Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Obispo Ramos restituye en sus funciones a dos párrocos

 

– Se trata de los párrocos Aquiles Correa y Gino Bonomo respectivamente, quienes luego de ser sobreseídos el mes pasado por el Tribunal de Garantía de Pichilemu, paralelamente mantenían una Investigación Canónica que arrojó que las denuncias recibidas “no son verosímiles”, por lo que el administrador apostólico los reintegró en sus cargos.

 

 

Gisella Abarca

 

A fines de septiembre, se conoció un nuevo capítulo del bullado caso conocido como “La Cofradía”, donde por más de seis meses el Ministerio Público ha investigado posibles abusos sexuales al interior de la Iglesia Católica. En esa ocasión el Tribunal de Garantía de Pichilemu determinó sobreseer a los sacerdotes Gino Bonomo de la comuna de Pumanque, Aquiles Correa de localidad de La Compañía (Graneros) y Fernando Armijo de San Vicente de Tagua Tagua.

Esto luego que los antecedentes en contra de los tres sacerdotes no revestían carácter penal, descartándose el posible abuso sexual contra menores, así como otra serie de conductas impropias. No obstante, aún quedan otros diez presbíteros que siguen siendo investigados por la Fiscalía.

En el caso específico del sacerdote Fernando Armijo, quien era sindicado como el líder de una cofradía denominada “La Familia”, donde él habría sido “La Abuela”, en esa oportunidad se descartó alguna conducta especifica que afectara la integridad de un menor. Mientras que respecto a los sacerdotes Correa y Bonomo se pudo establecer que nunca estuvieron involucrados con menores de edad. De hecho, el Ministerio Público desestimó la existencia de tal organización.

“Todavía no concluye este caso, hemos avanzado en varias cosas (…) la fiscalía concluyó y acreditó que la así llamada Cofradía o La Familia no existe, eso lo dijo el fiscal que lleva a cabo las diligencias en el tribunal de Pichilemu (…) dijo claramente que esta asociación ilícita clerical para producir delitos no existe”, argumentó el Administrador Apostólico de la Diócesis de Rancagua, Fernando Ramos.

 

DOS SACERDOTES RESTITUIDOS
En este contexto, un bálsamo en estos convulsionados momentos de crisis vive la iglesia diocesana fue la noticia de este jueves en que la iglesia católica de Rancagua recibió la buena noticia que dos de los sacerdotes sobreseídos por el Tribunal de Garantía de Pichilemu y que se mantenía suspendidos de su ministerio y en el proceso de Investigación Canónica, fueron restituidos en sus funciones pues las denuncias recibidas “no eran verosímiles”. Se trata de los sacerdotes Aquiles Correa Reyes y Gino Bonomo Ugarte, por lo que el administrador apostólico, monseñor Fernando Ramos, restituyó en sus cargos a los presbíteros.

Así lo informó el Administrador Apostólico, Fernando Ramos “hemos concluido la investigación previa de dos sacerdotes de los 14 que están con su ministerio restringido, que son el padre Aquiles Correa y Gino Bonomo donde no hemos acreditado ningún delito canónico, previamente la Fiscalía y el Tribunal de Pichilemu había llegado a la misma conclusión del punto de vista de la legislación chilena, así que ellos han sido reintegrado en todas sus funciones como párrocos en los cargos que tenían de antes”.
De este modo, el padre Aquiles Correa volvió a sus funciones como párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción de La Compañía este jueves 18 de octubre donde el sacerdote junto a Monseñor Ramos sostuvo una reunión con los agentes pastorales. Mientras que el padre Gino Bonomo reasumirá como párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Pumanque este domingo 21 de octubre al medio día, en la celebración de confirmaciones en la comuna.

Respecto al sacerdote Fernando Armijo, el administrador apostólico apuntó que “todavía no hemos concluido la Investigación Previa”.

Consultado cómo trabajará la iglesia diocesana para tratar de reparar el daño a la imagen pública de estos sacerdotes, el prelado explicó que “lo que hemos hecho es comunicarles a cada uno de los sacerdotes en que concluyó la investigación previa y qué decisión hemos tomado, después comunicarle a toda la comunidad cuál ha sido la conclusión y reintegrarlos en su ministerio como párrocos con todas las atribuciones que tenían, y estamos llanos a responder cualquier pregunta de la comunidad, de la opinión publica frente a estos sacerdotes”.

Recordemos que fueron 13 los sacerdotes suspendidos por el entonces obispo de Rancagua monseñor Alejandro Goic, sobre los cuales está en curso una Investigación Canónica que se ha extendido por cinco meses y que lidera delegado investigador para esta causa, Padre Patricio Cavour quien informó que en el caso del párroco de Paredones, la investigación pasó a proceso canónico que lleva a cabo la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma. Las otras denuncias, están en fase de Investigación Previa, con distintos grados de avance, según cada caso.

 

https://www.elrancaguino.cl/ran/2018/10/01/monsenor-fernando-ramos-lo-mas-importante-es-lo-que-dijo-el-fiscal-acreditando-que-no-existe-una-cofradia-en-la-iglesia-de-rancagua/

 

https://www.elrancaguino.cl/ran/2018/05/22/iglesia-diocesana-de-rancagua-vive-la-peor-crisis-de-su-historia/

Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Relacionadas

Actualidad

Esta declaración es la primera del año que rige desde que comenzó a regir la Gestión de Episodios Críticos (GEC) del PDA, el pasado...

Actualidad

Un nuevo informe del Gobierno regional se dio a conocer en el día de hoy, en el recuento se informaron 29 nuevos contagios en...

Policial

Una llamada anónima  al ‘Fono drogas 135’ derivó en una investigación del OS7 de carabineros, desarrollada junto a la Fiscalía Local de Rancagua, así...

Coronavirus

2 personas fallecidas y 11 nuevos confirmados registró durante las últimas horas la Región de O’Higgins, así nuestra zona ahora alcanza las 16 víctimas...

Anuncio Publicitario