Síguenos

Editorial

EDITORIAL: El nacimiento del periodismo en Chile

Publicado

el

“Vosotros no sois esclavos: ninguno puede mandaros contra vuestra voluntad. ¿Recibió alguno patentes del cielo que acrediten que debe mandaros? La naturaleza nos hizo iguales, y solamente en fuerza de un pacto libre, espontánea y voluntariamente celebrado, puede otro hombre ejercer sobre nosotros una autoridad justa, legítima y razonable. Más no hay memoria de que hubiese habido entre nosotros un pacto semejante. Tampoco lo celebraron nuestros padres […] Estaba, pues, escrito, ¡oh pueblos! en los libros de los eternos destinos, que fueseis libres y venturosos por la influencia de una Constitución vigorosa y un código de leyes sabias; que tuvieseis un tiempo, como lo han tenido y tendrán todas las naciones, de esplendor y de grandeza; que ocupaseis un lugar ilustre en la historia del mundo, y que se dijese algún día: la República, la potencia de Chile, la majestad del pueblo chileno”. Ésta es parte de la proclama escrita por Fray Camilo Henríquez en 1811. El futuro director de la Aurora de Chile se convertía en una de las primeras voces en hablar de libertad e independencia.

En Chile ya había una Junta Nacional de Gobierno, creada el 18 de septiembre de 1810. Pero el objetivo era preservar el reino para su majestad Fernando VII y no era aún la independencia el norte a seguir. Poco después, al asumir José Miguel Carrera el poder, tras un golpe de estado, la idea comienza a tomar forma. Si bien faltaba mucho para la democracia, por lo menos se habla abiertamente de autodeterminación y es la Aurora de Chile, nuestro primer periódico, la voz que difunde las bondades del voto.

De este objetivo informativo, igualitario y, por qué no político, nace el periodismo en Chile. Eso hace más de 200 años.

Con el correr de los tiempos, este nobel oficio al servicio de las ideas, el periodismo, se profesionaliza. Al hacerse universal la revolucionaria idea del voto, se hace indispensable el estar informado y así, responsablemente, tomar decisiones que afectarán el devenir de toda una nación. Aparecen nuevos medios, primero la radio y luego la televisión. Pero si bien la forma de hacer periodismo cambia, la esencia sigue siendo la misma. La de informar libre y objetivamente sobre el acontecer.

Hoy, con internet y las redes sociales, parece que nuevamente la forma de hacer periodismo está cambiando. A las exigencias de objetividad y veracidad se suma la de inmediatez. Pero las normas éticas siguen siendo las mismas para 140 caracteres que para el titular de portada. No quiere decir que no nos equivoquemos, pero la intención debe ser siempre la de informar y rectificar, cuando por la premura del tiempo un error se cometa.

Luis Fernando González, Sub Director

Anuncio Publicitario

Recordando

RECORDANDO: En 1818 fue creada en Chile la Primera Escuadra Nacional

Publicado

el


Constituía uno de los más grandes anhelos del Libertador don Bernardo O’Higgins: que Chile tuviera una Escuadra para tratar de obtener el dominio del mar, sin lo cual no podría afianzarse la Independencia del país. Con un grupo de barcos de guerra, se podrían defender las costas chilenas, evitando el arribo de nuevos buques invasores españoles, como ocurrió en en 1814.


Desde Mendoza ya O’Higgins daba a conocer su anhelo de que lo más pronto posible se formara “una marina”. Decía en carta a Hipólito Villegas: “cuatro buques bien armados son de primera necesidad y que responderán seguramente a los gastos que se emprendan en ellos·”. Después del triunfo de Chacabuco O’Higgins escribió: ”Este triunfo y cien más se harán insignificantes, si no dominamos el mar”.


El anhelo comenzó a cumplirse cuando el Gobierno del Director Supremo O’Higgins, junto a su ministro Zenteno, con grandes sacrificios, pudo adquirir en Inglaterra una fragata con 44 cañones a la que puso el nombre de “Lautaro”. Su comando se le otorgó al capitán O’Brien.


Multiplicando los sacrificios económicos, poco a poco se fueron adquiriendo nuevos navíos: la corbeta “Chacabuco”, el bergantín “Arauco” y el “San Martín”. Luego, se agregaron cinco barcos de transporte, con lo que la escuadra quedó completa y se le otorgó el mando como almirante, a don Manuel Blanco Encalada en 1818, en un día como hoy. En septiembre, O’Higgins le escribió a San Martín, informándole que ya cuatro barcos estaban listos para zarpar.


El plan de O’Higgins era capturar barcos españoles en las costas del Pacífico tanto de Chile como del Perú. San Martín opinaba de otra forma: enviarlos a Buenos Aires para desde ahí, en el Atlántico, interceptar frente a Cádiz, la salida de barcos españoles rumbo a América.
Dos años después, el 20 de agosto de 1820, la Escuadra Libertadora del Perú zarpaba desde Valparaíso y era despedida por el Director Supremo don Bernardo O’Higgins, con su famosa frase: “De esas cuatro tablas dependen los destinos de la América”.

Continuar Leyendo

Columnas

OPINION: Respeto

Publicado

el

En el marco de la pandemia actual, hemos visto con asombro como un número considerable de ciudadanos han optado, irresponsablemente, por alejarse de las ciudades donde residen y se han trasladado a áreas naturales o zonas costeras, pensando que estos lugares disminuirían sus posibilidades de contagio. Precisamente, esto último, fue lo que ocurrió en Rapa Nui, lugar donde pasó justamente lo que no tenía que pasar. Una comunidad aislada naturalmente, cuyos medios de arribo son escasos y controlados y su sistema de salud muy precario, pero que, sin embargo, muestra su primera persona contagiada y un desenlace incierto. En este sentido, el llamado del ecoturismo, es distinto al de costumbre, cuyo enfoque siempre es instar a disfrutar de las áreas naturales que posee nuestro país en todo su territorio como montañas, parques nacionales, playa escondidas, etc. Al contrario, esta vez, el llamado es a protección y empatía con las poblaciones locales. La posibilidad de que desde las ciudades llevemos un virus asintomático a comunidades rurales, normalmente aisladas, es alta. Estas comunidades, llámense arrieros, indígenas, pescadores, pirquineros u otros, son altamente vulnerables, tanto por la edad promedio de sus miembros como por el estado de aislación y la distancia con los centros de salud. Contagios de Coronavirus en lugares naturales pueden conllevar situaciones catastróficas para las poblaciones locales y la asistencia médica escasa. La protección de la naturaleza y de las sociedades locales del país también es responsabilidad de todos y todas.


Pablo Rebolledo Dujisin
Director Carrera Administración en Ecoturismo
Universidad Andrés Bello

Continuar Leyendo

Recordando

RECORDANDO: Hernán Muñoz Acuña Intendente de O’Higgins.

Publicado

el



El 26 de marzo de 1953, un nuevo Intendente de la Provincia de O’Higgins asumió su cargo, en el edificio de la Intendencia que actualmente ocupa la Gobernación. Venía desde Santiago, designado por el nuevo Presidente de la República, General don Carlos Ibañez del Campo, elegido pocos meses antes. Don Hernán Muñoz se había retirado de las filas del Ejército, después de alcanzar el grado de capitán.


Desde los primeros días, el nuevo Intendente realizó grandes cambios en el sistema de trabajo de sus antecesores. La costumbre era que los intendentes realizaban todo su trabajo en su oficina, por lo que extrañó a sus funcionarios y en general a las oficinas públicas algunas de las primeras declaraciones del señor Muñoz expresando que él no sería un Intendente de oficina, sino que le iba a dar preferencia al “trabajo en terreno”.


Efectivamente, unas semanas después inició un recorrido por todas las Comunas, algunas de las cuales nunca habían sido visitadas por un Intendente. También se dedicó a recorrer cada una de las oficinas que funcionaban en el edificio de la Intendencia, imponiéndose personalmente de cual era la tarea que tenía cada uno de los funcionarios.


De carácter extrovertido, conversaba con todos y en diálogos abiertos les pedía que lo ayudaran a realizar lo mejor posible las tareas. Para los periodistas, fue más explícito. Los invitó primero a un almuerzo para pedirles su colaboración y decirles que si deseaban hablar con él no era necesario pedir audiencias anticipadamente, lo que pudimos comprobar todos los periodistas de “El Rancagüino”·


Una curiosidad: en su recorrido exhaustivo del edificio, encontró en la parte de atrás una puerta cerrada con llave y que nadie sabía o se acordaba qué había tras ella. Se trataba de un patio, con algunos árboles, que estaba cubierto de malezas. Lo hizo despejar y lo transformó en una especie de gimnasio abierto para que los funcionarios pudieran usarlo, como una especie de “recreo” deportivo al final de sus tareas, para que se sintieran en mejor forma físicamente. Lo inauguró con un campeonato deportivo con los periodistas.,


Otra cosa notable fue el establecimiento de una conmemoración diferente de los aniversarios de la batalla de Rancagua, el primero y dos de octubre. Por primera vez se realizó la ceremonia de izamiento de una bandera negra en el Templo de La Merced, a la que asistió el Presidente General bañez y un destacamento de la Escuela Militar, con su banda.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

C1

C2