Síguenos

Columnas

Antropologia de la mujer

Publicado

el


La antropología es una ciencia que nace en el siglo XIX desarrollada por varones, intenta producir conocimiento sobre el ser humano, abarcando la evolución biológica y los modos de vida de las sociedades anteriores como actuales y sus expresiones culturales.


La existencia de los precursores a nuestra especie data de 6 millones de años y desde hace 100.000 años existían varias especies humanas en la Tierra. El Homo sapiens superó a sus otros rivales humanos, debido al privilegio de desarrollo de la masa encefálica con su potencial de inteligencia en desmedro de otras funciones determinando que los recién nacidos presenten un grado de prematurez, incapaces de alimentarse y sobrevivir por sí mismos, imponiendo severas restricciones a la libertad de circulación de su madre, que a su vez se volvió dependiente del padre para proveer las necesidades de la vida.


Estos hechos inherentes al desarrollo y mantención de la especie grafican la importancia y reconocimiento del rol de la maternidad elemento crucial para entender el estudio antropológico, cuyo interés y estudio data de la segunda mitad del siglo XX.


Saber el cómo y el cuándo los hombres empezaron a atribuirse el poder sobre las mujeres es una incógnita que ha llamado la atención de las investigadoras feministas. Los estudios sobre este tema no han logrado desvelar cuál fue la causa de una situación que ha perdurado por siglos, y que aún sigue vigente en la mayoría de las sociedades.


Durante siglos las mujeres estuvieron vetadas en áreas del conocimiento: arte, literatura, el gobierno, la música, la ciencia. A partir del siglo XIV, algunas buscaron salir del anonimato impuesto a través de las letras. En el siglo XIX ganan un mayor espacio, con la revolución industrial se provoca la ruptura del modelo doméstico tradicional pudiendo formar parte del engranaje productivo. En el siglo XX las feministas tomaron mayor fuerza política y académica en la búsqueda de liberación de la mujer, denuncian la opresión que el hombre ejercía sobre la mujer, movimientos que tomaron fuerza a partir de los años 60. Sus logros son incipientes en muchas sociedades actuales, en donde la cultura, legitima la desigualdad entre hombres y mujeres. En numerosos países la violación de los derechos fundamentales hacia la mujer se toma como algo «natural», instituyéndose en la sociedad una misoginia colectiva. Hoy existen muchas culturas donde la mujer no tiene prácticamente ningún derecho como India, Etiopía, el Congo o China.


La distinta biología de varones y mujeres fundamentaría, la creación de los roles de género, pero su jerarquización masculino- superior/ femenino- inferior sólo se explica como resultado de una valoración cultural, destacan la carencia de poder en las relaciones personales, laborales, económicas, sociales profesionales y políticas. Tienen hijos y en la mayoría de los países los crían. Muchas desarrollan tareas dobles, en el hogar y en el trabajo.


En Chile en 1949 se concede derecho a voto a la mujer. En 1950 la radical Inés Enríquez Frodden, es la primera parlamentaria elegida diputada por Concepción. Han luchado por décadas por el reconocimiento de su ciudadanía plena, las condiciones actuales revelan que el proceso no resultó exitoso, son víctimas cotidianas de violencia simbólica y física.
La representación parlamentaria actual es 26% en el senado y 22,5% de diputadas. Los países de comunidad europea superan 35% de participación femenina, situación que avala logros de demandas concedidas como por ejemplo el aborto voluntario asumido por muchos países.


La participación laboral en nuestro país ha aumentado 10% en 20 años, la brecha salarial no baja del 24%. En 2017, 48,5% de mujeres trabaja, del total de ocupadas 31,9% se desempeña en el sector informal.
El ingreso a la educación superior data de 1877 en nuestro país, con aumento progresivo asistiendo hoy en día también a fenómenos mundiales como la feminización de la medicina, estudian más mujeres que hombres, como en casi todas las carreras de la salud.


Concluimos, aunque el varón y la mujer son iguales ante la ley ha sido necesario establecer mecanismos e instituciones para garantizar la igualdad y promover la equidad de género, además de proteger la organización y el desarrollo de la familia, abordando además la violencia contra las mujeres en los distintos espacios. El concepto de equidad está vinculado a la justicia, imparcialidad e igualdad social, dista mucho de nuestra realidad y la de muchos otros países ya que las diferencias socioeconómicas son un factor que marca e impera frente a las oportunidades, ricos y pobres no tienen las mismas, por lo que la equidad de género quimera deseada ciertamente está influenciada no tan solo por la cultura sino por otras variables.


Dr. Jorge Cabrera Ditzel
Profesor Titular de Obstetricia y Ginecología
Universidad Andrés Bello

Anuncio Publicitario

Columnas

El “Regimiento de Dragones de Sagunto” y las “Milicias” del Rancagua colonial

Publicado

el

Ayer 19 de septiembre, se conmemoró en todo el país el “Día de las Glorias del Ejército de Chile”, fecha en la que se realiza en Santiago la tradicional Gran Parada Militar, aplaudida por miles de asistentes que la ven en directo en la elipse del Parque O’Higgins en Santiago, y por millones de personas que la contemplan y admiran a través de las pantallas de televisión.

                Más de alguien se preguntará desde cuándo nuestro país tiene fuerzas armadas. Quizás habría que remontarse a las más primitivas: aquellas que el joven cacique araucano, Lautaro, logró formar y disciplinar medianamente, para enfrentarse al poderoso ejército de los conquistadores hispanos.

                También se podría decir que la primera “fuerza armada” que se formó en la villa de Santa Cruz de Triana, actual ciudad de Rancagua, fue la pomposamente llamada “Regimiento de Dragones de Sagunto”, creada aproximadamente en el año 1785, cuyo Comandante fue el también primer Alcalde del Cabildo, don Bernardo de la Cuadra Echaverría a quién sucedió en el mando, por varios años, el Coronel don Francisco Xavier Palacios del Pozo.

                Los patriotas (chilenos) todavía no se rebelaban contra los realistas (españoles). A la “Milicia de Rancagua”, junto a la de Melipilla, se le asignó la tarea de “resguardadoras del orden”, el 18 de septiembre de 1810, como lo he recordado en los últimos días en esta columna. Podrían considerarse como las primeras “fuerzas armadas” de la villa heroica, lejanas precursoras, aunque nada tienen que ver con el actual glorioso Ejército de Chile, que tomó forma definitiva durante el Gobierno del Director Supremo, General Libertador don Bernardo O’Higgins.         

                La Milicia de Rancagua tuvo su bautismo de fuego en el Combate del Membrillar, el 20 de marzo de 1814, en donde encontró la muerte su Comandante don Agustín Almarza, primer héroe rancagüino que murió luchando en la Guerra de la Independencia, meses antes de la Batalla del 1 y 2 de octubre.

(Resumido de uno de los capítulos

del libro  “Rancagua en la Historia”)                                                                                                                                                                                                                                                

Continuar Leyendo

Columnas

No a las dietas détox post “18”

Publicado

el

Durante Fiestas Patrias, los adultos chilenos consumen una gran variedad de alimentos en una sola comida, llegando a aumentar hasta el doble de su ingesta calórica en el día. Esto provoca una subida de peso que fácilmente puede ser de 2 a 6 kilos en promedio al término de las fiestas. En ese momento, ad portas del verano, aparecen se ponen de moda dietas express que prometen hacer bajar de peso rápidamente.

Entre ellas está la dieta “détox”, “antiox” o “antiedad” que promueve que cada cierto tiempo al organismo le hace muy bien depurarlo de toxinas. Se trata de una dieta basada en jugos o batidos desintoxicantes e incluso ayuno con batidos en base a verduras o frutas. Según sus seguidores, se purifica el organismo de las “toxinas modernas”, ya que los nuevos tóxicos son disruptores del sistema endocrino que el cuerpo no sería capaz de eliminar. El resultado sería una piel radiante y una salud de hierro.

Pero la realidad es diferente. La dieta de desintoxicación posee escasa evidencia clínica que haya demostrado de manera convincente que es beneficiosa o segura como tratamiento para el sobrepeso u obesidad. Por el contrario, realizar ayuno en base a batidos de verduras o frutas sin la supervisión de un profesional puede tener efectos adversos: alteración del metabolismo y conducir a un aumento de peso por efecto rebote, generar alteraciones hidroelectrolíticas y déficit de micronutrientes. Si a ello le sumamos actividad física, los efectos pudieran ser más peligrosos.

El objetivo de todo tratamiento nutricional es que las personas mejoren sus hábitos alimentarios y que perduren en el tiempo. La bajada de peso en forma rápida, sin una alimentación variada, suficiente y equilibrada, puede llevar a la pérdida de masa muscular, tejido metabólicamente activo y fundamental en los procesos metabólicos.

Además, en los seres humanos las toxinas son eliminadas del cuerpo a través del hígado y los riñones, órganos encargados de descomponer y excretar estas toxinas como parte de su función en condiciones normales de salud, independiente de la dieta.

Por esto, esta alternativa parece ser otra dieta de moda, tal como lo fueron en su época la del vinagre de manzana y la sopa de repollo, entre otras.

Por tanto, la invitación es disfrutar las Fiestas Patrias junto a la familia y amigos, degustar la comida de manera consciente, observando todo lo que ingerimos, respetando, por ejemplo, el tamaño de las porciones, los horarios habituales de comida, la inclusión de ensaladas verdes en los platos y limitar el consumo de alcohol. Somos los únicos responsables del cuidado de nuestro cuerpo y nuestra salud.

Adela Walter
Académica Escuela de Nutrición y Dietética
Universidad Finis Terrae

Continuar Leyendo

Columnas

La creación Habla

Publicado

el


“Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol; Y éste, como esposo que sale de su tálamo.


Se alegra cual gigante para correr el camino. De un extremo de los cielos es su salida, Y su curso hasta el término de ellos; Y nada hay que se esconda de su calor.” Salmo 19:1-61:20
“Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.” Romanos 1:20.


Esta es una de las declaraciones bíblicas más claras de que la naturaleza en sí misma está destinada a mostrar la grandeza de Dios. Estas palabras están en el tiempo presente. Es decir, los cielos «están contando», y el cielo está «anunciando» la obra creadora de Dios. Es una exhibición continua. Lo que vemos en la naturaleza está pensado para mostrarnos constantemente que Dios existe y nos dice lo sorprendente que el Creador en verdad es.


Cuanto más aprendemos acerca del universo, más claramente podemos ver la obra de Dios. Un ejemplo perfecto de esto es la cosmología moderna del «Big Bang». Previo a esta teoría, los científicos y los ateos suponían que el universo era eterno. La combinación de las teorías de Einstein y los avances en la física, han dejado claro que, en realidad, el universo tuvo un «principio»
Los astronautas han podido de hecho caminar físicamente sobre la misma luna que David pudo observar sólo a distancia, pero todo el conocimiento que hemos obtenido acerca del universo en el que vivimos solamente sirve para profundizar mucho más aun, nuestra impresión de la tremenda sabiduría y poder de Dios.


Estos billones de galaxias en rotación siguen su curso silencioso en las profundidades del espacio, y todo funciona en perfecta unidad y armonía. Esto fue lo que impresionó al salmista, que irrumpe con esta exclamación ¡Oh Jehová, ¡Señor nuestro, Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra!
Ya que «los cielos cuentan la gloria de Dios», una persona sólo necesita mirar honestamente el mundo alrededor de él, a fin de darse cuenta de que Dios existe. El rey David exclamaba “¡Oh Jehová, Señor nuestro, ¡Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra!… “” Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, ¿para qué lo visites?”.


Al igual que el rey David debemos Levantar en alto los ojos, y mirar la grandeza de Dios su fuerza su poder, su dominio, pero que a su vez esta contemplación nos lleve a alabar y dar gracias a Aquél que es el resplandor de Su gloria, y la imagen misma de Su sustancia.
No hay excusa para no acercarse a Dios, por el contrario, los cielos, la Biblia, están hablando y nos invitan a colocar nuestra fe en el Dios creador que se hizo carne en la persona de nuestro Señor Jesucristo con el propósito de perdonar nuestras faltas y darnos vida en abundancia.


Pastor: Alejandro H. Cabrera C.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080