Síguenos

Destacada

Falleció Héctor ‘Charro’ Cortés, primer jefe chileno de El Teniente

Publicado

el

A los 90 años partió quien también fuese ex presidente de Club Deportivo O’Higgins.

Marcela Catalán

Durante la madrugada de este domingo 10 de febrero y en medio del sueño, a los 90 años, falleció Héctor ‘Charro’ Cortés Rodríguez, quien fue el primer jefe chileno que tuvo Teniente cuando todavía estaban los norteamericanos. El también ex presidente de Club Deportivo O’Higgins, dejó a su esposa Blanca Vitaglic, a sus hijos Ana María, Óscar y Héctor, además de diez nietos y siete bisnietos.

El legendario trabajador de la mina, el cual llegó a ser su superintendente, fue llevado el domingo a Funeraria Paz, con fin de realizar allí su velorio. Su misa fúnebre estaba programada para este lunes, a eso de las 15 horas en la Iglesia Divino Maestro de la capital regional, para luego ser trasladado a Machalí.

De acuerdo con Pedro Pablo Cortés, nieto del ‘Charro’ —apodo que se ganó, en vista del bigote que lucía—, su abuelo falleció en Villa Triana, donde vivía con su esposa hasta hoy. “Lo recuerdo como una persona brillante, la más inteligente que he conocido. Gracias a él, somos lo que somos. Era sabio, muy carismático y potente. Alguien excepcional, un ejemplo de vida. Hizo mucho por la comunidad, por lo que hasta hoy era muy querido y recordado, incluso tras salir de la vida social”.

Felipe Cortés añade: “Era muy cercano. Viví unos años con él, por lo que fue parte importante de mi existencia. Me apoyó y forjó quien soy. Estoy muy agradecido por eso”, sostiene su nieto.

Héctor Albornoz fue subalterno del ‘Charro’, junto al cual trabajó por alrededor de tres décadas. Él incluso fue su padrino de boda por la Iglesia. “Era un gallo extremadamente buena onda, pero siempre que considerara que usted fuera buena onda. No le gustaban los flojos, lo que dejaba muy claro. Parecía brusco, aunque era muy humano. Era un minero de excepción, de esos que se extrañan: era dedicado a su pega, a ser exitoso en ese ámbito. Las olía todas. Cuando uno quería hacer cosas, olía dónde estaba lo bueno o lo mano. Dominaba por completo la mina, algo que todos los antiguos apreciábamos. Estoy muy orgulloso de haber logrado ser su amigo”.

Juan Nuñez también lo conoció en Teniente. Hace años que no se encontraban, pero uno hijo lo alertó acerca de su fallecimiento, y quiso ir a despedirlo en su velorio. “Lo recuerdo como una persona muy leal y derecha. Era muy buen jefe. Él sabía todo, era imposible hacerlo leso; sabía al tiro cuando le estaban mintiendo. No lo veía hace tiempo, de hace años, ya que él había estado en Viña. Era muy allegado a uno, le daba confianza. Era un líder, en todo sentido de la palabra”.

Su nieto Daniel García lo describe como “el mejor abuelo que pude tener. Era maravilloso, nos dio todo. Me crié con él, cuando vivía en el Estadio El Teniente, en lo que ahora es la Fuente Millán. Él ayudaba a harta gente, ya que pertenecía al Rotary y fue presidente de Club Deportivo O’Higgins, además de candidato a alcalde en su minuto”.

Sofía Sepúlveda, la mayor de los siete bisnietos de Héctor Cortés, lo define como “un excelente bisabuelo, preocupado por sus nietos. Era muy esforzado y amoroso con la familia. Siempre preguntaba por todos, a pesar de que ya estaba con alzheimer. Cuando él vivía en Reñaca, pasaba metido en la cocina. Cocinaba exquisito, hacía unas albacoras muy ricas”, rememora la joven de 20 años.

Anuncio Publicitario

Cultura

‘Zurita verás no ver’ muestra cómo el escritor se aferró al arte para sanar las heridas infringidas por la dictadura

Publicado

el

El documental es exhibido en Rancagua gracias a MiraDoc, el viernes 11 y los sábados 19 y 26 de octubre, en Avenida Cachapoal N°90.

Raúl Zurita no es sólo un gran poeta chileno. Rockero (ha tocado junto a Electrodomésticos, como también con González y Los Asistentes), activista por los derechos de la ciudadanía, se ha transformado en una gran figura pública. Un creador sensible que además lleva 17 años luchando contra el parkinson. La cineasta Alejandra Carmona Cannobbio lo retrata y homenajea en ‘Zurita verás no ver’, cinta que pasó por festivales como Visions Du Reel, Valdivia, Fidocs, Antofagasta, Femcine, Cinèlatino y Bafici.

Gracias a MiraDoc el filme fue estrenado en Rancagua el 5 de octubre, en la Biblioteca Eduardo de Geyter (Avenida Cachapoal N°90). La cinta volverá a ser mostrada el viernes 11, a las 18:30 horas, aparte de los sábados 19 y 26 de octubre, a las 16 horas. La entrada general cuesta $1500, mientras que estudiantes y tercera edad cancelan $1000.

El documental muestra cómo el escritor se aferró al arte para sanar las heridas que sufrió durante el golpe de Estado en Chile. El Premio Nacional (2000) efectuó acciones poéticas desesperadas que impregnó en su propio cuerpo, en el de la tierra y del cielo. Hoy, en el norte del país, imagina la obra de su crepúsculo, una propuesta monumental para la que aún busca financiamiento: ‘Verás un mar de piedras’ son 22 frases proyectadas con luz sobre los acantilados de Pisagua, lugar donde se encontró la mayor fosa común de detenidos desaparecidos de la dictadura. Los enunciados sólo pueden ser observados desde el mar y a medida que anochece, hasta desvanecerse con el amanecer. “Y llorarás” es el último.

De acuerdo con Alejandra Carmona, el filme visita algunos capítulos de la vida del vate, ayudando a entender “cómo la poesía y el arte pueden ser una tabla de salvación ante las injusticias del mundo”. A su juicio, él dio “voz al dolor del pueblo chileno, a las miles de víctimas de la dictadura que ya no pueden hablar”.

La realizadora agrega que la propuesta también atiende el parkinson del autor y cómo logra superar las dificultades. “A pesar de todo, la película al final es un canto a la vida y a la esperanza”.

La directora se sintió atraída por la figura del escritor cuando, a los 17 años de edad, lo vio recitando en la Universidad Católica. “Sentí que era un personaje poseído por la poesía, que la encarnaba con todo su ser, con todo su cuerpo. Eso me llevó a buscarlo casi más de 30 años después, para conocerlo en profundidad. Lo que descubrí fue no sólo un gran artista y poeta, sino que ante todo un ser humano íntegro, generoso, de una gran humildad”.

Continuar Leyendo

Cultura

Artista Felipe Letelier expuso pinturas en Colegio Patricio Mekis

Publicado

el

El Colegio Patricio Mekis de Rancagua abrió sus puertas para acoger una exposición pictórica. Sí, ya que hasta sus dependencias llegó el artista regional Felipe Letelier, quien presentó una serie de obras. Éstas pudieron ser apreciadas por toda la comunidad educativa y vecinos del sector. El autor fue recibido por el director del establecimiento y la encargada de la actividad, Julio Lagos y Pamela Henríquez, respectivamente. Esta última funcionaria también es bibliotecaria del recinto.

«Hay una necesidad imperiosa de volver a mirar el arte en la enseñanza, vincularnos con las emociones y la creación. Por eso voy a las escuelas, para interactuar con los niños y niñas de mi región», manifestó Letelier.

Continuar Leyendo

Cultura

Exposición de Leonardo Soto Calquín resalta la inmigración

Publicado

el

La muestra comenzó en agosto a itinerar por distintas comunas de la región y hoy se encuentra en el Museo Histórico de Graneros.

Una serie de veinte pinturas de gran formato, de 130 por 87 centímetros cada una, realizadas en óleo sobre tela para retratar a inmigrantes que llegaron a Chile durante los últimos años. De ello trata la más reciente exposición inaugurada por el artista local Leonardo Soto Calquín, quien destaca por su gran capacidad para plasmar el rostro y cuerpo humano en sus lienzos.

La iniciativa fue financiada por un Fondart Regional y comenzó a itinerar en agosto por comunas de O’Higgins, realizándose su inauguración en agosto en la Casa del Pilar del Museo Regional de Rancagua. Hoy se encuentra en el Museo Histórico de Graneros, donde podrá ser apreciada hasta el 23 de octubre.

La propuesta ya estuvo en Machalí, San Fernando y Pichilemu, pero todavía falta que visite Lolol, Requínoa, Nancagua y Pichidegua. Los cuadros fueron elaborados entre 2018 y 2019.


De acuerdo con el artista, el proyecto nace a partir de su propia historia. Y es que vivió como inmigrante durante su estadía de casi diez años en España. De dicha experiencia destaca la “buena acogida que siempre tuvo y el trato cordial de su gente”.

“Es por eso que frente a las interrogantes que genera el fenómeno de la inmigración en Chile”, la exposición propone aproximarse a la realidad multicultural mediante la creación. Aquello, “siempre desde la igualdad y el respeto, para visibilizar a quienes vemos a veces con desconfianza o distancia”.

Además, Soto Calquín recuerda que si bien siempre se ha considerado el territorio nacional como una isla, debido a sus particularidades geográficas, “hoy nuevamente es visto como un lugar de encuentro. Ya lo fue en el pasado, con la convergencia entre incas, diaguitas, picunches, mapuches y todos nuestros antepasados originarios; o como lo fue después, a partir del asalto europeo y el posterior colonianismo”.

El pintor agrega que “desde entonces” Chile ha sido conformado “por la gente y su descendencia, a través de nosotros con esfuerzo y trabajo (…) Todos aquí somos mezcla (…) Pero no tendemos a ver a los otros como nuestros semejantes y prevalece la visión europizante de la nostalgia de un país, como una extensión del sueño civilizatorio cristiano-occidental”.

El artista visual Leonardo Soto Calquín es originario de Rancagua. Estudió en el Liceo Óscar Castro, luego ingresó a Diseño en la UTEM y más adelante se especializó como Máster en Dibujo de la Universidad de Granada (España). Es académico de la carrera de Diseño de la Universidad de Chile, y ha expuesto en numerosas ocasiones, tanto de forma individual en la región, en diversas ciudades del país y en el extranjero. También forma parte de la Agrupación de Artistas Visuales de O’Higgins, filial APECH.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080