Connect with us

Hi, what are you looking for?

El Rancagüino
Tu diario vivir

Educación

Trasnoche, largas filas y altas temperaturas debieron pasar padres para obtener una vacante

  • Luego de un fin de semana de sacrificio, donde incluso debieron acampar cientos de apoderados quedaron inscritos en una nueva lista de espera en distintos colegios con la esperanza de poder matricular a su alumno.

Gisella Abarca
Fotos Héctor Vargas

Inscritos en el Libro de Registro Público, por orden de llegada, a la espera de un llamado telefónico que les informe que su hijo tiene cupo en el colegio elegido, estaban los cientos de padres que durante el fin de semana pernoctaron en las afueras de distintos establecimientos educacionales de la ciudad y la región para tratar de “asegurar” un cupo para su niño que no quedó en su colegio de preferencia por el Sistema de Admisión Escolar, conocido como SAE.


Marcia Contreras llegó de Huara hace un mes a Rancagua quien busca matrícula para 5° básico y 1° medio en el colegio Don Bosco “llegué el domingo a las 19:00 horas y nos amanecimos acá, por lo menos fue agradable el grupo que esperaba junto a nosotros, pero estoy muy molesta porque el sistema no me dejó postular a los cursos que debían ir mis hijos, quedamos sin matrículas. Ahora ya estamos inscrito sólo nos queda esperar que nos llamen”.


Agregó que a su marido que andaba en busca de matrículas, “en el colegio Saint Paul College le avisaron que no quedaban cupos y se fue al colegio Infantes de O’Higgins a quedar inscrito”.
Ella era una de los cerca de 50 apoderados que se encontraban en las afueras del establecimiento educacional rancagüino, que quedó inscrita en el registro público a la espera de ser avisado por algún cupo para matrícula.


Mientras Juan Pablo Loyola llegó al colegio Don Bosco buscando matrículas para kínder “el sistema de la tómbola que se implementó es muy malo, precario, no resolutivo ya que hacer una espera tan larga, para ver si hay un cupo es una cuestión que nos preocupa mucho, porque hay que organizarse por el colegio y así sin matrículas no podemos hacer nada. Ahora ya estamos inscritos y sólo esperar el llamado que nos avisen si hay o no cupo. El tema acá es buscar dónde quede tu hijo”.


Y no sólo son los apoderados los que están disconformes con el SAE, pues la directora colegio Don Bosco, Daniela Jaña expuso que “el proceso siempre ha sido una apuesta, porque se está arreglando los problemas que se han ido detectando, pero aún así el sistema es malo, es indigno que los apoderados tengan que hacer filas de días, con niños para tener una matrícula. Que pase eso, es simplemente que el sistema no funciona”.


Agregó “nosotros en agosto subimos las listas de los cupos que tenemos, el sistema además arroja los posibles repitentes, entonces al no haber cupos, no debiera existir este problema de que además haya listas de espera”.

OTROS COLEGIOS CON LA MISMA REALIDAD
En el liceo Comercial Diego Portales, La República, Liceo Óscar Castro y el colegio Infantes de O’Higgins se repetía el panorama. A este último llegó Alex Jaque a las 07:30 al establecimiento “estamos buscando colegio para Lucas que va a 3° básico. Estaba en el colegio Enna Bellemans, ocupamos el sistema nuevo para postulaciones y nos arrojó un colegio que no nos gustó, tratamos de matricularlo nuevamente en el Enna Bellemans y el sistema nos bloqueó este colegio porque aceptamos otro, así que ahora estamos esperando acá en Infantes de O’Higgins alguna posibilidad de ingresarlo a 3° básico, por ahora está sin matrícula, sin colegio”.


En tanto, la directora colegio Infantes de O’Higgins, Lorena Rivera expuso que “Este colegio se caracteriza por tener la matricula casi al tope, este año postularon 1.257 alumnos, en cada nivel es muy alto y este lunes comenzó el registro público para todos los niveles y aquí ya no nos quedan matriculas, solamente nos queda registrar y si es que algún alumno que está matriculado, rechace o se traslade, ahí estaríamos llamando por algún nivel donde se de la vacante, que se libere algún cupo”.


Respecto al sistema agregó “creo que el sistema está bien hecho, pero le haría la normativa que le permitiera a los colegios tener algún porcentaje de matrícula para casos excepcionales como deportivos, arte, etc y tener esa capacidad como directores de abrir cupos para casos excepcionales”, finalizó.

“Las matrículas son las menores”

Respecto a la situación, el Seremi de Educación, Leonardo Fuentes explicó que “El proceso de regularización termina hoy día (ayer) con la inscripción de los apoderados que deseen optar por esos colegios y se abre la posibilidad de que haya cupos en la medida que algunos apoderados hayan desistido de la matrícula. Las matrículas son las menores y desgraciadamente este es un sistema aprobado durante el gobierno anterior, nosotros tuvimos que implementarlo, hemos hecho grandes esfuerzos para que eso camine. En la región ha caminado bastante bien, ya estamos en eso, de tal manera que esperando el cierre hoy vamos a ver como damos cabida a esos alumnos que están aún sin establecimiento, fundamentalmente viendo la capacidad de cada colegio y la cantidad de vacantes que ellos declararon y si hay espacio ahí podemos intervenir”.


El Seremi de Educación agregó que “El sistema funciona así, a través del gobierno hemos querido introducirle una serie de modificaciones, pero desgraciadamente la oposición se cerró a ese tema y no dio la aprobación a las modificaciones que se querían establecer para mejorar el sistema y darle solución a esos apoderados”.


Consultado por los niños que aún no cuentan con colegio, el Seremi de Educación aseguró que todos los niños “debieran quedar con colegios”.


Agregó que para captar las opiniones de los apoderados respecto al SAE “Estamos fomentando los cabildos de apoderados para que puedan dar su opinión y ver de qué manera podamos mejorar el sistema, desgraciadamente la oposición se cerró a las mejoras que podamos introducir y estos son los efectos de eso, que no podemos darle solución a todos los alumnos. Estamos constantemente identificando los problemas e ir solucionándoles caso a caso”.


Hasta 36° de calor deben soportar padres

Janet Riquelme está desde ayer sábado 29 con su pequeño hijo de 4 años acampando en la fachada del Colegio Ayelen, ella es una de los cientos de padres que no quedaron seleccionados por el Sistema de selección escolar, conocido como SAE. Ella tiene un cupo en el colegio Leonardo Da Vinci pero ya que vive en la Villa Alameda quiere que su hijo entre a Ayelen, para ello junto a su pequeño acampó todo el fin de semana, soportando incluso temperaturas que llegaron a las 36° de calor a la sombras.


Junto a esta madre, también estaban Paulina Cortez, quien espera poder matricular a su hijo que ya estaba cursando sexto básico en el establecimiento, pero que no pudo inscribirlo el pasado jueves, por lo que se le habría cancelado la matricula, quedando sin colegio para el próximo año.


Sobre el tema Víctor Arroz, director de Colegio Ayelén señaló que “el Ministerio no permite otro sistema fuera del orden de llegada para ésta, la última etapa del Sistema de Admisión Escolar, que dice relación con los cupos restantes luego del proceso regular. Si bien el SAE entrega mayores oportunidades a los estudiantes y a las familias, lo cierto es que esta última etapa necesita un mejoramiento urgente. Es indigno que las familias tengan que pasar dos noches fuera esperando. Si tuviéramos que proponer una solución, creemos que una tómbola interna para estos últimos cupos con ministros de fe del ministerio o miembros del consejo escolar”.


Apoderados en el Colegio Don Bosco Paría Mall cuenta que este es su cuarto año que postula al establecimiento pero que espera, al fin poder matricular a su hijo, para eso llego el viernes pasado a acampar afuera del recinto escolar.


Pero el caso del Ayelen no es el único, producto a que no corrieron las listas de espera y la falta de información presida por parte del ministerio de educación, son cientos de padres que están en estos momentos en los frontis de los establecimientos educacionales donde quieren inscribir a sus hijos, con la esperanza que los retoños tengan una mejor educación. María Mall explicó que “es indigno que tengamos que estar aquí en estas condiciones para obtener una matrícula, hay gente que quedó primero en la lista de espera, pero nunca la llamaron para avisarle si corrió y hoy están acá confiando que el mañana a primera hora podrán inscribir a sus hijos”.


En el Colegio Don Bosco, La República y Liceo Oscar Castro se repetía el panorama, Tamara Angulo está desde hoy a las 8:00 horas en Ibieta, para obtener un cupo para matricular a su hijo, “Lamentablemente el sistema de educación de hoy es pésimo y la mayoría de los que están hoy acá postulamos en la plataforma y los niños no quedaron producto de ello, tenemos que dormir en la calle para obtener un cupo”. Actualmente el hijo de Tamara debe entrar en preKinder, pero hasta hoy no tienen matrícula para ningún establecimiento educacional.

Relacionadas

Policial

También detuvo a una mujer de 56 años que compró el desinfectante robado al imputado. Fernando Ávila F. Luego de recibir una denuncia interpuesta...

Actualidad

-Una importante reducción de frecuencias y salidas en el trasporte interurbano y rural han experimentado dos importantes terminales de buses, micros y colectivos en...

Actualidad

Bastián vive en Codegua junto a sus padres y este fin de semana espera que todos apoyemos esta cruzada solidaria. Sin duda alguna esta...

Actualidad

Ximena Mella Urra En periodo de crisis como la que estamos viviendo hoy, en medio de una emergencia sanitaria de este calibre, pocas veces...