Home » Sociedad » Matías Castillo: Un niño que con sabiduría, esfuerzo y constancia trabaja para doblarle la mano al destino 

Matías Castillo: Un niño que con sabiduría, esfuerzo y constancia trabaja para doblarle la mano al destino 


  • El adolescente de 13 años, cursa el cuarto año del programa Penta UC, un curso interdisciplinario que busca potenciar las capacidades de los niños y jóvenes chilenos con talentos académicos.
  • Para Matías el programa Penta UC “Es una oportunidad para tener algo seguro para entrar a la Universidad. Me gustaría ser abogado y con este programa voy un paso más adelantado que otros niños”.

Gisella Abarca

Fotos Héctor Vargas

Este 15 de marzo comienza un nuevo capítulo en la historia de superación de Matías Castillo, un adolescente rancagüino de 13 años que este año inicia su cuarto año en Penta UC, un programa de la Pontificia Universidad Católica de Chile interdisciplinario que busca generar conocimiento científico y aumentar el potencial de los niños con talento académico.

El estudiante, actualmente cursa 1º medio en el Liceo Bicentenario Óscar Castro; no obstante, fue la directora del colegio René Schneider, Ángela Encina quien el año 2015 vio el potencial del pequeño Matías que en ese entonces cursaba 5º año básico, por lo que solicitó ayuda a un equipo multidisciplinario del recinto educacional para canalizar esa sabiduría.

Por esto, en ese entonces psicóloga del recinto educativo, Laura Thiele trabajó en la postulación del niño a Penta UC y junto con la orientadora Adriana Azua consiguieron los dineros para pagar el curso, los que consiguieron a través de la Corporación Municipal de Rancagua (Cormun) y otras entidades.

“Esto surgió del interés y motivación por captar otros alumnos del establecimiento que pudieran tener grandes aptitudes en distintos ámbitos académicos y canalizarlos, dándoles esta oportunidad, abrir puertas y que pudieran conocer otros espacios donde poder desarrollarse, así que el 2015 partimos con el proceso de postulación a Penta UC para Matías, viendo posible fuentes de financiamiento”, explicó la ex psicóloga del colegio René Schneider, Laura Thiele.

Así, con 9 años, el destacado alumno comenzó el programa interdisciplinario dependiente de la reconocida universidad chilena mientras cursaba 6º básico. “Las personas del Rotary Machalí nos facilitaron recursos para que Matías pudiera viajar junto a su madre los viernes en la tarde y sábado. Además hubo otro apoyo en la logística, porque su madre tiene una hija que requiere silla de ruedas, fue todo un despliegue de recursos y de personas que quisieron participar para apoyar a Matías en este camino”, expuso Thiele.

Mientras que la orientadora del colegio René Schneider, Adriana Azúa explicó que el niño fue postulado, porque en sus conocimientos era superior a sus pares y no se podían perder sus aptitudes, sino potenciarlas. Le propusimos la postulación de Matías a la directora del colegio y la psicóloga comenzó a hacer las gestiones para esto. Matías rindió los exámenes y quedó seleccionado”.

No obstante, agrega Azúa “Ahí nos enfrentamos a la dificultad económica que significaba viajar cada semana a Santiago, así que pedimos a los Rotarios de Machalí que nos apoyarán. Ellos vieron el proyecto y apadrinaron a Matías apoyándolo con pasajes, colación y estadía”.

Y cómo no apoyar a un alumno de promedio destacado en enseñanza básica, responsable, respetuoso, amable y buen amigo, donde el apoyo incondicional de su madre y las ganas de superación del estudiante han sido la clave para tener resultados brillantes en este proyecto. Eso bien lo sabe el representante del Rotary Club Machalí, Juan Carlos Guerra quien relató “nos llamaron y nos contaron la situación y nuestro compromiso fue pagarle el pasaje y la colación todos los viernes y sábados del año. Llevamos tres años apoyando en sus estudios a Matías”.

No obstante, relató la orientadora, “por sugerencia del mismo Penta UC nos solicitaron que el niño se fuera a un colegio de excelencia académica de la región y ese era el Liceo Óscar Castro donde quedó seleccionado para cursar 7º básico en el 2017”. Es por esta razón que el pequeño genio cursó hasta 6º básico en el colegio René Schneider, y en el año 2017 se trasladó hasta el Liceo Bicentenario Óscar Castro para finalizar su enseñanza básica.

“ÉSTA ES LA LLAVE QUE LE ABRIRÁ MUCHAS PUESTAS EN EL FUTURO”

Orgullosa por los logros de su hijo se encuentra Paola Abarca, madre de Matías quien expuso “esto es un gran apoyo para él, para potenciar todos los talentos y habilidades que tiene. Estoy feliz que sea parte de esta llave que le puede abrir muchas puertas para el futuro”.

La madre del pequeño genio reconoce que el estar en este programa ha sido una tarea difícil, pero asegura que vale la pena “Esto ha significado mucho esfuerzo para nosotros, porque yo lo acompañaba a sus clases con mi otra hija en silla de ruedas, ya que no tenía con quién dejarla; pero este año lo eximieron del día viernes, pero debe ir a clases todos los sábados para seguir potenciando sus conocimientos y rendir de buena manera una PSU”.

Abarca destacó que el apoyo de los voluntarios del Rotary Machalí “ha sido espectacular, siempre han estado ahí y lo tienen apadrinado hasta cuarto medio ahora, pero en una cena que fuimos invitados por el Rotary nos dijeron que lo iban a apoyar hasta que Matías saque una carrera, porque aparte de los pasajes y las colaciones, nos ayudan con ropa, o cosas para él, en lo que necesita Matías, ellos están ahí, porque yo trabajo solo los domingos en la feria y no podría haberle dado todo esto. Sólo tengo palabras de agradecimiento para ellos”.

Mientras que el alumno estrella, Matías Castillo expuso “Estoy con muchos ánimos para comenzar un nuevo año de estudio en Santiago, pero también estuve haciendo la temporada de verano del Penta UC que fueron las primeras dos semanas de enero donde aprendí mucho más de química, ahora estoy esperando los nuevos horarios y con muchas ganas de comenzar”.

Explicó que para él, el programa Penta UC “Es una oportunidad para cuando sea más grande tener algo seguro para entrar a la Universidad. Por ahora me gustaría ser abogado y con este programa voy un paso más adelantado que otros niños”.

Cabe destacar que actualmente el joven continuará su enseñanza media en el Liceo Óscar Castro, al alero del programa Penta UC que se extiende hasta 4° medio para luego rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) con sólidas herramientas académicas que serán la llave para que Matías comience a escribir su propio futuro.

PENTA UC

El Programa de Estudios y Desarrollo de Talentos, Penta UC, fue creado el 30 de Enero del 2001, por la Pontificia Universidad Católica de Chile con el propósito de abrir un espacio académico de trabajo teórico y práctico, para potenciar las capacidades de los niños y jóvenes chilenos con talentos académicos.

Para ello, ofrece un innovador programa de enriquecimiento extracurricular, dirigido a escolares de 6º básico a 4º medio, que acoge mayoritariamente a jóvenes de escasos recursos provenientes de establecimientos municipalizados, recibiendo en menor proporción a alumnos de colegios particulares subvencionados y privados, los que asisten a cursos y talleres en distintas áreas del conocimiento, dictados mayoritariamente por reconocidos profesores de la UC, en las aulas y otras dependencias del Campus San Joaquín.

Así, Penta UC es un programa interdisciplinario que busca generar conocimiento científico de trascendencia, nacional e internacional sobre el talento académico; aumentar el interés público en torno a la necesidad de desarrollar el potencial de los niños con talento académico; y promover el desarrollo de políticas públicas que favorezcan la oferta de servicios educacionales y psicológicos para los niños y jóvenes talentosos, en especial de sectores socioeconómicos menos favorecidos.

Recientemente el Programa implementó el Programa Penta UC Escolar, para niños con talentos académicos de 1º a º básico.

Comentarios