Home » Actualidad » Comenzaron peregrinaciones a Santa Rosa de Pelequén

Comenzaron peregrinaciones a Santa Rosa de Pelequén

 

Como es típico en estas fechas, alrededor del templo se instalaron múltiples puestos con productos comestibles, artesanía, figuras religiosas, rosarios, entre otros. Carabineros se paseaban con facilidad entre la gente, dado que la asistencia al lugar todavía no alcanza su punto más álgido.

 

Marcela Catalán

 

 

Desde el sábado 25 de agosto y trasladándose de distintos puntos del país y de la región, diversos devotos comenzaron a llegar al Santuario de Santa Rosa de Pelequén, con el fin de pagar mandas y/o pedir favores a la Patrona de Lima. En ese contexto es que ayer domingo ya existía una importante afluencia de personas hacia el lugar, principalmente adultos y adultos mayores que concurrieron en compañía de familiares y amigos. Como es típico en estas fechas, alrededor del templo se instalaron múltiples puestos con productos comestibles, artesanía, figuras religiosas, rosarios, entre otros. Carabineros se paseaban con facilidad entre la gente, dado que la asistencia todavía no alcanza su punto más álgido.

 

Segundo Bozo es dueño del restaurant “Santa Rosa”, el cual funciona hace 20 años cerca de la iglesia. Este fin de semana esperaba a los fieles con cazuela de ave, vacuno, pescado frito, pulpa asada y costillar. “Ha venido harto público. El sábado empezaron a llegar a las 11 y luego pasaron a comer con nosotros. Nos ha ido bien, porque tenemos nuestra clientela”, destacó.

 

Elsa Arce viajó ayer desde Rancagua para visitar el templo junto a una amiga y pedir por sí misma y sus parientes. “He venido varias veces. Lo hago porque tengo fe en la Virgen, le pido que me vaya bien en algo, que yo me mejore cuando estoy enferma, que me sienta mejor. Entonces, vengo a prenderle velitas y a darle un poquito de plata. No había asistido antes a esta altura del mes, siempre lo hacía el 30 de agosto, pero igual hay muchas personas”, sostuvo.

 

Miguel Soto se trasladó desde más lejos. Él es de Valparaíso y estaba de vacaciones junto a un grupo de amigos. Aprovecharon que estaban de camino al puerto para concurrir al Santuario de Santa Rosa, aunque es su devoto hace tiempo. “Le tengo mucha fe, porque le he pedido cosas y me ha cumplido. Mi hijo mayor se sanó gracias a ella”, aseguró.

 

Otra antigua fiel de la Patrona es Marta Albornoz. Ella y su familia en pleno llegaron hasta la iglesia. “Viajamos desde San Fernando a pedirle a la Virgen que nos ayude, porque mi mamá tiene cáncer al estómago y Santa Rosa siempre nos ha escuchado. Venimos con mis hijas, mi sobrina, mi hermano, mi papá y mi mamá. Yo la visito desde chica, porque mis papás son muy creyentes. Estamos bien esperanzados”.

 

Comentarios