona que haya transitado por el bypass, se dará cuenta de los olores pestilentes, roedores, vectores en serie, entre otros factores. En 2016 inundó a todos los vecinos, incluyéndome a mí, y descargó en el Estero La Cadena quién sabe qué”, aseguró.

Para Aníbal Vial, presidente de la Segunda Sección del Río Cachapoal, la medida ha sido establecida en “un proceso muy poco participativo, ya que como organización no hemos sido consultados y hacen descargas en el Estero La Cadena, nuestro principal afluente. Eso compromete millones y millones de dólares que se exportan al año a Asia, Estados Unidos y Europa”.

No obstante, Valdés tiene esperanzas en la sanitaria. “Nosotros estamos a favor de sus empleados y de la gerencia; queremos trabajar con ellos, estamos a favor de que se invierta y estamos dispuestos a participar en un estudio de impacto ambiental para desarrollar el proyecto que sea mejor. No nos oponemos porque sí; queremos que todo sea más claro y participativo, para que nadie sea afectado”, explicó.

Cabe consignar que el proyecto que la sanitaria presentó al sistema de evaluación ambiental contempla la ampliación de la planta en todos sus procesos, es decir líneas de agua y tratamiento de los lodos. Además de un centro de acondicionamiento de lodos para otras plantas de la región. La idea es que los lodos que se producen en las plantas de tratamiento de cada localidad puedan ser acondicionados en la planta de Rancagua para que posteriormente se vayan al lugar de disposición final, que puede ser predios agrícolas o forestales.

De acuerdo con el alcalde Eduardo Soto, el proyecto amplía la planta para poder atender a “500 mil vecinos que tendremos en el año 2030 en Rancagua, Machalí y Graneros. Eso está bien, las exigencias actuales son distintas a cuando (el espacio) fue autorizado. El problema es que incorporaron el traslado de lodos de otras comunas hacia la planta de Rancagua y en eso no estamos de acuerdo. Yo me he reunido con los gerentes de Essbio, les entregué una carta formal, indicándoles que con el Concejo (Municipal) respaldamos la ampliación de la planta, que hayan nuevas exigencias técnicas para mitigar y eliminar los olores y molestias al vecindario, pero que el tratamiento de los lodos, en las comunas que no están en este proyecto, lo resuelvan en los sitios respectivos y con las autoridades de esas comunas”, señaló.

 

ESSBIO RETIRÓ CENTRO DE ENCALADO

De acuerdo con la sanitaria, la actual planta entró en operaciones a fines de 2001 en el área de Santa Amelia y trata las aguas servidas provenientes del alcantarillado de tres comunas, dejándolas aptas para regadío, consumo animal y recreación. Antes de esa fecha, las aguas servidas urbanas se vertían directamente al estero La Cadena, generando un negativo impacto ambiental y sanitario.

Junto con la ampliación de la planta de tratamiento, indican que el proyecto contemplaba la construcción de un centro de encalado de lodos, que mediante el uso de tecnología acondicionaría lodos como abono, para su revalorización y uso en recuperación de suelos agrícolas y forestales degradados. Tras evaluar los alcances de la iniciativa, la empresa resolvió retirar del proceso de evaluación ambiental el centro de encalado, decisión que habrían informado el martes al Concejo Municipal de Rancagua y a los alcaldes de Machalí y Graneros.

Asimismo, la sanitaria expresó su “total disposición y apertura para resolver todas las consultas y dudas de la comunidad, tanto en el proceso de participación ciudadana abierto para el proyecto de ampliación, como en su operatividad habitual, y destacó el trabajo realizado y las conversaciones sostenidas con el alcalde y el concejo municipal de Rancagua, como también con los municipios de Machalí y Graneros.

Essbio subrayó que “la ampliación de la planta será un gran aporte para el  desarrollo regional, y recalcó la necesidad de contar con la infraestructura sanitaria adecuada para poder responder oportunamente a las necesidades de crecimiento de O’Higgins, en un marco de estricto cumplimiento de la normativa y regulaciones vigentes, y en armonía con la comunidad y el medio ambiente”.

Comentarios