Síguenos

Columnas

COP 25: Negociaciones Contra Reloj

Publicado

el

Giovanni Calderón, Director Ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático


En menos de 20 semanas, se realizará en Chile el evento de negociación ambiental y climática más importante del mundo. La COP25 será la instancia en que representantes de los 197 países parte de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático, se reunirán a negociar el reglamento para la aplicación del Acuerdo de París, firmado en 2016 y que comenzará a regir en 2020.


La gran tarea pendiente que deberá concluirse en Chile, es la implementación del Artículo 6º del Acuerdo de París -para muchos el más importante del Acuerdo- que regula el mercado de carbono, es decir, el mecanismo a través del cual los países podrán intercambiar instrumentos financieros que representan reducciones de emisiones de gases efecto invernadero.


El desafío de Chile será lograr que los negociadores construyan un mecanismo lo suficientemente robusto como para evitar el doble conteo de las reducciones de emisiones y que las mitigaciones logradas en virtud de la aplicación del Protocolo de Kioto tampoco sean contabilizadas dos veces en el nuevo sistema, de manera que las reducciones que se transen correspondan a nuevas acciones de mitigación.


Chile y el resto de los países que son parte del Acuerdo de París, deberán actualizar sus contribuciones a las reducciones de emisiones y el mundo científico espera que todos aumenten sus compromisos, para alcanzar la meta de control del aumento de la temperatura global.
Tal como lo ha planteado la Ministra de Medioambiente, Carolina Schmidt, este año el desafío es aumentar la ambición, terminar la negociación y entrar derechamente a la etapa de implementación de lo acordado.


Pero para avanzar, verdaderamente en la solución del problema, todos los países deben incrementar sus acciones de mitigación y adelantar el cumplimiento de sus metas.
Es evidente que este desafío no puede recaer solo en los países en desarrollo, sino muy especialmente en aquellos con mayor impacto y niveles de emisiones como Estados Unidos, Arabia Saudita, China e India.


Como antesala a la COP25 y para encender aún más las alertas, el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC), un organismo científico integrado por expertos de todo el mundo, revelará en septiembre otro informe enfocado esta vez, en criosfera y océanos, un diagnóstico en línea con el llamado que Chile realizará al mundo con esta “COP azul” enfocada en el cuidado y protección de los océanos.

El mar, que es un gran captador de CO2, ha pagado un alto precio por ello, aumentando su acidez y temperatura de manera sistemática.


El océano debe jugar un papel fundamental en la mitigación y reducción del CO2 atmosférico, por ejemplo, a través de sus ecosistemas de carbono azul, que se encuentran entre los hábitats más amenazados del planeta, lo que hace urgente que los países tomen acción, generen políticas, planes de restauración y conservación más intensos.


Los ecosistemas de carbono azul, como los manglares, no sólo son importantes sumideros de CO2, sino que también representan una importante protección costera frente a emergencias naturales como los tsunamis, por lo que su conservación y restauración se hacen más necesarias que nunca.
La posición de Chile ha sido clara: la ciencia no se negocia… y el planeta tampoco. Como dijo la joven activista sueca, Greta Thunberg: “No tenemos un planeta B”, las decisiones que afecten el futuro, se toman hoy, la urgencia es ahora y todos estamos llamados a actuar ante esta.

Anuncio Publicitario

Columnas

Efectos del Tipo de Cambio y La Intervención

Publicado

el

Banco Central decide intervenir el mercado cambiario, poniendo a disposición del mercado 20.000 millones de dólares, lo anterior se debe a que el tipo de cambio sobrepasó los límites razonables que permitan mantener la estabilidad de precios (meta inflacionaria del 3%). En mi opinión, el Banco Central debería haber esperado un poco más antes de intervenir, porque si los actos vandálicos continúan podrían absorber la inyección de dólares en un tiempo breve dejando al Banco Central en una situación compleja para nuevas intervenciones. Por otra parte, esta subida exacerbada del tipo cambio se traslada más rápido a la inflación dejando menos margen de maniobra al Banco Central para mantener los estímulos monetarios que ayuden a compensar la falta de dinamismo de la actividad económica. Hoy más que nunca se requiere de unidad para enfrentar una situación compleja en materia de empleo, con un mercado laboral que tiene un amplio stock debido al fenómeno de la inmigración. También se debe recordar que un tipo de cambio alto encarece el endeudamiento que tiene tanto el sector público como el sector privado y además dificulta o encarece las inversiones (costo de maquinaria y equipamiento como por ejemplo comprar un bus, un tren, equipos de transferencia de calor, computadores, entre otros). Los bajos niveles de inversión afectan la capacidad de crecimiento de la economía y esta a su vez influye en el empleo y los salarios.

Roberto Contreras, Académico de UTEM y Dr. En Economía Industrial e Internacional

Continuar Leyendo

Columnas

Violencia de género hacia las mujeres, cómo dueles

Publicado

el


Por: Pamela Caro
Directora Centro de Investigación CIELO
Universidad Santo Tomás

El recién pasado 25 de noviembre, y cada 25 de noviembre, desde hace varias décadas, nos hemos convocado, no sólo en Chile sino en el mundo para visibilizar las diversas formas y caras que adquiere la violencia hacia las mujeres. Niñas, adolescentes, jóvenes, adultas, todas sólo por su condición de género – y producto de una sociedad que ha naturalizado y reproducido relaciones sociales desiguales de poder entre hombres y mujeres – han experimentado el dolor y sufrimiento de la violencia con grandes consecuencias sociales. Su expresión más extrema, el femicidio, la muerte por razones de género. “La maté porque era mía”, se indicó alguna vez en un titular hace un tiempo atrás, expresando lo que hay detrás es posesión y control.


Gritos, maltratos, humillaciones, amenazas, empujones, golpes y muerte forman parte del entramado de la violencia hacia las mujeres que buscamos desmontar en esta conmemoración y las que vienen, y en lo posible todos los días del año. Porque resulta insoportable, insufrible y debe terminar. Porque se requiere una sociedad que desde todos los rincones y voces se pronuncie y active redes de sororidad, de apoyo, de protección, de contención, de denuncia y de reparación. Porque como la violencia de género está en todas partes, en el mundo doméstico, en las calles, en el norte y en el sur, siendo lamentablemente global, necesitamos un gran empuje en el que participemos todos y todas, y desde los niveles macro y micro social para lograr el anhelado objetivo de esta conmemoración.


En los años ochenta, activistas latinoamericanas en favor de los derechos de las mujeres propone esta fecha para exigir la defensa ante la violencia. La razón era honrar la memoria de las hermanas Mirabal que el 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas en República Dominicana. Luego en el año 2000, la ONU resuelve designar este día como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y a ONG’s a realizar actividades de sensibilización y concientización. Hoy, en el complejo contexto que estamos viviendo, y en el marco del irrestricto respeto de los derechos humanos, sostenemos la urgencia por visibilizar, dar seguimiento e investigar las preocupantes denuncias de violencia de género en todas sus formas, tanto en el ámbito intrafamiliar como en el público, como la violencia económica/patrimonial, la violencia física o psicológica, y los casos denunciados de violencia sexual hacia mujeres y niñas en el último mes.

Continuar Leyendo

Columnas

Inclusión y deudas de demandas sociales

Publicado

el

Claudia Figueroa
Académica Escuela Fonoaudiología U. Andrés Bello

La inclusión y el desarrollo del aprendizaje de nuestros niños es también un hecho al que hay que gestar, mirar y responsabilizarse en miras a un mejor desarrollo de la humanidad y nuestro país. Deuda también histórica que en el marco de las demandas sociales ha tenido poca visibilización.
Padres con niños de diagnósticos diversos como Autismo, Síndrome de Down, etc, han convocado a marchas desarrolladas en contextos familiares que en resumen implican una mirada al sistema de salud y de educación que los incluya, facilite el acceso farmacológico y terapéutico e implemente medidas concretas en estos aspectos.


No es posible que niños con estas condiciones, no puedan ir a escuelas “comunes” y más aún no se les entienda como sujetos de derecho y con capacidades que puedan aportar a su sociedad.
Lamentablemente, nuestros pequeños en Chile poco y nada tienen que ver con cruzadas porque es la propia vida a la que tienen que hacerles frente, junto a sus familias, para acceder al sistema de salud, con numerosas terapias y enfrentarse a diario con un sistema escolar que no los considera tal y como se presentan en sus capacidades.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto