Home » Espectáculos » Cultura » Abren audiciones para integrar elenco y academia de Ballet Folclórico Municipal

Abren audiciones para integrar elenco y academia de Ballet Folclórico Municipal


El grupo de danza también tendrá una academia de música. Los interesados en ser parte de sus filas igualmente podrán probar su talento.

Marcela Catalán

El Centro Cultural y Teatro Baquedano abrió las audiciones para todos los interesados en integrar el elenco y academia del Ballet Folclórico Municipal de Rancagua, además de la nueva academia de música del grupo de danza. Ser parte de estas instancias no tiene costo para sus miembros, pero quienes deseen sumarse a sus filas deben demostrar su talento en Baquedano N°445.

El 16 de marzo se llevarán a cabo las pruebas para ingresar al elenco estable del ballet. Quienes se animen a intentarlo, podrán presentarse a las 11 o a las 12:15 horas. Además, es requisito contar con experiencia en esta disciplina, como también tener entre 18 y 35 años, gozar de una salud compatible con sus quehaceres, y tener conocimientos básicos en folclore, u otras técnicas o estilos de danza.

No es necesario residir en la capital regional, pero los que acepten el desafío deben ir ese día con ropa cómoda, malla y faldas (en el caso de ellas), pañuelo y cabello amarrado. Antes deben enviar sus datos al correo cultura.territorial@rancagua.cl. En el email tienen que consignar el nombre completo, rut, dirección, fecha de nacimiento y el horario en que pueden actuar (a las 11 o a las 12:15). La idea es incorporar alrededor de catorce nuevas parejas.

Las mujeres deben medir un metro 60 como mínimo, mientras que los hombres un metro 70. El director Alejandro Cabezas y el coreógrafo Cristian Rebolledo, además de algunos de sus bailarines, evaluarán las capacidades de los participantes. Estos deberán seguir diferentes series de ritmos. “Queremos darle la posibilidad a gente que tenía la inquietud de formar parte de esto, pero no había tenido la opción”, agrega.

Quienes logren salir airosos de estas pruebas, podrán presentarse en los escenarios y en las diferentes actividades en las que actúa el elenco estable durante el año, “ya que se requiere trabajar un poco más rápido”, añade.

Diferente es la situación de la academia del ballet, para la cual no es necesario contar con experiencia previa. Y es que en palabras de Cabezas, ésta es una instancia de tipo formativa. “Hay 40 cupos, 20 para mujeres y 20 para hombres”, comenta.

Las pruebas se realizarán el 23 de marzo, a las 10, 11:15 y 12:30 (el postulante debe decidir a qué hora se presentará). Los interesados deben tener entre 14 y 18 años, además de gozar de una salud compatible con las actividades de la instancia, y manejar conocimientos básicos en folclore o en otra técnica de danza. Las mujeres deben medir un metro 60 como mínimo y los hombres un metro 70. Ese día, todos deben lucir ropa cómoda, el cabello amarrado, mallas y faldas (en el caso de ellas). Al igual que al audicionar para el elenco, hay que enviar antes un correo con los datos señalados previamente.

Los postulantes también deberán sortear “ejercicios guiados por bailarines del elenco, (interpretando) distintos ritmos, ya sea del norte, centro, sur, o de rapanui, y tal vez algo de contemporáneo”, indicó Cabezas.

Por otro lado, las audiciones para la academia de música se realizarán el 30 de marzo, desde las 10 hasta las 13 horas. Pueden intentarlo quienes tengan entre 16 y 25 años, enviando antes los antecedentes requeridos para las pruebas ya mencionadas.

De acuerdo con Cabezas, los instrumentistas del ballet “ya son un poco más adultos y necesitamos refrescarnos con gente nueva. Por tanto, tenemos capacidad para recibir a 20 personas. Ellos pasarán por un proceso formativo de folclore, canto, vocalización, ejercicios guiados”, entre otras cosas.

Los interesados podrán audicionar para cualquier instrumento “del folclore”, no habiendo necesidad de que lleven el suyo, pero sí deben poseer conocimientos básicos en alguno, como también en técnica vocal, además de contar con tiempo para ensayos y presentaciones. “Ellos eligen y de ahí vamos viendo sus capacidades, en qué los podemos ayudar y en qué nos pueden aportar. Tenemos pianos, guitarras, charangos, quenas, zampoñas, trompetas y trombones”, menciona el director.

Comentarios