Home » Editorial » Columnas » Una venganza dulce en plato frío

Una venganza dulce en plato frío

La opinión de Manuel Polgatiz

Periodista y comentarista deportivo

 

Quien diga que no fue al estadio con ganas de ver caer humillada a Universidad de Concepción está mintiendo. Sin embargo, ni en el optimista hincha celeste, se imaginó un partido con tantas virtudes, que pasó por los errores del equipo local y la arremetida final para quedarse con los puntos.

Un vibrante encuentro entre realidades disímiles. Mientras los celestes se ilusionan con la Copa Sudamericana, lo del Campanil ahogaban sus ansias por dar alcance al primer lugar del torneo nacional.

El quiebre estuvo en la preparación y motivación. El equipo de Marco Antonio logró conjugar sus deseos de triunfo con un excelente despliegue futbolístico, que se expresó en ambas bandas, donde Cereceda y Márquez, siempre crearon volumen de ataque.

Más arriba, Mazzola se unió a la estructura y Fernández fue el capo con jineta. Esos amplios rendimientos rubricaron una presentación maciza, sólida y sin objeciones, que sirvió para tragar sin asco una venganza dulce en plato frío.

Los sureños hoy mascan la amarga derrota y los rancagüinos respiran tranquilos a la espera de ciertas combinaciones para reinsertarse en el ámbito internacional.

 

Comentarios