Síguenos

Editorial

La necesidad de generar un mercado cultural

Publicado

el

Alejandra Sepúlveda

Jefe de Informaciones

 

El mercado cultural tiene algunas diferencias significativas en comparación al mercado de otros sectores, en primer lugar los productos tienen un valor comercial, pero al mismo tiempo intrínseco que no siempre son similares, donde una obra puede significar mucho para una localidad pero monetariamente no  tiene mucho valor comercial para otros, generando casi siempre una falta de financiamiento o retorno de dinero y tiempo investido.

Pero ¿por qué fortalecer el mercado cultural? La verdad es porque nos apoda a surgir como sociedad, a crecer como personas y a mejorar las condiciones de vida de miles de personas de diversas localidades que se dedican a las artes. De esta forma los valores intrínsecos del mercado cultural pueden estar datos por diversos elementos como la calidad de las obras, innovación, creatividad, conservación, entre otros. Elementos que tienen un impacto de desarrollo cultural como elemento democratizador y experiencial. Aquí tenemos el valor artístico, simbólico, social, histórico y educacional.

Por otra parte, los valores extrínsicos de la economía cultural  tienen un impacto socioeconómico mayor que otros sectores más industrializados como la minería, donde la cultura puede ayudar al desarrollo de localidades y la redistribución de los recursos gracias a sus elementos de bienestar, crecimiento y ocupación.

La comercialización de la cultura o el desarrollo económico de ella, puede generar bienestar (al mirarla, disfrutar, participar o generar), crecimiento económico (al desarrollar nuevas ocupaciones en torno a un patrimonio); puede generar mayor cohesión social, identidad, sentido de pertenencia y reequilibrio territorial.

Retomando el ejemplo de la minería podemos decir que el sector extractivo genera recursos económicos para la ciudad donde se realizan estas prácticas, pero al mismo tiempo, genera una segregación entre las personas que trabajan en este sector y las que no, donde no se comparten entre ellas las beneficios de la económicos de producción y se traspasan muchas problemáticas ambientales del sector minero. Por el contrario el mercado cultural produce a través de obras el reflejo y la posible integración de las formas de vida de esas misma ciudad extractiva, puede incluso en su conjunto a través de diversos “mercados culturales” como artesanía, música, patrimonio, gastronomía, “afectar” a otros sectores generando mucho más recursos monetarios que un sector tan importante como el minero. Como por ejemplo el turismo donde existe un efecto multiplicador de los recursos gastados mayor que en otras actividades, potenciando la redistribución y desarrollo equitativo de las “ganancias” entres los habitantes de una localidad.

En los últimos años y a raíz del Creative Economy reports de la Unesco en el 2013, se ha estado poniendo de manifiesto que la cultura o la economía cultural es uno de los sectores con mayores crecimientos demostrados en el PIB de los países, siendo este un sector más dinámico, creativo e innovador.

Otra de las principales características del mercado de la cultura son sus diversas dimensiones o esferas de producción que, al mismo tiempo, también representan las etapas historia de la economía de la cultura.

La primera esfera son las propias actividades artísticas o culturales, en esta etapa encontramos la producción tradicional de arte, donde sobresale la motivación interna como fuente de  creación, donde los artistas generan las obras y se valoran por el solo hecho de ser construidas.  También podemos decir que es el centro de la economía cultural y nacimiento de su etapa histórica.

En segundo lugar tenesmos las Industrias culturales, donde se orienta a mirar la obra de manera más extrínseca, dándole un valor monetario mayor  e incorporando la reproducción a gran escala, se masifican los contenidos culturales en medios de comunicaciones. Tomando la recompensa económica un mayor protagonismo a la hora de la producción cultural y donde el mercado y los apoyos públicos se orientan al crecimiento de la economía cultural.

Finalmente encontramos las industrias creativas, donde se genera un nuevo enfoque de producción cultural, “contagiando” a nuevas industrias con contenidos culturales para generar distinciones en las producciones, como el diseño de moda.

Como hemos visto el mercado cultural es un sector económico complejo, debido a su impacto que tienen en diversas áreas de la vida de las personas y su desarrollo individual y colectivo, donde se adentra cada día más a otros sectores económicos para potenciarlos con creatividad e innovación.  Pero al mismo tiempo se hace difícil saber realmente la real dimensión de su aporte al sistema económico general en forma monetaria.

 

 

Destacada

EDITORIAL: Sistema 3×1 como reflejo de un centralismo apabullante

Publicado

el

Una vez más nos enfrentamos a un feriado largo, esta vez el de Semana Santa.


Días que no para todos serán de recogimiento y espiritualidad sino que muchos aprovecharán para descansar.


El problema no es ese, cada uno es libre de utilizar su tiempo como estime conveniente, el problema es que una vez más toda la infraestructura del país -incluyendo a nuestras autoridades regionales- se pone al servicio del descanso de los santiaguinos, olvidando que los habitantes de la región de O`Higgins también tenemos derecho a salir de nuestra zona.


No es problema nuestro que las carreteras colapsen con la masiva salida de santiaguinos hacia el sur, ¿Por qué debemos nosotros pagar las consecuencias de esto? El sistema 3 x1 y 4×0 en algunos tramos está diseñado para los habitantes de la capital, como si nosotros no importásemos. Lo peor no es solo que las autoridades y medios nacionales entregan estas medidas como una gran noticia, sino también que nuestras autoridades regionales -que son las llamadas a velar por nuestros derechos- se hacen eco de estas medidas. Viajar al norte de nuestra región en estas fechas es un calvario impuesto, un injusto impuesto que debemos pagar en cada fin de semana largo.


El centralismo se ve reflejado en medidas como esta, donde no somos considerados apabullados por las necesidades de la capital. El centralismo es una actitud, un pensamiento que va más allá incluso de las leyes.

Luis Fernando González V.
subdirector

Continuar Leyendo

Columnas

“Jesús o Barrabás”

Publicado

el


 Marcos (15, 6-15) …  Y Pilatos, queriendo satisfacer al pueblo, les soltó a Barrabás, y entregó a Jesús

 El puebloal estar identificándose con Barrabás no solamente estaba condenando a Jesucristo, sino que estaban eligiendo el camino de la violencia para hacerse oír y para obtener algunos logros.

El pueblo con esto, vio en Barrabás una figura mesiánica mejor que la persona de Jesús. Barrabás fue activo participante de una sedición contra el gobierno de Roma, llegando a cometer homicidio, Jesús en cambio, era la antítesis del mesías salvador que ofrecía el camino de la paz censurando así el camino de la violencia. 

Jesús con su mansedumbre e humildad reflejaba el fracaso total de la imagen que tenía la nación de un mesías salvador por ello el pueblo vocifera a favor de su muerte y consecuentemente proclama la libertad de uno que sí podría ser el mesías, Barrabas.

 Para el gobernador Pilatos tratar de liberar a Jesús y hacer ajusticiar a Barrabás era lo mejor, pues con Jesús no había peligro, porque nunca lo vio como un revolucionario que podría haber atentado contra el poder y dominio del Imperio en esa región, en cambio Barrabás era un tipo peligroso, pero jamás pensó que la gente rechazaría a Jesús optando por Barrabás.

 La tradición judía decía que previo a la Fiesta de la Pascua, se debía poner en libertad a un preso a elección del pueblo. El pueblo ya manipulado por sus dirigentes, iba con la disposición de libertar a Barrabas ya que reunía para ellos la imagen mesiánica más cercana, con el fin de ser libertados   del yugo romano y entrar en una era de dominio universal de la nación judía.

 El mensaje de “Jesús o Barrabás” sigue teniendo vigencia hoy pues el mundo de los hombres tiene que seguir eligiendo, entre el camino del amor, del perdón, de la paz, o el camino de la violencia, de la prepotencia, de los antivalores, de las armas, del dominio.

 El peligro más grande de nuestra Sociedad es que no se ha identificado ni con Jesús ni con Barrabás, sino más bien ha elegido un camino desdibujado, grisáceo, mezcolanza que no es blanco ni negro, ni caliente ni frío y   quiere tener a los dos   a Jesús y a Barrabas, el dicho chileno dice “Quieren estar bien con Dios y con el Diablo”.

Estamos insertos una sociedad ambigua, sin nitidez ni claridad de propósito ni conciencia, estamos en una sociedad tibia, ama a Dios y al mundo a la vez, se casa con la fe y con el hedonismo, Sociedad que dice ser cristiana, pero es pagana también, no quiere dejar de ser ciudadana del cielo y le encanta vivir en el infierno de sus hechos, es monoteísta y a la vez ama mil dioses, ama a Dios y a las riquezas a la vez.  Una Sociedad ambigua es una Sociedad conformista sin principios y sin fundamentos, van donde soplan los vientos o donde las olas los arrastran. “El mundo es y será una porquería nada más” dice la letra de un popular tango que nos muestra las consecuencias de estar insertos en una Sociedad ambigua

 Hoy en pleno siglo 21 estamos de nuevo frente a estas tres alternativas ¿Seguir a Jesucristo o entregarlo? ¿Identificarnos con Barrabas y con la violencia? ¿Abrazar a los dos, y no quedar mal con nadie?  Tomar una mala decisión, es la peor corona de espinas que podemos poner sobre la cabeza de Jesús y de la fe.

Salmos 34:14 “Apártate del mal y haz el bien, busca la paz y síguela.”

  Pastor: Alejandro H. Cabrera C.

Continuar Leyendo

Destacada

EDITORIAL: ¿Qué pasa en Rancagua?

Publicado

el

No hace muchos años era común escuchar que Rancagua era una ciudad fome, que no pasaba nada en nuestra capital regional.


Lamentablemente hemos perdido esa cualidad, Rancagua parece ser el epicentro de las noticias judiciales y no precisamente por los grandes logros en el combate de la delincuencia.


Nuestra ciudad fue involuntaria protagonista del caso Coimas, de Caval y ahora del caso Corte de Apelaciones entre otras muchas causas judiciales que han ocurrido en nuestra ciudad. Incluso hemos “exportado” casos que no ocurrieron necesariamente en nuestro territorio como es la investigación de los casos de abusos sexuales al interior de la Iglesia, cuya investigación a nivel nacional encabeza el fiscal regional Emiliano Arias.
Y eso que no sumamos casos penales emblemáticos como el caso Yurasek, o la “moda” que se instaló en algún tiempo en la zona de mujeres que mandaban a matar a sus maridos y otros tantos casos que se nos quedan en el tintero, como por ejemplo que nunca se haya encontrado al culpable de los horrorosos crímenes de Bosques de San Francisco.


No tenemos una respuesta para la pregunta de porque sucede todo esto en nuestra capital regional, ni menos la respuesta más angustiante aún de que hacer para que estas situaciones no sigan ocurriendo, de hecho esta columna no pasa de ser un lamento de todo estos males que afectan.
Lo único de lo que tengo certeza es la necesidad imperiosa de que juntos encontremos una respuesta para las preguntas antes señaladas. Y que caiga quien caiga.

Luis Fernando González V
Sub Director

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400