Síguenos

Columnas

Industrias siguen estereotipando a las mujeres en sus anuncios

Publicado

el


Por: Mauricio Martínez, Gerente General de Kantar Chile

Cada día estamos expuestos a miles de anuncios que nos son presentados en las diferentes plataformas a las que nos exponemos, como la calle, las redes sociales, radio o televisión. La industria publicitaria nos ha acostumbrado a ver esto como algo natural del día a día. Tanto así que son pocas las veces que nos hemos detenido para analizar de forma profunda el contenido y qué tan estereotipado está.

De acuerdo con los resultados del estudio AdReaction, titulado “Getting Gender Right”, podemos observar que ciertas marcas, como las de limpieza de hogar, productos para bebé y limpieza de ropa están dirigiendo en un 98% su comunicación hacia las mujeres y en un 2% hacia los hombres. En la misma línea, la comunicación de la industria de autos y aceite para motores muestra a las mujeres apareciendo como grupos objetivos en un 42% y 29% respectivamente, versus un 58% y 71% que aparecen del género masculino.

Por su parte, los anunciantes de las categorías de aseo personal y alimentos están enfocados en general en 7 de cada 10 casos en el público femenino y en 3 de cada 10 en el género masculino. Por el contrario, las categorías de electrodomésticos y servicios se encuentran más equilibradas, donde buscan impactar a mujeres en un promedio de 53% y a los hombres en un 47%.

Son datos que siguen sorprendiendo a estas alturas, ya que continúan mostrando un enfoque muy estereotipado por parte de las marcas. Con esto se concluye que aún no comprenden que deben cambiar su manera de llegar al público y no encasillar ni a hombres ni mujeres en categorías que sin duda podrían ser mixtas.

Las marcas que quieran hablarle correctamente a sus grupos objetivos deben comprender que la sociedad están cambiando, desde la composición de los hogares, los roles que sus elementos juegan y sus nuevos paradigmas. Es importante que se muevan rápido pues es muy costoso no hablarles a los segmentos correctos del mercado, así como hablarles con contenidos y mensajes erróneos, que lejos de ser una inversión, terminan siendo un gasto o un riesgo para sus marcas.

Columnas

El problema de la eutanasia

Publicado

el

Los seres humanos somos por naturaleza seres de cultura. Pero la cultura no es algo que nosotros adquirimos conscientemente, sino más bien algo que nos impregna; en ella vivimos, nos movemos y existimos. El problema de la eutanasia, antes que un problema de leyes o de doctrinas, es un problema de cultura.

            En la aparición de la eutanasia como problema, se refleja sobretodo un malestar de la cultura. Un malestar en relación al modo como estamos viviendo, un malestar en el modo en que estamos muriendo. Estamos viviendo solos y nos estamos muriendo solos.

            Lo que el individualismo buscaba, finalmente lo ha conseguido. La pretendida autosuficiencia plena del ser humano, conduce a su máxima indefensión. La autosuficiencia no es mala. Es mala si se la entiende mal y es buena si se la entiende bien.

Como todo lo humano la autosuficiencia no es absoluta sino relativa. Dependemos del medio ambiente, dependemos de la familia, dependemos de la comunidad, dependemos de Dios. En cada una de esas dependencias, si las entendemos y las vivimos bien, crecemos; y si las entendemos y las vivimos mal, nos frustramos.

Pero ese entender y vivir es un entender y un vivir que se da en y a través de la cultura. Este sello cultural deriva del modo como nos relacionamos, de los valores por los que nos guiamos, de las opciones que tomamos, de las cosas que sabemos, de aquellas que ignoramos, de aquellas que admiramos y valoramos.

Quizá debiésemos atender al modo como estamos viviendo la vejez y el modo como estamos viviendo el sufrimiento. No estábamos preparados para la prolongación de la vida, no estábamos preparados para los nuevos sufrimientos.

¿Tenemos que aprender a darle un sentido a la muerte y un sentido al sufrimiento?  Pienso que no, si le damos sentido a la vida, entonces la muerte y al sufrimiento pueden llegar a tener algún sentido. El problema no lo tenemos con la muerte, lo tenemos con la vida. Si no sabemos para qué se vive, menos sabremos para qué se muere. Si entendemos que se vive en dependencia, quizá podamos vivir, sufrir y morir menos solos. 

Dr. Alejandro Serani Merlo, médico neurólogo y doctor en Filosofía, U. San Sebastián

Continuar Leyendo

Columnas

Virus Sincicial

Publicado

el

Recientemente, el Ministerio de Salud (Minsal) declaró Alerta Sanitaria en la Región Metropolitana por «un aumento muy severo» de casos de virus sincicial. Si bien este virus demoró su aparición masiva, lo cierto es que llegó más fuerte.

Son cientos los padres que asisten a urgencia con sus hijos pequeños por problemas respiratorios, muchas veces colapsando los recintos hospitalarios. Por esta razón, es necesario observar ciertas características que permiten reconocer si el niño está frente al virus sicicial.

El virus sincial se manifiesta como cuadro respiratorio agudo, por lo tanto, las características son similares a los que presentan otros cuadros respiratorios por diferentes agentes infecciosos. Las principales manifestaciones observables son: Congestión nasal, tos húmeda, irritabilidad, rechazo alimentario, decaimiento, fiebre y signos de dificultad respiratoria (retracción costal, aumento frecuencia cardiaca y respiratoria, cianosis peribucal, palidez).

El grupo de riesgo son los niños y adultos mayores. Sin embargo, los niños menores de 3 meses o adultos con otras patologías concomitantes pudiesen presentar complicaciones más graves o evolución más tortuosa del cuadro.

Finalmente, se recomienda evitar lugares con alto flujo de gente (mall, cine, etc,), evitar contacto con otras personas enfermas, lavado de mano continuó. Recordemos que este cuadro respiratorio agudo se puede manifestar de diferentes características o gravedad.

Javiera Vargas

Académica Facultad de Enfermería U. Andrés Bello

Continuar Leyendo

Columnas

Guerra comercial: impacto en la logística

Publicado

el

Según datos del Banco Central, la Guerra Comercial entre Estados Unidos y el gigante asiático ha afectado negativamente la inversión extranjera, llevándola a su menor nivel en dos años. De hecho, entre enero y mayo de 2019 el flujo de capitales descendió un 33%, totalizando US$ 4.800 millones en el periodo.

Dicho escenario de inestabilidad económica, que se ha sostenido durante todo el 2019, ha incidido directamente en la economía de nuestro país, y como segunda derivada en el sector logístico, que ha visto cómo las grandes empresas han comenzado a intentar manejar de mejor manera sus inventarios, lo cual se refleja en el último informe de comercio exterior del Banco Central el cual muestra una disminución en la importación de bienes. Ésta medida “preventiva” es un arma de doble filo, ya que el no tener un control certero en esta materia, puede generar aún mayor incertidumbre, terminando con un descenso severo en las ventas debido a retraso de las mercaderías o cortes de stock.

Frente a este contexto es que resulta imperante que la logística se ponga a la altura de las necesidades, implementando servicios con mayor tecnología, como el uso de torres de control internacional o manejando la cadena de inventario de forma global para así ajustarla a los requerimientos de cada uno de los mercados o destinos finales. Estas herramientas deben estar enfocadas en controlar mejor los tiempos y visibilidad de los inventarios, ya que un buen manejo logístico es vital para generar ahorros y minimizar los riegos de pérdidas de ventas o exceso de inventarios.

Medidas como las mencionadas son alternativas certeras para mantenerse a flote durante este complejo período y al mismo tiempo, deben ser vistas como una oportunidad para continuar forjando un camino de innovación en nuestro rubro.

Matías Quiroga,
Gerente Comercial Sur América, APL Logistics

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400