Síguenos

Columnas

La deuda presupuestaria con la salud mental de los chilenos

Publicado

el

Los trastornos que afectan la salud mental de las personas se encuentran estrechamente relacionados a los estilos de vida y las condiciones de riesgo psicosocial, las cuales son desiguales según nivel socioeconómico, edad, sexo y etnia, entre otros variables.


Sabemos que las inequidades en el acceso al bienestar se acumulan para los grupos más vulnerables en cualquiera de estas dimensiones. Por ejemplo, las condiciones de acceso a la salud serían considerablemente menores para una mujer de 70 años que vive en la comuna de Hualaihué (Región de Los Lagos) que para un hombre de 30 años que vive en la comuna de Santiago. De ahí la importancia de generar instancias que permitan tomar conciencia sobre los diversos modos de enfermar de la población y eliminar el estigma social asociado a este tipo de desórdenes.


En ese sentido, abordar los trastornos anímicos y mentales, y reflexionar acerca de su ligazón con los estilos y la calidad de vida de las personas es primordial. Por otra parte, realizar actividades que contribuyan a la comprensión de las necesidades de las personas que padecen este tipo de perturbaciones, ya es un imperativo como sociedad.


Se espera que un mayor conocimiento acerca de este tipo de enfermedades, vaya aparejado de mayor conciencia acerca de las condiciones de vida que acompañan el surgimiento de determinados modos de enfermar y de la importancia de contribuir como sociedad a mejorar las condiciones de vida de la población, orientando el trabajo de los equipos y las comunidades a la prevención, tal como lo propone el Plan Nacional de Salud Mental (Minsal, 2017).


Sin embargo, más allá de estas modificaciones culturales, se hace urgente que el Estado de Chile aborde su histórica deuda con la salud mental de los chilenos.


En un artículo de Errázuriz, Valdés, Vöhringer y Calvo (Revista Médica de Chile, 2015) se revisan cifras que revelan un deficiente financiamiento de la salud mental, el cual tampoco ha aumentado de acuerdo a los objetivos del Ministerio de Salud. Por otra parte, según el Informe Anual Estadísticas de Licencias Médicas y Subsidio por Incapacidad Laboral de la Superintendencia de Salud (2019), las licencias médicas tramitadas por afecciones de salud mental encabezan el gasto nacional en coberturas de salud y han aumentado 12,3% entre 2017 y 2018.


Considerando la intención de otorgar una atención digna a los pacientes que padecen trastornos de salud mental, sería deseable aumentar el porcentaje del presupuesto público de salud a este ítem, así como estudiar qué patologías mentales requieren ser incluidas dentro de las nuevas enfermedades del plan AUGE/GES. Sin embargo, se requiere también avanzar con mayor propósito en las promesas del Plan Nacional de Salud Mental, orientadas desde figura de derechos humanos, especialmente en la perspectiva de participación en salud y que implica un cambio cultural importante en la comunidad.


En este sentido, el abordaje de este tipo de enfermedades no puede ser en la misma lógica de las afectaciones somáticas, dado que su curso depende, en una buena parte, de las condiciones de vida de quien las padecen. Se requiere, entonces, de presupuestos orientados a impulsar cambios en los hábitos, transformaciones culturales y relacionales orientadas a la integración social y la inclusión, tareas en las que nuestro país recién se inicia.

María Ester Buzzoni
Psicóloga y docente Universidad San Sebastián

Anuncio Publicitario

Chile en Crisis

OPINION: Estado y salud pública

Publicado

el

Recientemente el Gobierno presentó su propuesta sobre el nuevo Plan de Salud Universal. Esta ley es una alternativa interesante para modernizar nuestro sistema de salud público, sin embargo aún queda por delante una extensa discusión en el Congreso, donde sin duda se realizarán nuevas propuestas y modificaciones para obtener una mejor ley para Chile.


Quisiera destacar algunos elementos significativos que aportarán al desarrollo de la discusión del proyecto. Nuestra especialidad (cirugía plástica) está en falencia en el país, existen largas listas de espera de pacientes que requieren de cirugías plásticas y muchos de los nuevos procedimientos y técnicas quirúrgicas fueron incluidas en el catálogo de Prestaciones de Fonasa que fue presentado en diciembre de 2017, cuya completa implementación aún no ha sido lograda. Por tanto, es importante aclarar qué se va a legislar específicamente, si es sobre el catálogo nuevo y completo de Prestaciones de Salud de Fonasa o sobre el catálogo antiguo del año 2016 con algunas prestaciones obsoletas y otras insuficientes para lo que es la medicina actual.


Nuestra sociedad participó en la elaboración de este catálogo de prestaciones al igual que otras sociedades científicas médicas de Chile, logrando modernizar significativamente el sistema después de más de 20 años.


El nuevo Plan de Salud Universal incluiría la posibilidad de obtener prestaciones en centros no necesariamente públicos, sino en instituciones privadas. Por este motivo es que es de vital importancia que el proyecto de ley recientemente presentado en la Cámara de Diputados, que regularía el ejercicio de la cirugía plástica en Chile, siga su curso pronto, su votación y promulgación definitiva, de tal manera de dar seguridad a nuestros compatriotas con respecto a este tipo de cirugías.


Dr. Claudio Thomas
Presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica

Continuar Leyendo

Columnas

Coronavirus: ¿Qué es y qué podemos hacer?

Publicado

el


Un virus es una partícula infecciosa creada biológicamente para sobrevivir adueñándose de las células del huésped, utilizando su maquinaria para producir más partículas infecciosas. El Coronavirus de Asia; 2019-nCOV, se identificó por primera vez en el mercado de la ciudad china de Wuhan, y pertenece a la misma familia del virus que provoca el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) y el MERS-CoV (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio), siendo el responsable de la Neumonía de Wuhan. No hay evidencia de cómo surgió, pero las investigaciones sugieren que los animales salvajes vendidos en el mercado pueden ser el origen.


Los virus experimentan evolución y selección natural, esto quiere decir que sufren mutaciones o modificaciones en su ADN que les permiten asegurar su supervivencia adaptándose al medio. Cómo, por ejemplo, la capacidad de infectar huéspedes nuevos o diferentes, y pasar de animales a humanos. Los coronavirus humanos causan enfermedades levas a moderas, aunque, algunas variantes genéticas como el SARS-CoV y MERS-CoV, causan cuadros más graves. El 2019-nCOV se ha demostrado que se propaga de persona a persona por lo que las autoridades mundiales están en alerta pues implica una vía de rápida propagación (517 afectados y 17 muertos a la fecha).


Los síntomas asemejan al resfriado común; fiebre tos, dificultad para respirar, dolor muscular y neumonía. Al día no existe vacuna, pero hay medidas simples para protegernos y reducir el contagio, cómo; lavarse las manos por 20 segundos frecuentemente, evitar tocarse los ojos, nariz o boca sin haberse lavado las manos, y evitar el contacto con personas probablemente infectadas.
El virus esta en 25 provincias de China y hay casos en Taiwán, Tailandia, Corea del Sur y USA. En Latinoamérica hay sospechas de afectados en Colombia y Brasil. En Chile no se han reportados casos. Sin embargo, el llamado es a cuidarse, a mantener el lavado de manos y recurrir al médico en caso de complicaciones por los síntomas.

William Zabala Fernández, PhD
Doctor en Medicina Molecular USACH

Continuar Leyendo

Columnas

El aporte de la tecnología frente a la crisis hídrica de Chile

Publicado

el

Por Martín Kozak, Country Manager de InterSystems

Hace unas semanas se supo que el Embalse el Yeso, una de las principales fuentes de agua potable de la Región Metropolitana contaba solo con un 27% de su capacidad. A su vez, las comunas Arica y Parinacota, Atacama, Coquimbo y Valparaíso pasan por una escasez hídrica alarmante.

Lamentablemente las proyecciones del tema no son auspiciosas ya que las condiciones de las zonas rurales a lo largo del país serán más complejas que la situación actual.


Frente a este contexto, es importante apostar e implementar la Transformación Digital como una de las herramientas de solución. Está permitirá el monitoreo de filtraciones, un sistema inteligente de racionamiento de agua, hasta innovaciones que permitirán el mantenimiento de este vital recurso. Estas son algunas de las posibilidades, donde el paradigma de los datos puede agregar valor a este desafío.
Actualmente, ya se está avanzado en la incorporación de nuevas tendencias digitales en variadas industrias, por lo que no estamos hablando de algo desconocido. La tecnología ha demostrado ser un verdadero aliado hasta en sectores en donde no se pensaba que fuera así.
Enfrentar este nuevo reto de la mano de plataformas de gestión de datos, Machine Learning o Inteligencia artificial, puede ayudar a prevenir, detectar y a entender distintas variables que hoy no están siendo visibles en este problema tan crítico para Chile.
Tenemos la convicción que apostar por tecnologías de manejo y gestión de datos debe ser una obligación para todas las verticales de la economía, pero por sobre todo para las industrias de servicios que manejan la subsistencia de las personas y la administración de nuestro recurso vital más preciado: el agua.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto