Síguenos

Actualidad

¿Un empate justo? O’Higgins y Colo-Colo no se dieron mayores ventajas

Publicado

el

Celestes y Albos protagonizaron un partido de mucha disputa en el medio campo, las ocasiones de gol fueron escasas y el punto dejó satisfechos a los rancagüinos.

Lo del sábado al mediodía en la cancha del estadio El Teniente, dejó diversas sensaciones. Por una parte, mientras O’Higgins tuvo que bregar casi media hora para tomar la pelota y el control del juego, Colo-Colo se tuvo que replegar para no pasar complicaciones sobre el término del encuentro. ¿Un empate justo? Quizás, pero el punto que consiguió el elenco de Marco Antonio Figueroa y los resultados de Unión Española y Huachipato, victorias en sus respectivos partidos, lo alejan del sueño de Copa Sudamericana.

En el Mundialista, el partido comenzó con el dominio visitante. Tanto Jaime Valdés como Esteban Pavez y Jorge Valdivia, tomaron la manija en el medio terreno, y los celestes se vieron obligados a correr tras la pelota.

Es más, la acción más clara en los primeros minutos fue para los albos, cuando Lucas Barrios erró una inmejorable ocasión en el arco norte. Tras eso, en la brega, la disputa en la zona medio derivó en una falta fuera del área en favor de O’Higgins. Ahí, el laboratorio funcionó a la perfección. Zapatazo de Ramón Fernández, pivoteo de Albert Acevedo y por el centro aparición fulminante de Juan Fuentes para batir a Agustín Orión. Corría el 28′, y en la primera llegada celestes, abrazos y más abrazos.

Luego de ello, el juego pasó por los pies de los dueños de casa. Si bien es cierto, no llegaron con peligro, evitaban tener complicaciones en retaguardia. Pero eso último, tuvo un descuido en el cierre de la etapa, y ahí cayó el empate.

En los 44′, Juan Manuel Insaurralde pinchó de cabeza una pelota que dejó picando Miguel Pinto tras una extraordinaria parada a Jorge Valdivia, y con eso el defensor trasandino puso el 1-1 que terminó siendo definitivo.

Luego, en el complemento, las oportunidades de gol nuevamente fueron escasas. Por un lado, Lucas Barrios perdión una clara tras el tapadón de Pinto, y en el otro lado, un cabezazo de Mazzola que fue devuelto por Orión con una volada hacia uno de los postes.

A la postre, el duelo culminó en tablas, y con repartición de puntos que a ninguno de los dos le sirve. Esto porque, mientras el “Capo de Provincia” quedó con 32 unidades, a seis puntos de quien es el último clasificado a torneos internacionales, el Cacique, elenco que está colgando de aquella plaza y superando solo por diferencia de gol a Unión Española.

Cabe consignar que, en la próxima fecha, los celestes deberán viajar hasta Talcahuano para visitar a Huachipato, duelo fijado para el sábado 27 a las 20.00 horas.

REACCIONES DEL 1-1

“El fútbol a veces te compensa, y creo que, en este punto, el resultado es lo más justo por lo hecho por los dos equipos”, comentó tras el partido el DT Marco Antonio Figueroa.

Según el “Fantasma”, en este partido “el equipo se paró bien”, y que “si hay carencias, estamos tratando de que se noten poco, no es un equipo que tenga hacia atrás resultados muy amplios, pero con trabajo estamos tratando de suplir esas carencias, que son de goles”.

Es más, dijo que pese a no ganar, aún están con opciones de alcanzar un cupo internacional, ya que “todavía nos quedan doce puntos en disputa, aún no se puede hablar que estos son dos puntos perdidos. O’Higgins, salvo el resultado, dejó una muy buena imagen”.

Ahora bien, ya pensando en lo que viene, el estratega puntualizó que “nosotros vamos a preparar el viaje al sur con la mejor disposición. Hay pocas cosas que pulir, solo cambiar la forma en que hay que enfrentar a un rival que está crecido, que viene bien”.

Por su parte, el autor del único gol de O’Higgins en el encuentro, Juan Fuentes, expuso que “dentro de todo se hizo un correcto partido, sabíamos que era un duro rival, y que para poder ganar hacía que hacer un partido perfecto”.
Además, el canterano sostuvo que tras la apertura de la cuenta, “teníamos el partido controlado, pero por una descentración nos terminan empatando, pero creo que hicimos un gran partido”. Es más, señaló que “fueron pequeños detalles que marcaron el partido”.

Mientras que, el volante Alejandro Márquez, agregó que “fue un partido difícil, y por un balón detenido nos empatan el partido y no nos pudimos sacar ese gol”.

A su vez, el oriundo de Loncoche recalcó que “no se ha podido ganar, son circunstancias del fútbol, y esperamos acostumbranos a esto, a no perder” y que “esperemos que este punto nos valga para el próximo partido, porque ni allá no ganamos, de nada va a servir”.

Finalmente, el volante Matías Vera, recordó que “el equipo hizo un gran partido, por momentos superó a Colo-Colo, fuimos intensos y manejamos la pelota, solo nos faltó estar más claros en los metros finales”.

Actualidad

Realizan fiscalización de migrantes en Vega Baquedano

Publicado

el

La Gobernadora de Cachapoal Ivonne Mangelsdorff junto al Departamento de Migración de PDI Rancagua realizaron fiscalización de Migrantes en la Vega. “En conjunto con la Policía de Investigaciones realizamos un operativo para fiscalizar a los extranjeros en la comuna de Rancagua en el sector de la Vega de Baquedano, fueron 58 fiscalizados de los cuales tenemos 4 extranjeros quiénes están trabajando sin tener la documentación requerida y un empleador chileno por permitirles trabajar sin la documentación, así que estamos satisfechos con las fiscalizaciones donde tenemos la obligación, tal como lo ha pedido el presidente Sebastián Piñera de ordenar la casa y tener una migración segura y regular para los extranjeros del país”.

Germán Cerda, Jefe Departamento Inmigración y Extranjería PDI Rancagua comentó: “Enmarcados en las políticas e instrucciones que imparte el Gobierno con respecto a velar por el estado de políticas de regularidad que se están ejerciendo en el país y velar porque los derechos laborales no se estén pasando a llevar, se realizó en la Vega Baquedano de Rancagua”.

Continuar Leyendo

Actualidad

Adultos mayores sacan la voz en encuentro con jóvenes

Publicado

el


Por segundo año consecutivo, estudiantes de Servicio Social de Santo Tomás organizaron un encuentro intergeneracional con clubes del sector poniente de Rancagua.


Con música del recuerdo y vestidos con ropa de los años 60’s, los estudiantes del horario de vespertino de la carrera Servicio Social recibieron a los adultos mayores del sector Poniente de Rancagua. Asimismo, sus compañeros del horario diurno también prepararon para ellos una pausa activa con algunos ejercicios junto a los estudiantes de Preparador Físico.


Esta fue la antesala para abrir la conversación. Al igual que el año pasado, en el marco de la asignatura “Trabajo Social y Adulto Mayor”, los futuros asistentes sociales buscan acercarse a un sector de la población con el que trabajarán en los próximos años.


Juntos abordaron distintas temáticas, como la calidad de vida del adulto mayor y su percepción de la sociedad actual. Ema Fuentes, Presidenta del Club de Adulto Mayor Nuevos Tiempos de Villa Alameda, recalcó la importancia del respeto y la tolerancia: “Nosotros tenemos que ser más abiertos con las nuevas generaciones, como también ellos tienen que entregarse un poquito más a los adultos mayores. El crecimiento que nos dieron nuestros padres fue distinto, no es llegar y cambiarlo sin una conversación. Es verdad que nosotros somos un poquito cerrados, pero los jóvenes tienen todo para enseñarnos, nosotros seguimos aprendiendo todos los días”, reconoce.


Paulina de la Fuente, estudiante de Servicio Social en Santo Tomás, rescata el aporte de esta actividad para su formación profesional: “Para mi carrera es una experiencia super enriquecedora porque la población está envejeciendo, vamos a tener más adultos mayores que antes y como trabajadores sociales vamos a trabajar harto con ellos”.

Continuar Leyendo

Actualidad

Zona metropolitana podría estar conformada por Rancagua, Machalí, Olivar y Requinoa

Publicado

el

               – Así lo indica un estudio elaborado por la Universidad Católica y encargado por el Gore, con el fin de analizar el establecimiento oficial de la nueva área metropolitana para O’Higgins. Con tal de alcanzar un eventual escenario óptimo, la investigación sugiere una serie de medidas.       

  • Mayor expansión urbana a costa de suelos agrícolas, más congestión vehicular, y un aumento del número y tiempos de viaje, serían las consecuencias de que continúe el ordenamiento territorial actual de la región.

Marcela Catalan

                                                                            Entre diciembre de 2017 y el primer trimestre de 2019, se desarrolló el «Diagnóstico del área metropolitana de la Región de O’Higgins». La iniciativa fue encargada por el Gobierno Regional al Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Universidad Católica, siendo presentada hace unas semanas a los consejeros regionales, alcaldes de las comunas involucradas y representantes del mundo público y privado.

El documento sienta las bases para la implementación del área metropolitana en torno a Rancagua, en el marco de las modificaciones a la Ley 21.074. Dicha normativa estipula la «potestad regional de declarar» esta figura «para dos o más comunas contiguas, que en conjunto superan los 250 mil habitantes” . Aquello permite reconocer  un espacio territorial que, dadas sus relaciones físicas y funcionales, opera como un sistema urbano integrado». Lo anterior se traduce en una serie de desafíos de planificación y gestión mancomunada entre los municipios implicados, liderados por el Gore.

Diario El Rancagüino accedió en exclusiva al estudio, el cual abarcó Rancagua, Codegua, Doñihue, Graneros, Machalí, Olivar, Requínoa y Mostazal.          

                                                                       

Acerca del diagnóstico a la situación actual de la región, en concordancia con el área total de análisis, el documento indica que en Rancagua se concentra la población urbana y rural. Se agrega que “en los últimos quince años Machalí ha crecido de forma importante, casi duplicando» sus habitantes, lo que se explica en vista de la población urbana. Esto refleja un proceso de urbanización que no sólo se limita a ella, «ya que Codegua, Requínoa y Graneros presentan tendencias recientes y similares» .

La indagación resalta que la mayor confluencia de residentes en la capital regional y Machalí (donde también hay un mayor dinamismo residencial urbano), en desmedro de otros lugares de O’Higgins, “puede convertirse en un desafío, en términos de congestión de infraestructuras y equipamientos existentes».

La investigación agrega que las comunas analizadas presentan desde 2002 un déficit cuantitativo en los requerimientos nuevos de vivienda. No obstante, Rancagua sigue manteniendo la predominancia en este ítem. La mayor tipología de permisos corresponde a casas. Desde ese año, han registrado permisos de edificación en altura sólo tres de los ocho lugares del área de estudio. La mayoría se concentra en la mencionada ciudad, de lo cual se desprende que, en la dinámica residencial asociada a la normativa urbana, predomina una expansión horizontal por sobre una en altura.

El documento añade que “se reconocen procesos incipientes de urbanización en zonas rurales, debido a subdivisiones y parcelaciones, generando nuevos núcleos de población y servicios» alrededor del sector examinado. Lo anterior se configura como uno de los desafíos más relevantes, pues implica repercusiones en la provisión de servicios y equipamientos, también en el ámbito ambiental, en la conectividad vial, movilidad sustentable, y en la calidad de vida.

Por otra parte, se indica que “la infraestructura energética, sanitaria e industrial, condicionan la expansión de forma negativa, al no compatibilizar con los usos residenciales y comerciales”. En tanto, “la red vial guía los procesos de crecimiento urbano (en conjunto con otros factores), de forma “radicular». Esto ocurre desde la conurbación Rancagua – Machalí, especialmente en torno al eje de la Ruta 5”.

La exploración revela un “déficit de la infraestructura de carga, en un contexto de creciente demanda de centros logísticos y vialidad (elemento relevante en afianzar o complejizar las relaciones y circulación entre los núcleos urbanos). Esto representa un desafío de gran importancia para un territorio de carácter estratégico”, en pro de “la conectividad entre las zonas de producción agropecuaria, los puertos de la zona central, Santiago y Argentina”.

En cuanto al transporte público mayor y menor, urbano y rural, “está segmentado. No trabajan en conjunto las infraestructuras de movilidad (terminales, paraderos y estaciones), impidiendo el desarrollo de un sistema visible, confiable, atractivo e intermodal de movilidad”.

El documento también advierte que “la planificación del transporte ha sido enfocada estrictamente a vialidad y conectividad, sin claridad sobre los patrones de movilidad”. Además constata “una oferta de múltiples alternativas al transporte privado, que pueden ser potenciadas por una planificación y gestión integrada”.

De acuerdo con los profesionales ejecutores de la iniciativa, “el actual proceso de expansión y configuración urbana» obedece a un sistema urbano mononuclear y radicular, de escala intermedia. Se entiende por mononuclear, que el conjunto de centros urbanos se ve dominado por un único centro mayor (Rancagua), el cual concentra la gran mayoría de la población, las actividades económicas», aparte de los servicios y equipamientos del área de estudio.                                  

                                                                                                                                            En tanto, por radicular se comprende que si bien las comunas son muy dependientes de Rancagua, relacionándose con fuerza con ésta, no existen mayores vínculos entre ellas. Esto se traduce en una conectividad vial y de transporte que converge hacia Rancagua, con escasas conexiones directas entre los centros urbanos menores.

PROYECCIÓN DE ESCENARIOS

La investigación arrojó escenarios prospectivos de crecimiento urbano en el área de estudio, basados en la evidencia recogida en el contexto de efectuar el diagnóstico urbano.

Como resultado, se obtuvo un escenario tendencial que proyecta la situación hoy observada en el territorio, siendo éste el panorama más probable a futuro. Aquello, en caso de que no se realicen acciones adicionales a las que ya están en marcha, o si no se generan ajustes estructurales a la gobernanza territorial, a su planificación y gestión. También se presenta un escenario óptimo, basado en una transformación positiva del modelo de ordenamiento territorial actual. Ambos consideran dos cortes temporales: 2030 y 2050.

En cuanto al escenario tendencial, su evolución refleja una continuidad del modelo actual de ordenamiento territorial. Se refuerza el peso ejercido por Rancagua dentro del sistema, lo cual limita el surgimiento de nuevos subcentros que equilibren los usos y actividades económicas en el espacio. A pesar de ello, los diversos centros urbanos del sistema se comienzan a conectar, a partir de distintas intervenciones viales. A la larga, éstas permitirán transitar de un sistema reticular a uno radicular, sin perjuicio de que la capital regional seguiría ejerciendo una centralidad indiscutible.

En el mismo contexto, la relevancia indiscutida de los sectores minero y agropecuario, influiría sobre las condiciones ambientales del territorio y las dinámicas de crecimiento urbano. Lo anterior implicaría una mayor expansión urbana y una pérdida de los suelos agrícolas y de valor ecológico, en detrimento de los servicios ambientales del área metropolitana. Además habría un incremento de la congestión vehicular, y un aumento del número y tiempos de los viajes.

Ante la dispersión de la vivienda sobre el territorio rural, el transporte público no sería capaz de captar toda la demanda metropolitana, por lo que su uso no se vería favorecido, al menos en estas zonas.

La continuidad de la mancha urbana se extendería a lo largo de la Ruta 5, tanto al sur como al norte de Rancagua, expansión que absorbería las pequeñas urbanizaciones en zonas rurales, y cuyo límite urbano tendrá conflictos con los planteles pecuarios. La urbanización dispersa se establecería con mayor fuerza en Requínoa, consumiendo gran parte de sus zonas rurales y agrícolas.

En Rancagua, en 2050, la densificación llegaría a su máximo, por lo que el crecimiento en altura predominaría en Machalí y comenzaría a establecerse con mayor fuerza en otros centros comunales. La construcción alrededor de los ejes viales que conectan los núcleos urbanos con Rancagua, generaría continuidades en la mancha urbana, produciendo a su vez pérdidas de los restantes suelos rurales y de alto valor ecológico en estos territorios.

Consecuentemente, existirían eventos de emergencia relacionados con la contaminación del aire y del agua, por la consolidación de espacios urbanos. En tanto, el uso del automóvil sería predominante en términos metropolitanos. Aquello, si bien al 2050 el uso de la bicicleta será relevante en algunas zonas centrales y acotadas.

ESCENARIO ÓPTIMO                   

                                         En términos de su evolución como sistema urbano, el punto de partida para la elaboración del escenario óptimo, es la actual configuración territorial, como sistema monocéntrico de expresión radicular, en torno a Rancagua. Esto, considerando también los factores causales, su posterior proyección y los objetivos estratégicos territoriales para ambos horizontes temporales.

Se estima una evolución gradual del área metropolitana, desde su estructura monocéntrica-radicular actual, hacia una policéntrica y reticular, al mismo tiempo que imbricada en una metropolitana mayor, que involucra a otras áreas metropolitanas de la zona central del país. Al haber un sistema policéntrico, emergen nuevos subcentros capaces de competir con la centralidad ejercida por Rancagua, mientras que lo reticular permitiría una interconectividad mayor entre todos los centros urbanos que componen el sistema.

En caso de ocurrir lo descrito, “mejoraría el desarrollo urbano, así como los estándares de calidad ambiental y de vida de los distintos centros urbanos y rurales. En paralelo se generarían nuevos subcentros, ampliando la protección y también el resguardo de su patrimonio natural, y habilitando una conectividad ‘reticular’ más definida. De tal modo es que Rancagua, a pesar de seguir siendo el nodo central, ya no ejercería un peso específico tan preponderante.

PROPUESTA DE CONFORMACIÓN DEL ÁREA METROPOLITANA                                                         

          El informe también sugiere seguir un criterio físico- funcional para delimitar el sistema metropolitano, pues éste refleja las actuales dinámicas del territorio. Además tiene un correlato con las disposiciones legales de la Ley 21.074, para la implementación de áreas metropolitanas. Por tanto, se recomienda que la de O’Higgins esté conformada por Rancagua, Machalí, Olivar, Graneros, Requínoa y Doñihue. Pero sin perjuicio de hacer mediciones periódicas, para comprender la evolución de las relaciones funcionales con Mostazal y Codegua. Y es que dada su proximidad, pronto podrían ser parte del área funcional.

Por último, fruto de un proceso participativo, la investigación arroja veinte orientaciones para implementar y gestionar el área metropolitana. Esto va acompañado por 129 acciones específicas, en materia  política, de planificación y gestión. Todo aquello se vincula con los objetivos estratégicos y los atributos territoriales definidos por el escenario óptimo de crecimiento urbano, desarrollado en etapas previas.

ALGUNAS DE LAS ACCIONES SUGERIDAS 

  – Dotar a las comunas del área metropolitana de una distribución equilibrada de áreas verdes, según sus jerarquías urbanas.

-Elaborar un Plan Regulador Intercomunal, a escala del sistema urbano de escala metropolitana y proyectado al año 2030.

-Evaluar el grado de integración y/o vulnerabilidad de la economía local tradicional, ante un proceso de metropolización.

-Fortalecer acuerdos públicos-privados sobre los ámbitos actuales y potenciales que pueden aportar al desarrollo de un turismo identitario, pero sostenible, en el marco del proceso de metropolización.

-Generar mecanismos de incentivo para densificación en áreas urbanas reguladas, especialmente en relación con la localización de viviendas sociales al interior del área urbana consolidada.

– Desarrollar una política y estrategia regional de cambio climático.

-Catastrar y definir el potencial de incorporación de nuevas áreas protegidas al SNASPE en el territorio metropolitano y su área de influencia.

-Consensuar acuerdos públicos para la actualización de la estrategia regional de biodiversidad y el Plan de Descontaminación Atmosférica.

-Planificar obras estratégicas prioritarias en innovación tecnológica, para la eficiencia en la utilización del recurso hídrico en el ámbito residencial y productivo, transporte y energía.

-Aplicar restricciones y desincentivos a la urbanización de zonas de riesgo consignadas en los IPT.

-Actualizar y fortalecer un Plan de Descontaminación Atmosférica.

-Generar acuerdos intercomunales sobre requerimientos y eventuales déficit de bienes y servicios públicos, en salud y educación.

-Constituir y formalizar el concejo de alcaldes del área metropolitana.

-Levantar un catastro actualizado del estado de situación del patrimonio cultural, por comunas.

-Generar una cartografía sociocultural que determine lugares/zonas prioritarias de patrimonio (tangible), o donde se representan (no tangible) expresiones culturales.

-Crear programas especiales, de fomento a la creación de nuevas empresas y mercados laborales en núcleos secundarios.

-Incorporar criterios de localización en la planificación de proyectos públicos de salud y educación de escala metropolitana (red de salud primaria, campus universitarios, entre otros).

-Ejecutar obras y medidas del plan de acción de ciclovías metropolitanas.

-Concertar la elaboración de un plan integral de movilidad de carácter metropolitano, entre todas las comunas involucradas.

-Implementar tecnologías sustentables y no contaminantes en el sistema de transporte público (renovación de flotas, vehículos eléctricos, entre otros).

-Incentivar el desarrollo de la electromovilidad en el sistema de transporte público.

-Implementar tarifa integrada entre distintas modalidades de transporte público.

-Generar acuerdos intercomunales y con el nivel central, para definir un nuevo plan regulador metropolitano/intercomunal.

-Licitar y/o ejecutar acciones prioritarias de movilidad sustentable en el área metropolitana.

-Ejecución de los pasos Las Leñas y Alhué, y su infraestructura vial y logística asociada, junto con una red vial pertinente.

-Planificar rutas alternativas para el tránsito de cargas, que disminuyan las externalidades negativas sobre los núcleos urbanos.

-Ejecución de una circunvalación vial en torno a la conurbación Rancagua-Machalí- Olivar.

-Confeccionar un plan maestro de transporte ferroviario, en el ámbito del plan integral de movilidad metropolitana.

-Licitar y ejecutar obras de mejoramiento y ampliación de la vía férrea.

-Planificar servicios de transporte de pasajeros (Chimbarongo, San Fernando, Talca) y evaluar la factibilidad de ejecutar estaciones intermodales en el sistema urbano metropolitano.

-Ejecutar una estación intermodal en torno a la Estación de Ferrocarriles de Rancagua.

-Instalar una mesa público-privada que dialogue e intercambie información y puntos de vista, sobre los eventuales impactos en el área metropolitana de un proceso de mayor internacionalización.                                                                                                                 

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400