Síguenos

Destacada

Fundación Down Sexta Región: Trabajando por jóvenes con los mismos derechos de soñar y ser felices

Publicado

el

Gina Pérez Orellana

Tradicionalmente fueron invisibles en muchas esferas de la sociedad. Dirigieron su vida con discreción muchas veces con vergüenza y con miedo. Ahora, en pleno siglo XXI, las personas con discapacidad quieren que se les reconozca sus capacidades de autodeterminación, para tomar sus decisiones y decidir cómo quieren vivir sus vidas.

No hay duda de sus avances. Pero, aún hay mucho por hacer. Apoyar a las familias como figura fundamental en el desarrollo de una persona con discapacidad, defender que la vida con síndrome de Down puede ser plena. Hay que incrementar las ayudas para que la atención temprana, en los primeros años de vida de una persona, sea percibida como una inversión social que ayuda a reducir la dependencia en el futuro. Se debe trabajar en la educación inclusiva y en la formación de profesionales que sepan integrar la discapacidad en el sistema educativo de nuestro país.

Y en ese sentido la labor que actualmente cumple la Fundación Down en la comuna de Rancagua es muy importante. Ubicados en Avenida Central 30. Atiende a niños provenientes de las comunas de Codegua, San Francisco de Mostazal, Rengo, entre otras. La institución ha hecho que se consolide como una de las mejores opciones al momento de querer incorporar a los niños con síndrome Down, ya que esta fundación cuenta además con su propio colegio con el nombre de “San Miguel Arcangel”, el que hoy tiene 51 alumnos y trabajan allí 14 profesionales entre profesores diferenciales, kinesiologos, fonoaudiologos, asistentes sociales entre otros.

Hoy la Fundación cuenta con un sello propio, pues el directorio está conformado por los mismos padres lo que hace que todos estén “camiseteados” en el mismo objetivo que apunta a lograr niños autónomos y que puedan incorporarse al mundo sin mayores problemas. Explica su presidente Marcelo Caneleo.

Aún hay mucho por hacer derribar todas esas etiquetas y prejuicios que marcan nuestra vida como personas y profesionales. Decir que el síndrome de Down no es una enfermedad no quiere decir que haya que tratar a quien la padece como si no tuviera una discapacidad intelectual, sino simplemente asumir que son así, y ayudarles para que dentro de sus limitaciones puedan alcanzar el máximo de sus potencialidades, tal y como se hace con otros síndromes o trastornos.

“Queremos que los niños tengan un desarrollo integral tanto educativo como emocional que les permita desarrollase de forma autónoma y que cuenten con herramientas necesarias para que puedan incorporarse y ser un aporte a la sociedad y ganarse el respeto como personas en un camino que no ha sido fácil” resalta Rosa Herrera, una de las docentes que allí trabajan.

 

FORMACION DE LA FUNDACION
La fundación nació en el año 1992 por unos padres que participaban en el Pequeño Cotolengo, desde allí surgió la iniciativa de contar con una fundación que incluyera su propio colegio y enfocado en niños down ya en el año 1995 se concreta dando origen a lo que es hoy.

Hoy entrega una atención multidisciplinaria que incluyen un servicio integral con diversos profesionales y que además cuentan con estimulación temprana lo que permite poder atender todas sus necesidades. Así también reciben alimentación por parte de Junaeb. Como también participan activamente en las actividades del Senadis y otras capacitaciones.

Al ser consultados por las diferencias que los hace poner en valor optar por este colegio ellos tiene un profesional por sala, aquí hay más especialistas y funciona toda la semana. En ese sentido para ellos señalan que “la inclusión esta fuera, pero ellos deben crecer con sus pares con su nivel educativo, y así no quedar atrás quien tiene necesidades distintas éstas no están cubiertas en el sistema normal no hablamos de discriminación, hablamos de otras cosas de condicione óptimas para que puedan desarrollarse de buena manera” explica Herrera. Es por ello que invitan a los padres a conocer de este colegio y de la fundación y así decidir la mejor opción para sus hijos.

El Colegio funciona con planes y programas reconocidos por el Ministerio de Educación, contando con actividades extraprogramaticas adjudicados por fondos regionales entre ellos Taekwondo, Fútbol, artesanía entre otros talleres.
Su interés es darse a conocer, el colegio es gratuito. Dentro de los sueños es que los niños egresen con herramientas para poder trabajar y es por ello que trabajan enfocados en contar con una educación técnica. Ya han egresado varios niños y con orgullo señalan que son niños lectores y que comprendan actualmente dos egresados ya trabajan lo que es su mayor logro.

 

UN ANTES Y DESPUÉS
Los padres explican que no hay duda que existe un antes y después en lo que respecta a las herramientas para los niños con síndrome de Down, no existían colegios que educaran a estos niños como tales, ni tampoco existía voluntad de los mismos padres que no creían que su hijos fuesen capaces de desarrollarse contentamente y emocionalmente por lo tanto no eran llevados a los colegios.

“Nosotros recibimos subvención por la asistencia de nuestros niños y creemos que el niño entre más asista su desarrollo será mayor hemos visto grandes avances en el aspecto cognitivo que demuestran una motivación distinta hay un ambiente familiar”.
Consultado a lo que aspiran son enfáticos en manifestar que contar con un liceo técnico con oficios y carreras acordes a sus capacidades, saben que pueden demorar un poco pero si son capaces. Por lo pronto están felices ya que participaron del desfile, hacen paseos educativos y una activa participación de los talleres. Se preparan para lo que será las olimpiadas y no ven muy lejano la idea de poder entregar una atención a los hogares cuando los niños no pueden asistir a clases, lo que demuestra que están convencidos y juntos trabajando en el desarrollo de estos niños porque son sus niños y les preocupa lo que ocurrirá cuando ya sobrepasan los 26 años, pues sienten que las autoridades muchas veces lo ven como niños y no lo ven como jóvenes, adultos con sueños, capaces de tomar sus propias decisiones, pues ellos son los únicos que ponen sus propios límites, “aspiramos a que nuestros niños sean reconocido por sus logros aquí hay procesos de evolución , ellos pueden , y nosotros estamos enfocados en dar una atención integral para sacar lo mejor de cada uno ellos son capaces, son como todos hay que educarlos poner límites y ver sus frutos, ellos ponen sus límites”.

Sólo así, cuando los consideremos personas capaces de sentir igual que nosotros, se empezará a pensar en ellos tal y como el término lo requiere: personas que tienen una anomalía genética, pero que no están enfermas. Diferentes, como diferentes somos todos en realidad los unos de los otros.

 

Anuncio Publicitario

Actualidad

Rancagüino es finalista en concurso para intervenir la Torre Entel de Santiago

Publicado

el

A través del sitio web hechoencasa.cl, la gente puede votar por el proyecto de Julio Jeanmaire. Los cinco más escogidos serán evaluados por el jurado y el ganador obtendrá $4 millones, además de ser parte del equipo que finalmente ejecutará la iniciativa.

Marcela Catalán

El artista rancagüino Julio Jeanmaire es uno de los diez finalistas en el concurso nacional Ideas Torre Entel, organizado por la mencionada empresa de telecomunicaciones y Colectivo Bla!. La iniciativa se enmarca dentro del festival Hecho en Casa Entel 2019, cuyo fin es elegir una propuesta para intervenir la torre del privado, ubicada en la Alameda santiagüina, cumpliendo con el concepto de jugar. El ganador obtendrá $4 millones, “como contraprestación por el desarrollo, implementación y creación intelectual” de la proposición que alcance el primer lugar, según indican las bases.

Desde este lunes que el público puede votar por su favorito, plazo que vence el 26 de agosto. Para dar su opinión, visite https://hechoencasa.cl/. La invención del creador local se titula ‘Bloquentel’.

Los cinco que obtengan más clicks, enfrentarán al jurado que elegirá el proyecto triunfador y que se hará realidad. La mesa estará compuesta por el periodista Rodrigo Guendelman; Pía Montealegre, doctora en Arquitectura y Estudios Urbanos; María Gracia Subercaseaux, fotógrafa y licenciada en Artes Plásticas; el subsecretario del Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerda; y la galerista y curadora Patricia Ready.

Todos ellos evaluarán la originalidad de la obra, su impacto e interacción con la ciudad y el entorno, su valor estético y coherencia discursiva, además de la factibilidad de su construcción e instalación. De acuerdo con las bases, el primer lugar debe ser elegido por unanimidad. También deben escoger a “dos posibles proyectos para reemplazo”, en caso de que el triunfador no pueda ejecutar su idea.

En la iniciativa podía competir cualquier individuo o grupo de personas jurídicas, colectivos, profesionales, estudiantes, entre otros, siempre que fueran mayores de edad con residencia en Chile.

“Bajo el concepto del juego, pedían que la gente hiciera volar su imaginación e inventara una locura”, comenta Jeanmaire. El concurso recibió ideas desde el 14 de mayo hasta el 15 de junio pasado. “Yo postulé y pasó cerca de un mes, cuando un correo me felicitó porque estaba entre los 15 prefinalistas, dentro de 1700 participantes a nivel nacional. Después hubo otro filtro y quedé entre los últimos 10. Ahora tuvimos que grabar un video de un minuto explicando nuestro proyecto, para hacer que el público se interese y vote”.

Respecto a en qué consiste su boceto, el muralista recuerda que su idea nació tras fantasear con “dos niños gigantes que llegaban a la ciudad y jugaban con esta torre, haciendo bloques de colores como si se tratara de una jenga. Como sociedad, nos hace falta jugar y volver a ser niños”, argumenta.

En cuanto a la importancia de convertirse en el ganador, Jeanmaire recuerda sus proyectos ejecutados en la capital regional. Por ejemplo, en 2015 pintó bancas de la comuna con imágenes que hacían alusión al patrimonio local. “He trabajado bastante en intervenciones urbanas, tema que me gusta mucho, contando con el apoyo del municipio y del alcalde (Eduardo Soto). Disfruto mucho lo que hago y hace rato me veía realizando una locura de esta dimensión, ya que la Torre Entel es un ícono nacional. Además, soy el único de los finalistas que es de la región. Esto me ayuda a pensar más en grande, porque estaba acostumbrado a hacer cosas en formatos más pequeños. Quiero dar cuenta de que en la zona hay súper buenos artistas, independiente de mí. Siento que todos somos un equipo y que debemos ayudarnos”.

Continuar Leyendo

Deportes

Paridad en el clásico de golazos entre Colchagua CD y General Velásquez

Publicado

el

El domingo, en el cierre de la fecha 20 de la Segunda División, el partido culminó -al igual que en la primera rueda- igualado 2-2.

Ricardo Obando.

Partido entretenido, de ida y vuelta, y que tuvo a dos elencos que se prodigaron por el espectáculo. Eso se vio el domingo en el cierre de la fecha 20 de la Segunda División en el 2-2 entre Colchagua CD y General Velásquez.


En el juego, un tiempo para cada uno. Como en la ida, los verdes fueron más en el primer lapso y justificaron la victoria parcial gracias al tanto de Carlos Sepúlveda en los 31’, cuando aprovechó un pase en profundidad de Nahuel Donadell y así superar la resistencia del portero Luis Sotomayor.
En el complemento, al revés, los blancos recuperaron su acostumbrado fútbol y rápidamente dieron vuelta el resultado. Primero, en los 48’, Ángel Melo batió a Alexis Guzmán con un tiro frontal desde el borde del marco grande, y en los 62’, un golazo de Matías Rubio para el parcial 2-1.


Y, como película repetida, los sanvicentanos encontraron al goleador del torneo, Donadell, que con un zapatazo a un ángulo puso el 2-2 final.


Tras el partido, los protagonistas entregaron sus impresiones. Para Ignacio Ampuero, volante de General Velásquez, el partido fue “muy duro, ustedes lo vieron. Fue muy disputado en el medio campo y el punto de visita no es malo”.


Junto con ello, destacó que, en el segundo lapso, “ellos podrían haber liquidado el partido cuando iban 2-1 arriba, lo bueno es que se empató y el partido fue muy parejo.


Por su parte, el DT de Colchagua, Francisco Arrué, comentó que “los dos equipos propusieron, General Velásquez controló el partido en el primer tiempo, y en el segundo el equipo se encontró con su juego, fuimos un poco más directos. Pero, Velásquez tiene jugadores que te pueden hacer la diferencia, y en resumidas cuentas me parece un justo resultado”.
De paso, Arrué comentó que, “en el segundo tiempo tuvimos varias claras, estuvimos poco finos en la finalización, pero el equipo intentó, fue adelante como suele hacerlo y nuevamente nos empatan en los minutos finales”.


Con este resultado, a Colchagua CD le significa asegurar su presencia en la liguilla por el título a falta de dos partidos por jugar, y solo deberá definir si ingresa a esta como segundo o tercero de la tabla, mientras que para General Velásquez su acceso a la post temporada depende de un buen resultado el próximo sábado (15.30 horas) frente a Deportes Recoleta en San Vicente. Si lo consigue, estará también luchando por el ascenso a Primera B.

Ficha del Partido

Colchagua CD (2): Luis Sotomayor, Luciano Araya, Matías Gutiérrez, Milton Poblete, Ángel Melo (87′, Nicolás Barrera), Nicolás Astete (79′, Junio Lopes), Nicolás Carvajal, Tomás González (73′, Felipe Lecaros), Francisco Pizarro, Matías Rubio, Roberto Riveros. DT: Francisco Arrué.

General Velásquez (2): Alexis Guzmán, Carlos Morales (72′, Wladimir Cid), Claudio Muñoz, Danko Espinoza, Matías Canales, Carlos Sepúlveda (87′, Víctor Araya), Gabriel Castillo, Ignacio Ampuero, Manuel Olea, Nahuel Donadell, Matías Pinto. DT: César Bustamante.

Árbitros: Miguel Araos, Carlos Carrasco, Wladimir Muñoz, Cristián Galaz.
Amonestados: Gutiérrez, Poblete, Barrera (COL); Canales (GV):
Goles: 0-1, 31′, Sepúlveda; 1-1, 48′, Melo; 2-1, 62′, Rubio; 2-2, 70′, Donadell.
Estadio: Jorge Silva Valenzuela, San Fernando.
Público: 839 espectadores.

Continuar Leyendo

Destacada

Investigan homicidio frustrado luego de que desconocidos fingieran ser carabineros

Publicado

el

En el sector El Zapal, un hombre de 40 años recibió múltiples impactos balísticos. El hecho ocurrió después de que un grupo llegara hasta el lugar, identificándose como policías para realizar una “quitada de drogas”, denominada “mexicana”.

La Policía de Investigaciones (PDI) investiga el homicidio frustrado de un hombre de 40 años, tras una balacera ocurrida el viernes en el sector El Zapal de Chépica. De acuerdo con el comisario Carlos Gálvez, durante la noche del 16 de agosto, la Fiscalía de Santa Cruz solicitó que concurriera al lugar la Brigada de Homicidios (BH) y peritos del Laboratorio de Criminalística Regional, ya que al hospital de la comuna había ingresado una persona con distintos impactos balísticos.

En el nosocomio se comprobó que el sujeto tenía heridas en el abdomen, como también en extremidades superiores e inferiores, manteniéndose en riesgo vital. De ahí que en la madrugada del sábado fuera trasladado al Hospital Regional de Rancagua, donde se hallaba grave hasta el cierre de la presente edición.

En el sitio del suceso, detectives levantaron proyectiles y vainillas. Pero eso no fue todo, pues igualmente encontraron una placa falsificada de Carabineros. “Lo anterior se ajusta a la dinámica de que, en horas de la noche del viernes, diversas personas llegaron hasta el sector de El Zapal, donde procedieron a identificarse como funcionarios de Carabineros”. Su objetivo habría sido “efectuar una quitada de drogas, denominada mexicana”, explicó Gálvez. Quienes residían allí intentaron resistir la acción, además de haber realizado disparos, dando en el afectado.

Los victimarios se dieron a la fuga, pero uno de ellos fue retenido por familiares del herido. Posteriormente el sujeto fue entregado a Carabineros, para su detención. La BH continúa realizando diligencias, tendientes a establecer la dinámica de los hechos y la ubicación de quienes fueron parte del grupo que llegó hasta el sector para incurrir en el ilícito.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080