Home » Editorial » Edito 5 marzo 19: Exportando juventud

Edito 5 marzo 19: Exportando juventud

Nuevamente marzo  como siempre significa, además de lo económico, una carga emotiva muy grande para muchos hogares de nuestra región.

Muchos de nuestros jóvenes inician un camino incierto que puede significar el comienzo acelerado de su madurez o un quiebre y vivencias que lo marcaran para toda la vida.

A la alegría de haber superado las pruebas para ingresar a la Universidad se contrapone la incertidumbre al verse obligado a dejar el hogar, el barrio y la ciudad para emigrar a Santiago, Valparaíso, Talca, Temuco,  Concepción o  Antofagasta.

Ellos deben competir con quienes continúan viviendo en sus mismas casas y compartiendo con sus mismos vecinos con posibilidades de conservar cerca a la mayoría de sus amigos.

Para un egresado de cuarto medio, no es un problema menor quedar a cientos de kilómetros de distancia de su polola o pololo, separarse de sus hermanos y de los padres.

Para los padres además de la carga emotiva significa un gasto adicional que muchas veces duplica a lo que gastaría si el joven estudiara en su propia ciudad.

La cercanía con la capital nos ha castigado desde siempre con la falta de establecimientos de educación superior, hasta hace poco más de unas décadas cuando se empezaron a instalar en la zona instituto Profesionales y  numerosos ensayos de universidades particulares que fallaron en sus intentos .

Hoy contamos con establecimientos de formación técnica sólidos y respetables y con una naciente universidad en la que estamos cifrando muchas esperanzas.  Pero que no son suficientes para los cerca de 15 mil alumnos que cada año rinden las pruebas de selección universitaria.

Continuamos afirmando con fuerza pero sin orgullo que la principal exportación de la Región no es ni el cobre ni los productos agrícolas sino que una gran parte de lo mejor de nuestra juventud.

Alejandro  González Pino – Director

Comentarios