Síguenos
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1555649200545-0'); });

Columnas

El protocolo: una forma de lenguaje político

Publicado

el

Por Jorge Gillies
Académico de la Facultad de Humanidades y Tecnologías de la Comunicación Social UTEM

 

 

Como la imagen lo dice todo, la foto del presidente Macron y su esposa descendiendo solitarios del vuelo que los llevó a la Cumbre del G 20 en Buenos Aires resulta demoledora para la diplomacia argentina.

Fue una descoordinación de minutos, pues el mandatario francés logró ser saludado por la Vicepresidenta de Argentina antes de subir al automóvil oficial, pero el daño ya estaba hecho. Otros chascarros posteriores durante la misma conferencia han profundizado esta imagen negativa.

Las normas del protocolo son una variante del lenguaje político muchas veces desconocidas para el gran público, pero que revisten particular importancia en el trato de los interlocutores, sobre todo a escala internacional.
La leyenda cuenta que en el Congreso de Viena de 1815 hubo que construir una sala circular de cinco puertas para que los representantes de las cinco potencias europeas dominantes pudieran ingresar al mismo tiempo, sin menoscabo en el orden de precedencia.

Verídica o no, la historia ilustra la delicada trama de procedimientos y rituales necesaria para mantener los equilibrios en las negociaciones políticas.

Por lo visto, la ritualidad es consustancial al ser humano. El protocolo es el fluido indispensable que mantiene aceitados los engranajes del poder.

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario

Columnas

TPP 11: Una oportunidad para las pymes de O’Higgins

Publicado

el

Subsecretario de Economía y Empresas de Menor Tamaño, Ignacio Guerrero


Las pymes son uno de los motores de la economía de Chile y de O’Higgins; dinamizan el crecimiento económico y generan empleos que ayudan a mejorar la calidad de vida de todos los chilenos.


A pesar de la importancia que tienen para la economía nacional y regional, las pymes no han logrado capturar y aprovechar plenamente las oportunidades de abrirse a otros mercados. De hecho, solo el 1,7% de las pymes que existen en Chile registra exportaciones. Ante este escenario, el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP o TPP 11) se levanta como una iniciativa que ayuda, en parte, a solucionar esta brecha, porque es el primer tratado del libre comercio que incorpora un capítulo sobre las Pymes con el propósito de facilitar su internacionalización en la zona del Asia-Pacífico.


A nivel regional, un total de 348 empresas de O’Higgins exportaron 320 productos a los 11 países que integran el CPTPP por un valor de US$ 674 millones durante 2018, lo que equivale al 15% del total exportado por la región al mundo. De este total de envíos regionales al exterior, un 52% corresponde a productos agrícolas.

Con el CPTPP, algunos productos regionales mejorarán las ventajas arancelarias que habían adquirido en los tratados de libre comercio bilaterales con algunos países del Asia-Pacífico. Por ejemplo, los envíos de vinos embotellados a Vietnam; y de mermeladas, miel natural, jugo de manzana y trozos de gallina a Japón.

Otros bienes, que actualmente se encuentran excluidos de los acuerdos bilaterales, obtendrán ganancias arancelarias plenas, como los envíos de vinos a Malasia; trozos de gallina a Canadá; y uvas frescas a México, entre otras.

Como Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, estamos convencidos de que el avance para la aprobación del CPTPP en el Congreso es crucial y va en la senda correcta de apoyo a las pymes y a las economías regionales.
Restarse de este tratado es desaprovechar una gran oportunidad de apertura para las pymes de O’Higgins. De ahí que hacemos un llamado a todos los incumbentes, tanto del mundo político, académico y privado a apoyar este importante acuerdo.

Continuar Leyendo

Columnas

Alzheimer al AUGE

Publicado

el

Se define demencia o trastorno neurocognitivo mayor a un deterioro de las funciones cognitivas superiores de suficiente intensidad como para interferir con las actividades de la vida diaria. Existen varios tipos de demencias, siendo la más frecuente y conocida por la población la tipo Alzheimer, que se caracteriza principalmente por alteración inicial de la memoria, alterándose en forma progresiva y lenta el resto de las funciones cognitivas superiores, como el lenguaje, el juicio, abstracción, etc. Sin embargo, también existen otros tipos de demencia como la vascular, frontotemporal, Lewy, etc. Si bien la prevalencia de las demencias aumenta con la edad, es importante destacar que la demencia no es un cambio normal del envejecimiento, por lo que no es correcto ocupar el término “demencia senil”, ya que implicaría que todas las personas al envejecer tendrían demencia, lo cual no es verdad. En nuestro país existen aproximadamente 200 mil personas que padecen de demencia, siendo la tercera causa de muerte. La demencia es una enfermedad que produce un alto impacto en todo el grupo familiar, debido a que además de las alteraciones de la memoria, se producen alteraciones conductuales altamente disruptivas. Por ejemplo, un paciente con demencia puede perderse si sale solo, querer salir de la casa a horarios inadecuados, estar irritable, guardar cosas en lugares equivocados, tener ideas de que le roban las cosas, etc. Esto hace que exista la necesidad de un cuidador, que debe abandonar sus actividades para dedicarse un cien por ciento al paciente, produciéndose un desgaste en su calidad de vida. Se puede desarrollar en la persona a cargo una entidad llamada “síndrome de sobrecarga del cuidador”, que lleva a alteraciones anímicas y trastorno del sueño. Hoy en día no existe un tratamiento curativo de las demencias. Los medicamentos que existen ayudan a enlentecer la progresión y controlar los síntomas. Dado la elevada prevalencia de la enfermedad, el costo del tratamiento farmacológico y el costo económico y emocional que implica el cuidado de un paciente con demencia para una familia completa, es que se justifica la incorporación al AUGE de esta patología. La cobertura debe ser integral e implicar no sólo los medicamentos sino que el apoyo en los cuidados del paciente que es tanto o más importante que las terapias farmacológicas, como la incorporación de estos pacientes a centros de día donde se acoge al paciente y su familia.

Dra. Paola Fuentes R.
Medicina Interna-Geriatría
Académica UNAB Viña del Mar

Continuar Leyendo

Columnas

El Principito: Las huellas de los docentes son invisibles a los ojos

Publicado

el


Por: Marcela Reyes General
Jefa de Carrera del Área Educación
Santo Tomás Rancagua

El Principito, como buscador de la verdad, es quien inspira el Tema Sello Santo Tomás 2019. Cada año, la institución escoge a un personaje y lo relaciona con su misión principal: formar futuros profesionales entregando conocimientos, herramientas y actitudes para que sean un aporte a la sociedad.


Nuestros valores institucionales de amor a la verdad, esfuerzo y solidaridad son grandes tareas para inculcar en nuestros jóvenes y adultos que pertenecen a esta generación de lo inmediato y lo desechable en todo orden de prioridades. Sociedad que nosotros los adultos – padres y por qué no decir algunos profesionales – hemos creado.


Estoy segura de que la mayoría de ustedes ha leído “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry y en cada capítulo ha descubierto una enseñanza o se ha visto reflejada en él. Por eso, creo que nuestros valores se pueden ver reflejados en esta frase que las instituciones Santo Tomás han tomado como lema: “Lo esencial es invisible a los ojos”.


El amor a la verdad es para mí invisible a los ojos. Uno no puede andar preguntando a los otros si lo que dicen es la verdad, uno frecuentemente confía que es así. A pesar de no ser una acción concreta que podamos ver o tocar, su importancia es relevante para ser un profesional con valores en su vida, honrado y que sabe tomar buenas decisiones, a pesar de que signifique un error.


Sobre todo para quienes nos desempeñamos en el Área Educación, el ir por la vida con la verdad por delante es una de nuestras enseñanzas diarias. Por años he formado personas que tendrán la misión de ser un modelo formador para nuestro futuro: los niños y niñas de nuestro amado país.


El esfuerzo diario nos hace crecer. He visto llegar alumnos con muy pocas herramientas – tanto académicas como actitudinales – y han aprendido que día a día debemos esforzarnos para subir un escalón en esa escalera que es la vida. No se ve, pero el fruto de ese esfuerzo se verá en el momento de su titulación, por lo que también es invisible, así como el zorro enseñaba al Principito.


La solidaridad es una actitud difícil de encontrar en esta rápida vida. La sociedad en su mayoría no es solidaria por sí misma; requiere de una publicidad, de un rostro público que los motive o un ejecutivo que los visite en la oficina para decidir aportar a otro. No me refiero que ser solidario siempre es dar dinero o enseres en momentos de catástrofe. Ser solidario para nosotros es tener la costumbre de aportar un granito de arena a otros y que sea parte de nuestro ser.


Nosotros enseñamos a apoyar a docentes que lo necesitan y a los compañeros; no hacerle el trabajo o incluirlo en éste, menos dar las respuestas de la prueba. Les enseñamos a compartir lo que tenemos, lo que hacemos o lo que sabemos y no queremos publicarlo en cada momento y decir: “Hoy fui solidario”. Debe ser una necesidad del alma de cada uno de ellos.


Formar personas, saber quiénes son y cuál es su historia es una de las formas en que me gusta trabajar y formar. Mi creencia es que para hacer un profesional de nuestros alumnos, debemos trabajar su esencia, su autoestima, su voluntad y sus ganas de crecer como persona, no sólo en conocimiento.


Lo esencial es invisible a los ojos, no se ve más que con el corazón. Cada huella que los docentes dejamos en los alumnos, sea cuál sea su edad, es invisible a los ojos de los padres y de la sociedad. Dejamos alegrías, sueños, deseos de cambiar, valentía, amor, reconocimientos y tiempo. Por eso, los invito a ser de aquellos que sembramos sueños invisibles y no dejemos miedos, frustraciones y decepciones en el camino de nuestros alumnos. Seamos profesionales con vocación, seamos aquellos locos que nos levantamos felices de ir a compartir nuestra vida con esos niños, adolescentes y jóvenes que quieren recibir de nosotros lo mejor: lo invisible.

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400