Síguenos

Editorial

RECORDANDO: Por el reloj de la Plaza nunca pasan las horas

Publicado

el

Rancagua tiene una curiosa característica. En su central Plaza de los Héroes hay un reloj por el que nunca pasan las horas. Sus punteros decidieron detenerse en las 8:20 y nadie ha sido capaz de hacerlos marchar. No se sabe si se detuvieron en la mañana o a las (20:20 horas) del anochecer, pero allí está, a la vista de todos los que pasan y lo miran. Se  encuentra en lo alto del edificio de  la Gobernación (ex Intendencia), no solamente detenido, sino que también mudo sin hacer sonar su campana que hacia escuchar su rítmico sonido.

Recordemos algo de la vida del reloj estático. Fue a fines del mes de Abril del año 1930 cuando fue inaugurado en el flamante nuevo edificio de la Intendencia, construido durante la primera Presidencia del General Carlos Ibáñez del Campo.

En aquel entonces era Intendente don Fernando Jaramillo. Rancagua era la Capital de la Provincia de Colchagua, pues se había hecho la “fusión” de las Provincias de O’Higgins y Colchagua en una sola, en el primer intento de “regionalización”, que fracasó.

La instalación del reloj fue recibida con regocijo por los habitantes de la ciudad.

El poeta Alfredo Ilabaca León escribió un elogio al flamante reloj, que decía en parte:

“Ojalá que tu cuadrante luminoso marque pronto la hora en Rancagua hermosa y limpia, moderna y saludable, se yerga, con bien ganado orgullo, en medio de la Provincia. Mientras tanto, cada nuevo latido es un pequeño grito de esperanza.

Desde ese año, 1930, se han cumplido 89 años del edificio y de su reloj, que, al parecer, alguna vez escuchó a Lucho Gatica cantar el famoso bolero que dice:

“Reloj no marques las horas”…

Columnas

Octogésimo Sexto Aniversario de la Policía de Investigaciones

Publicado

el

Prefecto, Lautaro Arias Berrocal, Jefe de la Región Policial de O´Higgins.

Investigar, ese es nuestro don, nuestra arma, nuestro fundamento. Es nuestro ADN.  Aquel, que nos ha permitido investigar los delitos más complejos de la historia policial chilena, lo que sumado a una sólida ética profesional, nos sitúa hoy, como una de las instituciones más valoradas por nuestros compatriotas.

Sin duda que es un logro, y nos enorgullece, pero estamos ciertos de que ese alto nivel de confianza que nos ha otorgado el pueblo de Chile, también conlleva una gran responsabilidad.

Por ello, nuestro objetivo es entregar a los habitantes del país… respuestas satisfactorias y oportunas… para avanzar en el derecho a vivir en un ambiente de seguridad y justicia.

La confianza en nuestra institución, y los logros de nuestro país en materia de seguridad, han permitido que la comunidad internacional vuelque sus miradas hacia nosotros y nos manifieste su reconocimiento al designarnos, durante el mes de octubre del presente año, como país anfitrión de la “Octogésima Octava (88°) Asamblea General Interpol”, evento que reunirá a las más altas autoridades policiales de los 194 países que la integran, siendo necesario además, comentarles, con gran orgullo, que nuestro Director General Héctor Espinosa Valenzuela, fue nombrado recientemente, por votación unánime, como Presidente del Grupo de Interpol de Jefes de Policía para América del Sur, rol que desempeñará hasta el año 2021.

Con 86 años de vida institucional, estamos frente a un país y una región que han evolucionado en distintos aspectos. La propia PDI ha debido adecuarse a estos cambios, reinventándose permanentemente para dar respuesta a los desafíos y compromisos que le impone una criminalidad en permanente transformación.

Este compromiso ha quedado demostrado en la puesta en marcha del plan estratégico institucional a partir del año 2017 hasta el 2022, cuyo desafío esencial es enfrentar el futuro centenario de la PDI, como un referente regional en la investigación criminal de delitos de alta complejidad y crimen organizado transnacional.

Dicho plan tiene como base 4 pilares estratégicos, sustentados transversalmente en aquellos valores y creencias que han cimentado y fortalecido nuestro trabajo a través del tiempo, siendo éstos el profesionalismo, la probidad e integridad de nuestro actuar, y nuestra vocación de servicio, inspirada en la honestidad, la transparencia y el respeto.

Continuar Leyendo

Editorial

La Policía de Investigaciones

Publicado

el

Hoy  la Policía de Investigaciones de Chile  está de cumpleaños y sus miembros y todo el país tienen motivos suficientes para celebrarlo.

Claro que no está en el ADN de la institución el ser demasiado vistosos sino más bien mantener en la ciudadanía un nivel justo de exposición para demostrar presencia y trasparencia sin que esto afecte a la debida reserva que facilita su lucha contra el crimen.

La idea de una policía civil nació hace un poco más de ocho décadas en Valparaíso y siguiendo en sus comienzos el modelo policial francés prontamente se extendió por todo el país como una forma eficaz y profesional de proteger a los chilenos de la delincuencia que cada vez se especializa y busca formas más refinadas .

Entre los párrafos marcados de su Misión Institucional destaca el:

“Dar eficacia al derecho, garantizar el orden público y la seguridad pública interior, a través de la investigación profesional y especializada de los delitos, de la inteligencia criminal, del control migratorio y de la cooperación internacional, apoyando la generación de condiciones básicas para la tranquilidad ciudadana que permitan el desarrollo económico, político, cultural y social de Chile”.

En nuestra Región su presencia es de vital importancia en las grandes ciudades y su aprobación ciudadana se refleja en los constantes pedidos de nuevos cuarteles en las localidades en donde no lo tienen.

Saludamos su silenciosa labor y adaptación a las nuevas exigencias de un Chile y sus regiones que están creciendo y modernizándose a ritmo acelerado.

Alejandro González Pino

Director

Continuar Leyendo

Recordando

La horrorosa catástrofe del “Humo”

Publicado

el

RECORDANDO Por… Héctor González V.

El 19 de Junio de 1945, en el Mineral de Cobre “El Teniente”, de la empresa norteamericana Braden Copper Company quedó marcado en la historia.

El país entero se conmovió con la noticia que se difundió por todo el mundo.

Un comienzo de incendio en la boca de entrada al túnel minero provocó extensas nubes de humo que, empujadas por el viento de la superficie, fueron penetrando hacia muy adentro, en donde centenares de trabajadores estaban laborando en la extracción de rocas y piedras que contenían cobre.

Al respirar el aire contaminado, poco a poco fueron cayendo los mineros que no alcanzaron a huir del mortal peligro.

Fueron en total 355 lo que murieron en el interior de la mina. Como en todo Chile no había disponibles tantos ataúdes tuvieron que construirse rápidamente cajas mortuorias para ser enviadas en trenes y autocarriles especiales a Rancagua y ser sepultadas.

El primero de los sucesivos funerales desde la Estación del Ferrocarril de la Braden en la calle Millán hasta el Cementerio N° 2 ubicado en la actual Avenida Baquedano, fue encabezado por el Presidente de la República don Juan Antonio Ríos, Ministros de Estado, autoridades civiles, religiosas y militares, dirigentes sindicales, en un largo cortejo que incluyó a la casi totalidad de los trabajadores de la Braden. Las aceras se hicieron estrechas para contener a miles de personas que contemplaron el paso del largo cortejo en las calles Millán, Lastarria, Brasil y Baquedano.

Las tumbas de los caídos fueron agrupadas ordenadamente en un amplio espacio en el costado oriente del Cementerio.

La “Catástrofe del Humo” fue considerada como el más grande accidente mortal minero en la historia.

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400