Síguenos

Editorial

Nueva marca grafica de Rancagua, no contempla la historia de la ciudad

Publicado

el



Alejandra Sepulveda

Jefe de Informaciones

Máster en  Patrimonio Internacional y gestión de desarrollo local.

Universidad de Barcelona



Los mal llamados logotipos o marcas graficas de una ciudad son una herramienta de branding del lugar, y la nueva imagen presentada por la Municipalidad de Rancagua no contiene nombre, tipografía, color, dibujo o complemento característico de nuestra ciudad. Lo que hace es borrar toda la historia y dejar la ciudad sin imagen con que definir a Rancagua para su promoción.

Si usted ve este nuevo icono, no es diferente a cualquier aplicación web, sin identidad y sin enraizamiento en un componente común para los habitantes del lugar.

Para la creación de una nueva “imagen ciudad” lo primero que debemos hacer es una estrategia que nos hable de los atributos de esa ciudad, aquellos que queremos poner en valor y comunicar, así luego se refleja en los medios comunicacionales donde acompañamos a la nueva marca grafica.

En este caso queremos pensar que estamos dando paso a la nueva Rancagua digital, una Smart city donde la tecnología ayude a mejorar las relaciones y vivencias entre sus habitantes, ya que el logo viene acompañando a la APP de la ciudad lanzada hace algunos meses.

Pero ¿ser modernos es sinónimo de borrar la identidad? Eso no lo creo, hoy el municipio está viviendo una acción dicotómica, donde por un lado se crean rutas turísticas basadas en la historia y patrimonio de nuestra ciudad y, y por el otro, se pretende borrar los iconos que nos caracterizan. Un ejemplo de esto es no contar actualmente con un plan de desarrollo económico, turístico o cultural a largo plazo y con participación de los diversos componentes sociales como son empresarios, vecinos, entre otros. 

Si una ciudad quiere transmitir un mensaje determinado a sus residentes, a sus turistas o a sus públicos potenciales debe aprovechar la marca gráfica para trasladar ese mensaje. De esa manera, ¿Cuál es el mensaje de esta nueva marca gráfica?, ¿Qué diferencia esta marca de otras que vemos todos los días?, ¿tiene que ver esta marca con la ciudad y sus habitantes?

Se supone que una ciudad que quisiera presentarse como dinámica y vibrante, debería contar con una marca gráfica que transmitiera esa sensación; de la misma forma, una ciudad que deseara transmitir una imagen de lugar cultural e histórico, debería inspirar esa impresión ya desde la elección de la tipografía, los colores y las imágenes asociadas que deben dar materialidad a su nombre.

Algunos académicos y profesionales opinan que la marca gráfica tiene una función comunicativa importante, en cuanto que es capaz de dar consistencia, coherencia y continuidad a los valores transmitidos por todo tipo de canales.

Por ejemplo José Fernández Cavia es Jefe del Departamento de Comunicación de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Explica que el famoso I amsterdam no es solo un elemento decorativo, es toda una declaración de cómo la ciudad quiere presentarse ante sus públicos, externos o internos. El azul característico de la marca gráfica de Porto no es una elección al azar, sino la decisión intencionada de conectar con el pasado histórico de la ciudad y con uno de sus elementos culturales característicos. ¿qué representa el color rojo en el nuevo logo? ¿Qué representa su borde redondeado cuando siempre nuestra ciudad ha sido característica por su damero central? ¿Qué conexión tienen  la raya sobre la R con los habitantes de la ciudad?

Estas son algunas de las preguntas que debieron hacerse los diseñadores y mandantes de la “nueva imagen” que nos representará a todos los Rancagüinos.    

Kelly, M en  “Analysing the complex relationship between logo and brand” señala que “la marca gráfica desempeña un papel relevante en el proceso de place branding, ya que tiene como objetivo despertar percepciones y crear asociaciones a una velocidad que ninguna otra forma de comunicación puede alcanzar”.

Ahora hago la última pregunta, ¿representa o quiere usted que este nuevo logo represente nuestra ciudad?

Anuncio Publicitario

Editorial

EDITORIAL: Felices Fiestas Patrias

Publicado

el


Estos días hemos hablado de las negras cifras que trae consigo el mes de la Patria, donde debido de la imprudencia de muchos se deben lamentar cientos de muertes producto de los accidentes de tránsito, hilo curado e intoxicaciones. Pero Septiembre es mucho más que eso, es uno de los pocos feriados donde la familia puede disfrutar en conjunto y por más de un fin de semana.


En esta fecha se resaltan las tradiciones, los paseos al aire libre, los asados grupales y encumbrar volantines. Tomamos vino tinto, los más osados terremotos, comemos empanadas y hasta saltan unas payas entre los más talentoso, momentos que en el paso de nuestros años serán los más apreciados, ya que son estos momentos que nos hacen recordar el disfrutar de la vida.


Hay quienes están en desacuerdo en los feriados y la reducción de horas de trabajo en los días previos a estas fiestas debido a la baja en la productividad, pero no solo de dinero vive el hombre, también se alimenta del disfrute, el compartir y sobre todo el querer. Qué mejor de esta fechas para retomar energías con cariño para poder seguir laborando con ganar y entusiasmo en lo que queda de año.

Luis Fernando González
Sub Director

Continuar Leyendo

Columnas

La trascendencia en cuidados del pie: del error al horror

Publicado

el


Por: Patricia Olavarría Ochoa
Jefa de Carrera Técnico en Podología Clínica
CFT Santo Tomás Rancagua

Las enfermedades y dolor de pies afectan la calidad de vida y movilidad de millones de personas alrededor del mundo, especialmente cuando se trata de adultos mayores, diabéticos, obesos o personas con patologías de base.


Hoy se entiende que existe una relación directa entre la salud de nuestras extremidades inferiores y el bienestar general que podemos llegar a tener como personas y nuestra calidad de vida. Por esta razón, es fundamental tener los cuidados y seguir los consejos que especialistas nos proporcionen.
Si pensamos en conceptos tales como equivocación, inexactitud, confusión, descuido, nos referimos definitivamente a la comisión de un error, en algunos casos involuntariamente. Si este error correspondiera a una situación susceptible de ser corregida, entonces podríamos realizar un ejercicio que nos permita evitar nuevamente esa conducta o actitud y el tema se resuelve.


Distinto es cuando conscientemente caemos en situaciones difíciles y delicadas que no sólo afectan al individuo, sino que traspasa a su núcleo familiar, entorno y también al país. De tal manera, estamos hablando de errores que pueden llegar a la consternación, espanto y horror, porque no hemos asumido nuestra condición, no hemos seguido las indicaciones médicas y de especialistas y nos vemos envueltos en graves e irreversibles estados de salud.


La pretensión de este artículo no es asustarlos, es simplemente intentar crear conciencia, especialmente apuntando al autocuidado, no sólo a pacientes diabéticos, sino a toda la población. Los pies deben ser tratados por especialistas, es decir, un Técnico de Nivel Superior en Podología Clínica, único profesional facultado por el Ministerio de Salud para atender podológicamente los pies de pacientes diabéticos compensados, sin realizar tratamientos invasivos. Es relevante el control mensual con estos profesionales para mantener la salud de sus pies.


No es desconocido que una de las pandemias mundiales es la Diabetes Mellitus, cuyo destino inevitable, si no se siguen las indicaciones médicas y especialistas, puede llegar a la amputación de sección o totalidad de la extremidad inferior. Esto impide una vida normal para el individuo, familia y entorno, afectando su situación laboral, económica y autoestima, debido a largos tratamientos para recuperar un estado de salud que permita volver a ser un trabajador activo. Por lo tanto, también afecta directamente a la economía del país, dado que estos recursos podrían ser utilizados en otros beneficios que la ciudadanía pudiera requerir. Los pies sanos, nos proporcionan poder “pasearnos por la vida” con seguridad, tranquilidad y felicidad, además de mejorar nuestra calidad de vida y autoestima.

Continuar Leyendo

Columnas

La deuda presupuestaria con la salud mental de los chilenos

Publicado

el

Los trastornos que afectan la salud mental de las personas se encuentran estrechamente relacionados a los estilos de vida y las condiciones de riesgo psicosocial, las cuales son desiguales según nivel socioeconómico, edad, sexo y etnia, entre otros variables.


Sabemos que las inequidades en el acceso al bienestar se acumulan para los grupos más vulnerables en cualquiera de estas dimensiones. Por ejemplo, las condiciones de acceso a la salud serían considerablemente menores para una mujer de 70 años que vive en la comuna de Hualaihué (Región de Los Lagos) que para un hombre de 30 años que vive en la comuna de Santiago. De ahí la importancia de generar instancias que permitan tomar conciencia sobre los diversos modos de enfermar de la población y eliminar el estigma social asociado a este tipo de desórdenes.


En ese sentido, abordar los trastornos anímicos y mentales, y reflexionar acerca de su ligazón con los estilos y la calidad de vida de las personas es primordial. Por otra parte, realizar actividades que contribuyan a la comprensión de las necesidades de las personas que padecen este tipo de perturbaciones, ya es un imperativo como sociedad.


Se espera que un mayor conocimiento acerca de este tipo de enfermedades, vaya aparejado de mayor conciencia acerca de las condiciones de vida que acompañan el surgimiento de determinados modos de enfermar y de la importancia de contribuir como sociedad a mejorar las condiciones de vida de la población, orientando el trabajo de los equipos y las comunidades a la prevención, tal como lo propone el Plan Nacional de Salud Mental (Minsal, 2017).


Sin embargo, más allá de estas modificaciones culturales, se hace urgente que el Estado de Chile aborde su histórica deuda con la salud mental de los chilenos.


En un artículo de Errázuriz, Valdés, Vöhringer y Calvo (Revista Médica de Chile, 2015) se revisan cifras que revelan un deficiente financiamiento de la salud mental, el cual tampoco ha aumentado de acuerdo a los objetivos del Ministerio de Salud. Por otra parte, según el Informe Anual Estadísticas de Licencias Médicas y Subsidio por Incapacidad Laboral de la Superintendencia de Salud (2019), las licencias médicas tramitadas por afecciones de salud mental encabezan el gasto nacional en coberturas de salud y han aumentado 12,3% entre 2017 y 2018.


Considerando la intención de otorgar una atención digna a los pacientes que padecen trastornos de salud mental, sería deseable aumentar el porcentaje del presupuesto público de salud a este ítem, así como estudiar qué patologías mentales requieren ser incluidas dentro de las nuevas enfermedades del plan AUGE/GES. Sin embargo, se requiere también avanzar con mayor propósito en las promesas del Plan Nacional de Salud Mental, orientadas desde figura de derechos humanos, especialmente en la perspectiva de participación en salud y que implica un cambio cultural importante en la comunidad.


En este sentido, el abordaje de este tipo de enfermedades no puede ser en la misma lógica de las afectaciones somáticas, dado que su curso depende, en una buena parte, de las condiciones de vida de quien las padecen. Se requiere, entonces, de presupuestos orientados a impulsar cambios en los hábitos, transformaciones culturales y relacionales orientadas a la integración social y la inclusión, tareas en las que nuestro país recién se inicia.

María Ester Buzzoni
Psicóloga y docente Universidad San Sebastián

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080