Síguenos

Actualidad

A un año del bullado caso de “La Cofradía”: Más de la mitad de los sacerdotes acusados eran inocentes

Publicado

el

– De los 14 sacerdotes acusados, 8 de ellos la Fiscalía Regional dijo no haber encontrado ningún delito y cerró los procesos de investigación. Aún quedan 6 sacerdotes imputados de los que tiene que pronunciarse el Tribunal de Garantía de Pichilemu por denuncias de presuntos abusos sexuales y conductas impropias.

Gisella Abarca

Fotos Marco Lara

El 21 de mayo pasado se reveló uno de los casos más fuertes que remeció a la Iglesia Católica en Chile, cuando se dio a conocer una denuncia que sacudió a nuestra región en que se reveló que el sacerdote de Paredones Luis Rubio era denunciado por abusos a menores de edad.

La denuncia que se emitió en un medio de comunicación nacional, fue encabezada por Elisa Fernández, una ex colaboradora de la Iglesia durante cerca de 14 años y quien, en ese entonces, hace un año y medio atrás se había reunido con el Obispo Diocesano Alejandro Goic, a quien entregó una denuncia escrita y firmada con un listado de 13 sacerdotes, entre los cuales existían algunos que habrían mostrado abiertamente su preferencia sexual por menores de edad.

De acuerdo a ese reportaje de Canal 13, el sacerdote denunciado pertenecía a una “Cofradía” de gente de la iglesia que se hacían llamar “La Familia” que tenía una estructura piramidal y, para identificar su jerarquía, usaba parentescos femeninos. La organización era liderada por un cura que se hacía llamar “La Abuela” y en la escala luego le seguían “las tías”, “las hijas” y “las nietas”.

De acuerdo a la testigo, los religiosos acostumbraban a realizar bromas de carácter sexual y comentarios sobre preferencias por los menores de edad. “No sé si llamarlo cofradía, secta o grupo de sacerdotes que tienen prácticas que no se conllevan con su condición de curas y con respecto a jóvenes, por lo menos en mi época, de entre 15 y 29 años”, señaló Fernández en ese entonces a la televisión abierta.

El escándalo estalló en un momento especialmente delicado para la Iglesia chilena, unos días después que 34 obispos chilenos regresaran al país desde Roma cuestionados por el manejo de este tipo de casos, por lo que la totalidad de ellos presentaron su renuncia forzados por el Papa Francisco por la “falta de transparencia” en el manejo de uno de las tramas de abusos de mayor simbolismo en Chile, el “Caso Karadima”, acusando una “red de encubrimiento”, donde actualmente incluso está siendo investigado el ex arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

LA CAIDA DE LOS 14

Fue esa la punta del iceberg que comenzó a desencadenar una seguidilla de acontecimientos en los que un sacerdote tras otro de la Diócesis de Rancagua se vieron involucrados en hechos que podrían ser constitutivos de delitos por los cuales la Fiscalía Regional de O’Higgins el 22 de mayo de 2018 informó que los hechos denunciados eran parte de una investigación penal “esta indagatoria se sustancia hace dos meses por un equipo de la Fiscalía tiene por objetivo poder establecer si los hechos son o no constitutivos de delitos”, argumentaba el comunicado de prensa de la entidad persecutora, dando a conocer que desde marzo de 2018, se trabajaba en la investigación emitida por televisión.

Por la tarde de ese martes 22 de mayo, la Diócesis de Rancagua suspendía a 14 sacerdotes de la curia por denuncias de presuntos abusos sexuales y conductas impropias, los que quedaron suspendidos de ejercer el ministerio, sacramentos y pastoral mientras se extendiera la investigación que desarrollaba la Iglesia por parte del Tribunal Diocesano de Prevención de Abusos. Así, entre las resoluciones anunciadas se señalaba que se habían adoptado “medidas tanto pastorales como judiciales”.

“Se ha restringido de su ministerio sacerdotal a 14 sacerdotes. Lo que significa que se ha tomado conocimiento, fundamentalmente por lo expuesto por los medios de comunicación, de que estos sacerdotes han incurrido en acciones que pueden constituir delitos tanto en el ámbito civil como canónico”, indicaba en ese entonces el Obispado de Rancagua mediante un comunicado de prensa.

Así, comenzó a desmoronarse una Diócesis comandada hace 14 años por Monseñor Alejandro Goic quien en paralelo era presidente del Consejo Nacional de Prevención de Abusos Sexuales a Menores de Edad de la Conferencia Episcopal Chilena, cargo al que tres días después -25 de mayo- renunciaría de manera indeclinable.

PEREGRINACIÓN POR EL TRIBUNAL DE GARANTÍA

Este terremoto en la iglesia católica local producía sus réplicas cada vez que un sacerdote llegaba hasta el Tribunal de Garantía de Rancagua o Pichilemu para presentar su declaración, pues una bataola de periodistas nacionales y locales se daban cita en las afueras del edificio de justicia para captar las mejores imágenes o contar con alguna declaración  de los acusados.

El párroco de Peumo, Héctor Fuentes, fue uno de los primeros en entregar declaración ante Fiscalía de Rancagua el martes 30 de mayo. El sacerdote llegó junto a su abogado Francisco Javier Donoso, quien indicó que su representado prestó declaración en calidad de imputado ante el Fiscal a cargo de caso Sergio Pérez. Tras la declaración que se extendió por más de dos horas, el sacerdote se retiró sin emitir comentarios.

Los primeros días de junio, hicieron lo propio los sacerdotes Pichilemu Pablo Donoso y El Manzano, Freddy Gorigoitia, quienes ya habían declarado en la Fiscalía Regional de Rancagua por la investigación que se lleva a cabo por el delito de presuntos abusos sexuales.

Mientras tanto, el 13 de junio, en el marco de la investigación, el Ministerio Público ordenaba el allanamiento de Obispado de Rancagua hasta donde llegó el fiscal Sergio Pérez junto a personal de OS9 de Carabineros para decomisar diversos antecedentes en busca de expedientes canónicos, investigaciones previas y antecedentes vinculados a los casos de presuntos abusos sexuales sufridos por menores. La misma diligencia se realizaba en la sede del Tribunal Eclesiástico de Santiago, en la Región Metropolitana.

Esta fue la acción que dejó al descubierto los otros oscuros juegos sexuales del ex canciller Óscar Muñoz Toledo. En ese entonces y según la información recabada por el fiscal Regional de Rancagua, Emiliano Arias, tras revisar los documentos en Santiago y el archivo secreto del presbítero en el Arzobispado, existía constancia desde el año 2002 de abusos sexuales y estupro contra menores de edad. Esa fue la pieza clave que produce la caída del en ese entonces Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati quien es  investigando por cuatro casos de encubrimiento de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica nacional: Óscar Muñoz Toledo, y las de los sacerdotes Jorge Laplagne y Tito Rivera, a las que se suma una arista del caso Karadima.

15 días más tarde, específicamente la madrugada del 28 de junio, el Papa Francisco le aceptaba la renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis de Rancagua a Monseñor Goic quien el 2007 había declarado que el salario mínimo debería ser reemplazado por un “Sueldo Ético”. La Nunciatura Apostólica comunicaba además que el Santo Padre había nombrado a Monseñor Fernando Ramos como Administrador Apostólico de la Diócesis en cuestión.

El prelado rancagüino había presentado su renuncia el 2015 luego de haber cumplido 75 años, edad que se establece la obligación de obispos y otros cargos de la curia a presentar su renuncia al pontífice, siendo la potestad de éste aceptar o prorrogar su cargo; no obstante fueron estos tristes hechos los que lo separaron de su querida Diócesis de La Santa Cruz.

Así, el viernes 7 de julio del año pasado, ante una Catedral de Rancagua con gran cantidad de fieles, el ahora obispo emérito de la ciudad, monseñor Alejandro Goic, ofició su misa de despedida, eucaristía que contó con la presencia de importantes figuras de la Iglesia Católica chilena encabezadas por en ese entonces el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, junto a su antecesor, el cardenal Francisco Javier Errázuriz.

LOS SOBRESEIDOS Y UNA TEORIA QUE FUE SEPULTADA

Luego de seis meses de investigación, en septiembre el bullado caso de “La Cofradía” comienza a tener un revés, pues aparecen los primeros sacerdotes sobreseídos. El jueves 27 de ese mes, el Tribunal de Garantía de Pichilemu determinó sobreseer a tres sacerdotes que fueron declarados inocentes de la investigación pues se determinó que su actuar no era constitutivo de delito, así Gino Bonomo de la comuna de Pumanque, Fernando Armijo de San Vicente y Aquiles Correa de La Compañía en Graneros fueron sobreseídos totalmente en la causa.

En ese entonces, el Fiscal Sergio Pérez indicó que las defensas públicas y una privada solicitaron el  sobreseimiento, pues se logró acotar que se trataba de hechos no punibles. En el caso del sacerdote, Fernando Armijo, quien era sindicado como el líder de “La Cofradía”, se descartó alguna conducta especifica que afectara la integridad de un menor. Así, la propia Fiscalía Regional reconocía que la cofradía jamás existió. Con el sobreseimiento del sacerdote Armijo quedó demostrado que la acusación carecía de fundamento, pues no existía la organización llamada La Cofradía, desestimándose la figura de asociación ilícita criminal.

Respecto a los sacerdotes Correa y Bonomo se pudo acotar que nunca estuvieron involucrados con menores de edad, indicó el fiscal en ese entonces.

Dos meses más tarde, la mañana del domingo 25 de noviembre, el Obispado de Rancagua informaba del fallecimiento del sacerdote Fernando Armijo de San Vicente, quien había perdido la vida luego de haber sufrido un accidente en su domicilio el día sábado 24. El sacerdote habría sufrido una caída golpeándose su cabeza, lo que le provocó una descompensación que finalmente le provocó la muerte.

A pesar de dolor y de la pérdida de un sacerdote que era inocente, para la conciencia colectiva eso no quedó muy claro, ya que no lo volvieron a ver en su parroquia haciendo misas, pues a pesar que la  Justicia Civil había dicho que era inocente, no se le reincorporaron sus derechos sacerdotales y la muerte llegó primero.

Finalizando el año, el jueves 31 de enero, en el Juzgado de Garantía de Pichilemu se realizó la audiencia de sobreseimiento para cinco sacerdotes más vinculados en la investigación que indicaba posibles abusos sexuales contra menores de edad. Se trataba de cuatro audiencias solicitadas por el Ministerio Público y una por la Defensoría. En este último caso se debía discutir el sobreseimiento, mientras que para los cuatro restantes quedó estipulado el sobreseimiento definitivo. 

Se trataba del Padre Héctor Pulgar de la parroquia Santo Cura de Ars de Rancagua, al que se le investigaba por una supuesta relación con un ahijado. La fiscalía investigó un posible abuso sexual lo que tras peritajes del OS-9, y entrevistas con la supuesta víctima quedo totalmente desacreditado.

El caso del sacerdote Ernesto Castro de la parroquia San Nicodemo de Coinco, se investigó posibles fraudes de cuentas de la Iglesia, las que se periciaron sin arrojar irregularidades. El caso del Padre Robinson Piña de la parroquia San José de Chimbarongo, se le imputaba haber realizado varios viajes al extranjero y haber adquirido una camioneta. El sacerdote quedó sobreseído, ya que se constató que no había irregularidad en la obtención de dineros.  Mientras que al presbítero Hugo Yáñez de la parroquia San Agustín de Rancagua se le vinculaba con un acólito menor de edad, investigación de abuso sexual que quedó desacreditada luego del informe del OS-9.

En cuanto a la audiencia que fue solicitada por la Defensoría para el sacerdote Miguel Ángel Riveros, párroco de San Enrique de Chimbarongo, el OS-9 realizó pericias sin establecer hechos. No obstante, el Ministerio Público se opuso a su sobreseimiento, por falta de antecedentes.

Así, pendiente desde el 31 de enero estaba el sobreseimiento del sacerdote Riveros, a quien se le  imputaba haber traído a un joven colombiano sin su consentimiento, situación que quedó desestimada por versiones de la misma supuesta “víctima”. De este modo, el 29 de abril de 2019 el Ministerio Público decidió no perseverar en la investigación dado que no se pudo comprobar ni acreditar ningún delito y finalizó la investigación contra el sacerdote, sin encontrar delito que atribuirle, por tanto no se podía formular acusación, situación que lo desvincula de esta causa al igual que ha ocurrido con otros 7 sacerdotes.

DE LOS 14, VAN 8 SACERDOTES INOCENTES

A la fecha, de los 14 sacerdotes vinculados al caso Cofradía, 7 han sido sobreseídos definitivamente, se trata de Gino Bonomo de Pumanque, Aquiles Correa de La Compañía, Ernesto Castro de Coinco, Robinson Piña de San José de Chimbarongo, Hugo Yáñez de la parroquia San Agustín de Rancagua, Héctor Pulgar de la parroquia Santo Cura de Ars de Rancagua y Fernando Armijo de San Vicente, este último actualmente fallecido. Todos los anteriores fueron restituidos en sus cargos pastorales o parroquias, menos el padre Héctor Pulgar  que nunca estuvo suspendido de sus funciones. En cuanto al padre Miguel Ángel Riveros de San Enrique de Chimbarongo, se decidió no perseverar en la investigación; este último sacerdote fue restituido en sus funciones en la parroquia San Enrique de  Chimbarongo el pasado jueves 9 de mayo de 2019.

No obstante, quedan 6 casos pendientes en la justicia civil, dentro de ellos se encuentran Héctor Fuentes (Peumo); Fredy Gorigoitia (San José de El Manzano) y Luis Rubio (Paredones). Estos tres casos fueron a Roma, a los que el Papa Francisco les concedió la dimisión que habían solicitado, perdiendo así el estado clerical, dejaron de ser sacerdotes, poniendo fin con ello a la investigación canónica. A estos tres casos pendientes en el ámbito civil, se les suman los presbíteros Pablo Donoso de Pichilemu; Óscar Zúñiga de Las Cabras y Cristian Catalán de San Fernando, en quienes sus investigaciones previas por parte de la Iglesia no han concluido.

Contactamos al Obispo Emérito, Monseñor Alejandro Goic, quien agradeció el espacio entregado; no obstante, declinó entregar entrevistas declarando “Confío en que antes se esclarezca y resplandezca la verdad total”.

Cabe consignar que en el marco de las crisis que vive la Fiscalía Regional de O’Higgins es que el Fiscal Nacional, Jorge Abbott tomó una serie de determinaciones y será el Fiscal Metropolitano Centro Norte, Xavier Armendáriz, quien se está haciendo cargo de las causas de posibles abusos en la Iglesia Católica que se investigaban en la Fiscalía Regional de O’Higgins y que encabezaba el suspendido Fiscal, Emiliano Arias. Esto fue informado el viernes 10 de mayo a nivel nacional.

Actualidad

Bomberos de Rancagua realizaron curso de operación de escalas mecánicas con especialistas de New York

Publicado

el


En la exigente jornada teórico-práctica, los bomberos rancagüinos actualizaron sus conocimientos, especialmente en el manejo de las escalas mecánicas y carros bombas.


Fernando Ávila F.
Fuente y fotos: Bomberos de Rancagua


El equipo de maquinistas-operadores de escala telescópica del Cuerpo de Bomberos de Rancagua (CBR), preparándose para la próxima renovación de este importante material mayor, ya que un nuevo carro escala llegará próximamente a la Cuarta Compañía, Bomba Fidel Azócar, trabajaron arduamente en actualizar y aprender nuevas técnicas para su operación, en el Curso Truck & Ladder Co. Operation, impartido en Santiago por el Departamento de Bomberos de New York, de Estados Unidos.


La exigente jornada, en la que participaron el Segundo Comandante del Cuerpo de Bomberos, y bombero de la Quinta Compañía, Bomba New York, José Miguel Villalobos; José Donoso, Teniente Primero de la Primera Compañía, Bomba O’Higgins; Manuel Medel, Teniente Primero de la Cuarta Compañía, Bomba Fidel Azócar; y Roberto Bastías, Bombero de la misma unidad, se realizó en una modalidad teórico-práctico, con dos días de teoría en los cuales los especialistas del Departamento de Bomberos de New York, dieron a conocer detalladamente sus procedimientos, explicando su proceder ante cada emergencia que les corresponde atender en su país y enfocado, principalmente al manejo de las escalas mecánicas y los carros bomba.


En su parte teórica, las actividades desarrolladas durante los dos días incluyeron videos y especificaciones para procedimientos de ventilación, entrada forzada, control de incendios, uso de escalas mecánicas y posicionamiento de los vehículos de emergencia, entre otras materias específicas.


Luego, una vez terminado el ciclo teórico, todo lo revisado y aprendido debió ser llevado a la realidad en la etapa práctica, que se realizó en el Campo de Entrenamiento del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS), cuyas instalaciones disponen de parque vehicular y simuladores para el desarrollo de este tipo de prácticas.


De esta manera, los participantes debieron llevar a cabo trabajos en las áreas de control de incendios, uso de herramientas para la correcta ventilación de incendios, técnicas de entrada forzada, traslado de equipos y herramientas a través de las escalas mecánicas y de posicionamiento del material mayor (bombas y escalas mecánicas), de acuerdo a los procedimientos del Departamento de Bomberos de New York.

Continuar Leyendo

Actualidad

Avanzan trabajos de recuperación de la Colonia Escolar de Coya

Publicado

el

División El Teniente en conjunto con representantes de empresas contratistas y vecinos de Coya unieron esfuerzos para recuperar y embellecer el tradicional recinto de recreación cercano a la localidad.

La recuperación del terreno donde se emplaza la ex Colonia Escolar de Coya es una obra que avanza exitosamente gracias al trabajo mancomunado entre El Teniente, la comunidad coyina y representantes de empresas colaboradoras que desde diciembre del 2019 han aportado con la limpieza y embellecimiento del sector.

En el tradicional recinto de recreación coyino, la primera etapa del trabajo consiste en
realizar limpieza, poda de árboles, mejoramiento del entorno, desmalezamiento, cercar
el terreno, habilitar puntos limpios, mejoramiento de cancha y sectores para picnic.

Cristián Sanhueza, director de Desarrollo Comunitario, planteó que “desde fines del año pasado hemos trabajado en el mejoramiento de este sector. Nos reunimos con empresas contratistas para contarles el proyecto y todos quieren aportar su granito de arena para la renovación del lugar. Su habilitación permitirá contar con un espacio más de recreación y esparcimiento para los vecinos y vecinas de Coya”.

Esta iniciativa no sería posible sin la colaboración de empresas contratistas de El Teniente tales como Astaldi, Fleischmann, Gardilcic, Ossa, Echeverría Izquierdo, R & Q, J.E.J y Salfa.

En esta primera etapa están trabajando en la habilitación de la casa, baños, mesas y bancas, parrillas y asaderas, techado y quinchos, cierre perimetral, arcos, implementos deportivos para la cancha de futbolito, puntos limpios y pérgolas.

UN LUGAR CON HISTORIA

Luis Alfredo Vásquez, coyino
“Nací en Perales pero estoy desde 1940 en Coya y visité la primera vez la Colonia Escolar a los 10 años. Éramos niños y con un grupo de amigos nos gustaba venir a disfrutar de la hermosa piscina del recinto. Tengo 89 años y agradezco la iniciativa de recuperar un lugar tan importante para los coyinos y coyinas”.

Víctor Evrard, nacido en Coya
“Estoy feliz y emocionado por la gestión de recuperar este sitio. Acá veníamos a la piscina, a hacer picnic y jugar pichangas. Llegaba todos los sábados y domingos. Ahora, a los 73 años, estoy seguro de que este lugar le entregará muchas alegrías y buenos momentos a las futuras generaciones”.

Christian Ruiz, ingeniero residente de la empresa R&Q
“Fuimos invitados por una iniciativa de Codelco para recuperar la Colonia Escolar que no estaba en la mejores condiciones. Nuestro aporte podría ser importante para la comunidad y por eso nos sumamos para mejorar las instalaciones”.

Ignacio Vidiella, gerente de operaciones zona sur de la empresa JEJ
“Como empresa adquirimos un compromiso para recuperar parte de la Colonia Escolar, donde aportamos con contenedores para la habilitación de un punto limpio que permitirá mantener la limpieza del sector y el cuidado del medioambiente.”.

Jorge Vergara, gerente general de la empresa Fleischmann
“Estamos felices de participar en la iniciativa porque siempre es importante ayudar a la
comunidad. Aportamos con mesones y parillas para contribuir con el embellecimiento del recinto y que los visitantes puedan aprovechar el lugar”.

Continuar Leyendo

Innovate

Dizuglass: El emprendimiento regional que apuesta por el reciclaje

Publicado

el

Ricardo Díaz y Melissa Zúñiga, comenzaron el año 2019 a reciclar botellas de vidrio para crear vasos, lo cual fue un éxito. Hoy son semifinalistas regionales del Concurso Nacional “Desafío Emprendedor”, organizado por el Banco de Chile y Desafío Levantemos Chile.

Alexis Aravena
Fotos: Marco Lara

El emprendimiento, partió formalmente el 22 de octubre del año 2019, cuando el matrimonio conformado Ricardo Díaz y Melissa Zúñiga comenzó a reciclar botellas de vidrio para crear vasos. Entre los dos, se demoraron aproximadamente un mes en hacer un trabajo de 250 ejemplares. La totalidad de la producción fue vendida en sólo tres días. Un éxito.

Díaz, de profesión ingeniero y Zúñiga, psicopedagoga, se dividen las labores, porque mientras Ricardo pule las botellas, Melissa está a cargo de la logística del negocio. Pese a que funcionan de buena forma, inmediatamente comenzaron a pensar en el factor diferenciador para poder potenciar su negocio. Ahí se dieron cuenta que el reciclaje particular era su norte.

“Cuando vendimos todos los vasos, me acuerdo que pensé: esto es fantástico, el tema del reciclaje la lleva, la cultura de reciclaje está en ascenso”, destaca Díaz.

La idea de la empresa, que vela por el reciclaje in situ, es poder sacar de circulación las botellas que tiraban las discos, pubs, restoranes, las cuales van directamente al relleno sanitario, lo cual contamina mucho más. Actualmente, Dizuglass hace un reciclaje aproximado de ocho toneladas en una buena semana.

La pareja acude directamente a las empresas, les ofrece su servicio de reciclaje de forma gratuita o pregunta si ya poseen uno, dejando un vaso de muestra, aludiendo a que le da vida a las botellas. Los clientes, se convencen y pasan a ser catalogados como tal, independiente si pagan o no, ya que se realizan alianzas estratégicas.

“Tengo un cronograma, diseñado como una carta gantt por así decirlo, en el cual tengo los socios estratégicos, donde puedo reciclar y los días que tengo libre me doy vuelta en los 66 puntos de reciclaje que hay acá en Rancagua”, señala Díaz.

“Particularmente comenzamos con dos toneladas a la semana, lo cual era un poco y sacamos 100 botellas a la semana y actualmente son 200, e incluso 300. Nos compramos una camioneta e hicimos socios estratégicos. Por ejemplo, hoy en día contamos el Mini Sheraton y ellos sacan alrededor de dos toneladas por semana. Además contamos con otras discos y locales”, señala Zúñiga.

El trabajo es íntegramente artesanal. Díaz, adaptó un taladro para poder pulir las botellas, ocupando inyección de agua para poder trabajar. Sin embargo, la pareja pretende comprar una máquina, que solamente es vendida en México. Posee inyección de agua propia y es de acero inoxidable. “Entonces se pasaría de estar cinco minutos con un vaso, paso a 30 segundos”, asegura el empresario.

¿Qué más podemos hacer?

Para seguir con la recolección, la pareja compró sacas, que son los sacos más resistente, que pueden albergar alrededor de 500 kilos. Las instalaron en diferentes puntos de la región, alegando que la empresa responsable del reciclaje de vidrio en la región no estaba siendo responsable, porque el camión con el que recolectan es el mismo que va a todos los puntos de la región, lo cual para la pareja no es muy productivo, ni consistente.

“Nosotros pusimos sacas en Machalí, Rancagua, en el Polo, Nogales y nos ha ido bastante bien y la gente está reciclando. Nos ha ido bien en ese tema. El reciclaje se está dando, faltan más tiempo y respecto a lo que es el concurso”, comenta la pareja.

¿Todas las botellas sirven?

No todas las botellas sirven afirma la pareja. Actualmente, sólo están trabajando botellas más pequeñas, porque es lo que se vende mejor y más rápido. De todas formas usan botellas de vino, que son más grandes, pero es todo un desafío trabajarlas.

“Las botellas de vino, de cada cien unidades, el 20% se rompe, por un tema de que no se corta bien. Por ejemplo, a veces no sirven porque tiene un trabajo extra, ya que hay que limar por abajo, entonces eso ya cuesta”, comenta Díaz.

Actualmente, el emprendimiento compite a nivel nacional en el “Desafío Emprendedor”, organizado por el Banco de Chile y Desafío Levantemos Chile.

“Desafío Emprendedor”

La empresa fue fundada oficialmente el 22 de octubre el año 2019. La última postulación al concurso era el 29 del mismo mes. El emprendimiento fue seleccionado por su temática. Fueron seleccionados entre 3100 postulantes.

“Salimos seleccionados a nivel regional, dentro de 3100 postulantes, quedaron seleccionados 28 emprendimientos, donde se encuentra el mío”, comenta la pareja.

“Fuimos a dar un elevator pitch a San Fernando, a la escuela de negocios y habían jueces como el Gerente General del Banco de Chile de la zona central, el gerente de Sercotec de O’higgins, estaba el gerente zonal del Desafío Levantemos Chile, entonces fue super genial haber visto que hay muchos negocios sustentables en la región”, añade Zúñiga.

El emprendimiento fue el único que postuló el tema del reciclaje de vidrio. Actualmente son semifinalistas. En marzo se seleccionarán a los finalistas, donde se seleccionarán seleccionarán a 30 emprendedores de todo Chile, quienes participarán en un Festival del Emprendimiento en Santiago. De ellos se elegirán los mejores, que obtendrán grandes premios.

“Todos lo que van, tiene un millón al bolsillo altiro y el primer lugar gana 15, el otro 13 y el otro 11. Hay otro premio, que son de cinco millones, que es por el emprendimiento familiar y por crecimiento”, señaló Díaz.

“En la primera semana de marzo se sabría si somos finalistas y después la final nacional es el 22 o 23 de marzo en el Mall Plaza Vespucio, es algo bastante grande y nosotros vamos para que las personas se unan y sepan de nuestra empresa”, señaló Zúñiga.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto