Síguenos

Editorial

A 9 años del terremoto seguimos viviendo emergencias

Publicado

el

Alejandra Sepúlveda
Jefe de Informaciones


A casi una década del llamado terremoto 27F que sacudió la zona cetro sur de nuestro país en el año 2010, que dejó la destrucción de miles de casas e infraestructura pública, vemos que en la mayoría de los casos las construcciones ya se han levantado, quedando algunas edificaciones como la Iglesia de la Merced en Codegua esperando una reconstrucción, al igual que pobladores que todavía no pueden recuperar o renovar sus viviendas.
Pero si vemos un balance en general, pese a la fuerza de la magnitud del sismo podemos ver una mejoría sustancias, por sobre todo a las condiciones de seguridad como son las zonas de resguardo en el litoral del país, o el mejoramiento del equipamiento y protocolos de emergencias.
Pero hoy estamos a meced de un nuevo peligro, donde se ocasionan grades daños a la naturaleza, por mano del hombre. Los mega incendios forestales, al parecer ya están para quedarse, aquellos que por sus condiciones climáticas –fuertes vientos, y temperaturas- son muy difícil de controlar terminando en muy poco tiempo con la vegetación de grandes espacios territoriales.
Lo más lamentable de esta destrucción es que, en la mayor parte de las ocasiones, es provocado por el hombre. Intencional o no más del 90% de los casos somos nosotros los que causamos estos inmensos daños, que tienen un alto costo productivo, social y ecológico.
Esperemos que al igual que con terremotos, la sociedad comience a prepararse para los incendios, como prevenirlos, que hacer si conoce de un incendio que comienza a crecer, donde denunciar malas prácticas, pero en especial educarnos para evitar la devastación de la flora y fauna nativa de los lugares afectados. Además de no llegar a perder a un ser querido o nuestras viviendas en estas nuevas emergencias.

Continuar Leyendo

Columnas

El verdadero “Conoce A Tu Cliente”

Publicado

el

Jay Gumbiner, Vicepresidente de Investigación en IDC Latinoamérica

En el sector de la banca e inversiones existe un concepto llamado “Conoce A Tu Cliente”, comúnmente denominado también “KYC”, acrónimo del inglés Know Your Customer, que forma parte de procedimientos e iniciativas para prevenir fraudes y actividades ilícitas en el sector mencionado.

Para ejemplificar: recibes en tu oficina a un cliente que te entrega una maleta con millones de dólares en efectivo casi todos los meses. Comienzas a hacerte preguntas y descubres, vía Facebook, que esa persona que se presenta en tu oficina tiene fotografías con Maduro en un evento social el fin de semana anterior compartiendo un vaso de whiskey, lo que implica que, probablemente, haya algo oculto en este asunto por lo que la transacción debería quedar marcada.

Creo que el concepto de KYC es importante en nuestras actividades cotidianas, no solo desde una perspectiva de fraude potencial, sino por ser capaces de saber lo que tu empresa debería ofrecerle a sus clientes. Si no sabes quién es tu cliente, no podrás tener éxito en el negocio. Esto puede parecer muy obvio y debes estar preguntándote: ¿Cómo una empresa no va a saber quién es su cliente? Bueno, te sorprenderías.

Recuerdo, hace muchos años atrás, una interacción en una conferencia de analistas para una compañía que mantendré en anonimato por ahora, pero que probablemente puedan adivinar fácilmente. No siento culpabilidad por compartir esta anécdota porque estoy seguro que el 100% de los ejecutivos que estaban en la sala ese día ya no trabajan para dicha empresa, que hoy pertenece a otra industria.

Pero volvamos a la conferencia. Había rumores en el mercado de que la compañía en cuestión iba a comunicar que Whatsapp estaría disponible para sus celulares. Sin embargo, no hicieron mención a Whatsapp en la presentación de su roadmap para anuncios o mejoras, por lo que durante la ronda de preguntas y respuestas, pregunté sobre la aplicación y por qué no habían mencionado noticias al respecto. La respuesta del ejecutivo que estaba a cargo de sus aplicaciones, me dejó perplejo.

El ejecutivo señaló que habían cancelado los planes que tenían para que Whatsapp estuviera disponible para sus celulares ya que, llevar a cabo este plan, generaría un gran problema con sus “clientes”. Yo estaba un poco confundido ya que Whatsapp se estaba volviendo muy popular para ese entonces, así que le pregunté qué tipo de clientes no querían Whatsapp en sus celulares. Él me respondió que se refería a “sus clientes”, a los “operadores de telecomunicaciones”.

¿¡Qué!? Incluso si eran efectivamente los operadores de telecomunicaciones quienes les estaban pagando de forma directa y a quienes les enviaban containers llenos con sus productos para que estos los vendieran en sus tiendas, la empresa no parecía entender que sus clientes reales eran las personas que elegían sus celulares o los de la competencia. Después de unos años, mucho más rápido de lo que se podía esperar, esta compañía desapareció del mercado. La verdad es que no me sorprendió luego de esta experiencia.

Si bien cuidar y escuchar las necesidades de los socios de canales, siempre será crítico para las compañías que tengan una route to market de múltiples niveles (el tipo de ruta más común en América Latina), es fundamental que las compañías no confundan las necesidades de su negocio con las necesidades de sus usuarios finales. Los clientes, al final, siempre tendrán la razón.

Hemos sido testigos de este axioma en empresas de taxis, lo hemos visto en tiendas departamentales históricamente relevantes y lo seguiremos viendo a medidaque las compañías se desaceleren y algunas desaparezcan. Es clave que siempre las empresas estén al tanto de las últimas necesidades de sus clientes, pero, primero, antes de intentar entenderlas, las compañías deben asegurarse de Conocer A Sus Clientes.

Continuar Leyendo

Editorial

RECORDANDO: Por el reloj de la Plaza nunca pasan las horas

Publicado

el

Rancagua tiene una curiosa característica. En su central Plaza de los Héroes hay un reloj por el que nunca pasan las horas. Sus punteros decidieron detenerse en las 8:20 y nadie ha sido capaz de hacerlos marchar. No se sabe si se detuvieron en la mañana o a las (20:20 horas) del anochecer, pero allí está, a la vista de todos los que pasan y lo miran. Se  encuentra en lo alto del edificio de  la Gobernación (ex Intendencia), no solamente detenido, sino que también mudo sin hacer sonar su campana que hacia escuchar su rítmico sonido.

Recordemos algo de la vida del reloj estático. Fue a fines del mes de Abril del año 1930 cuando fue inaugurado en el flamante nuevo edificio de la Intendencia, construido durante la primera Presidencia del General Carlos Ibáñez del Campo.

En aquel entonces era Intendente don Fernando Jaramillo. Rancagua era la Capital de la Provincia de Colchagua, pues se había hecho la “fusión” de las Provincias de O’Higgins y Colchagua en una sola, en el primer intento de “regionalización”, que fracasó.

La instalación del reloj fue recibida con regocijo por los habitantes de la ciudad.

El poeta Alfredo Ilabaca León escribió un elogio al flamante reloj, que decía en parte:

“Ojalá que tu cuadrante luminoso marque pronto la hora en Rancagua hermosa y limpia, moderna y saludable, se yerga, con bien ganado orgullo, en medio de la Provincia. Mientras tanto, cada nuevo latido es un pequeño grito de esperanza.

Desde ese año, 1930, se han cumplido 89 años del edificio y de su reloj, que, al parecer, alguna vez escuchó a Lucho Gatica cantar el famoso bolero que dice:

“Reloj no marques las horas”…

Continuar Leyendo

Columnas

Proyecto de ley de biocombustibles sólidos: Una transición necesaria

Publicado

el

Susana Jiménez
Ministra de Energía


Las ciudades del centro-sur del país se encuentran en una situación ambiental preocupante. Sus niveles de contaminación sobrepasan ampliamente la normativa de calidad ambiental. Entre las diez ciudades más contaminadas de Latinoamérica se encuentran Osorno, Coyhaique, Valdivia, Padre Las Casas, Temuco, Santiago, Linares, Rancagua y Puerto Montt.


La principal causa de este problemática corresponde al mal uso de la leña para calefacción, contribuyendo con cerca del 90% del total de las emisiones de material particulado fino a nivel nacional, lo que impacta de manera significativa en la salud de la población.


Los biocombustibles sólidos, como la leña, los pellets, las astillas y las briquetas, constituyen la tercera fuente de energía del país, calefaccionando a casi 2 millones de hogares. Su mercado es altamente informal y atomizado, sin estándares de calidad. Cumpliendo con nuestro programa de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, el primer semestre presentaremos un proyecto de ley para su regulación, teniendo siempre como foco el bienestar de las personas.


Anualmente se transan US$ 800 millones en el mercado de la leña, generando 80 mil empleos, la mayoría de carácter temporal y sin contrato. Considerando el impacto económico y social de esta política pública, siendo su uso generalizado en el centro-sur del país, creemos que su formalización debe ser gradual, progresiva y discutida con la ciudadanía.


Con este fin, concluimos recientemente talleres de consulta ciudadana en ocho regiones del país, donde participaron productores, comercializadores, transportistas, consumidores, académicos, comunidades indígenas, líderes sociales, carabineros y autoridades regionales. Cerca de 600 personas expresaron sus inquietudes en temáticas como programas de apoyo, fiscalización, gradualidad, estándares de calidad y requisitos para los actores del mercado.
Los aportes de estas jornadas de discusión son fundamentales para la elaboración del proyecto de ley que busca transitar hacia una matriz de calefacción sostenible, que mejore la calidad de vida de la población.
Si bien debemos focalizar nuestros esfuerzos en mejorar la calidad de la leña, también es necesario acelerar el recambio de sistemas de calefacción, fomento del aislamiento térmico de viviendas, además de promover un cambio cultural que contribuya a mejorar esta situación.
Estamos orgullosos de trabajar con y para la ciudadanía este proyecto de ley que significa cuidar mejor nuestro país, nuestra salud, y entregar un medio ambiente limpio a las generaciones futuras.


Sabemos que la regularización de la leña es un tema complejo porque requiere cambiar conductas arraigadas durante mucho tiempo. Llamamos a la ciudadanía a seguir siendo parte de esta cruzada país por la descontaminación de nuestras ciudades.

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400