Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Con la presencia de uno de los rugbistas rescatado el año 1972 Puente Negro despidió a arriero Sergio Catalán


Fue tanta la relevancia del Sergio que el año 2008 fue condecorado como Hijo Ilustre de la comuna sanfernandina, gesta que se sigue recordando hasta la actualidad.


Fernando Ávila Figueroa
Fotos: Héctor Vargas


Si hay alguien que puede ser considerado un héroe de estos tiempos sin duda es don Sergio Catalán. Sin quererlo, don Sergio, arriero el 13 de octubre del año 1972 encontró a un grupo de deportistas uruguayos cuyo avión había caído en la pre cordillera de San Fernando.


Sin dudarlo recorrió decenas de kilómetros para llevar el mensaje que le habían entregado un par de sobrevivientes. Gracias a esa acción se logró que 16 deportistas se salvaran. Historia colmada de aristas que ha logrado crear desde películas, hasta libros, sumado que no sólo se afianzaron los lazos de amistad entre Chile y Uruguay, ya que para aquel grupo de deportistas don Sergio pasó a ser un padre que sencillamente los devolvió a la vida.


47 años han pasado del rescate, y la relación entre los rescatados y don Juan nunca terminó, por el contrario, el paso del tiempo la fue afianzando. Es por ello que la muerte del longevo arriero fue un hecho que se dio a conocer en Chile y a nivel internacional. Conocido como “El Milagro de Los Andes”, don Sergio pasó a ser un héroe en plena Codillera.


Lamentablemente gran parte del equipo de rugby Old Christians fallecieron, sin embargo, los que quedaron con vida se encargaron día a día de reconocer y agradecer al arriero, un hecho que incluso tocó a las autoridades de la comuna de San Fernando. Fue así como el alcalde de la comuna, Luis Berwart Araya, sostuvo que “como sanfernandinos nos sentimos muy apenados por la muerte a sus 91 años de don Sergio, pero resaltamos el legado que dejara a las nuevas generaciones”, manifestó el jefe comunal. “Don Sergio, quien proviene de una familia de arrieros que ha continuado con la tradición, fue protagonista de una epopeya que dio a conocer al mundo entero el nombre de San Fernando, contribuyendo de esta forma a hermanar aún más a los pueblos de Chile y Uruguay”.
Fue tanta la relevancia del Sergio que el año 2008 fue condecorado como Hijo Ilustre de San Fernando.

UN VERDADERO MILAGRO
Conocido como “El Milagro de Los Andes”, el accidente del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya ocurrió el viernes 13 de octubre de 1972. Ese día, la aeronave, con 40 pasajeros y cinco tripulantes, que trasladaba al equipo de rugby Old Christians, integrado por alumnos del colegio uruguayo Stella Maris,, se estrelló en las cercanías del Volcán Tinguiririca. Casi dos meses después, el 12 de diciembre de 1972, Nando Parrado, Roberto Canessa y Antonio Vizintín partieron en busca de ayuda, logrando llegar a la pre cordillera de San Fernando (sector de Los Maitenes), solo Parrado y Canessa.


Al amanecer del día siguiente observaron a un arriero en la otra orilla del río existente en el lugar. Se trataba de Sergio Hilario Catalán Martínez (de entonces 44 años), quien amarró una hoja de papel y un lápiz a una piedra, lanzándola a los uruguayos.


“Vengo de un avión que cayó en las montañas. Soy uruguayo. Hace 10 días que estamos caminando. Tengo un amigo herido arriba. En el avión quedan 14 personas heridas. Tenemos que salir rápido de aquí y no sabemos cómo. No tenemos comida. Estamos débiles. ¿Cuándo nos van a buscar arriba? Por favor, no podemos ni caminar. ¿Dónde estamos?”, rezaba el papel escrito por los sobrevivientes, palabras que marcaron el inicio del rescate y que dieron la vuelta al mundo. Catalán tras esta comunicación y entregarle pan a los uruguayos (todo por sobre el río) hizo 120 kilómetros a caballo para dar cuenta a las autoridades de esta noticia.

EMOTIVA DESPEDIDA
La acción de don Sergio fue valorada hasta nuestros tiempos, es por ello que amigos, familiares, arrieros y uno de los propios deportistas uruguayos quisieron despedirlo. Su misa se ofició por su eterno descanso a las 15.00 horas de este miércoles horas en la Capilla San Rafael del Isla de Briones, Puente Negro, donde fue velado, para posteriormente ser trasladado hasta su última morada en el Cementerio Parque San Fernando, donde desde este miércoles quedará inmortalizado su recuerdo por la inmensa gesta que realizó.


En la capilla decenas eran las personas que llegaron a despedir al longevo arriero, quienes pese a la alta temperatura no quisieron estar ausentes. Fue así como gran cantidad de gente quedó afuera de la dependencia, acompañando a la distancia a la familia y amigos que participaron de la misa fúnebre, donde se pidió que los medios de prensa sólo participaran de ella a la distancia, con el fin de mantener un momento de intimidad.


Quien sí llegó desde Uruguay fue Gustavo Zerbino. Lo hizo en representación del resto de los deportistas rescatados el año 1972. Visiblemente emocionado indicó que llegó a despedir a Sergio Catalán, acompañar a su familia, y agradecerle todo lo que hizo por ellos, por Chile y el mundo. Esperaba que pudiera descansar en paz, ya que se trataba de un ser extraordinario, un ejemplo de lo que debe ser la amistad y la solidaridad incondicional, con una vocación de servicio durante 47 años que tuvieron de manera ininterrumpida.

Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Relacionadas

Actualidad

  “La región de O’Higgins es la única con atraso en la entrega de los resultados, viviendo una realidad inexacta, por la demora en...

Educación

– Bajo el escenario que el Covid 19 golpea con fuerza a la población, la sola idea de proponer un plan de regreso está...

Policial

  Fernando Ávila F.   Alrededor de las 20:40 horas de este miércoles, Carabineros de la Subcomisaría San Francisco de Mostazal, concurrió hasta la...

Educación

  Durante la videollamada, el secretario de Estado valoró la instancia de diálogo que permite conocer la realidad de cada comuna. En tanto, el...

Anuncio Publicitario