Home » Editorial » Columnas » Día mundial de los humedales

Día mundial de los humedales


Este 2 de febrero se celebró el Día Mundial de los Humedales.
Los Humedales son zonas húmedas sobre superficies terrestres; los cuales forman ecosistemas para diferentes seres vivos. Como dato anecdótico para los seres humanos, desde el año 1700 que los humedales del planeta se vienen destruyendo hasta llegar a la cifra de un 90% en destrucción. Con ello, son muchos los cambios ocasionados y la continua aceleración del Cambio Climático y el Calentamiento Global han afectados nuestros humedales y medioambiente.


En Chile, contamos con aproximadamente unos 18 mil humedales; de los cuales sólo el 2% se encuentran protegidos. Y pese a esta pobre cifra de algún tipo de protección, son los humedales quienes albergan un refugio para aves, peces, reptiles, anfibios; entre otros. Entonces, estamos hablando de vidas con múltiples beneficios para el medioambiente. Sin embargo, por falta de no sé qué, el Hombre decidió no protegerlos y dejarlos casi al punto de la desaparición. Por ende, acrecentamos y aceleramos la desaparición de especies nativas de vegetales y seres vivos. Pero no todo es malo, se sabe que el Gobierno por medio del Ministerio del Medioambiente, realizan esfuerzos humanos y económicos por salvar y proteger un cierto porcentaje de lo ya mencionado.


Si pensamos que hoy en día se cuenta con más tecnología que antes en la utilización de Energías Renovables, ¿qué nos detiene en no crear más proyectos que vayan en búsqueda de la salvación de estos y otros cuantos más ecosistemas?.


A modo de aporte humano y ambiental y sólo utilizando la tecnología creada por el hombre, se puede pensar en lo siguiente:
Un Proyecto que considere en rescatar extensiones de terrenos de riberas, mediante la creación de un humedal y la plantación de árboles autóctonos. ¿Cómo? El humedal forma parte de un circuito ecológico cerrado, que consume únicamente energía generada por el Sol; ya que el agua extraída mediante tecnología de placas solares se filtra hacia capas profundas de la tierra, volviendo de nuevo al mismo acuífero.
Así, se pueden recuperar áreas degradadas y generar refugios para las especies vivas.


Este tipo de proyecto, constituye una novedosa forma de convivencia entre la mejora del medio natural y la utilización de energías renovables.
¿Cuánto ganamos medioambientalmente versus cuál es el gasto económico en generar estos proyectos? Es por esta razón que falta voluntades humanas en invertir en esto.

Rodrigo Hernández
TÉCNICO PROFESIONAL UNIVERSITARIO QUÍMICO FÍSICO

Comentarios