Home » Editorial » Vamos a Caminar

Vamos a Caminar

Alejandro González Pino

Director

 

Ayer firmaron en el auditorio de la Universidad de O´Higgins en su sede Rancagua diversas autoridades regionales y municipales e instituciones la llamada “Carta Internacional del Caminar “ . Se trata de una iniciativa de la Fundación Walk21 creada en el Reino Unido y que promueve a nivel mundial las ventajas del caminar y el compromiso de ocho puntos que conforman una visión de cómo se debe favorecer el caminar y las acciones necesarias para implementarlo.

Las buenas ideas siempre han sido apoyadas por nuestro diario, sin embargo estos principios universales deben ser “rancaguinizados” , es decir adaptados a nuestra realidad para que realmente resulten .

Al respecto no cabe duda de lo saludable que resulta el caminar por la ciudad, siempre y cuando se respire un aire llenos de “Puras Brisas que te cruzan También “como lo dice nuestro himno nacional. En la actualidad vivimos en una Zona Saturada que no cuenta con mediciones certeras del grado de contaminación que respiramos día a día.

Tenemos muchos días de verano especialmente en que la radiación ultravioleta es intensa alrededor del mediodía por lo que no es posible caminar sin protecciones. Tenemos un índice de delincuencia callejera importante por lo que la tranquilidad para caminar o salir en bicicleta  no es la mejor .

Tenemos una red de veredas que si bien en el pasado año fue reparado aún no es muy amigable sobre todo con los mayores.

También tenemos una población que cada año se envejece y para quienes las grandes diferencias de temperaturas desde temprano en la mañana hasta la tarde es muy grande lo que facilita los resfríos y las enfermedades respiratorias.

No tenemos baños públicos. No tenemos surtidores de agua para la deshidratación . Sí se han implementado asientos y lugares de descanso en muchos lugares de la ciudad.

En fin. Es una buena idea. No es rápido implementarla.

Caminar no es lo contrario a movilizarse en auto. Los especialistas al convertir el problema en números cuentan a las personas como individuos no como miembros de comunidades ni de familias. No miden cuantos de los que se movilizan a diario son niños o ancianos o mujeres embarazadas que no pueden caminar ni andar en bicicleta. Una gran parte del problema de movilidad por ejemplo entre Machalí y Rancagua son los de los padres que deben llevar a sus hijos al colegio y luego continuar al trabajo .

Y cuando se habla de mejorar la movilización pública se piensa en buses de gran capacidad los que no caben en las poblaciones y no se menciona a los colectivos que ocupan  una gran parte de los espacios a la hora de los tacos.

En fin. Firmamos la declaración porque creemos que es una buena idea, pero que necesita mucho más estudio no desde la academia sino que desde la realidad diaria de los ciudadanos de a pie.

 

 

Comentarios