Síguenos

Actualidad

Entregaron sello Manos Campesinas a tres artesanas y trenzadoras de paja de trigo

Publicado

el

  • Zaida Muñoz, Graciela Toledo y Débora Vidal rescatan una tradición de más de 200 años. Con paja de trigo ligún elaboran cinturones, joyas y otros objetos.

Zaida Muñoz, Graciela Toledo y Débora Vidal son tres creativas trenzadoras y artesanas de Cutemu, quienes con paja de trigo ligún elaboran cinturones, joyas y otros objetos, rescatando así una tradición de más de 200 años.


Además de su gran talento, ahora cuentan también con el Sello Manos Campesinas, que recientemente les entregó INDAP, el cual busca destacar y visibilizar en el mercado interno los productos de la agricultura familiar, garantizando estándares de calidad, producción e inocuidad. La ceremonia se efectuó con la presencia del director de INDAP O´Higgins, Juan García; la jefa de Fomento, Romye Barra; el profesional Álvaro Gálvez; y el ejecutivo del área de Lolol, Luis Marambio.


En la oportunidad, las destacadas emprendedoras mostraron sus artesanías elaboradas con paja de trigo ligún; indicando que éste primero debe trenzarse. Entre las joyas y otros objetos destacaron los cinturones trenzados de Cutemu, que en el año 2018 obtuvieron el premio Sello a la Excelencia en Artesanía Chilena. Dichos cinturones fueron elaborados y diseñados por estas tres artesanas, en cocreación con Sofía Hott y Rocío Schätzke.


Al hacerles entrega del sello Manos Campesinas, el director regional de INDAP, Juan Carol García, destacó la calidad de sus creaciones, a la vez que resaltó la importancia de que mantuvieran una tradición de más de dos siglos que da identidad a Cutemu, esta pequeña localidad cercana a San Pedro de Alcántara, en la comuna de Paredones. De hecho, en abril de 2019, el Comité Asesor en Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile recomendó la incorporación de las «Trenzadoras y trenzadores de paja de trigo ligún de Cutemu y alrededores de Paredones, al Registro de Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile. De acuerdo a lo indicado por el Consejo de la Culturas, las Artes y el Patrimonio, actualmente este tipo de técnica de trenzado solo se desarrolla en Cutemu y en los sectores aledaños de Paredones.


Además, cabe agregar que en el mes de octubre del año pasado, Zaida Muñoz y Débora Vidal participaron de una gira a Europa, la cual fue financiada por el Ministerio de las Culturas, con el fin de intercambiar conocimientos con artesanos de paja de trigo de diferentes ciudades de Italia y de España.


Las tres artesanas y trenzadoras agradecieron la entrega del Sello Manos Campesinas, señalando que va a dar más valor a sus creaciones. “Estoy muy contenta, porque este sello nos va a apoyar mucho en nuestras artesanías; es un reconocimiento importante. Me gusta lo que hago y voy a seguir rescatando una tradición que se está perdiendo. Pienso implementar una ruta para que las personas vengan a conocer lo que hacemos”, indicó Graciela Toledo.


En tanto, Débora Vidal contó que llegó hace 15 años a Cutemu. “Venía de Curicó –dijo- y me llamó la atención que las mujeres de esta localidad se dedicaran al trenzado de la paja de trigo. Aprendí, me gustó; se puede diseñar muchas cosas”.


Zaida Muñoz acotó que desde niña se ha dedicado al trenzado de la paja de trigo y desde hace 4 años a la artesanía. “En Cutemu es una tradición y queremos que la nueva generación aprenda esto”, señaló.


El Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada, explicó que el sello Manos Campesinas busca visibilizar ante los consumidores atributos de estos productos, dando valor a sus factores naturales, humanos y sociales, junto con reconocer las prácticas ancestrales y los conocimientos tradicionales inmersos en su proceso de elaboración.

Actualidad

Hermanos rancagüinos destacan en el ámbito musical internacional gracias al Programa Iberorquestas Juveniles

Publicado

el

05 de febrero de 2020.- A Jairo y Daniel Saavedra no solo los une el apellido y el amor por su familia. A estos dos hermanos rancagüinos los une una pasión: la música. Jairo toca la trompeta y Daniel destaca en la percusión sinfónica. Es que, a pesar de los obstáculos y el sacrificio que les ha significado dedicarse a su vocación, han logrado sobresalir, transformándose en verdaderos embajadores chilenos de la música a nivel iberoamericano.

Ambos forman parte del Programa Iberorquestas Juveniles, una de las 11 iniciativas de la cooperación iberoamericana, en las que nuestro país participa en el área cultural, que busca difundir entre los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, la práctica orquestal como una herramienta para el desarrollo artístico; además de apoyar la integración social de los sectores más desfavorecidos de la población, fomentando el conocimiento de la diversidad cultural iberoamericana en el ámbito de la música.

Jairo tiene 25 años y es el mayor de cuatro hermanos también músicos. Actualmente cursa su noveno año de Interpretación Musical en Trompeta, en la Universidad de Chile y se apronta a comenzar a estudiar Teoría de la Música. Cuando tenía apenas 8 años, comenzó su pasión por la música, por lo que ingresó a la Casa de la Cultura de Rancagua, incorporándose así al Programa Orquestas Juveniles.

En 2010 decidió partir a Santiago para formar parte de la Orquesta Sinfónica Estudiantil Metropolitana. Cuatro años después, ingresó a la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil, logrando convertirse en el “primer trompeta”, lo que le permitió participar de una gira por Europa durante 2019.

En noviembre del año pasado, fue uno de los dos chilenos que representó al país en la Orquesta Juvenil Iberoamericana, tocando con jóvenes músicos de Argentina, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, Panamá, Uruguay y México; en el marco de la celebración de los 10 años del Programa Iberorquestas Juveniles que se realizó en México.

“Me llena mucho vincularme con otras culturas musicales, de entenderlas. La posibilidad de estar en México con músicos de 10 países de Iberoamérica, fue única y muy gratificante. Conocer sus realidades, en qué cosas van mucho más avanzados que nosotros, así como también darme cuenta de las ventajas que nosotros tenemos, ver cómo se entrelazaban con la música, y cómo, a pesar de tantas diferencias que uno pudiera suponer que hay, había una conexión. Es súper potente cuando estás afuera y lo que uno entrega de Chile para el mundo”, dice Jairo.

Por su lado Daniel, quien actualmente tiene 22 años, también asistió a la Casa de la Cultura de Rancagua y desde los 7 años de edad toca percusión sinfónica (tambor, platillos y timbal). Luego, se trasladó a Santiago a continuar sus estudios en la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile. Hace 3 años, comenzó a estudiar interpretación musical en Percusión Sinfónica en la Universidad de Chile, los que debió abandonar por motivos económicos.

“Sentí que mi sueño se derrumbaba. Trabajé haciendo de todo, desde garzón hasta mecánico en una empresa minera, pero no era lo mío”, cuenta Daniel. Fue en 2019 cuando se reencontró con la música, al quedar seleccionado como percusionista en el Programa Iberorquestas Juveniles, donde pudo viajar y compartir sus conocimientos a jóvenes de El Salvador. Por si fuera poco, y también en el marco de la celebración de los 10 años del Programa Iberorquestas Juveniles, recibió el premio en la Modalidad de Joven Intérprete.

“Este premio me dio un plus para decir que sí sirvo para esto, que si me esfuerzo, aún más, puedo llegar más lejos. Eso es algo que los jóvenes hoy necesitan saber, que con esfuerzo y dedicación, se puede lograr mucho”, señala el cabo Daniel Saavedra, especialidad de músico en la Fuerza Aérea de Chile (FACH), desde donde agradece a la cooperación iberoamericana por ayudarle en su formación y crecimiento personal.

Sobre la cooperación iberoamericana:

Hace unos días, Jairo y Daniel viajaron a Santiago para participar en un Conversatorio con distintos ganadores de los Programas Iberorquestas Juveniles e Ibermúsicas, organizado por la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) y el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. La idea era compartir experiencias y visibilizar el aporte que entrega la cooperación Iberoamericana a los artistas y gestores chilenos.

“Chile participa en 19 de los 27 Programas, Iniciativas y Proyectos Adscritos (PIPAS) de la Cooperación Iberoamericana, en los espacios de Cohesión Social, Conocimiento, Programas Transversales y ámbito Cultural. Además, lo hace en las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, y en esa instancia se aprueban los Programas que benefician a la ciudadanía iberoamericana, como es el caso de estos jóvenes que fueron seleccionados por los Programas Ibermúsicas e Iberorquestas”, explicó Ana María Portales, Jefa del Departamento de Política y Planificación de la AGCID. “Esta Agencia cumple una función de articulación y apoyo a esta cooperación iberoamericana, por lo que esperamos que nuestros artistas sean verdaderos embajadores culturales, tanto en Chile como en Iberoamérica”.

Continuar Leyendo

Educación

Estudiantes exponen lo aprendido en sus prácticas en El Teniente

Publicado

el

82 alumnas y alumnos de Machalí, Rancagua y Las Cabras mostraron en maquetas los conocimientos sobre procesos mineros adquiridos en la etapa teórica de sus prácticas profesionales en El Teniente.

Con el objetivo de dar a conocer lo que han aprendido en la etapa teórica de sus prácticas profesionales en El Teniente, 82 alumnas y alumnos de liceos técnicos de Rancagua, Machalí y Las Cabras, diseñaron maquetas con distintos procesos productivos del cobre como la lixiviación, extracción y chancado, entre otros.
La exposición se realizó en el casino del Patio Rancagua.


Carlos Urzúa, analista de la Gerencia de Recursos Humanos de El Teniente, destacó el trabajo realizado por los practicantes. “Los alumnos pusieron a prueba todos sus conocimientos y exhiben lo que han hecho durante dos meses y medio. Nosotros debemos fortalecer y robustecer la base que tienen respecto al conocimiento del proceso minero, es decir, que conozcan desde la extracción hasta cuando generamos el producto final”, indicó.


El consultor de la Gerencia de Sustentabilidad y Asuntos Externos, Carlos Vásquez, planteó que “es una excelente iniciativa que los jóvenes desarrollen su práctica en la División y tengan la oportunidad de mostrar sus trabajos. La exposición refleja lo que han aprendido en la sala de clases y a la vez se preparan para conocer en terreno los procesos productivos en el área alta”.
Los estudiantes que comenzaron sus labores el 9 de diciembre de 2019 permanecerán ahora 12 días en las áreas productivas de las gerencias de Plantas, Rajo-Sewell, Minas y Fundición, y finalizarán su proceso de prácticas profesionales el 24 de febrero.


TESTIMONIOS
Verónica Rubio, estudiante del Instituto Tecnológico Bernardo O´Higgins (Rancagua)
“Hicimos una maqueta sobre la molienda. Nos sirve como estudiantes porque crecemos y aprendemos sobre la minería y el proceso del cobre que es importante para el país”.
Sebastián Silva, estudiante del liceo Ernesto Pinto Lagarrigue (Rancagua).


“Es una oportunidad por lo que conlleva participar dentro de una División referente de Codelco. Ha sido una experiencia gratificante y en mi maqueta representamos el método de explotación block caving”.


María Paz Ramírez, estudiante del liceo Ernesto Pinto Lagarrigue (Machalí)
“Con las maquetas y trabajos que hicimos obtuvimos un aprendizaje más dinámico y junto con mis compañeros nos dimos cuenta que con este tipo de actividades y exponiendo aprendemos más”.
José Silva, estudiante del liceo Pedro Aguirre Cerda (Chacayes)-


“Fue una buena experiencia porque pusimos nuestros conocimientos a prueba y demostramos lo que hemos aprendido en las aulas sobre el proceso minero en una maqueta”.
Luis Berríos, estudiante del liceo Polivalente de Machalí (Coya).


“Me encantó ingresar a la División porque nos empapamos de los procesos mineros y la relevancia de la seguridad que entrega El Teniente”.


Damián Navarro, estudiante del liceo Francisco Encina Armanet (Las Cabras)
“Gracias a la elaboración de la maqueta profundizamos nuestros conocimientos sobre diversos procesos de la minería y también sobre la seguridad, que es uno de los valores que más nos recalcaron”.

Continuar Leyendo

Actualidad

Corte de Rancagua acogió recurso de protección presentado por ex párroco de Santa Cruz

Publicado

el

  • La solicitud la realizó el sacerdote Juan Carlos Urrea con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa.

Gisella Abarca

Este lunes 10 de febrero, el abogado del ex párroco de Santa Cruz, Juan Carlos Urrea, Abelardo Meza, recibió la copia de la Investigación Previa, un texto de 80 páginas, de parte del Obispado de Rancagua, esto luego que la Corte de Apelaciones de Rancagua -el 3 de febrero- acogiera parcialmente el Recurso de Protección, presentado en contra del Obispo Fernando Ramos, Administrador Apostólico de la Diócesis de Rancagua, esto con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa.


“Este documento nos permitirá conocer todo lo obrado en esta Investigación Previa (denuncia, declaraciones de testigos, testimonios, etc.), que permitirá tener todos los elementos necesarios para estructurar una defensa civil y canónica de acuerdo a las normas del debido proceso. Lo mismo en cuanto a preparar, como lo exigen las leyes de mi país, una adecuada defensa letrada en todos los foros e instancias que sean necesarios”, expuso en una carta el presbítero Juan Carlos Urrea.


En el escrito, la Corte de Apelaciones de Rancagua señala que “al no entregarse la información de la Investigación Previa al recurrente, se establece una discriminación arbitraria, garantía comprendida en el numeral dos del artículo 19 de la Constitución Política de la República, protegida por el presente recurso, en el entendido de que tal afectación se encontraría vulnerado el derecho a defensa que posee toda persona que es una manifestación mínima y básica del debido proceso”, considerando que el proceso canónico y penal se encuentra vigente.


Respecto al proceso que le ha tocad vivir, el ex párroco de Santa Cruz expuso en un comunicado “Quiero señalar que en este difícil momento que me ha tocado vivir, he ido consolidando en mi ser y actuar que la búsqueda de la verdad y la justicia serán un camino que habrá que recorrer de manera incansable”, argumentó el presbítero.


Cabe destacar que el 8 de enero, el sacerdote Juan Carlos Urrea presentó ante la Corte de Apelaciones de Rancagua un Recurso de Protección en contra del Obispo Luis Fernando Ramos, con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa y así poder estructurar una adecuada defensa legal y canónica.


En el papel, el presbítero denunciaba que el acceso al documento había sido denegado a su abogado por parte del Obispado de Rancagua, señalándose que ‘la copia de las actas de una investigación no pueden ser proporcionadas, excepto por un mandato expreso del Juez’.


Y es que a juicio del sacerdote Urrea, el Proceso Canónico realizado desde la toma de la denuncia y la realización de la Investigación Previa, “se han incurrido en graves faltas que han afectado los principios del debido proceso”, copia que fue enviada a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el pasado 3 de octubre del 2019, expresaba.


En ese entonces el sacerdote dio a conocer que el 10 de enero, por medio de terceros, se enteró del inicio del Proceso Penal Administrativo en su contra, mientras que días antes -26 de diciembre de 2019- le solicitó al Vicario Judicial de la Diócesis de Rancagua tener conocimiento previo de la totalidad del documento, antes de firmar la notificación del Proceso Penal Administrativo.

LA DENUNCIA
En mayo de 2019, el Obispado de Rancagua recibió una denuncia de un hombre que en la década del ‘90, siendo menor de edad, acusaba haber sufrido de abuso sexual por parte del presbítero Juan Carlos Urrea.


A raíz de esta acusación, el Obispado de Rancagua decretó el inicio de una Investigación Previa conforme lo establece el Código del Derecho Canónico y el Protocolo de la Conferencia Episcopal de Chile. Además, como medida cautelar, al sacerdote se le restringió del ejercicio público del ministerio sacerdotal. Mientras que los antecedentes entregados por el denunciante fueron derivados al Ministerio Público.


A fines de agosto de 2019, el Obispado de Rancagua informaba a la comunidad de la finalización de la Investigación Previa, la que determinó que la denuncia era verosímil; es decir, se trata de una acusación que tiene antecedentes suficientes para hacer un juicio canónico al cura, por lo que los antecedentes fueron enviados a la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma, entidad competente en la materia. Mientras que el sacerdote continuaba con las medidas cautelares dispuestas.


El proceso continuó su curso, y los primeros días de enero, el Obispado de Rancagua informó que la Congregación para la Doctrina de la Fe determinó iniciar un Proceso Administrativo Penal contra el presbítero Juan Carlos Urrea después de haber recibido las actas de Investigación Previa enviadas precedentemente del obispado, proceso que fue instruido por el Arzobispo de Santiago. Mientras que el presbítero continúa con el ministerio sacerdotal restringido.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto