Síguenos

Sin categoría

Todos leves: Vehículo de Labocar vuelca dejando cuatro funcionarios lesionados

Publicado

el


Regresaban de realizar diligencias propias de su especialidad en el sector cerro El Grifo, comuna de Chépica

Fernando Ávila Figueroa

Foto: Gentileza Diario El Cóndor

Eran las 09:50 de la mañana de este martes  cuando funcionarios de Labocar de la Región de O’Higgins (Cachapoal),  mientras regresaban de realizar diligencias propias de su especialidad en el sector cerro El Grifo, comuna de Chépica, y mientras se desplazaban por la Ruta I-776, de poniente a oriente, kilómetro 10, por causas que se investigan, el conductor del vehículo policial, perdió el control del móvil volcando en el lugar.

Cabe señalar que dicho vehículo transportaba a cuatro funcionarios de Carabineros,  los cuales fueron trasladados al hospital de Chépica, siendo  evaluados por personal médico, resultando todos con lesiones de carácter leves.

Destacada

Lanzó a la vía pública dos municiones calibre 38 mientras intentaba huir de Carabineros

Publicado

el


  • Además en su domicilio se le incautó un revólver marca Taurus del mismo calibre.

Fernando Ávila Figueroa

Carabineros de la Primera Comisaría Rancagua, en la Población Libertador 1 de esta comuna, lograron la aprehensión de L.F.G, de 31 años, quien al ver la presencia de Carabineros, intentó darse a la fuga para evitar el control policial, instante en que según señalan los uniformados habría  lanzado a la vía pública dos municiones calibre 38 percutadas y en su domicilio, mantenía un revólver marca Taurus del mismo calibre.

Al momento de la detención, personal especializado realizó un peritaje al arma de fuego incautada, la cual mantenía un encargo vigente por robo desde el año 2017 en la ciudad de Rancagua.

El imputado que registra un nutrido prontuario policial, fue puesto a disposición del Ministerio Público para su respectiva audiencia de control, mientras que el revólver, fue enviado a la sección LABOCAR para los procedimientos de rigor.

Continuar Leyendo

Sin categoría

Segunda División: Colchagua sacó adelante un accidentado partido frente a Recoleta

Publicado

el


El sábado por la noche, el líder de la categoría se impuso por 2-1, en un juego que terminó en los 90’+7’ debido a una lamentable lesión de un jugador visitante.

Un intenso partido, de mucha pierna fuerte, y que terminó con un jugador fracturado producto de una acción de fútbol, se vivió la noche del sábado en el estadio municipal Jorge Silva Valenzuela de San Fernando.

Allí, Colchagua CD que venía de golear a San Antonio Unido como visita, quería volver a sumar en casa después de varias fechas. Y lo consiguió. Sufriendo más de la cuenta, especialmente porque Deportes Recoleta llegó a la cancha colchagüina a buscar lo suyo, los pupilos de Francisco Arrué se terminaron imponiendo por 2-1.

Con un mal arranque, los dueños de casa encontraron la apertura de la cuenta en los 18’, cuando Vicente Gatica pudo batir la resistencia de Leonardo Cañete.

Con ese tanto, Colchagua enrieló el partido, y tras una buena acción colectiva, cuando corría el 38’, Roberto Riveros anotó un golazo para decretar el parcial 2-0.

Los dos tantos de ventaja, terminaron siendo claves para abrochar la victoria blanca. Esto porque, en el segundo lapso, Deportes Recoleta salió con todo a buscar el descuento. Con experimentados hombres para la serie, como Felipe Venegas, Diego Cuellar y Ángel Rojas (ex Universidad de Chile), metieron a los locales en su zona, que solo buscaron salir mediante pelotazos largos para alejar el peligro desde su área.

Y justamente, en uno de esos pelotazos, Roberto Riveros disputó un balón con el defensor Vicente Starikoff, quien lamentablemente salió perjudicado. Doble fractura de tibia y peroné en su pierna derecha (poco más arriba del tobillo), obligó su traslado de urgencia a un centro asistencia local. Es más, como la acción fue netamente de fútbol, el árbitro Juan Sepúlveda amonestó con tarjeta amarilla al delantero colchagüino, quien terminó finalmente expulsado por acumulación de cartulinas.

Así, con 10 hombres, Colchagua tuvo que aguantar, más cuando Recoleta descontó en los 89’ por intermedio de Diego Cuellar. Y producto de la lesión de Starikoff y posterior traslado en ambulancia, se agregaron 7 minutos más, y allí la visita pudo encontrar el empate. Varias ocasiones de gol fueron controladas por el portero Luis Sotomayor, y entre tanto refriega, el cuadro de Arrué terminó con 9 en cancha debido a la lesión de Kevin Gómez.

Con este triunfo, los de San Fernando se mantienen en la cima de la Segunda División con 13 unidades, mismos puntos que San Marcos de Arica, pero con mejor diferencia de gol que los celestes. Y justamente, el próximo domingo a las 16.00 horas, ambos elencos jugarán en el estadio Carlos Dittborn.R

Ficha del Partido

Colchagua CD (2): Luis Sotomayor; David Lara, Diego Cespedes, Felipe Lecaros (33’, Milton Poblete), Luciano Araya; Kevin Gómez, Nicolás Astete, Nicolás Carvajal (81’, Yerko Martínez); Francisco Pizarro, Vicente Gatica (61’, Julio Lopez), Roberto Riveros. DT: Francisco Arrué.

Deportes Recoleta (1): Leandro Cañete; Diego Diaz, Cristián Sepulveda, Luis Díaz (81′, Jorge Meneses), Rodrigo Moya, Vicente Starikoff (73′, Carlos Gutiérrez), Ángel Rojas, Luis Pacheco, Diego Cuellar, Felipe Venegas (61’, Luis Salas), Leonardo Uribe. DT: Fabián Marzuca.

Árbitros: Juan Sepúlveda, Wladimir Muñoz, Gabriel Vera, Diego Flores.

Amonestados: Astete, Lara, Riveros, Gómez (COL); Sepúlveda, Rojas, Cuellar.

Goles: 1-0, 18′, Gatica; 2-0, 38′, Riveros; 2-1, 89′, Cuellar.

Estadio: Jorge Silva Valenzuela, San Fernando.

Público: 628 espectadores.

Continuar Leyendo

Sin categoría

La Carabinero que atiende todas sus inquietudes en el Paseo Independencia

Publicado

el

  • Con 25 años en la institución uniformada, la Sargento Sánchez sabe de sortear obstáculos y de salir adelante en la vida. Con un hijo con síndrome de Asperger, padres con Alzheimer y demencia senil a los que diariamente debe atender y con un incendio de su casa a cuestas, sabe que la vida le ha golpeado fuerte, pero está convencida que todo sacrificio vale la pena si hay amor. “Mi hijo es la fuerza que me hace levantarme cada día. Es la fuerza de mamá que a uno la hace seguir adelante sin importar lo que pase; Él es el motor de mi vida”.

Gisella Abarca


A las 06:00 de la mañana parte el día de la Sargento Primero Carolina Sánchez, quien pone su impecable uniforme, se peina, se maquilla, para partir a la Primera Comisaría de Rancagua, ubicada en San Martín y estar en su puesto de trabajo puntual para comenzar una nueva jornada laboral en el centro de la capital regional.


No obstante, antes de eso, alista a su hijo Leonardo Alonso para ir al colegio Interamericano, mochila en mano, se despide de él hasta la tarde, pues un transporte lo traslada hasta el colegio. Luego atiende a sus padres de 80 y 89 años, su madre con Alzheimer, su padre con demencia senil; les prepara algo de comer a la espera que llegue la señora Marina, quien los atiende durante el día mientras ella realiza sus labores de funcionaria de Carabineros.


Ahí parte el día laboral para la Sargento Primero Sánchez, quien de lunes a viernes, de 08:00 a 16:00 horas, hace cinco años, se encuentra en el Retén Móvil ubicado en el Paseo Independencia de Rancagua atendiendo amablemente dudas, preguntas o consultas que los transeúntes se acercan a realizar.


Para eso dice “acá trato de desconectarme de la casa, es difícil, pero lo intento. He tenido una vida difícil, mi vida junto a mi hijo ha sido esforzada, sacrificada, porque uno tiene un proyecto, una imagen de vida, de mamá e hijo distinta a la que vivimos nosotros como Carabineros”, sostiene la Sargento Primero Sánchez.


Agrega “Ser Carabinero es un desafío grande, y ser mamá Carabinero más aún, porque nuestros hijos tienen que comenzar a madurar más rápido que otros niños, porque se tienen que adecuar a un sistema de trabajo de nosotras como Carabineros, que aunque tengamos claro que nosotras somos los funcionarios, y no nuestras familias; igual nuestros cercanos se tienen que adaptar a nuestros horarios y nuestro funcionamiento”, expuso la Sargento Primero.


En este contexto expone “Cuando pequeño mi hijo, desde el año 2 meses, se tuvo que criar en sala cuna y jardines, luego escuela de lenguajes, quedándose -ya más grande- en oportunidades solo, para que yo pudiera salir a trabajar porque yo soy mamá soltera, y no tenía a quién recurrir”, agrega.

ALGO DE SU HISTORIA
La Sargento Primero Carolina Sánchez, rancagüina de nacimiento, entró a la Escuela de Suboficiales de Carabineros el 1994, un año más tarde se trasladó a la Octava Región, a la Prefectura de Arauco donde estuvo 12 años, desde donde solicitó su traslado a Rancagua por la salud de su pequeño Leonardo Alonso quien no cumplía los 2 años de vida llegando en el 2007 a la Prefectura de Cachapoal.


En un principio, llegó a vivir con sus padres, rancagüinos de toda la vida de la Población San Francisco con los que vivió por tres años, pues en el 2010 postuló a la Escuela de Suboficiales donde optó al grado de Sargento Primero. En ese tiempo, con el apoyo de sus padres y de entidades educacionales, se organizaba para salir adelante con su hijo, su estudio y su trabajo.


No obstante, en el año 2012 recibió una noticia de la cual no estaba preparada “a mi hijo se le detectó su condición TEA (Trastornos del Espectro Autista) y se le diagnosticó síndrome de Asperger y uno empieza a cuestionarse muchas cosas y por qué pasa eso. Su condición siempre la asociaban a déficit atencional, hasta que un neurólogo le diagnosticó su síndrome y de a poco ha ido saliendo adelante. Ahora se está adaptando a un nuevo sistema en el colegio. Así creció a empujones mi hijo”, sostuvo la Sargento.


Una vez de vuelta en la región de O’Higgins, y ya más establecida, arrendó una casa frente a sus padres en la población San Francisco “tuve la buena suerte de encontrar una casita cerca de mis papás, así estaba pendiente de mi hijo y mis padres, porque mi mamá comenzó a presentar características de Alzheimer, así que comencé a hacerme cargo de ella. Uno no espera encontrarse con esas situaciones, pero la vida es así y hay que continuar”, sostiene.


Fue vecina de sus padres hasta el 19 de mayo del 2018, fecha en que se desató un violento incendio por un desperfecto eléctrico que detonó el fuego, provocando la pérdida total de la vivienda que era su hogar “era sábado por la noche. Mi hijo no estaba, andaba donde un amigo, yo había salido de servicio a las 20:00 horas, fui a ver a mis padres, le di once, los acosté, me fui a la casa, y el incendio comenzó como a las 22:00 hrs. Nosotros somos rescatistas de gatos –acogen gatitos de la calle- y si no es por ellos, yo muero en el incendio, porque no dejaban de maullar. Me levanté y estaba la embarrada en la casa, estaba todo lleno de humo, el fuego había consumido todo”, recuerda aún con tristeza.


No obstante, levanta la cabeza y como mujer chilena y luchadora, continua “recibí mucha ayuda de mis colegas que hicieron muchos beneficios para ayudarnos y de gente que jamás había visto y se los agradezco. A los vecinos, al colegio de mi hijo, los animalistas, todos nos ayudaron mucho. Con todo eso, me fui a la casa de mis papás, donde todavía estoy, pero de a poquito levantando nuestra nueva casa que la estamos haciendo dentro del mismo sitio de mis padres. No puedo dejarlos solos, ahora menos que nunca, porque mi padre tiene demencia senil y es muy inquieto”.


Explica que por el día, a sus padres Carmen Belmar y Sergio Ríos, los acompaña una cuidadora de 08:00 hasta las 16:00 horas, mientras la Sargento Primero Carolina Sánchez trabaja “Luego me voy a la casa y tengo que hacerme responsable de ellos, ahí tomo ese turno yo. Ese es mi día; casa, trabajo, casa. Por aquí, por allá me las arreglo para que todo calce. Mi problema es cuando me toca turno fin de semana, ahí comienzo el miércoles a pensar cómo lo voy a hacer ese fin de semana. No tengo permiso para enfermarme, para fallar, para faltarles, porque no tengo a quién recurrir. Tengo dos hermanas, pero no viven en esta región y mi sobrina Paula Medina que me ayuda, pero también tiene su familia”. Agrega “Gracias a Dios cuento con la comprensión de mi jefatura, mi capitán Juanett Chabouty (Jefa Operativa de la Primera Comisaría de Rancagua) que se ha portado excelente y me tiene en este servicio que es el que más se me acomoda”.


Al consultarle de dónde saca las fuerzas para continuar cada día, sin dudar responde “Mi hijo es la fuerza que me hace levantarme cada día, es la fuerza de mamá que a uno la hace seguir adelante sin importar lo que pase o lo que haya pasado; él es el motor de mi vida; y uno aprende a ser práctica, porque yo no sirvo enferma y tengo que estar firme. Sé que soy el pilar de mi casa y si caigo, no sirvo… Había pensado en cumplir mis 25 años de servicio -que los cumplí en marzo- y retirarme a descansar; pero ahora adquirí deudas para levantar mi casa y no puedo retirarme. Hay que seguir luchando para salir adelante”, respira resignada.
Y usted ¿dónde queda?… “después -responde- primero mi hijo, luego mis padres, mi trabajo y después yo. No tengo tiempo para nada. Ojalá el día fuera más largo. Me gustaría disfrutar más a mi hijo, el tiempo pasa tan rápido, pero también sé que mis papás me necesitan y a ninguno de ellos les puedo faltar. A pesar de eso soy feliz, porque los tengo vivos y ellos son mi tesoro, ellos son mi familia”, finaliza.

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400