Home » Actualidad » Paro de advertencia: Profesores salen a la calle exigiendo mejoras en las condiciones laborales

Paro de advertencia: Profesores salen a la calle exigiendo mejoras en las condiciones laborales

 

 

– Esto, según explicaron desde el Magisterio, porque las autoridades no han mostrado la disposición que esperaban en la mesa de trabajo que se dispuso en abril para avanzar en sus requerimientos.

 

 

Gisella Abarca
Fotos Héctor Vargas

 

Este martes, más de 600 profesores salieron a marchar en Rancagua por mejoras en las condiciones para ejercer la profesión, y como medida de presión para que el Ministerio de Educación pueda atender las 11 demandas que han planteado a nivel nacional.
Como indicaron desde el Magisterio, las autoridades no han mostrado la disposición que esperaban en la mesa de trabajo que se dispuso en abril para avanzar en sus requerimientos. Y es que en ese mes, el Colegio de Profesores entregó al Ministro de Educación un petitorio con las demandas que apuntan, según los docentes a “mejores condiciones para ejercer la función docente y, con ello, poder entregar como profesores una buena educación, humanizada, integral que permita el desarrollo de niños y jóvenes, con las herramientas necesarias para enfrentar el mundo actual”.

En la primera reunión, el organismo señaló haber entregado un plazo para recibir respuesta de parte del gobierno, pero que según la agrupación, el Ministerio no ha tenido un dialogo satisfactorio. Es en este marco, que se realizó una consulta nacional que se le hizo al profesorado para iniciar una paralización ascendente, donde en O´Higgins, cerca del 80% de los docentes votaron a favor de la medida por lo que se esperaba una amplia convocatoria para la movilización. A esta marcha, se le sumó una en Pichilemu y otra en San Fernando.

 

DEMANDAS
Entre los principales puntos del petitorio se incluye el pago de la deuda histórica en algunos municipios, el fin a la doble evaluación, la igualdad de trato a los profesionales y la regulación del agobio laboral. Así lo explicó el presidente del colegio de profesores de la Región de O´Higgins, Roberto Villagra “complica mucho el agobio laboral, porque es mucho el trabajo administrativo que realiza un profesor, y se le exige al profesor en el Simce, lo que estamos en desacuerdo porque no mide el proceso educativo real que tiene que ver con lo formativo. También está la deuda histórica de los profesores, a más de 70 mil profesores que el Estado no ha reparado. Creemos que la doble Evaluación Docente al que está sometido el profesorado, afecta el andar propio del proceso enseñanza aprendizaje, porque lo que hace hoy día es estresar, así un conjunto de exigencias propias del Magisterio pero que impactan en la educación pública y nos hemos pasado de reunión en reunión sin ningún tipo de respuesta y esperamos que esta convocatoria ayude a sentarnos a ver propuestas concretas que podamos discutir”, explicó.
Además, Villagra, agregó que se quiere lograr una mayor estabilidad laboral, disminuyendo la cantidad de profesionales a contrata, donde en la región llegan al 40%.

No obstante, el representante del Magisterio explicó que si bien esta actividad se realiza en el marco de un paro de 24 horas de “advertencia”, desde el Colegio de Profesores no descartan “entrar en una paralización prolongada” si es que “el gobierno no da solución a las problemáticas transversales que se señalaron en el petitorio nacional”, finalizó.

 

En Rancagua de los 999 profesores, 526 adhirieron a la movilización nacional

Según información entregada por la Corporación Municipal de Rancagua, de acuerdo a lo informado por la División Educación, la jornada de este martes hubo un “comportamiento anormal en los colegios y liceos, ya que sólo un 37,6 % de los estudiantes asistió a clases; mientras que los profesores asistieron a las aulas en un 52,6 %”.

El documento agrega que “De los 16 mil 715 estudiantes inscritos en los establecimientos municipales, sólo 6 mil 290 asistieron a clases, principalmente en los colegios y liceos donde los profesores no adhirieron al paro o para utilizar el beneficio de la alimentación. Por su parte, de los 999 profesores, 526 adhirieron a la movilización nacional”.
En tanto, “De los 35 establecimientos de básica y media en 10 no hubo profesores movilizados, por el contrario en 7 hubo un paro de actividades que llegó al 100%”.

Se informa, también, que el servicio de alimentación de Junaeb funcionó con normalidad en todos los establecimientos educacionales, para así atender las necesidades de los estudiantes, independiente si estaban o no en paro.

Comentarios