Síguenos
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1555649200545-0'); });

Cultura

Cuando la primavera enlutó Rancagua

Publicado

el

Betsabé Carrasco tenía 17 años el 14 de noviembre de 1946. Junto a sus compañeras del Liceo de Niñas conformaba una ronda en la Plaza de Los Héroes, momento en que Juan Guillermo Meza lanzó un fósforo encendido a su falda de hawaiana. Para la familia de la joven, nada fue como antes.

 

Por: Marcela Catalán

 

El 14 de noviembre de 1946 y mientras Rancagua celebraba la Fiesta de la Primavera en la Plaza de Los Héroes, catorce alumnas del Liceo de Niñas de Rancagua conformaban una ronda y bailaban a la usanza de las hawaianas. Las adolescentes llevaban collares de flores y lucían faldas de cáñamo, en un ambiente de júbilo y alegría. Vecinos se volcaron en torno al espectáculo, en medio de los cuales estaba un joven desconocido, quien se acercó y lanzó un fósforo encendido a las prendas de una de ellas. Envuelta en llamas, la chica corrió para alcanzar la pileta de agua que todavía residía allí, pero lo impidió la gente estática alrededor suyo, mirándola arder. Después de tres días en el Hospital Regional, su muerte enlutó a la comuna.

Su nombre era Betsabé Carrasco, alumna de 17 años de quinto de humanidades, la candidata a reina de su curso. Así lo recuerda Anita, su hermana menor, de cinco años entonces. “Mi papá siempre repetía que no había repetido ningún curso. Era muy bonita, con los rasgos de su cara, sus ojos grandes, muy lindos. Era blanquita, alta y delgada, su pelo era ondulado y castaño. También era muy amorosa, quería ser asistente social, ya que le gustaba ayudar al prójimo, a la gente que la rodeaba. No podía ver a alguien en mala situación o pidiendo. Tenía un alma muy bondadosa”.

“Me quería mucho, jugábamos juntas. Si iba al centro, me llevaba con ella, sosteniendo mi mano para cuidarme. Incluso íbamos a misa las dos. Yo le decía ‘cuando sea grande, quiero ser igual a ti’”.

 

***

 

La familia Carrasco Araya vivía en Campos con Gamero. Antes de partir ese 14 de noviembre a la Plaza de Los Héroes, Betsabé se reunió con sus compañeras en su domicilio, para así arreglarse todas juntas. En eso estaban, pues cada curso debía disfrazarse para competir en un concurso. Alguien de los presentes propuso echar parafina sin olor a los flequillos de las faldas, con el fin de darles más brillo.

“Mi papá no quería que fuera a la fiesta, pero desgraciadamente ella dijo ‘¡No! Déjenme ir, quiero participar”, lamenta Anita. “Se preparó desde la mañana hasta la tarde. Al irse, le dije ‘te ves bonita’”. Ya lista, la joven se fue con sus compañeras a la celebración. En el hogar permaneció su madre con su hermana, ya que la primera estaba enferma. El padre regresó más tarde de Codelco, para cuidar a su esposa. “Nunca la dejaron andar sola. Era la primera vez”.

“Un abogado le decía a mi papá que si alguien se incendia, los que están cerca deben reaccionar. ¿Por qué nadie lo hizo? A mi papá le dolía eso”. Una enfermera les avisó acerca de lo sucedido, tras pasar por la plaza y acercarse a ver. Caminaba con sus hijas y se aproximó a observar, porque le generó curiosidad el gran tumulto de gente. Fue la única que procuró hacer algo, al ver a Betsabé dando vueltas mientras ardía. Por eso se sacó su tapado celeste, para intentar apagarla. “El forro quedó quemado, ya era tarde”, explica la hermana de la adolescente. Una compañera suya igualmente fue alcanzada por el fuego, en tanto arrancaba de la situación. De acuerdo con la Revista Vea, dicha alumna, Nelly Espinoza, resultó herida de gravedad. Anita agrega que ella sí sobrevivió.

 

***

Betsabé fue trasladada al Hospital Regional. Su rostro resultó sólo con ampollas a la altura del mentón, pero su cuerpo no tuvo la misma suerte. “Estaba todo quemado, no existían los adelantos de ahora. Me llevaron a visitarla, porque el día anterior me estuvo llamando. Cuando llegué, se dio vuelta, me miró largo rato, y se volvió otra vez. Estaba mal, muy mal”. La estudiante falleció tres días después del hecho, el 17 de noviembre de ese año. En el entretanto, la familia recibió cartas desde Argentina e incluso hubo quienes enviaron aportes económicos desde Suiza y Estados Unidos, para contribuir al tratamiento de la joven.

El culpable del hecho fue Juan Guillermo Meza Suazo, de 20 años. “El Cabro Meza tenía un nutrido prontuario policial”, se lee en una edición de la Revista Vea de ese año, en cuyas páginas añaden que el hombre “era cogotero” y que confesó su crimen. “Lo hice por divertirme”, habría dicho, en tanto que “sus mismos compinches le echaron al agua”. No obstante, más tarde negó toda responsabilidad ante el juez Carlos Letelier. Juan arriesgaba tres años de pena máxima, según el Artículo 490 del Código Penal de ese periodo, pues “no habría existido intención de matar. No hubo dolo, el tipo no midió las consecuencias”.

El sujeto habría estado detenido, aunque después consiguió la libertad. “Me contaron que era medio gañán y que, ayudando a cargar un camión, fue atropellado. Murió”, sentencia Anita. Su hijo Felipe Valenzuela, sobrino de Betsabé, agrega: “ años después, recibió el peso del karma”.

Después de la tragedia, las compañeras de la joven ingresaron al Liceo de Niñas para hacer un montón con los trajes de hawaianas y así quemarlos en el patio del recinto. Acto seguido habrían guardado un minuto de silencio, desatándose las lágrimas.

El funeral de la alumna se realizó el 19 de ese mes. Durante la jornada, el comercio y la industria paralizó sus actividades. Más de 15 mil personas habrían asistido a la despedida de la adolescente, según la prensa de entonces. Las coronas de flores sumaban tal cantidad, que los cocheros de la ciudad ofrecieron sus victorias para transportarlas. Por su lado, el Comité de las Fiestas Primaverales habría financiado los gastos de la ceremonia. En su transcurso, ya en el Cementerio N°1 de Rancagua y fruto de la impresión, una pupila del Liceo de Niñas se desmayó, debiendo ser asistida por la Cruz Roja.

 

***

En la familia de Betsabé, la tragedia generó múltiples consecuencias. Una de éstas fue que sus padres terminaron por rechazar todo lo relacionado con Rancagua. Antes, ellos vivieron en Antofagasta. “Mi papá se pasaba llorando, mi mamá también. Un día, él dijo: ‘¿por qué vinimos a ver morir a mi hija?’”, explica Anita. La pareja guardaba cada registro acerca del hecho, hasta que su madre quemó todos los diarios. “No quería recordar”.

Pero siguió recordando. Todos los años, ambos colocaban flores el primero de noviembre. En paralelo, la gente de la comuna comenzó a poner velas en el mausoleo de Betsabé. La llamaban “La milagrosa”.

Sus progenitores también se volvieron aprehensivos en extremo, por lo que su madre acompañaba a Anita a todas partes, no dejándola salir a solas. Es así como no pudo asistir a fiestas durante su adolescencia, transcurriendo su vida entre el colegio y el hogar. Incluso estando casada, la llamaba para preguntarle a qué hora regresaría a su domicilio. “Vivía encerrada”, recuerda. Su padre tampoco quiso que ingresara al Liceo de Niñas, por lo que la matriculó en el Colegio Sagrado Corazón. Ella y su hijo Felipe agregan que en el Liceo de Niñas también sintieron la presencia de Betsabé, corriendo por el pasillo y sentada en su pupitre, el último del aula. Así lo habría señalado la directora de aquel entonces, Ana López.

Felipe Valenzuela nombró a su hija en honor a su tía abuela fallecida. “Todos sufrimos, porque esa aprehensión que experimentó mi madre, después la sufrimos nosotros con ella; siempre se preocupaba de que no saliéramos, nos llamaba constantemente, o nos iban a buscar en auto, donde fuera que estuviéramos. Asimismo, yo quise que mi hija estudiara en el Sagrado Corazón, después ingresó a la universidad, en Santiago, y yo pensaba en ella todo el tiempo, la llamaba para saber dónde se encontraba y no quería que asistiera mucho a celebraciones”, afirma.

 

Anita recuerda que cuando su madre agonizaba en su habitación, durante sus últimos minutos observó el retrato de Betsabé. “Chito Faró le dedicó la canción ‘Virgencita de Rancagua’. A mi papá le regalaron el disco, pero él lo rompió, o no sé qué diablos. Era un tema muy lindo, aunque muy penoso”, se queda pensando, dejando un hilo de voz suspendido en el aire.

“Los dolores eran muy grandes, se le pegaban las vendas al cuerpo. Quizá con los adelantos de hoy, mi hermana habría sobrevivido. Mi papá decía que no le importaba cómo hubiese quedado, quería que viviera. La gente le respondía que tal vez a ella no le hubiese gustado quedar con marcas… Ella se preocupaba de su persona, era coqueta, como toda chiquilla”.

Cultura

Director de Coral Cámara Triana participó en festival español y obtuvo importante premio

Publicado

el

Junto al Coro José Barbagelata, Nolberto González concursó en el Golden Voices of Montserrat. En la categoría para personas de 35 a 80 años, obtuvieron el segundo lugar. El evento contó con representantes de diversos países.

Marcela Catalán

Desde el 24 hasta el 28 de marzo se realizó la competencia internacional Golden Voices of Monserrat, llevada a cabo en el marco del evento Fiestalonia Milenio, efectuado en Lloret de Mar, España. La cita contó con la participación de Nolberto González, rancagüino que dirige Coral Cámara Triana y que concursó en el señalado certamen extranjero junto al Coro José Barbagelata. Lo anterior, luego de que el conjunto santiaguino le solicitara realizar los arreglos para los temas con los que competirían.

Es así como interpretaron canciones de la obra teatral ‘La pérgola de las flores’ y consiguieron el segundo lugar en la categoría de 35 a 80 años. En ésta se enfrentaron alrededor de 26 delegaciones. También había secciones en las que se batían niños, jóvenes y escuelas de música.

La cita contó con representantes de Rusia, Japón, Estonia, Letonia, Lituania, Ucrania, Croacia, Kazajistán, Uzbekistán, entre otros. En medio de todos estaba la ya mencionada agrupación chilena, la única a nombre de América, según González. En total participaron cerca de 40 conjuntos.

Respecto al repertorio que interpretó el Coro Barbagelata, el objetivo era mostrar el legado musical sociopolítico de ‘La pérgola de las flores’. Es así como cantaron ‘Quiere flores señorita’ , entre otros temas. Para llegar a los asistentes e impactarlos más, procuraron levantar una puesta en escena mediante la utilización de ramos de flores y vistiendo a la usanza del montaje.

“Hubo participantes (que en el festival) interpretaron composiciones preciosas, aunque quedaban muy restringidas al ámbito musical. Hicieron maravillas, pero no comunicaban. En cambio, el Coro Barbagelata buscó eso. Por ello su director (Mariano Berazaluce) hizo (del personaje) del alcalde, estando entre el resto de los cantantes”, recuerda González, quien recibió una carta oficial, felicitándolo por “participar y apoyar la música coral”.

Continuar Leyendo

Cultura

Biblioteca Santiago Benadava celebró el Día del Libro con rap y abuelos contando cuentos

Publicado

el

“A los niños del sector les gusta mucho el rap y creímos que así ayudaríamos a crear nuevos lectores”, explicó Julio Moreira, director del recinto anfitrión.

Marcela Catalán

Este martes y a lo largo del país, se realizaron una serie de actividades para conmemorar el Día Internacional del Libro. Ubicada en Avenida La Compañía N°159, en la Población René Schneider de la capital regional, la Biblioteca Santiago Benadava también festejó la fecha con un macro evento, el cual consideró la participación de estudiantes del sector. La jornada comenzó con una iniciativa protagonizada por siete abuelos y siete niños, en la cual los primeros narraron cuentos a los segundos. Los pequeños asisten a jardines infantiles de Junji e Integra.

“Quienes ya somos adultos, guardamos gratos recuerdos protagonizados por nuestros abuelos. Cuando somos chicos, tendemos a creerles mucho, incluso a imitar sus palabras. Es un cariño muy especial, a veces incluso superior al que se puede sentir por los padres. Por tanto, creímos que al desarrollar un afecto por una persona mayor, y escucharla relatar un texto, lo más probable es que, con el tiempo, ese niño crezca y tome un libro para rememorar ese amor”, explicó Julio Moreira, director del recinto anfitrión.

Sobre la decisión de organizar esta actividad de forma mancomunada con Junji e Integra, argumentó que es necesario abordar el tema junto a otras instituciones. “Debemos enfrentar esto de forma multidisciplinaria, con distintas entidades, porque hacerlo en solitario es una pérdida de tiempo”, agregó.

El evento igualmente contempló la participación de dos hermanos profesionales que también se dedican al rap. Ambos procuraron incentivar el gusto por la lectura, entre estudiantes del Colegio Santa Filomena, mediante el mencionado estilo musical. “No quisimos dejar fuera a los adolescentes y preadolescentes; nos dimos cuenta de que a los niños del sector les gusta mucho el rap y creímos que así ayudaríamos a crear nuevos lectores”, comentó Moreira.

“Pensamos que el hip-hop es una buena herramienta para atraer a los jóvenes, en especial a los adolescentes. Además pretendemos cambiar su enfoque, porque se está concentrando en la habilidad de generar rimas, pero nosotros queremos enfatizar en la coherencia de lo rimado. Chile lamentablemente no es reconocido por tener muchos lectores, la juventud está privilegiando lo audiovisual, entonces quisimos fomentar el acto de leer a través del rap, que ayuda a sintetizar”, explicó Nicolás Carvajal, quien se hace llamar Enermegaton.

Su hermano Jonathan, cuyo seudónimo es Sempitermo, detalló que prepararon una “lírica expositiva respecto a ‘El caballero de la armadura oxidada’, de Robert Fisher, libro que ayuda a tener un buen concepto acerca de cómo amarse a sí mismo y de cómo ser en la vida”.

Para la tarde del martes, la Biblioteca Santiago Benadava programó la exhibición del filme ‘La librería’, ganador de un Premio Goya (2017) a la Mejor Película. La cinta trata sobre una mujer que llega en los años 50 a Hardborough, una tranquila ciudad de la costa inglesa. Ella está decidida a abrir una librería lejos de los grandes centros urbanos, pero sus ilusiones tropiezan ante la resistencia de Violet Gamart, una gran dama que desde su pedestal controla la existencia de los vecinos del lugar. “La idea es atraer a los residentes del sector. Queremos que el libro se instale como una necesidad, como una práctica entretenida. No debemos darnos por vencidos”, remata Moreira.

Continuar Leyendo

Cultura

PANORAMAS CULTURALES

Publicado

el

Documental
Este jueves 18 de abril, a las 18:30 horas, MiraDoc exhibe en Rancagua el documental titulado “Hoy y no mañana”. El filme también será mostrado el 27 de este mes, a las 16 horas. El ingreso general tiene un costo de $1500, mientras que estudiantes y tercera edad cancelan $1000. La cita es en Avenida Cachapoal N°90.

Dirigido por Josefina Morandé y producido por Consuelo Castillo, el largometraje cuenta la hazaña de “Mujeres por la vida”, agrupación que nació como resistencia a la dictadura de Pinochet, denunciando sus atropellos. En ese contexto destacaron figuras como Mónica Echeverría, Kena Lorenzini, Estela Ortiz, Lotty Rosenfeld y Fanny Pollarolo, entre otras, quienes relatan su participación en una instancia antecesora al actual movimiento feminista.



La Casa del Arte de Rancagua
Este miércoles 24 de abril, a las 20:30 horas, no se pierda el estreno nacional de la obra “Un dios salvaje”. Protagonizada por Yasmina Reza, Claudio Valenzuela, Verónica González, Magdalena Marzolo y Álvaro Pacull, el montaje es dirigido por Christian Villarreal. ¿De qué trata? Un niño agrede a otro con un palo, los padres de ambos se reúnen al día siguiente para aclarar la situación, y buscar la mejor solución posible. Pero las buenas intenciones quedan atrás cuando los padres empiezan a sacar provecho de la situación, al principio con cierta sutileza y poco a poco con más descaro, quedando el enfrentamiento de los niños en un segundo plano. Y es que al final discuten acerca de quién se encuentra en posesión de la verdad, de la razón y, por tanto, quién ocupa el peldaño moral más alto, pese a que todos descienden en la escalera de degradación.


Gran Arena Monticello
Este fin de semana largo, el recinto de espectáculos más importante de la región lo invita a tres panoramas. El primero de ellos se realizará este jueves 18 de abril, a las 21:30 horas. Es The Michael Jackson Experiencie, homenaje al llamado “Rey del Pop”, que llega a Latinoamérica encabezado por el artista Sergio Cortés, a quien la crítica especializada ha reconocido como el mejor doble del mencionado intérprete. El espectáculo considera la participación de músicos y bailarines fuera de serie, vestuarios y coreografías magníficos, con una puesta en escena y efectos especiales grandilocuentes. Las entradas están a la venta a través de Ticketpro.cl


Y este viernes, a las 21:30 horas, el Profesor Rossa, Don Carter y Guru Guru, vuelven a Mostazal con la nueva rutina de La Mansión Rossa. En esta aventura, sus integrantes nos sorprenderán con una hilarante propuesta “sin censura”, donde Don Carter y Guru Guru deberán dar los primeros y últimos auxilios al Profesor Rossa, luego de un infarto. Adquiera sus boletos en Topticket y no se quede sin asientos.
Y el sábado, a las 21 horas, Sinatra Forever, el tributo ícono de Las Vegas, se presentará en Chile en el contexto de la celebración de los 100 años del nacimiento de Frank Sinatra, una de las máximas leyendas de la historia musical. Se trata de un concierto en vivo, el cual revive la magia, el sonido y todo el glamour de una época dorada, junto a una orquesta de 14 músicos, una big band. Las entradas están a la venta a través de Ticketpro.cl

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400