Síguenos

Recordando

La captura del “Huáscar” el 8 de octubre de 1879

Publicado

el


 Uno de los episodios decisivos de la guerra del Pacífico fue la captura del monitor peruano “Huáscar”, el 8 de octubre de 1879, en un día como hoy, en el llamado Combate de Angamos.
Ese día, los barcos chilenos blindados, “Blanco Encalada” y el “Cochrane”, lograron acercarse al buque peruano y dispararle sus cañones, en respuesta al fuego que iniciaban los peruanos. 
Una de las granadas cayó justamente en la torre giratoria, haciéndola pedazos. Pero, al mismo tiempo destrozó el cuerpo del caballeroso capitán peruano Miguel Grau y el de su ayudante, Diego  Ferrer.

Todos sabemos cómo terminó el combate, al posesionase los marinos chilenos del hasta entonces imbatible Huáscar. Agregaremos parte de la versión peruana relatando                                                                       que de inmediato asumió el mando el capitán de fragata Elías Aguirre, que fue muerto poco después en el abordaje al monitor. Igual le ocurrió al teniente primero Melitón Rodríguez, que también cayó en la lucha sobre la cubierta.

Dice también esa versión histórica que una bala cortó la driza y la bandera peruana se deslizó a la cubierta lo que hizo creer a los chilenos que la nave se rendía. Pero otro oficial la recogió y la clavó en el palo mayor. Termina expresando que Pedro Garezón, quién fue el último en suceder en el mando del monitor, mostró a los oficiales chilenos que el pabellón estaba clavado en el mástil y que, por lo tanto no hubo rendición.

De todos modos, el “Huáscar” quedó en poder de los chilenos que, años después lo convirtieron en un  símbolo del heroísmo naval. Anclado en Talcahuano, en él se rinde homenaje permanente al capitán de “La Esmeralda” Arturo Prat y al capitán del “Huáscar”, Miguel Grau, los grandes héroes navales de Chile y del Perú, inmolados en el histórico monitor.      

Anuncio Publicitario

Recordando

Las muy viejas promesas de un muelle para Pichilemu

Publicado

el


Hace más de sesenta años, a mediados del siglo pasado, más precisamente el 7 de diciembre de 1950, en un día como hoy, fue dado a conocer, a través de este diario, el texto de una nota oficial enviada por el Ministro de Obras Públicas don Ernesto Merino Segura.
Se refería a la reiterada petición que se hacía al Gobierno para construir un muelle pesquero en Pichilemu. El Ministro decía, en su nota, que el Gobierno estaba “estudiando la construcción del muelle pesquero en Pichilemu”… Pasaron dos años, vino un cambio de Gobierno, el Presidente radical don Gabriel González Videla dejó su cargo, el ministro también y el resultado del estudio “nunca se supo”…

No se trata de una cosa curiosa, porque ya desde comienzo del siglo XX, distintos gobiernos, de diferentes colores, habían acogido la petición de los vecinos de Pichilemu y de las provincias de O’Higgins y Colchagua, para que se construyera el anhelado  muelle y que Pichilemu  recobrara su calidad de Puerto Menor. 

Hace algunos años, se obtuvo una especie de avance, con la construcción de una Caleta Pesquera, que fue destruida por el terremoto y tsunami de febrero del 2010 y fue reconstruida.
Pero no era esa la aspiración. Lo que se quería era la construcción de un nuevo muelle, que reemplazar el que fue intencionalmente destruido durante la sangrienta furia de la Guerra Civil de 1891.Era una obligación de los Gobiernos que se sucedieron, reparar ese gran daño causado a Pichilemu por la catástrofe guerrera. 

Personalmente, en mi niñez, en los veraneos en Pichilemu, en la década de los años20 y 30, conocí  los restos  que aún quedaban de ese viejo muelle desaparecido.    La Región del Libertador Bernardo O’Higgins, a pesar de tener más de cien kilómetros de costa, no tiene ningún muelle marítimo.  Antes tuvo dos: el otro fue el de Matanzas, que también desapareció.

Hector Gonzalez

Continuar Leyendo

Recordando

El recuerdo permanente del Cardenal José María Caro

Publicado

el



Ha pasado un año más desde el día triste del fallecimiento del querido sacerdote, Cardenal, don José María Caro Rodríguez. Fue un día como hoy, el 4 de diciembre de 1958, cuando Chile entero se vistió de luto. El nonagenario hombre bueno y santo finalizó su paso por la tierra, para continuar caminando en la vida eterna.


Seguirán pasando los años y su figura se hará cada vez más venerable y duradera. Continuará presente entre nosotros, en la Región d O’Higgins, y en especial en la Provincia que con justicia lleva su nombre. Algunos lugares específicos, como la Quebrada del Nuevo Reino, Ciruelos, Cahuil, Pichilemu, o más lejanos como en el norte chileno, en Mamiña, Iquique, La Serena, en los cuales transcurrió su vida. Sin olvidar, por cierto, su presencia y sus estudios en la Roma eterna. Y recordando también los varios países de Europa Y América recorridos “sembrando simientes, purificando almas, combatiendo errores, auxiliando a los pobres, evangelizando pueblos “, como alguien escribiera.


Para Chile entero, será siempre su Cardenal Primado: el primer chileno que alcanzó tan alta jerarquía en la Iglesia católica. Su vida fu ejemplar y su recuerdo lo sigue siendo.

Continuar Leyendo

Recordando

Foto del recuerdo: Un kiosco Ingles en pleno centro

Publicado

el

Cuando los teléfonos públicos vivían su plena vigencia y los celulares eran parte del lejano futuro. Existía una cabina telefónica a las afuera del pasaje Rex que la rompía por su glamour al estilo británico. Envíenos sus fotos del recuerdo a jefedeinformaciones@elrancaguino.cl.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto