Síguenos

Innovate

Emprendedoras de Agua Buena de San Fernando iniciaron proyecto de cultivo hidropónico de lechugas

Publicado

el


  • Para su proyecto la agrupación Entre Vecinas Creciendo recibió un aporte del programa Mujeres Rurales INDAP-Prodemu.

Se destacan por su alegría, entusiasmo, deseos de superación y, especialmente, por su amor a la tierra. Cada una tiene su historia de esfuerzo, sus sueños y proyectos. Son las integrantes de la agrupación “Entre Vecinas Creciendo”, del sector Agua Buena de San Fernando, que al alero del programa Mujeres Rurales convenio INDAP-Prodemu iniciarán un emprendimiento de lechugas hidropónicas. Para ello, recibieron un aporte de 3 millones 300 mil pesos, correspondiente al fondo del primer año del programa Mujeres Rurales. Dichos recursos los destinarán a la compra de materiales e insumos para comenzar el cultivo hidropónico de berros y lechugas.


La entrega se realizó durante una reunión que se efectuó en el hogar de doña Silvia López, ubicado en el hermoso sector rural de Agua Buena. Hasta allá llegaron el director regional de INDAP, Juan García; la directora regional de Prodemu, Nessy Moratelli la coordinadora provincial, Jessenia López, y la coordinadora campesina, Anita Donoso.


En la oportunidad, el director regional de INDAP, Juan García, destacó la importancia del programa Mujeres Rurales, ya que va dirigido a quienes cumplen un rol fundamental en la familia, promoviendo su crecimiento personal, su empoderamiento y su autonomía. Agregó que también se busca incorporar a las mujeres de los sectores rurales a los procesos productivos a través de la asociatividad, recibiendo apoyo y asesoría para consolidar sus emprendimientos, lo que también contribuye a mejorar su calidad de vida.


En tanto, la directora regional de la fundación Prodemu, Nessy Moratelli, explicó que a este programa contempla un acompañamiento durante tres años, en que se capacita a las mujeres beneficiarias en las áreas de desarrollo personal, organizacional, gestión y comercialización. Asimismo, llamó a las integrantes de la agrupación Entre Vecinas Creciendo a hacer un buen uso de los recursos que reciben; a la vez que les deseó éxito en el proyecto que inician.


Por su parte, el Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada, reiteró que para el ministerio y para el gobierno el apoyo a la mujer rural es un eje fundamental, por todo lo que ella representa en la familia y la sociedad.


A nombre de las 10 integrantes de la agrupación Entre Vecinas Creciendo habló su presidenta, Johana Gutiérrez, quien señaló que comienzan este emprendimiento con entusiasmo y esperanza, sabiendo que tendrán que poner esfuerzo y empeño para alcanzar la meta que se han fijado.
El Programa Mujeres Rurales INDAP-Prodemu busca lograr un desarrollo integral de las beneficiarias, mediante el fortalecimiento de sus capacidades y competencias personales, sociales y productivas, a través del apoyo a proyectos productivos agropecuarios y/o actividades conexas como turismo rural y artesanía, entre otros.

Anuncio Publicitario

Innovate

Productores obtienen éxito en ventas de subproductos de frutillas en Carnaval de Litueche

Publicado

el

  • Su presencia se enmarcó en el proyecto “Ruta de la Frutilla Sustentable” y tuvo como finalidad que los agricultores encontraran otras maneras de ofrecer el fruto cultivado en el secano costero.

Con dos stands ubicados en las afueras de la Municipalidad de Litueche se hicieron presentes los agricultores de frutillas del secano costero en el carnaval de la localidad. Durante tres días los beneficiarios ofrecieron subproductos del fruto que cultivan en distintas presentaciones, como frutillas deshidratadas, en mermelada, tartas o cubiertas de chocolate.

La presencia de los productores en este tradicional evento que se realiza en el mes de febrero, forma parte de las actividades del proyecto “Ruta de la Frutilla Sustentable”; ejecutado por la Universidad de Chile y financiado a través del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de O’Higgins y su Consejo Regional, enmarcado en la Estrategia Regional de Innovación.

A través de él se busca darles un impulso a los productores de la Provincia de Cardenal Caro e innovar en su rubro a través del diagnóstico y propuesta de una ruta turística, la elaboración de subproductos, y una producción sustentable con responsabilidad medioambiental e inocuidad alimentaria.

“Fue súper exitoso porque los productores participantes vendieron todo. Nosotros como universidad hicimos el contacto con la Municipalidad de Litueche y les solicitamos los espacios para que ellos mostraran las variadas preparaciones que se pueden realizar con las frutillas de la zona”, sostuvo Helen Osorio profesional del proyecto.

Asimismo, aseguró que obtuvieron apoyo del Gobierno Regional para comprar insumos y materiales. Entre ellos, palos de brocheta para las frutillas bañadas en chocolate y frascos para las mermeladas.

“Les abrió los ojos a los productores. Así se dieron cuenta que pueden hacer otras cosas además de vender la frutilla fresca y que pueden utilizarla teniendo mejores retornos”, afirmó la directora ejecutiva del proyecto María Verónica Díaz.

Juan Donoso, vicepresidente de la cooperativa Fruticoop, productor y beneficiario del proyecto valoró la instancia ya que así mantuvo contacto directo con los clientes. Además, señaló que tenía en mente desde hace un tiempo abrir un nuevo emprendimiento. “Estoy en trámite de iniciación de actividades porque quiero poner un carrito en Litueche en el que ofrezca frutillas en brochetas”.

Otra de las actividades que se han desarrollado gracias al proyecto fue la elaboración de un recetario con la frutilla como ingrediente principal. Un fruto que gracias a las innovaciones dadas a conocer por los académicos de la Universidad de Chile pueden ser cultivadas todo el año. Aquella publicación también fue entregada a los asistentes al Carnaval de Litueche, así pudieron conocer platos únicos creados por los chefs de Sun Monticello.

Se espera que durante el año se pueda seguir participando en este tipo de actividades en la Región de O’Higgins o en otras ciudades del país para continuar dando a  conocer todas las bondades de este maravilloso fruto.

Continuar Leyendo

Innovate

Dizuglass: El emprendimiento regional que apuesta por el reciclaje

Publicado

el

Ricardo Díaz y Melissa Zúñiga, comenzaron el año 2019 a reciclar botellas de vidrio para crear vasos, lo cual fue un éxito. Hoy son semifinalistas regionales del Concurso Nacional “Desafío Emprendedor”, organizado por el Banco de Chile y Desafío Levantemos Chile.

Alexis Aravena
Fotos: Marco Lara

El emprendimiento, partió formalmente el 22 de octubre del año 2019, cuando el matrimonio conformado Ricardo Díaz y Melissa Zúñiga comenzó a reciclar botellas de vidrio para crear vasos. Entre los dos, se demoraron aproximadamente un mes en hacer un trabajo de 250 ejemplares. La totalidad de la producción fue vendida en sólo tres días. Un éxito.

Díaz, de profesión ingeniero y Zúñiga, psicopedagoga, se dividen las labores, porque mientras Ricardo pule las botellas, Melissa está a cargo de la logística del negocio. Pese a que funcionan de buena forma, inmediatamente comenzaron a pensar en el factor diferenciador para poder potenciar su negocio. Ahí se dieron cuenta que el reciclaje particular era su norte.

“Cuando vendimos todos los vasos, me acuerdo que pensé: esto es fantástico, el tema del reciclaje la lleva, la cultura de reciclaje está en ascenso”, destaca Díaz.

La idea de la empresa, que vela por el reciclaje in situ, es poder sacar de circulación las botellas que tiraban las discos, pubs, restoranes, las cuales van directamente al relleno sanitario, lo cual contamina mucho más. Actualmente, Dizuglass hace un reciclaje aproximado de ocho toneladas en una buena semana.

La pareja acude directamente a las empresas, les ofrece su servicio de reciclaje de forma gratuita o pregunta si ya poseen uno, dejando un vaso de muestra, aludiendo a que le da vida a las botellas. Los clientes, se convencen y pasan a ser catalogados como tal, independiente si pagan o no, ya que se realizan alianzas estratégicas.

“Tengo un cronograma, diseñado como una carta gantt por así decirlo, en el cual tengo los socios estratégicos, donde puedo reciclar y los días que tengo libre me doy vuelta en los 66 puntos de reciclaje que hay acá en Rancagua”, señala Díaz.

“Particularmente comenzamos con dos toneladas a la semana, lo cual era un poco y sacamos 100 botellas a la semana y actualmente son 200, e incluso 300. Nos compramos una camioneta e hicimos socios estratégicos. Por ejemplo, hoy en día contamos el Mini Sheraton y ellos sacan alrededor de dos toneladas por semana. Además contamos con otras discos y locales”, señala Zúñiga.

El trabajo es íntegramente artesanal. Díaz, adaptó un taladro para poder pulir las botellas, ocupando inyección de agua para poder trabajar. Sin embargo, la pareja pretende comprar una máquina, que solamente es vendida en México. Posee inyección de agua propia y es de acero inoxidable. “Entonces se pasaría de estar cinco minutos con un vaso, paso a 30 segundos”, asegura el empresario.

¿Qué más podemos hacer?

Para seguir con la recolección, la pareja compró sacas, que son los sacos más resistente, que pueden albergar alrededor de 500 kilos. Las instalaron en diferentes puntos de la región, alegando que la empresa responsable del reciclaje de vidrio en la región no estaba siendo responsable, porque el camión con el que recolectan es el mismo que va a todos los puntos de la región, lo cual para la pareja no es muy productivo, ni consistente.

“Nosotros pusimos sacas en Machalí, Rancagua, en el Polo, Nogales y nos ha ido bastante bien y la gente está reciclando. Nos ha ido bien en ese tema. El reciclaje se está dando, faltan más tiempo y respecto a lo que es el concurso”, comenta la pareja.

¿Todas las botellas sirven?

No todas las botellas sirven afirma la pareja. Actualmente, sólo están trabajando botellas más pequeñas, porque es lo que se vende mejor y más rápido. De todas formas usan botellas de vino, que son más grandes, pero es todo un desafío trabajarlas.

“Las botellas de vino, de cada cien unidades, el 20% se rompe, por un tema de que no se corta bien. Por ejemplo, a veces no sirven porque tiene un trabajo extra, ya que hay que limar por abajo, entonces eso ya cuesta”, comenta Díaz.

Actualmente, el emprendimiento compite a nivel nacional en el “Desafío Emprendedor”, organizado por el Banco de Chile y Desafío Levantemos Chile.

“Desafío Emprendedor”

La empresa fue fundada oficialmente el 22 de octubre el año 2019. La última postulación al concurso era el 29 del mismo mes. El emprendimiento fue seleccionado por su temática. Fueron seleccionados entre 3100 postulantes.

“Salimos seleccionados a nivel regional, dentro de 3100 postulantes, quedaron seleccionados 28 emprendimientos, donde se encuentra el mío”, comenta la pareja.

“Fuimos a dar un elevator pitch a San Fernando, a la escuela de negocios y habían jueces como el Gerente General del Banco de Chile de la zona central, el gerente de Sercotec de O’higgins, estaba el gerente zonal del Desafío Levantemos Chile, entonces fue super genial haber visto que hay muchos negocios sustentables en la región”, añade Zúñiga.

El emprendimiento fue el único que postuló el tema del reciclaje de vidrio. Actualmente son semifinalistas. En marzo se seleccionarán a los finalistas, donde se seleccionarán seleccionarán a 30 emprendedores de todo Chile, quienes participarán en un Festival del Emprendimiento en Santiago. De ellos se elegirán los mejores, que obtendrán grandes premios.

“Todos lo que van, tiene un millón al bolsillo altiro y el primer lugar gana 15, el otro 13 y el otro 11. Hay otro premio, que son de cinco millones, que es por el emprendimiento familiar y por crecimiento”, señaló Díaz.

“En la primera semana de marzo se sabría si somos finalistas y después la final nacional es el 22 o 23 de marzo en el Mall Plaza Vespucio, es algo bastante grande y nosotros vamos para que las personas se unan y sepan de nuestra empresa”, señaló Zúñiga.

Continuar Leyendo

Empresas

El Teniente suma más equipos mineros telecomandados desde Rancagua

Publicado

el


Las minas Esmeralda y Diablo Regimiento cuentan con equipos LHD que realizan el traslado y vaciado en forma automática, apoyadas por un operador desde el Centro Integrado de Operaciones (CIO) de Rancagua, ubicado a más de 80 kilómetros de la faena subterránea.

Un vehículo que se mueve y trabaja solo. Lo que antes podía parecer un sueño hoy es realidad en la mina subterránea de El Teniente, que cuenta con palas LHD automáticas para el traslado y vaciado de mineral.


¿Qué quiere decir esto? Que el LHD realiza la tarea en forma autónoma, apoyado por un operador que desde el Centro Integrado de Operaciones (CIO) de Rancagua, ubicado a más de 80 kilómetros de la faena, realiza vía remota la tarea de carguío.


Actualmente en puesta en marcha, la utilización de estas maquinarias en las minas Esmeralda y Diablo Regimiento arroja buenos resultados que permiten proyectar beneficios en términos de productividad , seguridad y continuidad al proceso.


«Apuntamos a un rendimiento igual o mejor que el manual -al menos igual-, pero la ganancia está en eliminar la exposición del operador y contar más utilización del equipo, sumando baldadas y una producción más pareja. Con 10 o 20 minutos del LHD detenido por cambio de turno u otra situación podemos sacar 3 baldadas, entonces si sumamos los tres turnos podemos tener una ganancia importante», explica Rafael Guzmán, jefe Unidad Automatización y Tecnología Mina.


La División cuenta con experiencia desde 2002, cuando utilizó las primeras palas automáticas en Pipa Norte con el objetivo de atacar zonas riesgosas sin que el operador u operadora se vea expuesto.


Sinergia
Hace unos años El Teniente desarrolló el proyecto Alfa, que buscó desafiar a los proveedores en el mercado con cerca de 60 mejoras de acuerdo a las necesidades de sus operaciones.
«Hoy sus resultados son la base para lo que pasa en Chuqui Subterráneo, cuyas bases técnicas de licitación de palas automáticas partieron con las mejoras de acá. Entonces generamos sinergia y compartimos experiencias, lo que es relevante a nivel de Codelco. Y nosotros también nos nutrimos de lo que ellos experimentan», comenta Rafael Guzmán.


¿Cómo funciona?
Cada pala tiene un computador central y sensores. El sensor principal es un láser radal que escanea el túnel y, a través de inteligencia artificial, el equipo sabe en qué posición está.


El sistema de comunicaciones wifi de la mina, que es el más grande del mundo en la actualidad, permite entregar la información de dónde debe ir, proveniente desde Control Producción.
El operador no interfiere con las instrucciones. Solo cuando el equipo LHD llega al punto de extracción, mediante señales le avisa oportunamente al operador que debe realizar el carguío teleoperado, para luego retomar automáticamente la tarea.

El aporte de la automatización
• Seguridad. Se retira al operador de la cabina, por lo que queda libre de ruido y polvo, mejorando también en ergonomía.
• Producción. Permite recuperar sectores complicados como Diablo Regimiento Fase 3 y Esmeralda Bloque 1, con zonas cerradas por riesgo.
• Productividad. El concepto manual es 1 operador 1 pala y la aspiración es llegar a 1 operador 3 palas.
• Futuro. Estos proyectos permiten que preparar las minas venideras como Andesita, Diamante, Andes Norte, que incluirán equipos autónomos. Con esto, El Teniente prepara a los proveedores y a su equipo, operadores y mantenedores, para la minería del futuro.

TESTIMONIOS


Roy Castillo Farías, operador mina:


«Llevo 12 años en Teniente, donde operé las palas tradicionales y esto es una buena experiencia, una actividad en que hay que empezar de nuevo, con harto aprendizaje, para avanzar hacia una condición en que con un operador vamos a tener tres equipos designados para estar trabajando en tres zonas distintas».


Benjamín Varas, operador mina:
«Es bueno en cuanto a ergonomía y calidad de vida. Nos minimiza la exposición, hoy en día está funcionando en el Bloque 1 Esmeralda, que tenía riesgos de bombeo de agua barro, y podemos explotarlo con seguridad. Veo muchas proyecciones, si bien el proceso es lento porque la minería se tiene que equipar con estas tecnologías, es el camino a seguir».

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto