Home » Deportes » Partido negro en Cavancha:  Un O’Higgins cada vez peor va al receso lleno de dudas

Partido negro en Cavancha:  Un O’Higgins cada vez peor va al receso lleno de dudas

  • Los celestes fueron goleados el fin de semana por Deportes Iquique, y el DT Mauricio Larriera sigue sin dar con lo que pretende. Su equipo, el sábado, completó un encuentro donde el 3-1 fue escaso para la diferencia que impuso el conjunto local.

 

Lo del sábado en Iquique, tiene solo un calificativo: desastroso. O’Higgins, a los cinco minutos de juego ya caía por 2-0, y eso daba cuenta no solo de las falencias defensivas, sino también de la fragilidad de un equipo falto de confianza y que, ante cualquier atisbo de peligro, se complica y no sabe cómo salir de aquel pozo en el que está atrapado en este segundo semestre.

En ese sentido, la derrota por 3-1 frente a Deportes Iquique, se explica además por el hambre que mostró el conjunto local. Miguel Riffo, técnico de los nortinos, tenía clara la película en la previa. En los medios de comunicación deportivos de esta ciudad puerto, había indicado que los rancagüinos tenían muchos problemas en retaguardia, y que la principal arma para complicarlos era el juego aéreo. Y así lo jugó. Aprovechando los espacios, antes de los 60 segundos el venezolano Edwuin Pernía colocó la apertura del marcador. Diego Fernández armó la acción por el centro, abrió hacia la izquierda para Hans Salinas, y de inmediato levanta la cabeza para combinar con el venezolano que la empujó en el área chica. Y ojo, sin marca alguna.

Tras eso, se esperaba una reacción, pero no. Iquique presionó la salida de Matías Vera por la derecha, Fernández robó y emprendió la carrera, otro centro, y destapado nuevamente llegó Pernía para festejar. Corría el 5′, y esa altura el panorama era negro. Pese a que esa jugada debió invalidarse por fuera de juego, el árbitro Felipe González permitió seguir con la jugada y cobró el elenco nortino.

En la banca, la cara de incredulidad no solo de Mauricio Larriera sino que también de sus asistentes y suplentes, era de esperarse. Todo lo que habían planificado en una semana de trabajo se fue por la borda, y la derrota parecía caer nuevamente en las huestes del Capo de Provincia.

Tras eso, el elenco capitaneado por Miguel Pinto intentó mejorar en algo. Comenzaron a jugar, reaccionaron, pero nuevamente carecieron de profundidad en ofensiva. La soledad de Maxi Salas en delantera, quien tuvo un par de ocasiones para asustar al portero Rodrigo Naranjo, fue lo único que mostró O’Higgins. Si bien es cierto, se apuntaron con acciones de fútbol asociado, estas solo llegaban a tres cuartos de cancha donde se diluían.

Es más, Larriera se anotó un cambio antes de los 40′ cuando sacó a Gerardo Navarrete, intrascendente hasta ese instante, y envió a la cancha a Pablo Calandria, para así rearmarse.

Al otro lado, en cambio, vez que los pupilos de Riffo se arrimaban de mitad de cancha hacia arriba, complicaron. Así fue como llegó el tercer gol, al cierre de la primera parte.

En los 43′, un centro al área fue despejado por Miguel Pinto al corner, y ahí quedó de manifiesto las desatenciones en retaguardia. Nadie le gritó “solo”. Estaba solo, y perfectamente la podía tomar. Lamentablemente, desde el otro rincón llegó la acción para la sentencia. Un centro post tiro de esquina fue conectado en solitario por Edwuin Pernía con un cabezazo certero que dejó parado al meta celeste.

Con ese 3-0, el partido estaba resuelto, y solo quedaba mejorar en algo la presentación para el segundo lapso.

 

CAMBIÓ, PERO NO LO SUFICIENTE

 

En el complemento, apareció -en algo- la vergüenza deportiva. Los rancagüinos, intentaron llegar a la zona defensiva nortina, y eso gracias a que Ramón Fernández apareció por minutos, lo mismo que Agustín Gutiérrez que ingresó en los 54′.

Con el transcurso de los minutos, Iquique retrocedió unos cuantos metros para apostar al contragolpe y así aumentar la goleada. Pero, en los 58′, cayó el descuento en una jugada que debió ser anulada por posición de adelanto. Centro de Ramón para el pivoteo de Calandria, y Raúl Osorio controló como un delantero y definió a un rincón de la portería de Naranjo.

Lo que siguió después, terminó por apagar las ilusiones de un nuevo descuento. O’Higgins no llegó más al arco de Naranjo, y Pinto salvó la portería del cuarto tanto bordeando los 80 minutos tras volar para contener un cabezazo.

A la postre, una dura caída que deja a los celestes como uno de los equipos más goleados del campeonato (34 tantos en contra) y lleno de dudas para lo que viene. Ahora, serán tres semanas donde Mauricio Larriera intentará que su sello, ese que no se ha visto, al fin aparezca, pero la realidad es que el Capo de Provincia comienza a mirar con otros ojos el campeonato, ya que la parte baja a raíz de los malos resultados, cada vez se ve más cerca.

Cabe consignar que, en la siguiente jornada del torneo (domingo 25 de septiembre), los rancagüinos deberán viajar hasta el estadio La Granja para visitar a Curicó Unido.

 

 

El tiempo que actuó el defensor Diego González le permitió a O’Higgins completar los 1.350 minutos

exigidos para los jugadores sub-20 en el torneo 2018. En ese aspecto, el jugador de esta condición

que más actuó -hasta el momento- es Tomás Alarcón, que suma 1.180 minutos.

 

 

 

Ficha del Partido

 Deportes Iquique (3): Rodrigo Naranjo; Esteban Carvajal, Matías Blázquez, Mauricio Zenteno, Nicolás Peñailillo (24′, Johan Fuentes); Diego Fernández, Carlos Sierra, Gonzalo Bustamante (64′, Pablo Corral); Hans Salinas, Edwuin Pernía (68′, Raúl Becerra), Leonardo Rolón. DT: Miguel Riffo.

O’Higgins (1): Miguel Pinto; Juan Fuentes, Raúl Osorio, Diego González; Alejandro Márquez, Matías Vera (54′, Agustín Gutiérrez), Gerardo Navarrete (39′, Pablo Calandria), Roberto Cereceda; Ramón Fernández (77′, Nicolás Mazzola), Nicolás Oroz; Maximiliano Salas. DT: Mauricio Larriera.

Árbitros: Felipe González; Juan Serrano, Mario Lagos; Fabián Aracena.

Amonestados: Fernández, Pernía (IQUI); Vera, González, Pinto (OHI).

Goles: 1-0, 1′, Pernía; 2-0, 5′, Pernía; 3-0, 44′, Pernía; 3-1, 58′, Osorio.

Estadio: Cavancha, Iquique.

Público: 1.998 espectadores.

 

 

Comentarios