Home » Editorial » Columnas » Innovación tecnológica: Los sueños de hoy como soluciones del futuro

Innovación tecnológica: Los sueños de hoy como soluciones del futuro

Por: Leonardo Lima, Director de Marketing Samsung Chile

  • La literatura y el cine están llenos de ejemplos de cómo el ingenio y la creatividad humana han desatado la imaginación para crear soluciones que invitan a hacer posible lo imposible, cambiando el curso del desarrollo humano.

Una clásica novela escrita en 1863, pero situada en el París del siglo XX, nos presenta una ciudad con autos a gas, viajes en trenes de alta velocidad e incluso una red de comunicaciones global que permite conectar distintas regiones y compartir información.

En el Renacimiento Leonardo Da Vinci hizo lo propio desarrollando prototipos de vehículos que no se inventaron sino hasta muchos años después. En películas como Minority Report (2002) vimos la interacción con pantallas virtuales que le permitían mover objetos a distancia, algo inverosímil hace 15 años, pero que hoy parece algo trivial.

En su tiempo, todas estas ideas “imposibles” no coartaron las ganas ni las ansias de soñadores e innovadores que se inspiraron para desarrollar soluciones que sólo tenían cabida en el espacio de la ciencia ficción.

Normalmente estas innovaciones tienen sus primeras aplicaciones en el mundo científico, militar o en la carrera espacial, donde sus desarrollos han dejado tras de sí una lista interminable de soluciones que luego han tenido aplicaciones cotidianas: energía solar, comida deshidratada, aspiradoras sin cable. Pero hoy el rubro de la tecnología de consumo lidera. Y es que lo que creamos hoy como industria, permite crear el futuro.

Hoy en día, siguen surgiendo ideas rupturistas que nadie debería descartar, porque la historia nos ha demostrado que la creatividad es siempre terreno fértil para oportunidades en el futuro: ¿Qué pasaría si ese artefacto sobre el que operaba Tom Cruise en Minority Report se transformara en una moderna mesa de dibujo para un diseñador de moda o un arquitecto pudiera hacer planos sobre una pantalla proyectada en el muro de su living? o ¿Si los robots de telemedicina que hoy permiten operar a distancia fueran repensados, para, por ejemplo, darle la oportunidad a una chica en Buenos Aires para ser tatuada por el mejor especialista de Nueva York mediante la conexión de un Bot tatuador a una tablet con app de body art, sin que ninguno de los se mueva de la ciudad en la que vive?

Hace 50 años nadie podría haber imaginado que cada persona hubiese tenido la posibilidad de portar un teléfono personal; hace 40, nadie podría haber afirmado como posible que estos aparatos tuviesen conexión a Internet fueran capaces de sacar fotografías en alta resolución o incluso que se convirtieran en un dispositivo plegable. Hoy todo eso es materializable, y, es más, marcas globales como Samsung están haciendo posible lo imposible. Sin ir más lejos, veremos tecnología como ésta en el próximo Galaxy Unpacked en San Francisco, este 20 de febrero.

En Samsung, siempre hemos creído en la incesable búsqueda de la innovación y desafiar barreras, ese el espíritu que ha movido a la compañía a lo largo de su historia a no quedarse quieta ni inmóvil ante los desafíos de una nueva era. ¿Algunos ejemplos de las tecnologías que lanzó primero la compañía? La primera llamada 3G desde las alturas del Everest en 2011, y la llamada en las profundidades de la mina San José a 720 metros bajo tierra.

¿Más casos? Los primeros Smartphones con pantallas sin bordes, resistencia al agua en gadgets, filtros biométricos de seguridad, carga inalámbrica en teléfonos y relojes, el primer televisor modular del mundo con tecnología Micro Led, o el primer Smartphone plegable por presentarte como equipo final de consumo.

Sabemos que el mundo seguirá cambiando en cada giro; estamos atentos a darle una vuelta a esas ideas innovadoras para estar preparados ante cada nuevo desafío que nos permita superar las barreras del tiempo y el espacio. Y quién sabe, seguir inspirando nuevos libros y films futuristas.

Comentarios