Home » Destacada » Falla eléctrica y posible intencionalidad son las hipótesis del origen del incendio en calle Alcázar con Germán Riesco

Falla eléctrica y posible intencionalidad son las hipótesis del origen del incendio en calle Alcázar con Germán Riesco

Personal policial de Labocar trabaja en la investigación del hecho que durante la semana debiese tener resultados. Fueron tres locales comerciales y dos casas las que se vieron afectadas por el siniestro.

Fernando Ávila Figueroa-Luis Fernando González
Fotos: Héctor Vargas

Eran cerca de las 06:50 de la mañana de este sábado cuando Bomberos de Rancagua recibió el llamado sobre la ocurrencia de un incendio estructural. Fue así como se despachó a las unidades hasta calle Alcázar con Germán Riesco, específicamente las unidades B-1(bomba 1 compañía) , B-3, y Q-4 (porta escala). Ya en el lugar se verificó gran cantidad de fuego que emanaba desde el entretecho.


Tras la declaración de la primera alarma de incendio al lugar llegaron las unidades B-5, B-6, B-7, y Z-2 (aljibe), sumándose las unidades, RX-5 (rescate pesado) como cascada, y la unidad M-4 (escala mecánica). Voluntarios trabajaron hasta cerca de las 10 de la mañana para controlar de manera definitiva la situación.


Tres locales comerciales destruidos y dos viviendas afectadas fue finalmente el resultado del voraz incendio, lo que originó la presencia de siete de las ocho compañías del Cuerpo de Bomberos de Rancagua, resultando un voluntario de la primera compañía lesionado por la caída de una viga. El trabajo en el siniestro además obligó al corte de tránsito por calle Cuevas.


Por calle Alcázar el fuego arrasó con una librería, un tradicional almacén-que llevaba más de 30 años funcionando- y dos casas, siendo contenido el fuego por el trabajo de bomberos con la ayuda de un cortafuego justo para evitar la propagación hacia una peluquería, y por Germán Riesco, el fuego avanzó por la librería afectando a otro local comerciales que se encontraban desocupado.


CERCA DE 70 BOMBEROS TRABAJANDO
A la alarma, dada cerca de las siete de la mañana de este sábado, concurrieron 66 voluntarios de Bomberos, quienes trabajaron arduamente para controlar el fuego, y así evitar que se propagara a otros inmuebles.


El comandante de Bomberos Rancagua, Juan Carlos Ponce, se refirió a cuáles fueron las dificultades que debieron enfrentar para superar la emergencia. “Se trata de estructuras antiguas, donde la dificultad principal de Bomberos es la mitigación del incendio, y hemos tenido la dificultad de la propagación a los locales colindantes y los 66 bomberos han tratado de circunscribir el incendio para que no afecte a otros locales”, precisó.


El comandante, explicó que “el casco histórico contempla casas y estructuras de adobes, con techumbre de gran tamaño y peso, lo que implica un derrumbe al momento para la afectación de los bomberos que están trabajando netamente en la propagación del incendio. Hasta el momento el departamento de investigación de incendios trabaja para establecer el origen y las causas del incendio”, dijo.


El siniestro dejó pérdidas millonarias, ya que no existían seguros comprometidos. Así lo ratificó una de las locatarias afectadas, específicamente del Bazar, Mundo Mágico, Sonia Cornejo, quien agradeció la rápida acción de Bomberos para extinguir el fuego. “A las siete de la mañana salí a abrir mi negocio (de 30 años), y me di cuenta que estaban las llamas, que empezaron por allá, de otro local, pero dicen que aún no se sabe bien. Claro que Bomberos llegó rápidamente y se portaron súper bien. Son pérdidas totales, no hay nada que recuperar”, relató.


Por instrucciones del fiscal de turno, deberá ser el Labocar quien investigue las causas de este siniestro. En este sentido el capitán de Carabineros, Luis Arias, explicó que hasta el momento se encuentran trabajando en la investigación, sin embargo, no se descartan la hipótesis de desperfecto eléctrico o intencionalidad del hecho. Se encuentran en el proceso de levantar evidencias que deben ser analizado por el Departamento Químico de la institución.


Agregó que el resultado de estos análisis debieran estar listos durante la semana, para luego entregar el informe a la Fiscalía.

AYUDA MUNICIPAL
La situación ocurrida dejó a muchas personas sin su trabajo, lo que preocupa al alcalde de Rancagua, Eduardo Soto. La autoridad sostuvo que ya se reunió con ellos con el fin de coordinar la ayuda, entre ello retirar escombros, y el cierre parcial del sector por motivos de seguridad. Agregó que se gestionará ante las autoridades que por vía de recursos de Capital Semilla y Sercotec se pueda ayudar ayuda a locatarios que arrendaban y que han quedado de brazos cruzados.


Recordó el caso de una persona que con más de 30 años de trabajo perdió todo, incluso maquinaria que había adquirido a través del Fondo Esperanza. “Estamos hablando de pequeños propietarios, de pequeño comercio que necesitan y requieren de la ayuda nuestra. Haremos aportes desde el municipio”, dijo el alcalde.


Según el alcalde son cuatro locatarios afectados, más un par de propiedades, los que han conversado con la asistente social del municipio para concertar vías de apoyo. Respecto a la causa del incendio, preocupa para el alcalde estas propiedades antiguas, cuyos propietarios las van arrendando, y las subdividen para locales comerciales, lo que provoca un consumo eléctrico sobre lo normal. Hizo un llamado a los dueños de estas casas antiguas para que exista una mayor rigurosidad de la potencia de electricidad que puede utilizarse. Esto debido a que una de las hipótesis es el sobre consumo eléctrico.


La autoridad indicó que la dirección de obras municipal está analizando la situación para decidir el futuro de los muros, y así determinar la demolición.


Ya con el paso de las horas, el Comandante del Cuerpo de Rancagua, Juan Carlos Ponce, indicó que el voluntario lesionado se encuentra recuperándose, ya que la lesión fue leve en su clavícula y la zona cervical luego de caer una viga.


Sobre la causa del hecho, indicó que efectivamente se trabaja en la hipótesis eléctrica, pero también la intencional, ya que los primeros bomberos que llegaron al lugar encontraron la protección de un bazar intervenida, descartándose que hayan sido voluntarios los que la hayan sacado. Es por ello que se investiga si fue retirada por alguien previamente para mitigar la emergencia.


Ponce destacó que se trató de una emergencia de relevancia, debido a que se produjo en el caso histórico de Rancagua, donde existe una gran cantidad de inmuebles, y donde muchas veces se mal acostumbra en la parte céntrica a subarrendar inmuebles. Esto origina que muchas veces bomberos no sepa si se van a encontrar con locales comerciales o especies de cité.

Comentarios