Connect with us

Hi, what are you looking for?

Salud

La importancia de la luz solar durante la cuarentena.

young man and sunset

 

– Vivir en un espacio con escasa luz solar durante el confinamiento puede pasarnos la cuenta. Entre los efectos más comunes puede estar el desánimo, las alteraciones del sueño y la falta de vitamina D.

 

Gisella Abarca
Fotos Marco Lara

 

La falta de luz solar durante la cuarentena es una realidad que afecta a múltiples hogares. La pandemia llegó a Chile a principio de marzo, entrando al otoño, donde los días son más cortos, por lo que cientos de personas afrontan la cuarentena sin tener contacto directo con el sol, algo esencial para el ser humano.

Este aislamiento provocado por el covid-19 puede provocar estrés y ansiedad, incluso depresión y para evitarlo, es importante tomar 15 minutos de sol al día para favorecer la producción de vitamina D y mejorar los niveles de neurotransmisores, evitando así la depresión durante este período de cuarentena, además de fortificar las defensas inmunológicas, recomienda el médico psiquiatra del Hospital Regional Rancagua, Dr. Claudio Reszczynski Dasi.

“Es importante conocer que la vitamina D se sintetiza a través de la piel. El 20% de esta vitamina se consigue a través de la alimentación, mientras que el 80% restante procede de los rayos solares”, explica.

Para obtenerla, el profesional aconseja “Lo correcto es una exposición directa de la piel al sol 15- 20 minutos en verano en rostro y brazos (con ojos cerrados), y casi 2 horas en invierno”.

No obstante, agrega que “solo en días absolutamente nublados se debe tomar la luz diurna por un tiempo más prolongado y en forma posible ubicar con la mirada la posición del sol detrás de las nubes, parpadeando con los ojos en dirección a él, no mayor de 2-4 segundos, aquello estimula la producción de la hormona melatonina y con ello también un potente efecto inmunológico, además de favorecer durante la noche un sueño saludable”, sostiene el psiquiatra.

 

BENEFICIOS DE TOMAR SOL
Aquí el especialista explica que hoy en día existe toda una nueva rama de la inmunología, llamada Fotoinmunología, que estudia los efectos de la luz solar y en particular de los rayos ultravioleta (UV) en el sistema inmunológico.

“Y se sabe fehacientemente que la vitamina D, entre otras cosas, está directamente asociada a la producción de inmunidad en nuestro organismo, y que sería fundamental en nuestras defensas inmunológicas contra el coronavirus debido a que participa y modula la respuesta inmunitaria innata y adaptativa, con un papel en la supresión de la inflamación”, sostiene el Dr. Claudio Reszczynski.

El psiquiatra relata que científicos de la Universidad John Hopkins de Baltimore encontraron que niveles más bajos de lo normal de vitamina D en la sangre, se asociaron con un riesgo alto de presentar señales tempranas de enfermedad pulmonar intersticial (fibrosis pulmonar, tal como lo produce la neumonía por coronavirus).

“Los hallazgos, fueron publicados en la Scientific Reports, y sugieren que la piel -el órgano más grande del cuerpo- es alertada sobre los microorganismos que la pueden amenazar gracias a la respuesta que generan en ella los rayos solares. Este estudio muestra, que la luz solar de la tarde, activa directamente a las células inmunitarias clave, (células T) al aumentar su movimiento y que la luz U.V en las horas de mediodía, estaría más relacionada con la producción directa de la vitamina D necesaria para el organismo”.

En nuestro país, explica Reszczynski Dasi, diversos estudios previos realizados indican “importantes niveles de deficiencia de vitamina D en la población, lo cual evidentemente nos coloca en una situación de riesgo inmunitario y epidemiológico”, asegura.

“Los niveles de vitamina D entonces –apunta- tendrían que ver más bien con la cantidad efectiva de luz U.V recibida en forma de una exposición directa y permanente en el tiempo y no con el exceso de sol que una población puede tener en forma global”, expone el facultativo.

Si bien la radiación ultravioleta en exceso produce graves daños a la salud, el profesional asegura que “con moderación tiene efectos muy beneficiosos, como ayudar al cuerpo a fabricar cantidades adecuadas de vitamina D”.

Aquí el Dr. Reszczynski explica que “en el caso de los ancianos, los bajos niveles de vitamina D pueden estar asociados a una incorrecta exposición al sol, que genera por un lado esta deficiencia inmunitaria y desmineralización de sus huesos”. Explica que la tercera edad, “por naturaleza, con frecuencia prefieren el encierro y son menos proclives a recibir los rayos del sol, creyendo en forma equivocada aquello como una amenaza”, sin comprender que de manera controlada puede traerle muchos beneficios a su organismo, asegura.

Aquí el especialista del Hospital Regional recomienda “pequeñas cantidades de exposición solar -directa, no a través de un cristal- puede proporcionar toda la vitamina D que el cuerpo puede fabricar.(…) En esta situación de urgencia se debería realizar todos los días, incluso con mayor razón por nuestros propios ancianos, que son los más frágiles y nuestra mayor preocupación. Sería bueno una exposición directa al sol en forma necesaria y preventiva mucho antes de enfermarse”, sostiene.

Cabe destacar también, que la vitamina D -D2 que se obtiene de algunos alimentos de origen vegetal y la D3 procedente de los de origen animal- “son muy importantes para numerosas funciones del organismo, pero no sirven por si solas a un nivel eficaz sin recibir en forma asociada a la energía directa del sol”, expone el facultativo.

Es por esto que el psiquiatra recomienda una dieta balanceada de alimentos con vitamina D donde se deberían fortificar algunos alimentos de uso masivo y cotidiano para suplir su déficit como pescados grasos (atún o salmón), huevos, hígado de vacuno, aceite de oliva, hongos o leche con cereales, entre otros.

 

LOS EFECTOS DEL SOL EN LA SALUD MENTAL
Las personas somos homeotérmicas, es decir, dependemos de la luz del sol para regular nuestra temperatura, para que haya un equilibro en nuestros ciclos del sueño y llevar a cabo múltiples tareas metabólicas. Sentir su calor tiene asimismo, un efecto indispensable y poderoso para nuestra salud mental explica el psiquiatra del Hospital Regional Rancagua, Dr. Claudio Reszczynski “La luz solar nos activa y da lugar a la producción de la serotonina, una de las hormonas o neurotransmisores responsables de que nos sintamos en agrado. Juega un rol significativo en las alteraciones estacionales del estado anímico”.
El especialista explica que “se observó que la producción de serotonina por parte del cerebro era mínima durante el invierno y el índice de producción de serotonina por el cerebro se relacionaba directamente con la duración prevaleciente de luz solar brillante. Es destacable la alta incidencia de depresión, asociada también a este factor”.

 

Es por esto que expone el especialista en salud mental que sería necesario tomar medidas epidemiológicas en este sentido. “Necesitamos a una población más sana, lúcida y con un ánimo propositivo que nos permita enfrentar esta pandemia” argumenta.

“Chile está entrando en invierno, y conociendo los factores de riesgo asociados que existen en nuestra población, como es la carencia de vitamina D y su mínima exposición al sol, se necesita en forma urgente una estrategia global, orientada a una mejor salud física, mental y emocional de las personas en situación de emergencia, especialmente con respecto a una cuarentena”, asegura el Dr. Claudio Reszczynski.

Y es que el encierro y la falta de sol “son un factor muy importante en consideración no solo del contagio, sino que también en el origen de una deficiencia inmunitaria” subraya, por lo que aconseja “Una campaña de radiación solar efectiva recibiendo la luz solar en forma dosificada, puede dejarnos con mejores defensas para disminuir la gravedad y secuelas de los contagios”.

Concluye diciendo que “estas acciones están propuestas para la salud mental grupal, individual, como asimismo para la salud ocupacional donde debieran existir salidas a los espacios abiertos y turnos para recibir luz diurna. Lo importante no es la cantidad de sol, sino que su exposición beneficiosa y prolongada en el tiempo”.

Es por esto que el especialista en salud mental finaliza haciendo un llamado para que “todas las personas individuales y las empresas en conjunto entiendan esta necesidad deteniendo sus actividades de trabajo todos los días, durante 15-20 minutos, para salir del agobio del encierro, y obtener con los ojos cerrados el beneficio del sol, que es gratuito”.

Comentarios
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Relacionadas

Empresas

  ● Las postulaciones, que se abrieron este martes, se realizan a través de Corfo y Sercotec y entregarán hasta 4 millones de pesos....

Coronavirus

Desdesde la semana pasada que el Colegio Médico de Rancagua ha solicitado a las autoridades regionales y nacionales el cierre de Rancagua. El aumento...

Policial

Por otro lado, un funcionario de Santa Cruz presentó síntomas de la enfermedad al ser contacto directo con su cónyuge, quien es paramédico y...

Coronavirus

No habrá cuarentena por el momento para la ciudad de Rancagua, ni para ninguna comuna de nuestra región. Pese a lo dicho ayer martes...

Anuncio Publicitario