Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cultura

Novela de escritora local está ambientada en hogar del Sename

“Fernando no ríe” cuenta la historia de un niño vulnerado en sus derechos más básicos. La trama ocurre en Rancagua y está basada en hechos reales.

Marcela Catalán

Ayer en el auditorio del campus Rancagua de la Universidad de O’Higgins (Alameda N°611), la autora Marcela Pozo (1965) lanzó su novela “Fernando no ríe”. El libro es publicado a través de editorial Étnika y que fue presentado por Edmundo Moure, ex presidente de la Sociedad de Escritores de Chile.

El protagonista que da nombre a esta historia es un niño, cuya progenitora lo tuvo en su adolescencia. En vista de la situación sus padres la abandonan, destinando al pequeño a ser rechazado por ella. De tal modo truncan su vida, destinándolo a la calle. En ese contexto el pequeño termina en un hogar del Sename.

La autora nació en Santiago y se estableció en Rancagua en 1994, según explica, debido a su matrimonio. La novelista asegura que el libro está basado en hechos verídicos. “A Fernando lo vi en la calle desde chiquitito, hasta que de repente me di cuenta de que tenía la edad de mis hijos. Yo pasaba por el mismo lugar y siempre estaba allí, hasta hoy. Él se formó solo, sin afectos o gestos. No tiene nada, es como un ente”, revela. En la actualidad, alcanzó la mayoría de edad.

De acuerdo con Marina Marchant, seudónimo de Marcela Pozo, en la obra el protagonista ingresa a un hogar del Sename a los seis años. “Por primera vez conoce a personas, porque antes no se relacionó con nadie. Sólo pedía en la calle, llegando a su casa, con una madre adicta”. En palabras de la escritora, en el recinto comparte con “hijos de traficantes, delincuentes”, pero también con tres mujeres “que están ahí por vocación de servicio”. Se trata de la directora, la asistente social y la psicóloga.

La novelista explica que su marido tuvo un centro de formación técnica en Rancagua, cuyos alumnos pasaban tiempo con integrantes de un hogar de Carabineros que apadrinaron como institución. Afirma que dicha experiencia le permitió tener contacto con niños. Sus historias la inspiraron a construir otros personajes de su publicación.

Según confiesa, escribir este libro le produjo “mucha emoción. Fue súper duro hacerlo, porque empiezas a leer y piensas cómo alguien puede sufrir tanto. Pero en la realidad pudo sufrir mucho más (…) A él no lo quieren, no lo aceptan. También está la mirada de quienes observan a estos niños de la calle, la de ellos, dando cuenta de qué sienten cuando ven pasar a alguien como yo, en auto con mis hijos”. Pozo subraya que su objetivo es sensibilizar a los lectores sobre esta problemática.

La autora adelanta que se encuentra trabajando en dos proyectos narrativos, uno de ellos acerca del poder y el dinero.

Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Relacionadas

Coronavirus

1 persona fallecida y 88 nuevos casos reportó la Región de O’Higgins durante las últimas 24 horas, con esto nuestra Región alcanzó los 931...

Actualidad

En el reporte entregado hoy martes 2 de junio la región de O´Higgins alcanzó los 30 nuevos contagiados y una persona fallecida, una mujer...

Sin categoría

– Así lo expone un nuevo instructivo para el buen funcionamiento de ferias libres en la zona.   Gisella Abarca   Esta semana, el...

Policial

Fernando Ávila F. Foto: Bomberos Las Cabras   Un vehículo totalmente destruido por efecto del fuego fue el resultado de un incendio ocurrido en...

Anuncio Publicitario