Home » Destacada » Gran poder de fuego en manos de delincuentes

Gran poder de fuego en manos de delincuentes

– Enfrentamientos a bala que han terminado con personas muertas en plena vía pública, incautación de una armería clandestina en San Vicente de Tagua Tagua, y la detención de uno de los proveedores de armas más importantes de las regiones de O’Higgins y Valparaíso, son algunos de los hechos que mantienen en alerta a las autoridades de orden y justicia.

 

Fernando Ávila Figueroa

 

El pasado 28 de mayo de este año 2018, se produjo uno de los hechos de sangre más violentos que han ocurrido en el último tiempo en Rancagua, donde las armas de fuego fueron protagonistas. En dicha ocasión 14 impactos de bala recibía un vehículo en movimiento mientras circulaba por la población Santa Julia.

Los primeros antecedentes indicaban que la víctima identificada como D.A.C.C, de 32 años de edad, con antecedentes policiales, se desplazaba en un automóvil, cuando fue interceptado por una o más personas, impactando uno de las balas en su cuerpo, específicamente en la parte posterior del tórax.

El Fiscal, Jorge Mena, confirmaba que el vehículo en el que se movilizaba la víctima recibió cerca de 14 impactos de bala, uno de ellos llegando a herirlo causándole la muerte. El persecutor indicó que uno de los antecedentes que barajan es la vinculación del hecho con el tráfico de drogas, así como se trabaja en establecer si se trata de algún ajuste de cuentas por rencillas anteriores.
Otro hecho delictual sorprendía a los habitantes de Requínoa, ocurrido el pasado 18 de abril de este 2018. Hasta el pasaje Lucila Nº 4, sector El Esfuerzo, ocho sujetos a bordo de dos vehículos menores, ingresan a un domicilio particular intimidando a los moradores con armas de fuego, sustrayendo drogas del tipo marihuana, dinero y electrodomésticos, dándose a la fuga. Alertado Carabineros del sector, interceptan a un móvil con cuatro sujetos, los cuales efectúan disparos al personal, ataque que fue repelido con armas de servicio, logrando la detención de V. A. A, de 43 años, y C. M. N, de 37 años, ambos con antecedentes policiales.

Estos son sólo dos ejemplos de los hechos delictuales donde las armas de fuego han sido las protagonistas, lo que sin duda mantiene en alerta a autoridades comunales, regionales y especialmente a quienes velan por la seguridad de las personas. Es por ello que por ejemplo, el acalde de la comuna de Rancagua, Eduardo Soto, ha manifestado que el tema los tiene preocupados y ocupados, ya que se suman otros hechos delictuales, con balaceras en el sector oriente de Rancagua, y otras situaciones similares.

Esto ha provocado que el alcalde prepare un oficio donde se incluye este tema, el que se estará entregado a las autoridades del Ministerio de Interior con el fin de exigir mayor preocupación por estos hechos delictuales.

El alcalde con molestia recordó que hasta hace un tiempo este tipo de situaciones eran aislados, sin embargo, en el último tiempo son cada vez más frecuentes donde presume que puede haber vinculación con la droga. “Se requiere de una intervención especial, más efectiva de las policías para lograr investigar, detener y colocar a disposición de los tribunales. Es una situación preocupante lo que estamos viviendo en la ciudad en el último tiempo”, dijo el alcalde respecto al tema.

En lo que va de este año, Carabineros de la Región de O’Higgins a cargo de la Autoridad Fiscalizadora OS. 11, mantienen 1.553 armas incautadas, de las cuales 243 han sido entregadas de forma voluntaria. Las 1.553 armas incautadas llegaron a manos de Carabineros por medio de entregas voluntarias, controles de identidad, detenciones y allanamientos realizados en la región.
Los funcionarios policiales, en un trabajo constante por disminuir los delitos, es que regularmente invitan a las personas a entregar las armas que no se encuentren debidamente inscritas. Es por ello que en la Región de O´Higgins, existen tres oficinas de Autoridad Fiscalizadoras OS.11, las cuales están ubicadas en la comuna de Rancagua, San Fernando y Rengo.

El jefe de la Sexta Zona de Carabineros, General Juan Carlos Badilla Alister, sobre este tema agradeció la confianza que ha manifestado la ciudadanía acercándose a las oficinas entregando sus armas, agregando que “es muy importante que las personas que mantengan armamentos en sus casas estén debidamente inscritos, y aquellos que hayan sido heredados por un familiar fallecido regularicen su situación”.

Para disponer de un armamento de forma legal, se debe no tener antecedentes penales, acreditar tener conocimiento del uso de los aparatos, hacer una revisión psiquiátrica para indicar que no hay problemas mentales, y hacer la comprobación de domicilio. Desde Carabineros se informó que se seguirán realizando diferentes campañas para evitar el desconocimiento y procurando velar por la integridad de los ciudadanos.

 

EL AUMENTO DE DENUNCIAS
En conversación con el comisario de la Primera Comisaría Rancagua, Teniente Coronel, Carlos Tapia Torres, dio a conocer que este año 2018 poseen un aumento de denuncias del 34 por ciento por hechos cometidos con armas de fuego, lo que equivale a 28 denuncias más en comparación al mismo período del año 2017. En cuanto a detenidos, ha habido un aumento del 200 por ciento, vale decir 12 detenidos más en comparación al mismo período del año pasado.

En cuanto a recuperación de armas de fuego, este 2018 se ha registrado un aumento del 157 por ciento más en comparación al año 2017, con 18 armas más comparando el mismo período, entre ellas pistolas, escopetas rifles y revólveres.

Referente a que si se está siendo más fácil obtener armas de fuego para los delincuentes, la autoridad policial sostuvo que muchas veces existen los denominados “palos blancos”, que no son otra cosa que sujetos sin antecedentes policiales inscriben armas, lo que hace que la autoridad fiscalizadora deba realizar un exhaustivo trabajo con quienes van adquiriendo armas.
Para Tapia, si bien el tema es preocupante, asegura que el alto mando institucional se encuentra trabajando en nuevas formas de mejorar la prevención y fiscalización de armas de fuego, sumado a la Ley 17.798, la que involucra a la Fiscalía y al Ministerio Público, donde por ejemplo, si se fiscaliza a alguien que posee un arma inscrita y no la tiene en su poder, se inicia una investigación que deberá culminar en los respectivos Juzgados de Garantía.

El comisario, Carlos Tapia Torres, añadió que la comunidad debe tener la convicción que Carabineros se encuentra trabajando con medios humanos y logísticos para revertir situaciones que provocan temor en la ciudadanía, realizando por ejemplo rondas focalizadas con el objeto de entregar la sensación de inseguridad a la comunidad. A esto se suma que según el comandante siempre han mantenido un trabajo mancomunado con la Fiscalía, sobre todo si se trata de armas de fuego, ya sea realizando reuniones de focos delictuales entre Carabineros y Fiscalía, así como mantener un contacto fluido con la autoridad fiscalizadora de armas y explosivos.

Pese a estas recomendaciones y operativos que ha desarrollado Carabineros, el pasado 14 de mayo de este año se registró otro hecho que se mantiene en la retina de los rancagüinos, y que no es más que el fiel reflejo de lo que se vive en comunas como Rancagua.

Aquel día en horas de la tarde, siendo aproximadamente las 16:00 horas, las víctimas de iniciales D.B.H.L, H.A.B.P, y B.E.M.V, luego de haber protagonizado un incidente en el Juzgado de Garantía de Rancagua, salieron desde la Primera Comisaría de Rancagua en dirección al sector poniente de la misma comuna, abordando un taxi colectivo que los trasladó hacía el sector de Baquedano. El Ministerio Público dio a conocer que “en el trayecto las víctimas se dan cuenta que eran seguidos por un furgón blanco, el cual trasladaba tres imputados, uno de ellos identificado como D.O.C.S, quienes interceptan el taxi colectivo procediendo inmediatamente a extraer diversas armas de fuego para luego descargar contra las víctimas con la finalidad de abatirlas y darles muerte en el lugar”.

Tres personas heridas con impactos de bala, una de ellas con riesgo vital dejó este tiroteo ocurrido en la comuna de Rancagua, específicamente en la intersección de calle 21 de mayo con Avenida Francia.

 

IMPORTANTES DETENCIONES E INCAUTACIONES
Pareciera fácil obtener armas de fuego en la Región de O’Higgins de manera ilegal. Ante la interrogante de cómo es posible que los delincuentes las adquieran con tanta facilidad, dicha respuesta la podemos obtener en sólo un ejemplo ocurrido en las últimas semanas en la comuna de San Vicente de Tagua Tagua, ya que una investigación realizada por la Brigada Contra el Crimen Organizado de Rancagua, junto con la Fiscalía Regional de O’Higgins, específicamente la Unidad de Análisis Criminal, esclarecieron que una persona de sexo masculino adulta se estaba dedicando a la venta y acopio de armas de fuego, así como a la modificación de armas sin la autorización de la autoridad competente.

Los antecedentes fueron colocados a disposición de la Fiscalía, sometiendo al análisis, y obteniendo una orden de investigar que se extendió por dos meses, concretando una orden de entrada y registro en dos domicilios en la comuna de San Vicente de Tagua Tagua. En uno de los inmuebles se encontraron 30 armas de fuego, y 2 mil 500 municiones para este tipo de armas, así como elementos que demostraban la efectividad de los antecedentes que indicaban que en el lugar se modificaban armas.
Se logró la detención de una persona por infracción a ley de armas y municiones, ya que se trataba de un armero clandestino que no tenía la autorización para efectuar este oficio. Recibía armas de cualquier persona sin pedir la procedencia de estas, además de comercializarlas sin solicitar los antecedentes de quienes las adquirían. Entre lo incautado destacan revólveres, pistolas, escopetas, e incluso munición de guerra. Aún quedan diligencias pendientes que debe realizar personal de la Policía de Investigaciones.

Sobre el tema, el Fiscal de la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos, Alberto González, sostiene que efectivamente se trató de una investigación que tuvo una duración de dos meses en la comuna de San Vicente de Tagua Tagua, donde el sujeto detenido se dedicaba a la compra, venta y reparación de armas, concretando la orden de registro de dos inmuebles, y en uno de ellos se encontraron las armas antes señaladas. Al poseer en su poder munición de guerra su situación es más grave, sumado a que según registro de la PDI años atrás se desempeñó en Gendarmería realizando labores de armero.

A esta situación se suma la mediática detención del sujeto conocido como el “Kiruza”. Manuel Roberto Olivares Maldonado, fue formalizado en Rancagua por los delitos de infracción a ley de armas y tráfico de drogas, entre otros, causa que se inició el día 2 de abril de este año en la Fiscalía Local de Rancagua.

En el procedimiento realizado por el OS-7 Rancagua se incautó gran cantidad de munición, así como otra serie de especies vinculadas a los delitos investigados en diligencias de entrada y registro a domicilios de la población Irene Frei de Rancagua, y calle Hermanos Carrera de la comuna de Las Cruces, Quinta Región del país., lugares donde el sujeto tendría domicilio. La Fiscalía de Rancagua, investiga al “Kiruza” como uno de los principales proveedores de armas a los traficantes y delincuentes de la Región de O’Higgins, lo que motivó que se solicitara su inmediata detención, la que finalmente se concretó en la Quinta Región del país. Es en estas dos regiones donde el sujeto operaría, por lo que además se le investiga por infracción a la ley de armas y tráfico de drogas, así como sería la cabeza de una banda delictual que actúa tanto en la región de O’Higgins como en la de Valparaíso.

 

¿QUIÉN CONTROLA EL USO DE ARMAS EN CHILE?
Es el Ministerio de Defensa, a través de la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN) y la ley 17.798 controla las armas, explosivos, fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros elementos similares, sin perjuicio de las funciones que tiene el Ministerio del Interior y Seguridad Pública en la mantención del orden público, la seguridad pública, el procesamiento y tratamiento de datos, la coordinación y fomento de medidas de prevención, y el control de la violencia relacionada con el uso de armas.

Entre el tipo de armas que están sometidas a control destacan las armas de fuego, cualquiera sea su calibre y sus partes, dispositivos y piezas. La armas o artefactos bélicos que están prohibidos son armas largas cuyos cañones hayan sido recortados, armas cortas automáticas de cualquier calibre armas de fantasía, que se esconden bajo una apariencia inofensiva, armas de juguete, de fogueo, de balines, de postones o de aire comprimido, adaptadas o transformadas para el disparo de municiones o cartuchos, armas cuyos números de series se encuentren adulterados, borrados o suprimidos, ametralladoras y subametralladoras, metralletas o cualquier arma automática o subautomática con mayor poder destructor o efectividad, sea por su potencia, por el calibre de sus proyectiles o por sus dispositivos de puntería, artefactos fabricados sobre la base de gases asfixiantes, paralizantes o venenosos; de sustancias corrosivas o de metales que por la expansión de sus gases producen esquirlas; implementos destinados a su lanzamiento o activación; y artefactos incendiarios, cualquier arma de fabricación artesanal, o armas transformadas respecto de su condición original, armas especiales, como las químicas, biológicas y nucleares. Se exceptúan de estas prohibiciones, quienes hayan sido autorizados por la DGMN, así como las instituciones armadas y policiales.

En la Región de O’Higgins existen una serie de armerías autorizadas donde es posible adquirir un arma bajo todo los requisitos que exige la ley. Una de ellas es “Armería Rodríguez”, ubicada en calle Estado 557 de Rancagua. En conversación con su propietario, Jonathan Rodríguez Ortega, dio a conocer que desde el año 2013 que se encuentran como local establecido.
En el local se venden tanto armas cortas como armas largas, entre ellas pistolas y escopetas cañón corto y largo. Para poder inscribir un arma, lo que determina la Unidad Fiscalizadora de la Región, es un examen psiquiátrico y una prueba de conocimientos. Con esos documentos más responder un cuestionario podría inscribir un arma, siempre y cuando no se mantengan antecedentes policiales, como hurtos, violencia intrafamiliar, conducir en estado de ebriedad, en otros.

Jonathan Rodríguez agregó que muchas personas llegan personas con la intención de adquirir un arma aduciendo no tener problemas con la ley, sin embargo, al momento de la inscripción no lo pueden realizar, ya que efectivamente poseen antecedentes. Según los datos que poseen en la armería, lo que más se está vendiendo son revólveres y pistolas pequeñas y cortas, ya que los clientes aducen que la utilizaran para defensa. Durante el mes de abril hasta agosto también hay un aumento de armas deportivas, ya que comienza la temporada de caza.

Para Rodríguez, el adquirir una pistola o revólveres pasa por el tema delictual que actualmente se vive en la Región de O’Higgins, lo que hace que muchas personas las adquieran de manera legal en caso de algún día tuviesen que recurrir a ellas.
Conscientes de esta problemática están las autoridades regionales, es por ello que la Gobernadora de la Provincia de Cachapoal, Ivonne Mangelsdorff, dio conocer que este tipo de hechos delictuales se han producido debido a que la droga lamentablemente ha llegado a las poblaciones, lo que ha traído un sinnúmero de consecuencias que son nefastas para la sociedad, con niños que terminan delinquiendo y desertando de los colegios.

La autoridad indicó que actualmente en las incautaciones de las policías no solamente se está encontrando droga, ya que además se están encontrando armas de fuego, lo que los lleva a que en el reciente acuerdo de seguridad pública que concretó el Gobierno, uno de los pilares es reformular el registro de armas, y todo el tráfico que hoy en día hay de armas clandestinas, considerando que los delincuentes cada día se están modernizando para cometer sus atracos donde se están viendo armas en las poblaciones que pueden colocar en riesgo la vida de los habitantes de la Región de O’Higgins.

 

DETECTIVES CON DEDICACIÓN EXCLUSIVA
Quisimos conocer la opinión referente a esta problemática de la Policía de Investigaciones de la Región de O’Higgins, desde donde se nos indicó que el delito va evolucionando día a día, los delincuentes se van especializando, ya no están utilizando armas cortantes como era en antaño, sino que están utilizando armas de fuego para perpetrar sus delitos. Esto tiene una finalidad, el portar un arma de fuego les significa un status en relación al poder sobre otras bandas y les da mayor facilidad para acceder a sus víctimas, “y de ello nosotros estamos conscientes, el peligro que representa para la comunidad que estén armados, es por ello que estamos efectuando diversas acciones para sacar de circulación dichas armas”, indicaron desde el interior de la policía de civil.

En la Región de O´Higgins, la PDI está trabajando en conjunto con el Ministerio Público a través de un Grupo de Focos de Armas de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado (BRIANCO Rancagua), el cual está compuesto por detectives con dedicación exclusiva para este tipo de investigación. Tal han sido los resultados, que el año pasado en la comuna de Rengo, se logró la incautación de una gran cantidad de armas y municiones que estaban en poder de dos sujetos prófugos de la justicia, y que estaban vinculados a dos hechos de connotación regional, como lo fue la muerte de una joven en una discoteque, y el homicidio de un hombre al interior de una ramada, ambos hechos en la comuna de Rancagua, y recientemente, en la comuna de San Vicente de Tagua Tagua, se logró la detención de un armero, quien mantenía diversas armas de fuego y munición de diversos calibre de dudosa procedencia.

El llamado que se hace a la comunidad es a no adquirir o comprar armas de fuego, ya que estas pueden caer en manos de los delincuentes en casos que sean víctimas de un robo. “Los ciudadanos deben depositar su confianza en las autoridades, es importante para nosotros que las personas que están en conocimiento de un hecho delictual, en especial que tenga relación con armas, efectúen denuncia alguna en forma anónima ante la PDI, sino pueden concurrir, también lo pueden hacer llamando al nivel de emergencias 134 o al teléfono de Denuncia Seguro 600 400 0101”, indicaron en la PDI Rancagua.

 

PREOCUPACIÓN DE VECINOS
Fundamental fue conocer la experiencia de vecinos que se han visto afectados por hechos delictuales donde los antisociales han portado armas de fuego para cometer sus fechorías. Es así como conversamos con la presidenta de la Junta de Vecinos de la Villa Galilea B de la comuna de Rancagua, Maribel Berrocal, quien dio a conocer que en el último tiempo se han encontrado con hechos donde los delictuales portaban armas de fuego.
Situación preocupante asegura la dirigente, ya que los vecinos han sido asaltados durante la noche o muy temprano en la mañana cuando salían o llegaban a sus domicilios. Si bien los delincuentes no han alcanzado a utilizar el armamento, esto se ha debido a que los afectados han entregado de forma inmediata sus pertenencias, incluso asegura que en una oportunidad tres funcionarios de Carabineros que viven en el sector hace algún tiempo lograron reducir a adolescentes que portaban una pistola y un cuchillo. Es por ello que Maribel Berrocal pide mayor seguridad para el sector poniente de Rancagua, asegurando que la delincuencia se produce todos los días, robando desde mangueras en los jardines, cilindros de gas, hasta entrar a los domicilios.
Esto ha llevado a que los vecinos se hayan organizado, por ejemplo, con alarmas comunitarias, donde se le insta a la comunidad a utilizarlo de manera unida. A esto se suma la implementación de un WhatsApp por pasaje, donde existe un delegado de seguridad, quien posee otro WhatsApp para informar de los hechos delictuales que actualmente están preocupando los vecinos, entre ellos, el que lleguen vehículos con personas extrañas a bordo a merodear la villa.
Para la presidenta de la junta de vecinos, la sensación de inseguridad actual ha aumentado debido a que los delincuentes ya no están utilizando un arma blanca u otro tipo de implemento, pudiendo percibir que el arma de fuego en poder ellos es algún común, lo que hace que la comunidad se sienta más indefensa.

Comentarios