Síguenos

Recordando

El Cementerio de Rancagua

Publicado

el

¿Desde cuándo existe el Cementerio Numero 1 de Rancagua?… La pregunta se la formulan muchos de los rancagüinos en cada primero de noviembre, cuando acuden al más antiguo de los camposantos para visitar las tumbas y recordar a sus seres queridos.


Este primer Cementerio no tuvo un “día de inauguración”. No es posible imaginar una “fiesta inaugural”, con champaña, canapés, etc. solo podemos recordar que comenzó a prestar servicios a mediados del siglo XIX, es decir alrededor del año 1850.


Veinte años antes, el 28 de julio de 1830 se planteó por primera vez en el Cabildo la necesidad de construir un cementerio laico. Como primera medida, los regidores o cabildantes acordaron solicitar la autorización del señor Obispo de Santiago, bajo cuya jurisdicción religiosa estaba la parroquia de Rancagua.


Vinieron después largos trámites para encontrar una propiedad adecuada para la sepultación de los cadáveres. Todos estaba de acuerdo en que tendría que estar alejada de la ciudad y con amplitud suficiente, con miras al futuro. No era tarea fácil, ya que nadie quería tener un cementerio dentro de un fundo o propiedad agrícola, como lo eran las que rodeaban el pueblo y no tan retirado para que no fuera muy molesto ir a sepultar los cadáveres.
A nadie le pasó por la mente que un siglo más tarde el cementerio ya estaría prácticamente en medio del recinto urbano de Rancagua.

Anuncio Publicitario

Recordando

La Provincia de O`Higgins fue creada en 1883

Publicado

el

Fue el 10 de diciembre del año 1883, cuando Rancagua fue convertida en Capital de la nueva Provincia de O’Higgins.


No fue fácil satisfacer la antigua aspiración de los rancagüinos. Diez años a antes, en 1873, se presentó u n Proyecto en la Cámara de Diputados, pero no prosperó: a los parlamentarios no les interesó la idea.


Por fin, el Presidente de la República, don Domingo Santa María y su Ministro, don Manuel Balmaceda, firmaron y promulgaron la Ley, cuyo texto se iniciaba con el siguiente artículo: “Créase una Provincia con el nombre de O’Higgins, en la parte del actual Departamento de Rancagua, que se encuentra comprendido dentro de los siguientes límites…”, que detallaba minuciosamente.


Resumiendo y mencionando sólo los principales puntos geográficos, se establecían: por el Norte el Río Maipo, al Sur el río Cachapoal, al Este la Cordillera de los Andes y al Oeste la Cordillera Central, cerros de Aculeo y Alhué.


La provincia se dividió en tres Departamentos: Rancagua capital Rancagua, Maipo capital Buin y Cachapoal capital Peumo.


Años más tarde, el centralismo político santiaguino, le quitaría el Departamento de Maipo y la Provincia de O’Higgins llegaría por el norte solo hasta Angostura. La nueva Ley también dispuso que la Provincia elegiría un senador y el Departamento de Rancagua dos diputaos. Los de Cachapoal y Maipo un diputado cada uno.

Continuar Leyendo

Recordando

Las muy viejas promesas de un muelle para Pichilemu

Publicado

el


Hace más de sesenta años, a mediados del siglo pasado, más precisamente el 7 de diciembre de 1950, en un día como hoy, fue dado a conocer, a través de este diario, el texto de una nota oficial enviada por el Ministro de Obras Públicas don Ernesto Merino Segura.
Se refería a la reiterada petición que se hacía al Gobierno para construir un muelle pesquero en Pichilemu. El Ministro decía, en su nota, que el Gobierno estaba “estudiando la construcción del muelle pesquero en Pichilemu”… Pasaron dos años, vino un cambio de Gobierno, el Presidente radical don Gabriel González Videla dejó su cargo, el ministro también y el resultado del estudio “nunca se supo”…

No se trata de una cosa curiosa, porque ya desde comienzo del siglo XX, distintos gobiernos, de diferentes colores, habían acogido la petición de los vecinos de Pichilemu y de las provincias de O’Higgins y Colchagua, para que se construyera el anhelado  muelle y que Pichilemu  recobrara su calidad de Puerto Menor. 

Hace algunos años, se obtuvo una especie de avance, con la construcción de una Caleta Pesquera, que fue destruida por el terremoto y tsunami de febrero del 2010 y fue reconstruida.
Pero no era esa la aspiración. Lo que se quería era la construcción de un nuevo muelle, que reemplazar el que fue intencionalmente destruido durante la sangrienta furia de la Guerra Civil de 1891.Era una obligación de los Gobiernos que se sucedieron, reparar ese gran daño causado a Pichilemu por la catástrofe guerrera. 

Personalmente, en mi niñez, en los veraneos en Pichilemu, en la década de los años20 y 30, conocí  los restos  que aún quedaban de ese viejo muelle desaparecido.    La Región del Libertador Bernardo O’Higgins, a pesar de tener más de cien kilómetros de costa, no tiene ningún muelle marítimo.  Antes tuvo dos: el otro fue el de Matanzas, que también desapareció.

Hector Gonzalez

Continuar Leyendo

Recordando

El recuerdo permanente del Cardenal José María Caro

Publicado

el



Ha pasado un año más desde el día triste del fallecimiento del querido sacerdote, Cardenal, don José María Caro Rodríguez. Fue un día como hoy, el 4 de diciembre de 1958, cuando Chile entero se vistió de luto. El nonagenario hombre bueno y santo finalizó su paso por la tierra, para continuar caminando en la vida eterna.


Seguirán pasando los años y su figura se hará cada vez más venerable y duradera. Continuará presente entre nosotros, en la Región d O’Higgins, y en especial en la Provincia que con justicia lleva su nombre. Algunos lugares específicos, como la Quebrada del Nuevo Reino, Ciruelos, Cahuil, Pichilemu, o más lejanos como en el norte chileno, en Mamiña, Iquique, La Serena, en los cuales transcurrió su vida. Sin olvidar, por cierto, su presencia y sus estudios en la Roma eterna. Y recordando también los varios países de Europa Y América recorridos “sembrando simientes, purificando almas, combatiendo errores, auxiliando a los pobres, evangelizando pueblos “, como alguien escribiera.


Para Chile entero, será siempre su Cardenal Primado: el primer chileno que alcanzó tan alta jerarquía en la Iglesia católica. Su vida fu ejemplar y su recuerdo lo sigue siendo.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto