Síguenos

Actualidad

Zona metropolitana podría estar conformada por Rancagua, Machalí, Olivar, Graneros, Requínoa y Doñihue

Publicado

el

– Así lo indica un estudio elaborado por la Universidad Católica y encargado por el Gore, con el fin de analizar el establecimiento oficial de la nueva área metropolitana para O’Higgins. Con tal de alcanzar un eventual escenario óptimo, la investigación sugiere una serie de medidas.       

  • Mayor expansión urbana a costa de suelos agrícolas, más congestión vehicular, y un aumento del número y tiempos de viaje, serían las consecuencias de que continúe el ordenamiento territorial actual de la región.

Marcela Catalan

Entre diciembre de 2017 y el primer trimestre de 2019, se desarrolló el «Diagnóstico del área metropolitana de la Región de O’Higgins». La iniciativa fue encargada por el Gobierno Regional al Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Universidad Católica, siendo presentada hace unas semanas a los consejeros regionales, alcaldes de las comunas involucradas y representantes del mundo público y privado.

El documento sienta las bases para la implementación del área metropolitana en torno a Rancagua, en el marco de las modificaciones a la Ley 21.074. Dicha normativa estipula la «potestad regional de declarar» esta figura «para dos o más comunas contiguas, que en conjunto superan los 250 mil habitantes” . Aquello permite reconocer  un espacio territorial que, dadas sus relaciones físicas y funcionales, opera como un sistema urbano integrado». Lo anterior se traduce en una serie de desafíos de planificación y gestión mancomunada entre los municipios implicados, liderados por el Gore.

Diario El Rancagüino accedió en exclusiva al estudio, el cual abarcó Rancagua, Codegua, Doñihue, Graneros, Machalí, Olivar, Requínoa y Mostazal.                                                                                 

Acerca del diagnóstico a la situación actual de la región, en concordancia con el área total de análisis, el documento indica que en Rancagua se concentra la población urbana y rural. Se agrega que “en los últimos quince años Machalí ha crecido de forma importante, casi duplicando» sus habitantes, lo que se explica en vista de la población urbana. Esto refleja un proceso de urbanización que no sólo se limita a ella, «ya que Codegua, Requínoa y Graneros presentan tendencias recientes y similares» .

La indagación resalta que la mayor confluencia de residentes en la capital regional y Machalí (donde también hay un mayor dinamismo residencial urbano), en desmedro de otros lugares de O’Higgins, “puede convertirse en un desafío, en términos de congestión de infraestructuras y equipamientos existentes».

La investigación agrega que las comunas analizadas presentan desde 2002 un déficit cuantitativo en los requerimientos nuevos de vivienda. No obstante, Rancagua sigue manteniendo la predominancia en este ítem. La mayor tipología de permisos corresponde a casas. Desde ese año, han registrado permisos de edificación en altura sólo tres de los ocho lugares del área de estudio. La mayoría se concentra en la mencionada ciudad, de lo cual se desprende que, en la dinámica residencial asociada a la normativa urbana, predomina una expansión horizontal por sobre una en altura.

El documento añade que “se reconocen procesos incipientes de urbanización en zonas rurales, debido a subdivisiones y parcelaciones, generando nuevos núcleos de población y servicios» alrededor del sector examinado. Lo anterior se configura como uno de los desafíos más relevantes, pues implica repercusiones en la provisión de servicios y equipamientos, también en el ámbito ambiental, en la conectividad vial, movilidad sustentable, y en la calidad de vida.

Por otra parte, se indica que “la infraestructura energética, sanitaria e industrial, condicionan la expansión de forma negativa, al no compatibilizar con los usos residenciales y comerciales”. En tanto, “la red vial guía los procesos de crecimiento urbano (en conjunto con otros factores), de forma “radicular». Esto ocurre desde la conurbación Rancagua – Machalí, especialmente en torno al eje de la Ruta 5”.

La exploración revela un “déficit de la infraestructura de carga, en un contexto de creciente demanda de centros logísticos y vialidad (elemento relevante en afianzar o complejizar las relaciones y circulación entre los núcleos urbanos). Esto representa un desafío de gran importancia para un territorio de carácter estratégico”, en pro de “la conectividad entre las zonas de producción agropecuaria, los puertos de la zona central, Santiago y Argentina”.

En cuanto al transporte público mayor y menor, urbano y rural, “está segmentado. No trabajan en conjunto las infraestructuras de movilidad (terminales, paraderos y estaciones), impidiendo el desarrollo de un sistema visible, confiable, atractivo e intermodal de movilidad”.

El documento también advierte que “la planificación del transporte ha sido enfocada estrictamente a vialidad y conectividad, sin claridad sobre los patrones de movilidad”. Además constata “una oferta de múltiples alternativas al transporte privado, que pueden ser potenciadas por una planificación y gestión integrada”.

De acuerdo con los profesionales ejecutores de la iniciativa, “el actual proceso de expansión y configuración urbana» obedece a un sistema urbano mononuclear y radicular, de escala intermedia. Se entiende por mononuclear, que el conjunto de centros urbanos se ve dominado por un único centro mayor (Rancagua), el cual concentra la gran mayoría de la población, las actividades económicas», aparte de los servicios y equipamientos del área de estudio.                                  

                                                                                               En tanto, por radicular se comprende que si bien las comunas son muy dependientes de Rancagua, relacionándose con fuerza con ésta, no existen mayores vínculos entre ellas. Esto se traduce en una conectividad vial y de transporte que converge hacia Rancagua, con escasas conexiones directas entre los centros urbanos menores.

PROYECCIÓN DE ESCENARIOS

La investigación arrojó escenarios prospectivos de crecimiento urbano en el área de estudio, basados en la evidencia recogida en el contexto de efectuar el diagnóstico urbano.

Como resultado, se obtuvo un escenario tendencial que proyecta la situación hoy observada en el territorio, siendo éste el panorama más probable a futuro. Aquello, en caso de que no se realicen acciones adicionales a las que ya están en marcha, o si no se generan ajustes estructurales a la gobernanza territorial, a su planificación y gestión. También se presenta un escenario óptimo, basado en una transformación positiva del modelo de ordenamiento territorial actual. Ambos consideran dos cortes temporales: 2030 y 2050.

En cuanto al escenario tendencial, su evolución refleja una continuidad del modelo actual de ordenamiento territorial. Se refuerza el peso ejercido por Rancagua dentro del sistema, lo cual limita el surgimiento de nuevos subcentros que equilibren los usos y actividades económicas en el espacio. A pesar de ello, los diversos centros urbanos del sistema se comienzan a conectar, a partir de distintas intervenciones viales. A la larga, éstas permitirán transitar de un sistema reticular a uno radicular, sin perjuicio de que la capital regional seguiría ejerciendo una centralidad indiscutible.

En el mismo contexto, la relevancia indiscutida de los sectores minero y agropecuario, influiría sobre las condiciones ambientales del territorio y las dinámicas de crecimiento urbano. Lo anterior implicaría una mayor expansión urbana y una pérdida de los suelos agrícolas y de valor ecológico, en detrimento de los servicios ambientales del área metropolitana. Además habría un incremento de la congestión vehicular, y un aumento del número y tiempos de los viajes.

Ante la dispersión de la vivienda sobre el territorio rural, el transporte público no sería capaz de captar toda la demanda metropolitana, por lo que su uso no se vería favorecido, al menos en estas zonas.

La continuidad de la mancha urbana se extendería a lo largo de la Ruta 5, tanto al sur como al norte de Rancagua, expansión que absorbería las pequeñas urbanizaciones en zonas rurales, y cuyo límite urbano tendrá conflictos con los planteles pecuarios. La urbanización dispersa se establecería con mayor fuerza en Requínoa, consumiendo gran parte de sus zonas rurales y agrícolas.

En Rancagua, en 2050, la densificación llegaría a su máximo, por lo que el crecimiento en altura predominaría en Machalí y comenzaría a establecerse con mayor fuerza en otros centros comunales. La construcción alrededor de los ejes viales que conectan los núcleos urbanos con Rancagua, generaría continuidades en la mancha urbana, produciendo a su vez pérdidas de los restantes suelos rurales y de alto valor ecológico en estos territorios.

Consecuentemente, existirían eventos de emergencia relacionados con la contaminación del aire y del agua, por la consolidación de espacios urbanos. En tanto, el uso del automóvil sería predominante en términos metropolitanos. Aquello, si bien al 2050 el uso de la bicicleta será relevante en algunas zonas centrales y acotadas.

ESCENARIO ÓPTIMO                   

En términos de su evolución como sistema urbano, el punto de partida para la elaboración del escenario óptimo, es la actual configuración territorial, como sistema monocéntrico de expresión radicular, en torno a Rancagua. Esto, considerando también los factores causales, su posterior proyección y los objetivos estratégicos territoriales para ambos horizontes temporales.

Se estima una evolución gradual del área metropolitana, desde su estructura monocéntrica-radicular actual, hacia una policéntrica y reticular, al mismo tiempo que imbricada en una metropolitana mayor, que involucra a otras áreas metropolitanas de la zona central del país. Al haber un sistema policéntrico, emergen nuevos subcentros capaces de competir con la centralidad ejercida por Rancagua, mientras que lo reticular permitiría una interconectividad mayor entre todos los centros urbanos que componen el sistema.

En caso de ocurrir lo descrito, “mejoraría el desarrollo urbano, así como los estándares de calidad ambiental y de vida de los distintos centros urbanos y rurales. En paralelo se generarían nuevos subcentros, ampliando la protección y también el resguardo de su patrimonio natural, y habilitando una conectividad ‘reticular’ más definida. De tal modo es que Rancagua, a pesar de seguir siendo el nodo central, ya no ejercería un peso específico tan preponderante.

PROPUESTA DE CONFORMACIÓN DEL ÁREA METROPOLITANA                                                         

El informe también sugiere seguir un criterio físico- funcional para delimitar el sistema metropolitano, pues éste refleja las actuales dinámicas del territorio. Además tiene un correlato con las disposiciones legales de la Ley 21.074, para la implementación de áreas metropolitanas. Por tanto, se recomienda que la de O’Higgins esté conformada por Rancagua, Machalí, Olivar, Graneros, Requínoa y Doñihue. Pero sin perjuicio de hacer mediciones periódicas, para comprender la evolución de las relaciones funcionales con Mostazal y Codegua. Y es que dada su proximidad, pronto podrían ser parte del área funcional.

Por último, fruto de un proceso participativo, la investigación arroja veinte orientaciones para implementar y gestionar el área metropolitana. Esto va acompañado por 129 acciones específicas, en materia  política, de planificación y gestión. Todo aquello se vincula con los objetivos estratégicos y los atributos territoriales definidos por el escenario óptimo de crecimiento urbano, desarrollado en etapas previas.

ALGUNAS DE LAS ACCIONES SUGERIDAS 

  – Dotar a las comunas del área metropolitana de una distribución equilibrada de áreas verdes, según sus jerarquías urbanas.

-Elaborar un Plan Regulador Intercomunal, a escala del sistema urbano de escala metropolitana y proyectado al año 2030.

-Evaluar el grado de integración y/o vulnerabilidad de la economía local tradicional, ante un proceso de metropolización.

-Fortalecer acuerdos públicos-privados sobre los ámbitos actuales y potenciales que pueden aportar al desarrollo de un turismo identitario, pero sostenible, en el marco del proceso de metropolización.

-Generar mecanismos de incentivo para densificación en áreas urbanas reguladas, especialmente en relación con la localización de viviendas sociales al interior del área urbana consolidada.

– Desarrollar una política y estrategia regional de cambio climático.

-Catastrar y definir el potencial de incorporación de nuevas áreas protegidas al SNASPE en el territorio metropolitano y su área de influencia.

-Consensuar acuerdos públicos para la actualización de la estrategia regional de biodiversidad y el Plan de Descontaminación Atmosférica.

-Planificar obras estratégicas prioritarias en innovación tecnológica, para la eficiencia en la utilización del recurso hídrico en el ámbito residencial y productivo, transporte y energía.

-Aplicar restricciones y desincentivos a la urbanización de zonas de riesgo consignadas en los IPT.

-Actualizar y fortalecer un Plan de Descontaminación Atmosférica.

-Generar acuerdos intercomunales sobre requerimientos y eventuales déficit de bienes y servicios públicos, en salud y educación.

-Constituir y formalizar el concejo de alcaldes del área metropolitana.

-Levantar un catastro actualizado del estado de situación del patrimonio cultural, por comunas.

-Generar una cartografía sociocultural que determine lugares/zonas prioritarias de patrimonio (tangible), o donde se representan (no tangible) expresiones culturales.

-Crear programas especiales, de fomento a la creación de nuevas empresas y mercados laborales en núcleos secundarios.

-Incorporar criterios de localización en la planificación de proyectos públicos de salud y educación de escala metropolitana (red de salud primaria, campus universitarios, entre otros).

-Ejecutar obras y medidas del plan de acción de ciclovías metropolitanas.

-Concertar la elaboración de un plan integral de movilidad de carácter metropolitano, entre todas las comunas involucradas.

-Implementar tecnologías sustentables y no contaminantes en el sistema de transporte público (renovación de flotas, vehículos eléctricos, entre otros).

-Incentivar el desarrollo de la electromovilidad en el sistema de transporte público.

-Implementar tarifa integrada entre distintas modalidades de transporte público.

-Generar acuerdos intercomunales y con el nivel central, para definir un nuevo plan regulador metropolitano/intercomunal.

-Licitar y/o ejecutar acciones prioritarias de movilidad sustentable en el área metropolitana.

-Ejecución de los pasos Las Leñas y Alhué, y su infraestructura vial y logística asociada, junto con una red vial pertinente.

-Planificar rutas alternativas para el tránsito de cargas, que disminuyan las externalidades negativas sobre los núcleos urbanos.

-Ejecución de una circunvalación vial en torno a la conurbación Rancagua-Machalí- Olivar.

-Confeccionar un plan maestro de transporte ferroviario, en el ámbito del plan integral de movilidad metropolitana.

-Licitar y ejecutar obras de mejoramiento y ampliación de la vía férrea.

-Planificar servicios de transporte de pasajeros (Chimbarongo, San Fernando, Talca) y evaluar la factibilidad de ejecutar estaciones intermodales en el sistema urbano metropolitano.

-Ejecutar una estación intermodal en torno a la Estación de Ferrocarriles de Rancagua.

-Instalar una mesa público-privada que dialogue e intercambie información y puntos de vista, sobre los eventuales impactos en el área metropolitana de un proceso de mayor internacionalización.                                                                                                                 

Actualidad

Declaran a la Región de O’Higgins zona de Emergencia Agrícola por escasez hídrica

Publicado

el


  • Así lo anunció ayer en Mostazal el Ministro de Agricultura, Antonio Walker. La declaración ayudará a liberar recursos para apoyar a los agricultores más afectados por la sequía.

El Ministro de Agricultura, Antonio Walker, anunció ayer martes en Mostazal que se declaró zona de emergencia agrícola por escasez hídrica a todas las comunas de la Región de O’Higgins; puntualizando que se aportará la suma de mil 900 millones de pesos, de la cual una parte lo aporta el gobierno regional y 800 millones de pesos el Ministerio de Agricultura. “La idea es no dejar solos a los 3 mil agricultores que lo están pasando mal”, enfatizó el Ministro Walker.
El anuncio lo realizó junto al Intendente Juan Manuel Masferrer, al Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada; al director regional de INDAP, Juan García; y a la directora regional del SAG, Paola Conca.


El Ministro Walker indicó que la zona central de Chile está viviendo una de las peores sequías de los últimos 60 años, con un déficit de precipitaciones de un 70 por ciento, ante lo cual el gobierno a través del Ministerio de Agricultura ha declarado emergencia agrícola en las regiones de Coquimbo, Valparaíso y ahora en O’Higgins, principalmente, con el fin de entregar forraje para los animales, remedios y todos los insumos que sean necesarios para atender la bebida para el consumo humano.
“Después de que nos elevaron la solicitud de emergencia agrícola, nosotros procedimos a hacer un catastro en las 33 comunas de la región y la verdad, es que estamos atravesando por una situación muy crítica en O’Higgins, especialmente en el secano costero. Así es que nosotros hemos firmado el decreto de emergencia agrícola por escasez hídrica que nos solicitó el intendente, para poder activar los recursos de emergencia”, explicó el Ministro Walker.


En tanto, el Intendente Juan Manuel Masferrer precisó que “una inversión importante de parte del gobierno regional va a ir a agricultores y usuarios no INDAP que cumplan con los requerimientos de la ayuda. También se van a entregar recursos a través del INDAP para personas que son usuarios de este servicio. Esto se cristaliza con la entrega de forraje de animales, bombas de agua fotovoltaicas y cosechadores de agua. Y nosotros tenemos un programa de cambio climático que tiene que ver con compras de estanques y cosecha de agua”.


El Intendente agradeció al Ministro y al Ministerio “por acoger nuestro pedido rápidamente. Creo que es fundamental que se pueda ejecutar estos recursos rápido porque todavía estamos a tiempo. Y estas son las primeras medidas y vamos a seguir trabajando, porque no vamos a dejar solos a nuestros agricultores. Las primera medidas serán para el secano costero, porque son las primeras comunas afectadas, pero la emergencia es para todas las comunas de la región”.

DISTRIBUCIÓN DE LOS RECURSOS
Por su parte, el Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada, indicó que para la distribución de estos recursos asignados para atender la emergencia, en algunos casos se va a realizar concursos abiertos, entre ellos “el del SIRSD-S (Sistema de Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios) del SAG, que tiene 790 millones de pesos y que estará abierto hasta el día 12 de septiembre. Entonces, los agricultores van a poder postular a estas prácticas de emergencia. También, a través de INDAP tendremos entrega directa de recursos a los pequeños agricultores que hemos catastrado, a quienes se entregará forraje. Además, habrá concursos del programa de Desarrollo de Inversiones para la compra de estanques y la construcción de abrevaderos”.


Agregó que a través del proyecto Cambio Climático “ya tenemos un catastro y se les va a implementar a estos agricultores del secano costero las soluciones de bombeo fotovoltaico y de construcción de cosechadores de aguas lluvias. Hay distintas modalidades. El llamado es a que los agricultores se acerquen a informarse, concurran a las oficinas de agencias de área de INDAP, al SAG y oficinas del Ministerio de Agricultura en la región para que las personas más afectadas puedan acceder a estos beneficios”.


El director regional de INDAP, Juan García, señaló que “la situación que está viviendo nuestra región y sus productores es complicada y hay que hacerse cargo. Por tanto, es vital que estemos todos los sectores (público y privado) dispuestos a cooperar, sobre todo en función de los que menos recursos tienen”.


Añadió que “en INDAP como equipo, hemos venido trabajando el tema desde hace ya más de un mes con el Seremi Joaquin Arriagada y con todo el apoyo del Intendente Juan Manuel Masferrer, y lograremos llegar con ayuda muy pronto, básicamente forraje y concentrándonos en el secano en esta primera etapa”.


Acotó que “en una segunda etapa llegaremos a sectores de secano que no hayamos logrado cubrir y pre cordilleras, poniendo el primer énfasis o ayuda en los sectores ganaderos y apícolas durante este periodo de septiembre-noviembre. El haber trabajado desde antes en la sequía y la emergencia que genera nos permitirá poder tratar de ser más oportunos en la entrega de ayuda, pero insisto, se debe actuar cautelosamente con la toma de decisiones productivas que algunos agricultores se aprontan a tomar en esta época, pues es fundamental tratar de ir minimizando los riesgos”.

Ministro Walker: “Hay que administrar mejor el agua”

La importancia de administrar mejor el escaso recurso agua resaltó el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, quien agregó que “el haber decretado zona de emergencia agrícola en tres regiones es un esfuerzo del Ministerio de Agricultura que no teníamos contemplado. Ya INDAP ha aportado 4 mil millones de pesos solo por emergencia”.


Expresó que se espera tener algo más de precipitaciones en lo que queda de invierno; añadiendo que en la zona ha habido “buenas horas frío, lo que es importante para la región de O’Higgins”.
Reiteró que es necesario prepararse para enfrentar mejor esta situación de sequía. “Como Ministerio de Agricultura –dijo- estamos tomando medidas para administrar mejor el agua. Y hacemos un llamado a las asociaciones de canalistas, juntas de vigilancia y comunidades de agua a administrar mejor el agua”.


Puntualizó que se está destinando recursos para incorporar la telemetría en la administración del agua y para acelerar el proceso de tecnificación del riego en la agricultura. En esto último se invertirá la suma de 85 mil millones de pesos. “Esas son medidas a corto plazo, pero hay que pensar también en el largo plazo. Por ello, nos hemos contactado con el ministro de Obras Públicas para ver cómo acelerar el proceso de construcción de embalses, la infiltración de acuíferos y la factibilidad de ocupar la técnica de desalinización del agua. Estamos trabajando en varios frentes porque el tema de la sequía es grave”.

Continuar Leyendo

Educación

Escolares desfilaron en el natalicio de Bernardo O’Higgins

Publicado

el

Pese a la tormenta de viento de la noche anterior, un clima más bien cálido fue el que recibió a quienes participaron del desfile cívico militar que ayer se realizó en la plaza de Los Héroes al recordarse un nuevo natalicio de uno de los padres de la patria, como lo es Bernardo O´Higgins, en una actividad organizada por la Brigada de Aviación Ejército y que este año fue presidida por la gobernadora de Cachapoal Ivonne Mangelsdorff.


Junto con los militares, carabineros y voluntarios de la primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Rancagua “Bomba O´Higgins” un escalón estudiantil que se llevó desfiló frente a las autoridades llevándose los más sonoros aplausos de la mañana.

Continuar Leyendo

Salud

Doctor Herrera asume como director (s) de Atención Primaria en Servicio de Salud O´Higgins

Publicado

el

Este martes asumió como nuevo director (s) de Atención Primaria de Salud del Servicio de Salud O´Higgins, el Dr. Carlos Eduardo Herrera Soto, quien se desempeñaba como director (s) en el Hospital de Chimbarongo.

Respecto a ello, el director del Servicio de Salud O´Higgins, doctor Fernando Soto, destacó que “la determinación se tomó debido a que la ex directora de APS, Daniela Zavando, asumió como seremi de Salud de esta región. En tanto, el Hospital de Chimbarongo quedará a cargo -de forma interina- de la doctora Carolina Valenzuela Pinaud, quien se desempeñaba como subdirectora médica (s) en el recinto hospitalario”.

Asimismo, Fernando Soto agradeció la gestión de Daniela Zavando y valoró la incorporación del doctor Carlos Herrera en Atención Primaria, destacando que “junto con desear el mejor de los éxitos a la Dra. Zavando, agradezco el trabajo que realizó en nuestro servicio. A su vez, le damos la bienvenida al doctor Herrera en APS, de quien estamos seguros que realizará una encomiable labor”, culminó la autoridad de Salud.

Cabe señalar que Carlos Herrera cuenta con una larga trayectoria en el Servicio de Salud O´Higgins. Ha desempeñado, durante dos períodos, la función de director del Hospital Regional de Rancagua. Asimismo, estuvo a cargo del Hospital de San Fernando, entre otros. “Nuestro propósito es fortalecer la prevención y la promoción de la salud en los establecimientos de Atención Primaria, para ello se requiere un compromiso para que los recintos de la red asistencial se articulen de la mejor manera posible. El ideal sería que el sector salud fuera identificado como una red enlazada y vinculada, independiente del organismo que los administre”, relevó el recién asumido Dr. Herrera.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080