Síguenos

Cultura

Joanna Reposi, directora del documental ‘Lemebel’: “Pedro fue un gran feminista y estuvo con su lucha desde siempre”

Publicado

el

La cinta obtuvo el Premio Teddy en Berlín y ganó la Competencia Nacional de la reciente edición del Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic).

Marcela Catalán

El 7 de septiembre y gracias a MiraDoc, se estrenó en la capital regional ‘Lemebel’, cinta dirigida por Joanna Reposi y producida por Paula Sáenz-Laguna, la cual es posible ver en Rancagua los restantes sábados de septiembre a las 16 horas, además del viernes 27 a las 18:30 horas en Cachapoal N°90. El filme realiza un viaje principalmente por las performances de Pedro Lemebel y ha logrado conquistar a la crítica.

Es así como obtuvo el Premio Teddy en Berlín y ganó la Competencia Nacional de la reciente edición del Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic). Su directora conversó en exclusiva con Diario El Rancagüino, abordando la película, su primer encuentro con el artista, la amistad que mantuvo con él, entre otros temas. Parte del tiempo habla en presente, como si el cronista todavía estuviese vivo.

Reposi cuenta que conoció al autor en el año 2000, cuando trabajaba para la productora televisiva Nueva Imagen. Ésta grababa ‘El Show de los Libros’ para TVN, que en ese momento pretendía hacer un capítulo sobre homosexualidad y literatura, donde escritores leyeran frente a la cámara. “Pedro Lemebel ya era todo un referente y había sacado sus dos primeras crónicas, aunque todavía no ‘Tengo miedo torero’, sin embargo empezaba a resonar”.

La realizadora agrega que el equipo intentó convencerlo, “pero él no estaba ni ahí con ir a la televisión. Por eso propuse ir a verlo a la Radio Tierra, donde tenía un espacio llamado ‘El Cancionero’. Apareció toda diva y nos dijo ‘¿qué hacen aquí?’ Le explicamos y accedió. Nos dio una entrevista durante una hora, de lo que se incluyen fragmentos en la película. Yo trabajaba con el tema de la proyección y la diapositiva, entonces lo empiezo a fotografiar y elegimos su ‘Manifiesto’ para llevarlo a la pantalla. Cuando salió al aire, me llamó y dijo ‘Jovi, me encantó’. Surgió un respeto y una amistad entre ambos, recuerda.

La primera impresión de la directora fue estar frente “a un personaje fascinante del arte chileno. Me conmovió su figura y me pareció un tipo valiente, arriesgado y sumamente inteligente”. Mas, su presencia no la paralizó. De ahí que califique su vínculo como uno “de igual a igual”. Sin embargo, confiesa: “La verdad es que nunca fui fan de Pedro. Creo que eso también contribuyó a que nuestra relación fuera de tú a tú”.

Luego Reposi viajó a Londres para estudiar Cine, pero ya se le había ocurrido hacer un filme en torno a Lemebel. A su regreso le propuso hacer una cinta sobre sus performances, faceta que ella consideraba “bastante menos conocida” y que por lo mismo quería explorar. “Me permitía trabajar cinematográficamente, porque me gusta mucho la proyección audiovisual. Quedó encantado y empezamos a grabar”.

Consultada sobre si las performances le permitían al autor lograr algo que la escritura no, la realizadora lo descarta. “Estas dos artes corrieron de modo paralelo, pero diría que Pedro parte con las performances y después transita a la literatura. Comenzó en ello cuando era adolescente y se fotografiaba en la casa, con una cámara regalada por su hermano. Empezó haciendo travestismo, no necesariamente de mujer, sino que al principio de Al Capone y de figuras de películas”.

La cineasta agrega que “en paralelo iba a los talleres de Pía Barros, pero en los 80 tuvo ese impulso creativo de expresar a través del cuerpo. Dio voz a los que no la tenían, desde su homosexualidad y hablando a favor de los derechos humanos (…) Después traslada eso al papel, usando en vez del cuerpo, la pluma”. No obstante, reconoce que debido a la situación del país a fines de los 80, “la performance era mucho más radical y fulminante, lo que lleva a la literatura”.

AMISTADES

Si bien Joanna Reposi y Lemebel mantuvieron una gran amistad desde que se conocieron, también hubo roces entre ambos durante los ocho años en los cuales trabajaron juntos en el documental. A veces se debían a las inseguridades y al carácter del autor. “Todos quienes lo conocieron en profundidad, saben que tenía su forma de ser: era muy dulce, aunque en otras muy agraz. Lo invitaba a levantar fondos concursables y de repente decía ‘nadie me quiere en el gobierno, así que no los ganaremos, dejémoslo para el otro año’. Yo me enojaba, le respondía que debíamos postular, y nos mandábamos a la cresta”. Más temprano que tarde retomaban los contactos. “Ninguno de los dos era muy rencoroso y volvíamos a trabajar juntos (…) Si querías estar con él, debías perseverar y ser paciente”.

Los problemas hicieron que a momentos la realizadora temiera por el futuro del filme. “Fueron años en los que no sabía si lo podría terminar. Pero yo lo trato con paciencia y también estaba la tenacidad de no aflojar, creyendo en el proyecto hasta el final. Así somos los documentalistas. Además no tenía la ansiedad de finalizar pronto. En ocasiones en el cine documental hay propuestas que tienen su tiempo. Eso es súper importante de comprender”.

Pedro Lemebel no tuvo un gran amor de pareja, pero de acuerdo con la cineasta, para él su madre era muy importante. En palabras de la directora, sus amores fueron “sus grandes amigas, que lo acompañaron en distintos momentos”. Entre ellas menciona a Carmen Berenguer, Pía Barros, Gilda Luongo y Carmen Gloria Camiruaga. “Fueron sus referentes, lo comprendían y amaban. A su madre le tenía un amor infinito. Cuando muere, él cae en una depresión feroz. Por el año 2003 decía, ‘ahora que me viene el éxito, no tengo con quién compartirlo’ (…) Ella era súper respetuosa de su opción sexual”, revela.

En la cinta, la escritora Pía Barros señala que la figura del hombre detrás de ‘Adiós mariquita linda’ causaba rechazo en sus correligionarios comunistas. La situación habría comenzado a cambiar con el apoyo de la fallecida Gladys Marín. “Le abrió las puertas del partido. Era su líder y una mujer maravillosa. Se transformó en el gran amor de su vida. De hecho, él le dedica un libro”, comenta.

RECONOCIMIENTO

Acerca de qué pensaría Lemebel respecto a la llamada ‘Revolución Feminista’, Reposi si bien evita ponerse en su voz, sostiene que él “tendría una visión crítica, aunque de todo, para cuestionarse dónde queremos estar y para dónde queremos ir. Por eso se hace tan necesario, porque él abría fronteras políticas y culturales”. La cineasta recuerda que “Pedro fue un gran feminista y estuvo con su lucha desde siempre (…) Él tenía un programa en la Radio Tierra, la primera que era feminista a fines de los 90 en Chile”.

De acuerdo con Reposi, antes de fallecer, el escritor estaba por completo abierto a que ella hiciera el filme de sus sueños. “Dejó los derechos firmados, en un acto súper generoso. Me dijo ‘Jovi, haz la película que quieras’ (…) Él sabía que hace tiempo yo estaba en esto y que no llegaba al final, como mucha gente, que aparece cuando alguien obtiene reconocimiento. Yo estuve con él desde siempre y creo que eso lo sintió y valoró, pese a lo receloso de su privacidad”, opina.

La realizadora destaca que nunca sintió el peso de hacer un gran filme, en vista de la importancia de su protagonista. Tampoco pretendía “hacer una biografía ni hacerme cargo de todos los temas. Nunca tuve esa aprehensión.. Cuando uno tiene ese tipo de presiones, hace obras que buscan complacer a todos. Eso no cabe para mí”.

El recibimiento de la producción la tiene contenta, aunque le asombra su buena acogida en naciones que supuestamente no están demasiado al tanto de Lemebel. “En todos los países donde ha estado, la recepción ha sido increíblemente poderosa, con salas llenas. En Berlín, las cinco funciones se vendieron en cinco minutos. En lugares donde no ha sido conocido, él llama muchísimo la atención de la prensa y del público (…) Te das cuenta de que era bastante único e inclasificable, pero su discurso e historia conmueve a personas latinoamericanas y europeas”.

Consultada sobre si el autor se sentía valorado en Chile, Reposi contesta que sentía el cariño de la gente en cada Feria del Libro. “Era un rockstar. Cuando estaba en presentaciones, habían filas para verlo. Pero a nivel de las élites, creo que nunca lo consideraron un escritor con el prestigio y la preponderancia que tiene hoy. En muchas oportunidades le criticaron que sólo hacía crónica, como si ésta fuera el hijo chico de la literatura (…) Además era ‘maricón y pobre’, como él mismo dice, así se define. En vida sólo le dieron el Premio José Donoso, pero el merecía muchísimo. Debió ganar el Nacional de Literatura”, remata.

Anuncio Publicitario

Cultura

“Gabinete de curiosidades” abre a la comunidad en el Museo Regional de Rancagua

Publicado

el

• La muestra incluye cuernos de búfalo, cerámica mexicana y exóticos animales embalsamados; objetos del Museo de Historia Natural de Valparaíso que dan cuenta de las primeras maneras de hacer museo.

El Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través del Programa de Itinerancias de la Subsecretaría del Patrimonio Cultural y la Subdirección Nacional de Museos, organiza la exhibición itinerante “Curiosidades: asombro, coleccionismo y los primeros museos”, que da a conocer parte de lo que fueron las primeras colecciones del Museo de Historia Natural de Valparaíso, uno de los museos más antiguos del país y que es un ejemplo de las primeras maneras de hacer museo, enfocada en incentivar la curiosidad y capacidad de asombro.


Con cuernos de búfalo, cerámica mexicana, exóticos animales embalsamados como pájaros, reptiles e incluso un león, minerales, cerámica y todo tipo “curiosidades”, la exposición abre una ventana al pasado, con un montaje que evoca el concepto de gabinete de curiosidades a través de la acumulación de objetos maravillosos, espectaculares, extraños, sorprendentes y misteriosos.
La muestra comenzó su recorrido en el el Museo de Arte y Artesanía de Linares, continuó en el Museo Regional de la Araucanía en Temuco, luego en el Museo Regional de Ancud, y ahora llega al Museo Regional de Rancagua donde estará abierta al público de manera gratuita desde el 3 de diciembre hasta el 31 de enero.


“Hemos impulsado esta itinerancia que moviliza colecciones entre los museos públicos de nuestra institución, ampliando su labor y alcance para llegar a distintas regiones del país, cumpliendo con uno de nuestros objetivos centrales como Ministerio, de facilitar el acceso y la descentralización de la cultura. Se trata de una muestra muy atractiva que rememora el espíritu que estuvo detrás de la formación de los primeros museos de Chile, espacios que en estos momentos resultan clave para el encuentro y reflexión en torno a nuestra memoria y cultura”, señala Consuelo Valdés, Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Mario Henríquez Urzúa, director del Museo Regional de Rancagua, parte de los museos del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural del Ministerio, señala respecto a esta muestra que “su nombre es muy evocador, nos remonta a las primeras formas de hacer museo, en los inicios de la época moderna. El afán del coleccionismo, de cosas exóticas, de tierras desconocidas. Y nos retrotrae a esa época, a esos “gabinetes de curiosidades”, donde encuentras cosas que aún despiertan la imaginación, la curiosidad, el afán de querer saber más, invita a la investigación, y eso hace la muestra muy atractiva”. Agrega que “en este momento tenemos otras 3 muestras: el archivo fotográfico del Museo, la exposición de pintura de Jaime Urbina, y la celebración de los 100 años de Bauhaus, con la escuela de Diseño de AIEP”.

Gabinete de curiosidades


En una época donde viajar era privilegio de pocos y la comunicación era difícil, los llamados Gabinetes de Curiosidades o Cámaras de Maravillas atesoraron parte de estos nuevos mundos. Estos espacios con estantes atiborrados de variados y exóticos objetos, estaban en manos de reyes, aristócratas y amantes de la ciencia.


Recién en el siglo XVII fueron abriéndose al público general y con el tiempo, los objetos se fueron sistematizando y clasificando con criterios científicos, culturales y artísticos, dando paso a los primeros museos. En Chile, este mismo espíritu permitió formar las colecciones que hoy albergan diversos museos del país como el del Museo de Historia Natural de Valparaíso, fundado en 1878 por Eduardo de la Barra.


“Curiosidades: asombro, coleccionismo y los primeros museos” en el Museo Regional de Rancagua
• Museo Regional de Rancagua
• 3 de diciembre – 31 de enero
• Entrada liberada

Continuar Leyendo

Cultura

“Imaginario Ancestral de una Provincia” recoge historias, mitos y leyendas en Cachapoal

Publicado

el

Los autores Francisco Castro y Jorge Cofré comentaron a “El Rancagüino” que con este trabajo buscan recuperar relatos que se están perdiendo en muchas localidades de la zona.

Ricardo Obando.

Buscando rescatar el patrimonio inmaterial de la provincia de Cachapoal, es la base del trabajo de los autores Francisco Castro Olguín y Jorge Cofré Lizama, que en el libro “Imaginario Ancestral de una Provincia”, narran 28 historias ligadas a la historia de la zona.


Mediante este trabajo de 140 páginas en su primer tomo que será lanzado en las próximas semanas y que fue financiado con recursos propios, Castro y Cofré quieren proyectar hacia el lector un viaje a través de las fuentes escritas a un “verdadero mundo onírico y a la vez vivido por los habitantes del Cachapoal buscando aprehender ese patrimonio intangible que conforma el imaginario ancestral del territorio y es también una reivindicación de aquello trascendente que conforma el ethos de las comunidades, su energía creadora, su espíritu que forma la autoimagen de su pasado y los sueños del porvenir”.


Según Castro, el trabajo considera una exhaustiva investigación relacionada con “mitos, leyendas o narraciones poco conocidas de la provincia”.


Es más, agregó que “en este primer tomo recopilamos solo fuentes escritas, de libros que prácticamente se estaban perdiendo en las bibliotecas” y que trata también de “materializar una idea de rescate de patrimonio”.


Por su parte, Cofré, puntualizó que la recopilación, “tiene esta división más metodológica, con dos tomos, uno con fuentes escritas y el otro con orales, que se expande un poco más”.


En su recorrido por diversas localidades de Cachapoal, Francisco Castro comentó que, “vimos que muchas historias interesantes se estaban perdiendo, nadie las conocía, y muchas de estas narran el origen de los lugares, del por qué una ciudad se llama de una manera, dando el origen de muchas cosas”.


Ahora bien, respecto a cómo llegaron a la idea de concretar este proyecto, Jorge Cofré sostuvo que, “nosotros hacemos harta montaña, generalmente andamos en lugares más rurales y nos hemos encontrado con hartos personajes que aún son cultores de este tipo de historias”.


Además, uno de los autores sentenció que, Cachapoal, tiene mucha relación con, “los pueblos ancestrales, de la influencia inca y mapuche en la región, que fueron configurando este imaginario ancestral, la vinculación de las personas con el territorio”.


La investigación, recalcó Castro, tiene “harto trabajo detrás, todo financiado por nosotros, y pretendemos que a mediados de diciembre lo lancemos. El primero en Rengo, el que también irá acompañado de una muestra de un cortometraje de un director de la región (de San Fernando), que también va relacionado, ya que es la historia de un Tue-Tue (ave mitológica)”.


Cabe consignar que, dentro de las 140 páginas de este trabajo, recogen “identidad y patrimonio a los pueblos”, como por ejemplo lo relacionado con la princesa Malloa, Pelequén, el cacique Renku, entre otras.

Continuar Leyendo

Cultura

Escritora regional presenta su novela “Carmela, Bacante vacante”

Publicado

el

-En el espacio Cultural La Merced, la narradora y poeta Cristina Wormull, presentó su novela “Carmela  bacante vacante” obra ilustrada por Alejandra Hernández, pintora lujanense, autora de las pinturas que componen la muestra.

Gina Pérez

Fotos: Nico Carrasco

“Carmela, bacante vacante” es la primera novela de la escritora regional, Cristina Wormull,quien además es narradora y poeta donde se plasma la historia de vida de una mujer rebelde y vanguardista. Este libro además es acompañado de ilustraciones que forman parte de él siendo así un gran cuadro interpretada a través de la mirada de Alejandra Hernández – artista argentina-. El que es resultado de una propuesta educativa y cultural que se pensó con la finalidad de contribuir al fortalecimiento de lazos entre Argentina y Chile, la identificación de los jóvenes con su cultura y la revalorización del patrimonio local, tan así que el proyecto bi nacional ha sido declarado en Luján  de interés cultural y educativo.

Cristina, al ser consultada por el nombre del libro, destaca que Carmela es un nombre que siempre le ha gustado y que este es un trabajo que les llevó un año y se enmarca dentro del proyecto “Miradas sentidas, culturas compartidas” resaltó Wormull “son cuadros muy lindos llenos de colores y fueron hechos por al artista a medida que yo le enviaba mis textos lo que lo hace muy novedoso”.

Ahora esta presentación es itinerante y prontamente estará presente en otras partes del país.

“Siento una gran satisfacción haber terminado este trabajo hay una mezcla de felicidad y de vacío ya que ahora tomará vida propia ahora este libro tiene un acento más importante ya que a través de  Carmela se narra la vida de muchas  mujeres de las últimas cuatro décadas sobre los cambios que se vieron enfrentados” destacó la escritora.  

Ahondando en el libro sin querer entregar muchos detalles destacó que es un libro de rápida lectura y fácil comprensión “es ágil entretenido ya que las aventuras de la protagonista son muy entretenidas yo lo describiría como las historia de una mujer rebelde y enamorada” puntualizó.

Prontamente espera la artista sacar un libro breve de poemas y está comenzado a escribir otra novela que es un Manuel Rodríguez contemporáneo “A mí me apasiona escribir, me transportó a otro mundo gracias a la escritura, aparte hago talleres de creaciones literarias y autobiografías fragmentadas ”comentó.

Su autora es una conocida narradora y poeta chilena, que se ha destacado por fomentar la lectura en los jóvenes y sectores más vulnerables de Chile y los países vecinos plasmando en su trabajo la esencia de su ser. Y ha sido galardonada en diversas oportunidades y así también ha trabajado activamente en talleres de  creación literaria a grupos de personas privadas de libertad en los centros de reclusión de Peumo, Santa Cruz, Rancagua y Rengo, preside la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) Sexta Región y es  coordinadora  del grupo literario “Los Inútiles” quienes luchan por la difusión y engrandecimiento de la cultura nacional chilena.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto