Home » Actualidad » Pelequén se prepara para recibir a miles de fieles en el Santuario de Santa Rosa

Pelequén se prepara para recibir a miles de fieles en el Santuario de Santa Rosa

Las puertas del templo se abrirán a las 05:30 de la mañana, para a eso de las 06:00 de la mañana realizar la primera misa, las que se extenderán cada una hora. La misa de las 11:00 de la mañana será presidida por el Obispo Administrador Apostólico, Fernando Ramos, quien además a las 16:00 horas encabezará la procesión de la santa por los alrededores del templo.

 

Fernando Ávila Figueroa
Texto y fotos

 

Mañana fría en Pelequén, tal vez una de las razones por las que aún no se apreciaba a la multitud de personas que por estas estas fechas colman el pueblo. Mismo panorama se apreciaba en el templo y en la Avenida Santa Rosa, donde los fieles poco a poco llegan a pagar sus mandas, mientras que otras con una Avenida expedita pueden recorrerla y apreciar los diferentes productos que se comercializan. Otro factor es la fecha, ya que por lo general las personas reciben sus remuneraciones a partir del día 30, por lo que sin duda este fin de semana venidero serán miles las personas que llegarán al pueblo.

Es que la mayor afluencia de público se espera a partir de este miércoles 29 y obviamente el jueves 30 de agosto, día en el que se celebra a Santa Rosa de Lima en el Santuario de Pelequén. Así lo espera el Párroco del templo, Padre, José Miguel Ortiz, quien dio a conocer que ya tienen todo dispuesto para recibir a los fieles este día 30, sin embargo, recordó que la actividades comenzaron con la presencia de 350 cuasimodistas el pasado 19 de agosto.

Agregó que si bien ha habido una afluencia lenta de público, esperan que este miércoles y jueves sea masiva la presencia de fieles, lo que se extenderá hasta este fin de semana, días en el que se termina también la feria comercial.
Para mañana jueves, las puertas del templo se abrirán a las 05:30 de la mañana, para a eso de las 06:00 de la mañana realizar la primera misa, las que se extenderán cada una hora. La misa de las 11:00 de la mañana será presidida por el Obispo Administrador Apostólico, Fernando Ramos, quien además a las 16:00 horas encabezará la procesión de la santa por los alrededores del templo. Se estima que la última misa se oficiará a las 20:00 horas, para cerrar el templo a las 21:00 horas. Además se informó que habrá confesiones durante todo el día con diferentes sacerdotes que llegan a apoyar el trabajo del Padre, José Miguel Ortiz.

En relación al difícil momento que atraviesa la Iglesia Católica en la Región de O’Higgins, el Padre sostuvo que pese a lo vivido ha aumentado la cantidad de fieles en la misas, con un gran fervor, donde muchos han llorado y han sufrido por los acontecimientos conocidos, sosteniendo que es “la fe la que nos tiene que dar la firmeza, y sobre todo mantenernos unidos, trabajando por la paz y la reconciliación, ya que esto también ha producido ciertas fracciones. Tenemos que mantenernos unidos”, indicó el Padre Ortiz.

DEVOCIÓN DE FIELES
En familia la señora María Elgueta llegó desde Curicó a visitar a Santa Rosa. Con emoción recuerda que si bien no acude todos los años, este 2018 llegó con un propósito muy especial. Junto a su hijo nos contó que cuando él era pequeño, sufría de una complicada alergia, pasando por muchos tratamientos que no tuvieron efectos positivos. Cierto día en el templo de Pelequén espontáneamente el pequeño le pidió a la Santa que se sanara, hecho que se cumplió, lo que originó que como familia se sientan muy agradecidos de Santa Rosa.

 

Oro ejemplo de devoción lo encontramos en la joven Jaritza Araya, oriunda de la comuna de Picidegua y quien de rodillas ingresó a la explanada al templo. Se trata de una manda que ofreció por tres años, sin embargo, nos cuenta que el próximo años debe comenzar una nueva manda que la obliga a ingresar hasta el interior del templo de rodillas.

 

A sus 19 años asegura que la santa sanó a su abuelo, el que estuvo hospitalizado, logrando salvarse y salir de una complicada situación que lo tuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos. “A mí me lo cumplió y como buena católica vine a cumplir la manda. Desde chiquitita me inculcaron los valores de ser católica y no me arrepiento”, dice la joven devota.

 

Comentarios