Síguenos

Columnas

OPINION: Relevancia sesgada

Publicado

el

Por Fabián Baldovinos, Chief Operating Officer de Reprise

El 22 de enero de 2018, Mike Wendling publicó un artículo titulado “The (almost) complete history of ‘fake news’”. En éste, entre otras cosas, menciona que una búsqueda del término fake news en Google le arrojó en ese momento 5 millones de resultados. Al momento de escribir esta columna y realizar la misma prueba, Google me arrojó 1,480 millones de resultados. Esto equivale a un crecimiento de 29,500% en resultados de búsqueda relacionados al término, y en esto radica la importancia de este tema, sobre todo por el complejo clima socio-político-económico que estamos viviendo en Chile, Argentina, México, Bolivia, resto de Latinoamérica, España, Estados Unidos, y otras partes del mundo.

Como siempre la semántica es clave, así que lo primero que debemos hacer es corregir el término, ya que en sí las fake news no son noticias, sino historias que son escritas y publicadas con la intención de engañar a la gente; cuyo objetivo es dañar a una entidad o persona, con la finalidad de obtener algún tipo de ganancia política o financiera (poder, al fin y al cabo), utilizando el sensacionalismo para buscar llamar la atención y así obtener más miradas.

Esta forma de actuar está basada en una estrategia ampliamente utilizada por gobiernos, think tanks, y otros grupos, para lograr sus fines perversos: la propaganda. Joseph Goebbels, quien fuera responsable del ministerio de educación popular y propaganda nazi, dijo que “más vale una mentira que no pueda ser desmentida que una verdad inverosímil”. Goebbels definió 11 principios de la propaganda, y es el décimo el sobre el cual quiero direccionar mi atención hoy, ya que encuentro que es el más poderoso, peligroso y utilizado hoy en día, explotado en exceso a través de las redes sociales y aplicaciones de mensajería:

● 10.- Principio de la transfusión: por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

Sin duda, el caso más sonado de los últimos años relacionado a propaganda, ha sido el de Cambridge Analytica, consultora política inglesa contratada por Kushner y Manafort en 2016, para la campaña presidencial del candidato republicano de los Estados Unidos, Donald Trump. A través de la minería de datos (ilegal) de cuentas de redes sociales, corretaje de datos, y análisis de éstos, Cambridge Analytica logró identificar a personas, a las que llamaban persuadables (persuadibles), que no estaban definidas por un partido político. Al hacerles llegar mensajes que apelaran a alguno de los sustratos preexistentes a los que se refería Goebbels, lograron influenciar en éstas personas a tal grado que cambiaron el rumbo de las elecciones.

La importancia del caso de Cambridge Analytica radica no sólo en las poderosas segmentaciones logradas por sus algoritmos o en los millones de mensajes creados para las distintas personas (sitios web, memes, historias, etc); sino en las plataformas de distribución: Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp. Fueron éstas las que permitieron la rápida difusión de un mensaje, ya que era compartida un sinnúmero de veces; sin importar que la información fuera falsa o vieja.

Cuando brincamos un par de años y aterrizamos en Chile, podemos ver que algo muy similar está ocurriendo. Si bien no se ha comprobado (aún) que exista un ente externo que esté detrás de la violencia y algunas protestas, que haya contratado los servicios de Hyp3r o alguna de las otras compañías que tomaron el lugar de Cambridge Analytica, el efecto que estamos viviendo en el país es el mismo. Mucha información está siendo compartida a través de las redes sociales en formato de video, imágenes, o texto, cuya finalidad más que informar es fungir como desestabilizadores, causando ansiedad, miedo, enojo, y otras emociones en las personas que las reciben. El efecto se intensifica cuando, debido a nuestra esfera social, recibimos de nuestros grupos los mismos mensajes con una altísima frecuencia. Pero, ¿qué es verdadero y qué es falso? ¿cuál es el contexto de la foto o video? ¿es reciente o es de tiempo atrás? Esto es lo que deberíamos preguntarnos antes de compartir información, sin embargo, la tentación es mucha y hacerlo toma menos de un segundo.

Una de las soluciones para terminar con la desinformación sería acudir a fuentes formales, como, por ejemplo, los noticieros que están cubriendo el minuto a minuto de las movilizaciones. Pero la realidad es que el amarillismo de los medios de comunicación tampoco ha ayudado mucho, y en ocasiones causa mayor ansiedad y confusión.

En el año 2010, el activista de Internet, Eli Pariser, acuñó el término filter bubble (burbuja de filtro en español), que se refiere a cómo aquello con lo que más interactuamos en Internet comienza a ser percibido como más relevante gracias a los algoritmos de compañías donde pasamos la mayoría de nuestro tiempo digital, como son Google y Facebook. El gran problema es que cuando un algoritmo filtra en base a lo que definió como relevancia, éste deja afuera información que nos ayuda a nutrir nuestros puntos de vista, pues nos sesga y encierra en nuestra burbuja, decidiendo por nosotros qué contenido veremos, y peor aún, qué contenido jamás veremos sin tener la capacidad de saberlo.

En un mundo en donde la atención se ha convertido en el recurso más escaso, en donde la situación social se altera con los mensajes que recibimos, y en donde es prácticamente imposible estar despegado de las redes sociales y servicios de mensajería, nunca ha sido tan valioso hacer una limpieza primaveral de contactos.

Anuncio Publicitario

Columnas

El aporte de la tecnología frente a la crisis hídrica de Chile

Publicado

el

Por Martín Kozak, Country Manager de InterSystems

Hace unas semanas se supo que el Embalse el Yeso, una de las principales fuentes de agua potable de la Región Metropolitana contaba solo con un 27% de su capacidad. A su vez, las comunas Arica y Parinacota, Atacama, Coquimbo y Valparaíso pasan por una escasez hídrica alarmante. Lamentablemente las proyecciones del tema no son auspiciosas ya que las condiciones de las zonas rurales a lo largo del país serán más complejas que la situación actual.
Frente a este contexto, es importante apostar e implementar la Transformación Digital como una de las herramientas de solución. Está permitirá el monitoreo de filtraciones, un sistema inteligente de racionamiento de agua, hasta innovaciones que permitirán el mantenimiento de este vital recurso. Estas son algunas de las posibilidades, donde el paradigma de los datos puede agregar valor a este desafío.
Actualmente, ya se está avanzado en la incorporación de nuevas tendencias digitales en variadas industrias, por lo que no estamos hablando de algo desconocido. La tecnología ha demostrado ser un verdadero aliado hasta en sectores en donde no se pensaba que fuera así.
Enfrentar este nuevo reto de la mano de plataformas de gestión de datos, Machine Learning o Inteligencia artificial, puede ayudar a prevenir, detectar y a entender distintas variables que hoy no están siendo visibles en este problema tan crítico para Chile.
Tenemos la convicción que apostar por tecnologías de manejo y gestión de datos debe ser una obligación para todas las verticales de la economía, pero por sobre todo para las industrias de servicios que manejan la subsistencia de las personas y la administración de nuestro recurso vital más preciado: el agua.

Continuar Leyendo

Columnas

Mi compromiso con la seguridad y el orden público

Publicado

el

General Álex Chaván Espinosa
Jefe de la VI Zona de Carabineros


A un poco más de un mes de hacerme cargo de esta jefatura de zona, tengo el privilegio de saludar a través de este medio de comunicación a los habitantes de la región de O´Higgins, a quienes aprovecho de contarles en estas breves líneas los desafíos en materia de seguridad pública impuestos, con el propósito de disminuir los delitos y aumentar la tan anhelada sensación de seguridad.

Para mí es un tremendo honor liderar institucionalmente esta región, desafío que asumí con el mismo compromiso y profesionalismo que he tenido a lo largo de mi carrera profesional, ya que entiendo que un entorno seguro es lo que todos ciudadano anhela para vivir, sin embargo para llegar a ello se requiere de mucho esfuerzo, trabajo y responsabilidad, tarea que no solo nos corresponde a nosotros los Carabineros, sino que también a usted como un ciudadano garante y comprometido con las seguridad pública, tomando medidas de autocuidado que influyen significativamente en la disminución de los delitos.


He podido constatar durante mis constantes visitas a los distintos cuarteles policiales de la región, que para alcanzar estos objetivos deseados todos los carabineros están trabajando en base a los lineamientos estratégicos establecidos por nuestro General Director, con un gran sentido de pertenencia, esfuerzo, lealtad, compañerismo, cohesión, valentía, templanza, y vocación de servicio público. Entre muchos otros valores. Aun cuando el cansancio se presenta, y una nueva jornada se avecina, la fortaleza de nuestro personal asoma y se erige robusta como una montaña, con una presencia activa en terreno que nos permita fortalecer nuestros lazos con la comunidad, recobrar la confianza que tiene que tener la ciudadanía con todos sus carabineros a nivel regional. En ésta tarea, nuestro compromiso se mantiene firme, esforzándonos diariamente por mantener el orden público, ya que sin orden público no hay convivencia y sin convivencia no hay comunidad.


Hace muy pocos días, en la comuna de Pichilemu, dimos inicio a los servicios “Plan Verano Seguro”, los cuales se encuentran reforzados con funcionarios de la Escuela de Suboficiales de la región Metropolitana, los que pretenden optimizar nuestra tarea preventiva que radica principalmente en la disminución de los delitos de mayor connotación social e incremento en la sensación de seguridad de la ciudadanía. Mi compromiso con la comunidad O’higginiana es continuar la senda de la prevención y control del delito, los cuáles a la fecha han disminuido en un -2%, lo que nos permitirá alcanzar mayores índices de seguridad y tranquilidad.


Por último y teniendo presente el periodo estival en que nos encontramos, recuerde siempre que no hay excusas que justifiquen ser víctima de un accidente y que pasar unas vacaciones tranquilas e inolvidables depende también de usted, nosotros seguiremos patrullando incansablemente con la vocación de servicio que nos caracteriza, para velar por su seguridad y el orden público, teniendo siempre presente que ello dependerá en parte, de su propia actitud y medidas de autocuidado.

                                                                         General Álex Chaván Espinosa 

Continuar Leyendo

Columnas

OPINION: Que el estallido social no nos deje sin el grito de gol

Publicado

el

La opinión de Manuel Polgatiz
Periodista y comentarista deportivo

Cuando la ANFP decidió junto al Consejo de Presidentes terminar arbitrariamente el Campeonato de Fútbol 2019, las injusticias reclamadas por la calle se trasladaron a la competencia nacional.
Allí surgieron los liderazgos fácticos y escasamente democráticos, aquellos a los que el don del dinero les otorga un lugar privilegiado en la comunidad.


En medio de la vorágine nacional, ahí estaban, sin vergüenza alguna, los que se coludieron para echar a Marcelo Bielsa. Ahí, en el mismo sitio y sin asco, sacaron la voz esos conspicuos muchachotes de cuello y corbata, que guardaron y aún guardan silencio, ante el robo a mano armada de Jadue y compañía.


Sí, esos mismos que contraen matrimonios entre familias, que se visitan en las casas de Cachagua, que eluden el pago de pago impuestos y visten finos trajes adquiridos en ventas de bodega internacional. Los mismos, aunque cueste creerlo, que se animan a transitar por Chile sin temor, a pesar del pasado oscuro que los persigue, pero no los atormenta.


Ese grupete que dijo una tarde de diciembre, “dejemos a Wanderers en la primera B, total nosotros mandamos”, y que, a la vuelta de la esquina, por la presión de los hinchas, debieron borrar con el codo lo que escribieron con sangre ajena.


Los “Agentes del Mal”, les dicen. Son los que compran clubes para triangular plata y jugadores. Son los que negocian pases por debajo de la mesa y se “arreglan” con los recursos del CDF. Esos jovenzuelos que suben las entradas al público, pero traen “paquetes” a sus planteles. Los que mueven técnicos de una región a otra y simulan tener la responsabilidad social empresarial impregnada en sus sucios principios, distribuyendo balones y camisetas entre organizaciones funcionales de las comunas.


¿Ve usted en estas líneas, alguna similitud con lo que vivimos actualmente? Tengo plena certeza que no. El fútbol es pasión pura, es dignidad y solidaridad. Es para algunos, un vehículo de movilidad social. Una herramienta de respeto, fraternidad y alegría. Es un estilo de vida, capaz de construir seres generosos en medio de la competencia. El fútbol sincera capacidades, oculta temores y hace valientes a los más temerosos. Este deporte, el más bello del mundo, nos hace felices, con sus defectos y virtudes. Apropiémonos de él y expulsemos con marchas sin violencia, a los que destruyen todo desde sus cómodos escritorios de mármol. Pero que este estallido no nos deje sin el grito de gol, porque eso sería el fin sin regreso.


Éxito para el O’Higgins de Graff 2020 y que este año sigamos en la senda de la transparencia que nos caracteriza como institución.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto