Síguenos

Innovate

Comienza la construcción de la primera Ruta del Cobre del país

Publicado

el

La ciudad fantasma de Sewell más la artesanía y el folclor ligado al principal mineral del país son algunos de los emblemas culturales que quiere reforzar la “Ruta del Cobre”, proyecto ejecutado por la Universidad San Sebastián.

A las 3 de la madrugada un alma en pena aparece en la escalera principal de Sewell. Es una mujer vestida de novia que espera en algo así como un limbo lo que en la vida no llegó. O al menos eso dice la leyenda urbana. En el año 1953, ella se iba a casar en ese lugar -bajaría los peldaños de la mano de su prometido, camino al altar- pero él no apareció; había muerto un día antes en el interior de la mina.


Este mito es sólo un encanto más de este pueblo minero literalmente ‘fantasma’ que atrae a turistas nacionales y extranjeros, sobre todo desde 2006, cuando fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Ahora, junto a otras atracciones (tangibles como la zona minera de Coya y no tangibles como el folclor de la zona), se reforzará como destino imperdible gracias a un proyecto financiado por el Gobierno Regional de O’Higgins a través del Fondo de Innovación para la Competitividad. Esta iniciativa; que será ejecutada por la Universidad San Sebastián, no pretende promover ‘un destino para descubrir’, aclaran los responsables, porque la riqueza de este periplo histórico-cultural siempre ha existido. Más bien, dicen, se trata de situar al cobre como el centro de la motivación turística.


“La idea es posicionar, desde una perspectiva distinta, a esta zona del alto Cachapoal, de Machalí, a partir de la creación de una ruta turística la ruta del cobre, lo que ciertamente es una apuesta innovadora para este destino. ¿Por qué digo una apuesta?, porque si efectivamente no se incorporan cada uno de los elementos físicos más emblemáticos y actores locales (comprometidos), lo que implica aprovechar los distintos atractivos naturales y culturales del recorrido, este tipo de proyecto no tendrá mayor impacto en el tiempo”, dice Humberto Rivas, jefe del proyecto Smart Turismo Ruta del Cobre. Y agrega: “Estamos trabajando desde marzo y en este tiempo hemos encontrado no solamente que esta comuna cuenta con un valiosísimo potencial de recursos, capital humano y atractivos en su historia y patrimonio para crear esta ruta, sino que efectivamente hemos apreciado en todas las personas (sus habitantes) un gran entusiasmo en posicionarse como un nuevo destino, que vendría a complementar y ampliar toda la oferta turística regional, pero basado ahora en su tradición productiva, que viene de su tierra y de la gente que ha vivido en torno al cobre durante tantos años. Por ello, estamos convencidos que esta ruta turística es emblemática, no sólo para la región”.


La historiadora Gabriela Ortiz participa en el proyecto y explica su importancia: “Hemos realizado entrevistas a distintas personas de la comunidad y ha sido bastante lindo todo lo que no han compartido, porque aparte de lo que nos cuenta la historia oficial, los libros, también tenemos que incorporar los relatos, anécdotas, mitos y leyendas de la zona. Ha sido bastante interesante la construcción de este relato que incorpora datos duros, pero también las historias de cada uno y de su experiencia hacia atrás, de su familia, de sus antepasados”, cuenta. Además, Gabriela dice que el proyecto contempla destacar el patrimonio cultural en el amplio sentido del concepto, es decir que también abarca artesanía, música y folclor, por ejemplo.


¿Cuál es la clave para el éxito de este proyecto? La asociatividad, cuentan los organizadores. Por eso planificaron varios talleres en Machalí, para que dueños de restaurantes o artesanos se conozcan y se potencien. “Los empresarios tienen que conocerse entre ellos. La idea es que un alojamiento derive a un visitante a un restaurante, puede que un turista pregunte ‘dónde voy a almorzar’ o ‘dónde puedo comprar artesanía’ y que tenga alternativas. Por eso es importante que se conozcan, que haya asociatividad porque eso trae beneficios locales impresionantes”, dice Verónica Kunze, de FEDETUR, la Federación de Empresas de Turismo de Chile.

Innovate

Los trabajos del futuro

Publicado

el

En la actualidad se solicitan profesionales con mucha más especialización y no tantos generalistas, como es el caso de los community managers, big data analytics, entre otros.

En plena Era Digital es verdad que muchos trabajos desaparecen con el avance de la tecnología. Sin embargo, la buena noticia es que surgen otros nuevos, muchos de ellos impensados y cercanos a lo que -décadas atrás- se consideraba ciencia ficción.


El trabajo del futuro ya está siendo realidad hoy. Actualmente, se solicita mucha más especialización y ya no tantos generalistas. Algunos trabajos de “hoy” no existían una década atrás; por ejemplo, tal es el caso de community managers, biólogos informáticos, especialistas en Big Data y Analytics, entre otras actividades.


Para Sara Mendoza, Gerente de Marketing de Visma|Raet “La tecnología avanza y el mundo hoy cuenta con novedades que se van instalando en la vida cotidiana: drones que ya no solo pueden sacar fotos de obras o campos desde el cielo sino también distribuir medicinas, productos y alimentos en lugares de difícil acceso; impresoras 3D que hasta pueden producir alimentos; criptomonedas que hay que saber cómo administrar; automóviles autónomos; diseño de sistemas de energía en el espacio exterior; diagnósticos médicos precisos a distancia, etc. Los jóvenes deben prepararse para ese nuevo mundo, y los adultos, también. Hay que capacitarse para no quedar afuera de lo que proponen las nuevas tecnologías”.

Los nuevos trabajos del futuro


Sandra Mendoza, señala que, “si bien se sabe que se necesitarán profesiones hasta ahora desconocidas, no caben dudas que a futuro hay grandes temas que requerirán un amplio desarrollo de tareas, de modo de satisfacer las necesidades crecientes de una nueva sociedad” como, por ejemplo:
Gran cantidad de gente con mayor conciencia del cuidado del medio ambiente: La gente comenzará a cultivar su propio alimento en forma sustentable, para abastecer las necesidades familiares. Seguramente crecerá el segmento de productores agropecuarios artesanales -de hecho, ya está sucediendo-, lo cual cambiará la dinámica de este sector de la economía.

Creación de contenidos digitales: Los canales de comunicación digital son los grandes protagonistas del nuevo milenio y se fortalecen cada vez más, con una segmentación antes nunca tan específica. Aparecen alternativas para pequeños grupos con gustos y necesidades bien determinadas según cada nicho.

Viviendas inteligentes: El Internet de las Cosas o IoT (por sus siglas del inglés “Internet of the Things”) está cambiando también la forma de vida de la gente en sus hogares. Esta nueva dinámica hace que se necesiten nuevos especialistas que hasta ahora no existían. Surgen nuevas necesidades que requieren puestos de trabajo que no existían: ingenieros y técnicos especializados en el funcionamiento de casas inteligentes.

Realidad Virtual en la vida cotidiana: Ya se está utilizando la realidad virtual tanto para el trabajo como para el entretenimiento. Se necesitan expertos en contenidos de este tipo, tanto para capacitación y conferencias como para viajes y turismo virtuales, además de continuar con el entretenimiento. Se trata de un nuevo universo a partir del cual surgen oportunidades laborales para escritores, diseñadores, productores, actores, programadores.

Especialización en Big Data y el Análisis de esa información (Analytics): Muchas personas se están capacitando en la comprensión y el desarrollo de algoritmos para interpretar la increíble cantidad de datos que hoy existe a nivel público. Estos especialistas son y serán muy requeridos.

Impresoras 3D: Se necesitan -y es una tendencia creciente- especialistas en diseño para estos nuevos equipos, diseño para la concepción de productos inorgánicos y orgánicos. Surgen muchas oportunidades laborales.

Continuar Leyendo

Innovate

Proyecto busca vincular los servicios turísticos con la artesanía y la gastronomía local

Publicado

el


La idea es que los actores del mundo gastronómico y de artesanía local sean ‘partners’ de los hoteles y restaurantes de la zona. Y viceversa. Una sinergia en la que, claramente, todos ganan en pro del turismo local.

Dos imágenes sirven perfectamente para una comparación didáctica. En la primera se ve un restaurante de la región de O’Higgins adornado con cerámicas chinas. Sobre sus mesas hay recipientes plásticos con frutas y verduras de utilería y, en un lugar privilegiado, luce el clásico salero de la marca Sal Lobos. En la segunda representación, en cambio, otro restaurante luce acicalado con artesanía en fibra de Paja de la Lajuela y cerámica de Pañul. Además, sobre los manteles hay una hermosa canasta realizada con mimbre de Chimbarongo, que contiene tomates rosados típicos de Peumo… Y en vez del salero plástico de supermercado, hay uno de vidrio que muestra la legendaria sal de Cahuil.


La segunda imagen es la que se quiere lograr y/o fortalecer con el proyecto Patrimonio Gastronómico y Artesanal para el Turismo, ejecutado por el Instituto del Patrimonio Turístico de la Universidad Central. La semana pasada en el Museo Regional de Rancagua, se dictó el primer taller de esta iniciativa; ahí se reunieron representantes de ambos rubros, que aprendieron acerca de competencia empresarial. ¿Algunos de los tópicos abordados? Que, por ejemplo, en una alianza estratégica comercial, 1+1 es más que 2, que estas coaliciones no deben hacerse con quienes sean una competencia y que, cuando se logren acuerdos, cada negocio sea responsable y proactivo en las acciones que le competen, asumiendo los riegos que cualquier tipo de negocio siempre exige.
“Este proyecto plantea un desafío innovador que es tratar de visibilizar y poner en valor la producción artesanal y de productos gourmet en la industria turística regional. La intención es que los hoteles y los restaurantes de la región de O’Higgins puedan incorporar estos elementos como una representación de nuestra identidad, patrimonio y raíces. De esta forma, se beneficia el hotel al mejorar la calidad de la experiencia de su pasajero y también al productor, al hacer visible su producto y establecer una red de contactos que antes no tenía”, dice Julio Arenas, director subrogante regional de Sernatur.


Lo que se quiere lograr es que artesanos y productores se “encadenen” a las empresas de servicio de alojamientos y de alimentación turísticas de la región. La coordinadora del proyecto, Janet Pérez, complementa: “Son muchos los estudios que reconocen la identidad local, el valor patrimonial de diversos productos gastronómicos y artesanales de la zona. Hay un gran potencial para trabajar; lo que nosotros buscamos es mejorar la experiencia turística incorporando productos dentro de la oferta de alojamientos y restaurantes; la idea es que no solamente vendan cualquier tipo de comida, sino que también ofrezcan un plato con productos locales, por ejemplo”.

Continuar Leyendo

Comunas

Emprendedoras de Marchigüe reciben apoyo de Programa Mujeres Rurales INDAP-PRODEMU

Publicado

el

-Agrupación Arte en Madera Las Garzas busca consolidar su iniciativa productiva.

Hace dos años se reunieron y formaron la agrupación Arte en Madera Las Garzas, de la comuna de Marchigüe. Gracias al programa Mujeres Rurales INDAP-PRODEMU aprendieron no sólo artesanía en madera, sino que también crecieron como personas y hoy se sienten empoderadas, decididas a luchar por sus sueños y proyectos. Para seguirlas apoyando en su emprendimiento, en la sede de la junta de vecinos Las Garzas se les hizo entrega de un aporte de 2 millones 376 mil pesos, correspondiente al fondo del segundo año del programa Mujeres Rurales.

En la ceremonia, el director regional de INDAP, Juan García, y la directora provincial de la Fundación Prodemu, Francisca Cofré, las felicitaron por sus avances y las instaron a seguir esforzándose para consolidar su emprendimiento de artesanía en madera.

El programa Mujeres Rurales INDAP-PRODEMU busca mejorar la calidad de vida de las mujeres rurales y sus familias, a través del aumento de su autonomía personal, productiva y económica. Se busca lograr un desarrollo integral de las beneficiarias, mediante el fortalecimiento de sus capacidades y competencias personales, sociales y productivas, a través del apoyo a proyectos productivos agropecuarios y/o actividades conexas como turismo rural y artesanía, entre otros.

Luz Raquel Peralta, presidenta de la agrupación Arte en Madera Las Garzas, señaló que gracias al programa Mujeres Rurales han aprendido a descubrir sus habilidades y a creer en sí mismas. “Además –agregó- esto nos sirve como una distracción y aprendimos cosas nuevas; es una muy buena experiencia”.

Norma Ramírez, tesorera de la agrupación, señaló que hasta hace dos años ninguna de las ocho integrantes sabía trabajar la madera y no imaginaban que serían capaces de hacer artesanías. Hoy se sienten orgullosas de lo aprendido y de haber elaborado con sus manos diversos objetos, como servilleteros, relojes de madera, garzas, porta velas y otros. “Ha sido muy entretenido este proceso de aprendizaje. Igual el trabajo en equipo; cada una tiene su rol y sus habilidades, así que nos complementamos”.

Añadió que ya están vendiendo sus artesanías en ferias y que esperan aprovechar al máximo el apoyo que reciben del programa Mujeres Rurales.

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400