Síguenos

Actualidad

Programa Segunda Oportunidad en Rancagua: Expropiación y derribo de Población Baltazar Castro reflota problemas de proceso en Vicuña Mackenna

Publicado

el

Aunque el aviso fue bien recibido por los beneficiarios, quienes podrán cambiarse a otras residencias, cabe recordar que la directriz fue aplicada en la Vicuña Mackenna durante el primer Gobierno del Presidente Piñera. Allí, mientras unos se iban, otros debían convivir con basurales, animales abandonados, como también con una mayor delincuencia. Dirigentes además abogan por subsidios en línea con los precios del mercado.

Marcela Catalán

Hasta Población Baltazar Castro de Rancagua llegó el martes por la noche el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, para anunciar la medida a seguir tras obtener los resultados del diagnóstico realizado a dicho barrio de la ciudad. Debido al negativo estado en que se encuentran los edificios, el titular del ramo informó que allí aplicarán una nueva versión del Programa Segunda Oportunidad —la autoridad añadió que los detalles recién comenzarán a ser vistos ahora, junto a las personas favorecidas—.

Lo anterior significa que dichos blocks serán expropiados y derribados, para entregar a las familias subsidios con los cuales acceder a otras residencias. Aquello, conforme con lo realizado en la Vicuña Mackenna durante la administración pasada del Presidente Piñera.

Cabe recordar que cuando la directriz fue llevada a cabo en este último sector de la comuna, si bien los vecinos se mostraron optimistas, el desarrollo del programa no estuvo exento de problemas. Y es que en primera instancia algunos de los beneficiarios acusaron bajos montos entregados para comprar otras propiedades, cifra que dificultaba su mudanza y les acarreaba una serie de complejidades.

En esa ocasión, la directriz fue impulsada por etapas. Es así como mientras unos se cambiaban de vivienda, otros debían permanecer entre edificios a medio demoler, hasta que llegara su momento de partir. La situación significó el establecimiento de basurales y también la llegada de gente que se tomó los departamentos deshabitados, pese a las condiciones en las cuales quedaban, arribando junto a ellos personas peligrosas. Igualmente hubo quienes tomaron por costumbre abandonar animales domésticos en el área, hecho penado por la ley.

Si bien se mostró optimista tras el anuncio gubernamental, Myriam Fuenzalida, dirigenta de Población Baltazar Castro, destacó la importancia de que la continuidad de la medida no acarree estas contrariedades.

“Es lo que estábamos pidiendo: una demolición, para tener una casa digna. Ahora debemos trabajar para ver a cuánto ascenderá el subsidio, porque hoy todo cuesta caro (…) No puede ser de $18 millones, sino de $25 ó $30 millones”, aseguró.

Respecto a los basurales con los cuales debieron lidiar los residentes de Vicuña Mackenna, respondió enfática: “Yo no quiero que me pase lo mismo. Por eso estoy haciendo otras cosas, por ejemplo por los arrendatarios. No quiero que les den $1 millón, sino que un subsidio básico”. Advirtió que “a medida que se desocupen los departamentos”, estos “deben ser desarmados, para que no suframos los inconvenientes ocurridos antes y que no lleguen otras personas”.

Por su lado, el ministro Monckeberg garantizó que resolverán estos aspectos. “Tenemos experiencia acumulada no sólo en la región y en Rancagua, sino que en el resto del país, donde sufrimos estos problemas. Corregiremos estas situaciones que complicaron a muchas familias. Solucionaremos los temas asociados a delincuencia y los basurales que se pueden haber producido antes, más allá del tiempo convenido”.

La autoridad explicó que en esta ocasión serán mínimo 660 las familias favorecidas. El número debería aumenta, porque “hay muchos departamentos donde hay más de una viviendo”. El secretario de Estado adelantó que en 2019 el programa contempla “más de $1000 millones para iniciar las expropiaciones. Queremos empezar las primeras demoliciones el próximo año”, resaltó.

Respecto al subsidio a otorgar, sostuvo que aquello será conversado con los beneficiarios. “Tenemos uno estándar, para que obtengan propiedades definitivas. Va muy de la mano con la comuna a la que se van, si se quedan en el mismo sector, en residencias nuevas, o se van a otras que ya fueron construidas”.

Monckeberg agregó que estos aportes “sufren reajustes, siempre al alza, por lo tanto son muy distintos a los entregados hace dos, tres o cuatro años atrás, respecto al del próximo año. Hay muchas familias que los recibirán este 2019, otras en 2020, y así sucesivamente. Esta intervención durará su tiempo. Por tanto, hoy no podemos dar una cifra, porque quienes al último obtengan esto, conseguirán un monto diferente al de hoy”, afirmó.

Anuncio Publicitario

Actualidad

Merecido triunfo celeste frente a Deportes Iquique

Publicado

el

Hoy al mediodía el Capo de Provincia ganó por 4 goles a 1 a Deportes Iquique en el Estadio El Teniente de Rancagua.

Con dos tantos cada uno de los jugadores Marco Sebastián Pol y Facundo Castro, O’Higgins celebró tempranamente una goleada en casa.

Con este resultado, los celestes viajarán este viernes 23 hasta el Santa Laura para enfrentar a Unión Española a las 19.30 hrs. MÁS INFORMACIONES Y DETALLES DEL PARTIDO DE HOY EN TU EJEMPLAR DE DEPORTES DE ESTE LUNES 19 DE AGOSTO.

Continuar Leyendo

Actualidad

Incendio afectó a bodega y dos viviendas de Población Manzanal

Publicado

el

Durante la mañana de este sábado, un incendio afectó a una bodega en una casa habitación de Pasaje Yeso, Población Manzanal, en Rancagua. El fuego también se propagó a dos viviendas. A la extinción de las llamas concurrieron la Primera, Tercera, Cuarta y Quinta Compañía de Bomberos.

Continuar Leyendo

Columnas

Fake news y la evolución de los medios

Publicado

el

Desde que existe la comunicación, mucho antes del periodismo como lo conocemos, incluso antes de la imprenta, antes de que en Mesopotamia unos símbolos comenzaran a significar palabras. Lamentablemente casi junto con el nacimiento de la palabra aparece la mentira.


Mentiras que cuando son utilizadas en el ámbito militar, o a veces político o comercial, para hacer creer al adversario lo que nos convenga que crea, la llamamos desinformación.
A través de esta palabra entonces quiero hacer el link con las circunstancias que observamos hoy, y que en el mundo anglosajón llaman “fake news”.


No es que las mentiras en política sean nuevas. Nerón difundió noticias falsas sobre el incendio de Roma, los primeros cristianos fueron perseguidos debido a que circulaban rumores según los cuales ejecutaban prácticas repugnantes como el incesto, el infanticidio y el canibalismo. Siglos después, estas mismas acusaciones se utilizarían para perseguir paganos y judíos.


Lo mismo podría decirse de la leyenda de El Dorado, relatos de una gran riqueza muchas veces utilizados para impulsar a los hombres a unirse a tripulaciones que viajaban a América, o el tristemente plan Z del gobierno militar chileno.


El problema ahora es que ya no solo nos creemos las desinformaciones que toman la apariencia de noticias reales, sino que lamentablemente muchos de nosotros ayudamos a propagarlas compartiendo este contenido falso en nuestras redes sociales. Y no es que mis amigos o yo mismo nos hayamos convertido en seres malvados, sino que somos inocentes cómplices.


La gran mayoría de las veces compartimos información falsa, desinformando a nuestros seguidores, movidos principalmente por la rabia, el enojo que nos motiva a hacer algo y compartimos esta información entre comillas que nos indigna.


Según concluyó un extenso estudio realizado por Soroush Vosoughi, Deb Roy y Sinan Aral, tres investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) intentando comprender porque las noticias falsas parecen tener un mayor alcance que las verdaderas concluyen que las fake news están mejor noveladas que las verdadera y además son más originales. En concreto, en las conclusiones señalan que ese tipo de informaciones no se parecen en nada a lo que un usuario de Twitter ha visto en su timeline en los últimos 60 días.


Segundo, las ‘fake news’ disparan una respuesta emocional más intensa que un tuit normal. Los investigadores incluso han creado una base de datos con 126.000 tuits en el que analizan qué palabras son las más usadas y muchas veces tienen que ver con el disgusto o la sorpresa.
Combatir esta dimensión de las redes sociales si bien no es fácil, parece tener un camino más claro que es a través de la educación y a la formación de individuos críticos capaces no solo de leer sino de discriminar lo que se lee.


El problema más complejo es que existen quienes intencionalmente inventan informaciones con tal de influir en la opinión pública o incluso ganar likes e impresiones que finalmente significan ganar plata a través de visitas.

ATAQUE VIRTUAL QUE NO ES REAL

Esto no solo lo vemos a gran escala como lo fue lo sucedido en Estados Unidos en las pasadas elecciones presidenciales , sino también en nuestra pequeña escala local donde inescrupulosos atacan las reputaciones de nuestras organizaciones o comercios, con situaciones muchas veces sin asidero en la realidad.


Y así muchas veces nos encontramos indefensos en medio de este ataque virtual. Este es el primer problema, muchas veces perdemos la perspectiva de que Twitter no es la realidad, es la opinión de la gente que está en Twitter, donde además quienes opinan siempre son una minoría, Y nos encontramos que al habernos olvidado de toda otra manera de comunicar, nos vemos envueltos en esta realidad virtual sin saber que hacer. Nunca debemos olvidar que la realidad es mucho más amplia y rica que una red social.


En este sentido siempre tener en cuenta de que las redes sociales son una importante herramienta, que hay que utilizarlas, pero no son LA herramienta. Un mix entre los medios tradicionales y esta realidad virtual siempre es el mejor camino.

LOS MEDIOS NOS ADAPTAMOS
Pero también este cambio nos ha afectado a los medios de comunicación, pero lejos estamos de quienes señalaban que el diario papel desaparecería con la llegada de internet.


Lo mismo se dijo cuando apareció la radio, o de la radio cuando apareció la televisión o del cine con la llegada de los video clubs o del cable, pero aquí estamos.


Pero ciertamente esta nueva realidad virtual nos ha obligado a adaptarnos. Y en eso estamos.
Sin embargo, sería correcto decir que hoy más gente que nunca en nuestra historia lee El Rancagüino. De hecho, poco menos de la mitad de nuestro trafico en internet proviene de fuera de nuestra región, mayoritariamente de Santiago, es que muchas veces pese a no vivir en esta zona mantenemos nuestro vínculo emocional por lo que deseamos saber que sucede en nuestra querida tierra.


Nuestro sitio web www.elrancaguino.cl tiene poco más de un millón de visitas mensuales, y tenemos cerca de 85 mil seguidores en nuestras redes sociales. A estos números se suman los 8 mil ejemplares que en promedio salen diariamente en papel a las calles de la región por lo que podemos poner a disposición de nuestros clientes una amplia audiencia.


Orgullosamente podemos decir que somos el medio de la región de O´Higgins, que en estos 104 años de existencia se ha ganado la credibilidad, si algo lo dice El Rancagüino debe ser cierto. Podemos equivocarnos, puede suceder, pero jamás inventar alguna situación. Rendimos examen todos los días, a cada hora, y nuestros seguidores y lectores no hacen sino avalar nuestro periodismo local e independiente.


No por nada a algunos usuarios de Instagram el pasado mes de abril, les apareció el siguiente mensaje “Queremos que tus seguidores se enfoquen en lo que compartes, no en cuántos ‘Me gusta’ obtienen tus publicaciones”.


Es que incluso el gigante de Facebook ha entendido que el contenido es lo que primará, y no los likes. Y contenido tenemos mucho que ofrecer, solo hay que encontrar la mejor manera de darlo a conocer y para eso estamos disponibles, no solo para replicar un banner sino y más que nada para a través de un periodismo de calidad, generar contenido trascendente para distintos públicos.


Por eso también estamos diversificando nuestros servicios, no solo somos un medio de difusión publicitaria, sino más bien de contenido. También estamos desarrollando diversos proyectos por ejemplo actualmente con fondos de la subsecretaria de Previsión Social, tras ganar un concurso nacional, estamos realizando diversos productos de educación previsional abarcando varias regiones.


Es que, en esta era digital de cambios acelerados, estamos pasando de la era del like y las redes sociales a una era de contenido, donde la información relevante, creíble y disponible fácilmente será clave para contrarrestar las mentiras que algunos puedan decir sobre nosotros.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080