Síguenos

Actualidad

Joven instaló recipientes con agua para sedientos perritos callejeros

Publicado

el

Estos se encuentran a lo largo de toda la Alameda, donde los cachupines se pueden acercar a mojar su hocico.


Gisella Abarca

El viernes pasado Javiera Santander tomó su bici, potes de plástico reciclados y alambre, para comenzar una campaña en ayuda de los sedientos perros que se encuentran en las calles de Rancagua. La joven comenzó a colocar tiestos con agua, en distintos sectores de la Alameda, desde el Hospital Regional hasta La Cruz, los cuales fueron instalados en las veredas de la principal arteria.


La idea nació luego que en el trayecto de su casa ubicada en Villa San Rafael de Rancagua hacia su trabajo en el Homecenter donde se desempeña de empaquetadora, veía cómo en estos días en que las temperaturas suben considerablemente, los sedientos canes rondan las calles sin tener una gota de hidratación, por lo que con un poco de ingenio y buena voluntad, hizo que el vital elemento llegara a los canes.
“Cerca de mi casa hay una pequeña plaza donde habían muchos bidones de detergente y dije ‘ahí está la mía’, fui a buscar a mi hermano (Martín, 10 años) para que me ayudara a llevar bidones, pero me di cuenta que también habían bidones de agua vacíos, así que tomamos los que no tienen químicos, los cortamos, le hicimos dos hoyitos a cada uno para amarrarlos a algo firme y les pusimos las imágenes de perritos conocidos para que destacaran ante otro pote que se confunda con basura en las calles”, explicó.

CONOCIDOS PERROS

De esta manera, la joven oriunda de San Carlos, comenzó a darle vida a esta campaña solidaria que se encuentra esparcida por una de las arterias más grandes de Rancagua, la que cuenta con tiestos marcados con diferentes imágenes de conocidos cuatro patas entre ellos “Patán”, “Scooby Doo”, “Ayudante de Santa”, “Coraje”, así como otros personajes animados.


“Como tengo mucha cercanía con los perritos, traté de hacer una relación entre las características de los que veo en la calle, con perros ‘famosos’, así como personajes de películas, o porque entre ellos hay muchos perros diferentes. Están los que persiguen los autos, los mañosos, los tímidos, los que se entregan muy fácil, entre otras características”, explica Javiera.


Esta doglovers que desde pequeña ama los animales, llama a la gente a que cuide esta iniciativa y en la medida de lo posible, le cambie agua a los potes. “Estamos viendo con gente de Injuv si nos resulta una campaña para realizar un tipo de voluntariado, porque los potes están instalados, pero andar con tantos litros de agua se me dificulta, entonces la idea es que la gente vaya cambiando el agua, porque nada cuesta andar con medio litro de agua en la mochila y ponerle a estos potes, así como sacarle las hojitas y no tirarle basura. Que esta campaña no dure sólo una semana; sino que se mantenga durante el año, porque los animales toman agua todos los días”, subrayó la joven destacando que una persona se haga cargo de un pote, ya está haciendo algo por los animales. Es por ello que no pierde las esperanzas que esta campaña se extienda. “Me encantaría que esta campaña se pudiera hacer con alimento más adelante, pero eso tiene otros cuidados, y se necesita mucho apoyo económico”, apuntó.


Y es que para darle curso a esta campaña, la veinteañera lo hizo con el apoyo de su familia. “Una tía me ha acompañado en su auto a llevar más agua, mi mamá me auspicia las imágenes a color, mi papá me dio alambre y también una compañera de trabajo me regaló un alambre mejor. Mi hermano Martín me acompaña a buscar bidones vacíos, los reciclo y lo que me sobra del plástico lo voy a dejar a contenedores de reciclaje. Así he hecho funcionar esto”, explica esta joven soñadora. La idea de Javiera ha sido replicada con más de 1.600 reacciones en Facebook.

PERSONAJES

Javiera quiso darle características a estos potes, que los hiciera únicos y que llamaran la atención de la gente. “La idea es que se detuvieran a leerlos, entonces empecé a hacer imágenes de perros callejeros que vemos en las calles, como el Chavo, Dory, perro Up, Patán, Scooby Doo, entre otros”.
Aquí algunos de los nombres que llevan los tiestos con agua. Si usted reconoce alguno, ya sabe qué hacer.

Perro “Patan”: El maldito perro que lo queremos igual
Perro “Bolt”: el perro que persigue los autos.
La Dama y el Vagabundo: siempre andan juntos y no pelean por basura.
Perro “Ayudante de Santa”: El callejero común, flaco y medio distraído.
Perro “Dory”: el perro que salió a pasear y no se acuerda cómo volver.
Perro “Scooby Doo”: el gigante perro mamón.
Perro “El Pluto”: Mascota de algún personaje de Rancagua
Perro “El Chavo”: tiene casa pero todos lo dan por callejero.
Perro “UP”: Te sigue y después te da pena dejarlo fuera de tu casa.

Anuncio Publicitario

Actualidad

O’Higgins festeja en Santa Laura con solitario gol de Acevedo

Publicado

el

Con estos tres puntos el conjunto que dirige Marco Antonio Figueroa alcanza momentáneamente el tercer puesto de la tabla.

Por: Ricardo Obando.

Un trabajo triunfo por 0-1 consiguió la noche de este viernes O’Higgins de Rancagua.
En el estadio Santa Laura, los celestes se impusieron gracias al gol de Albert Acevedo (43’), quien les ganó a todos por arriba para capturar un centro desde la banda derecha.
Con estos tres puntos, O’Higgins dormirá como tercero en la tabla con 30 unidades detrás de Universidad Católica y Colo-Colo.
En la próxima fecha, los pupilos de Marco Antonio Figueroa recibirán a Huachipato en el estadio El Teniente. (FOTO: Ricardo Obando).

Continuar Leyendo

Actualidad

Lanzan libro con cartas escritas por Óscar Castro a su amor de juventud

Publicado

el

La publicación fue realizada a través de Ediciones UC. El volumen contiene alrededor de 70 misivas, redactadas por el poeta cuando tenía 23 años. Las epístolas datan de 1933.

Marcela Catalán

Este jueves y en dependencias de la Casa de la Cultura de Rancagua, se realizó el lanzamiento del libro ‘Óscar Castro. Cartas Inéditas’. La publicación ve la luz a través de Ediciones UC, en el contexto de un convenio con el municipio local. La obra contiene alrededor de 70 misivas, redactadas por el poeta cuando tenía 23 años y dirigidas a Estela Sepúlveda, de quien estuvo profundamente enamorado. Los textos datan de 1933 y también dan cuenta sobre el literato de aquella época, su diario vivir, entre otros aspectos.

El volumen fue presentado por Luis Agoni, profesor de Castellano y doctor en Estudios Americanos de la Universidad de Santiago de Chile, quien ha investigado sobre el vate. De acuerdo con el experto, el autor quedó prendado de la joven luego de que ella visitara la capital regional en marzo de 1933, con el fin de vacacionar. “Como él era bibliotecario, ella pasaba por fuera, se conocieron e hicieron amigos”.

De tal modo empezaron a intercambiar correspondencia, aunque el especialista comenta que la destinataria de los mensajes jamás dio indicios de sentir lo mismo. “Nunca le dijo que sí o no, pero se escribían (…) Él le pregunta ‘¿qué soy yo para usted?’ Ella siempre le respondía ‘no se lo voy a decir’ (…) En todas las cartas él expresaba su amor. Ella las guardó cuidadosamente, les puso una cinta muy bonita, a pesar de que se casó. Su hermano menor encontró este paquete, lo abrió y se percató de su valor”.

Sobre la importancia de una obra de esta índole, Agoni explica que las misivas de un autor “son por sí mismas muy interesantes, porque iluminan su vida y revelan sus inquietudes, sentimientos, emociones y vicisitudes. En este caso, demuestran que él ya era un poeta, uno que estaba empezando. Se nota en cómo emplea los recursos poéticos para dirigirse a la dama”. En su presentación, el experto agregó que Castro prescindía de referencias eróticas al cuerpo de la mujer, incurriendo en “una idealización extrema de la amada (…) La percibe plena de cualidades espirituales que él valora al máximo”.

El profesor señala que las epístolas dan luces de la relación del autor con Rancagua. “Era una persona muy sensible, que leía mucho y hacía poesía, enviándola a revistas. Aquí se sentía aburrido, falto de espacio vital y cultural. Lo que más deseaba era viajar y salir afuera, pero luego se enfermó y no pudo. Como máximo iba a Santiago o Pichilemu”, relata.

Además de las cartas, el libro contiene un prólogo de Patricio Lizama, profesor de Letras de la Universidad Católica y doctor en Literatura. De acuerdo con María Angélica Zegers, dicha sección “guía al lector en cuanto a cosas en las cuales debería fijarse”.

Respecto a las misivas, detalla que “recorren un año de la vida de Óscar Castro. Lamentablemente no tenemos las respuestas de Estela, porque él pidió quemar su correspondencia no sólo (dirigida) a ella, sino que a diferentes personas (…) Son cartas que hoy a cualquier joven le pueden parecer fuera de lugar, (ya que emplean) un lenguaje que no se usa. Incluso pueden ser consideradas como cursis, pero los invito a leerlas, porque el sentimiento que producen es atemporal”.

A su juicio, las epístolas “ tienen sentimiento, pasión y de verdad enternecen, porque también dan cuenta de la vida en Rancagua a principios del siglo XX. Además el libro posee muchos elementos anecdóticos acerca de la cotidianidad. A pesar de que no fueron hechas para ser publicadas, son una obra literaria. Eso siempre representa una tensión para la familia y el editor. Pero como dijo Luis Agoni, cuando alguien pasa ser a parte del patrimonio cultural del país, uno se da ciertas licencias. Porque es tan bonito, da valor a la cultura del país. Dar a conocer estas cartas, es más importante incluso”.

Horacio Sepúlveda es sobrino de Estela. En sus palabras, la enamorada del poeta le encargó a su padre que las misivas “se fueran a la tumba con ella, pero él prefirió cederlas al municipio (…) No vislumbramos la importancia que podían tener, pero creo que el más visionario fue Roberto Sepúlveda; percibió su relevancia y buscó el modo de donarlas a quien las atesorara por lo que son. Se trata de un aporte valiosísimo, ya que son textos de los cuales los cercanos al poeta no tenían noción”, remata.

Continuar Leyendo

Actualidad

Falleció antigua profesora del Instituto Sagrado Corazón

Publicado

el

Durante la madrugada de hoy, en su casa falleció la antigua profesora del colegio Instituto Sagrado Corazón de Rancagua Violeta Pino . Ella por largos años enseñó a las alumnas de la congregación y terminó su vida laboral como bibliotecaria del establecimiento.

Sus restos están siendo velados en la capilla nuestra Señora de la Valvanera ubicada en av El Parque 309 en Rancagua , este viernes a las 15 horas en la misma capilla se realizará una misa por su eterno descanso. Posteriormente su funeral se realizará en cementerio Parque Jardín Las Flores en Machali.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080