Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Lapidario informe del Servicio de Evaluación Ambiental: Ponen término anticipado a proyecto eólico en Mostazal.

Comparte esta noticia

Anuncios
  • El organismo determinó que el Estudio de Impacto Ambiental del Parque Eólico La Punta no cumplía con los estándares mínimos y no tomaba en cuenta aspectos relevantes para la flora y fauna del sector, en especial del cóndor andino. Vecinos y alcaldes de Mostazal y Codegua celebraron la resolución.

Por: Patricio Miranda Humeres

 

Hasta la primera semana de marzo estaba contemplado que estuviera abierto el proceso de participación ciudadana del proyecto Parque Eólico La Punta, que busca instalar 65 torres de casi 120 metros de altura en Mostazal y que mantenía enfrentados a la empresa a cargo del proyecto, Energy Focus, con autoridades y vecinos del sector, dado el impacto que podría llegar a tener para la flora y fauna de la zona, especialmente del cóndor andino.

Pero el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de O’Higgins consideró que el estudio de impacto del proyecto “carece de información relevante o esencial para su evaluación”, por lo que puso término anticipado al proceso.

A renglón seguido, el organismo explicita que “no se describen todas las partes, obras o acciones del proyecto o actividad” y hace énfasis en que los antecedentes entregados por la empresa Energy Focus no permiten “determinar si las medidas de mitigación, reparación y compensación propuestas son adecuadas, así como tampoco la efectividad del plan de seguimiento”.

La agrupación Salvemos La Leonera celebró la decisión del SEA, y señaló en un comunicado que “la resolución de la autoridad deja en evidencia la pobreza del estudio entregado por la empresa” y que esperan que esta situación “siente las bases para los proyectos similares que vendrán, así como para las futuras acciones que tendremos que tomar en caso de reactivarse este nefasto proyecto”.

Por su parte, el alcalde de San Francisco de Mostazal, Sergio Medel (UDI), aseveró que “el proyecto, desde su origen, presentaba falencias técnicas ligadas al cuidado del Medio Ambiente y la fauna nativa”, situación que, asegura, “hicimos ver y realizamos reparos que finalmente nos permitieron obtener este rechazo al proyecto, dado que el impacto era grande y no presentaba mecanismos para preservar el ecosistema”.

Proyecto podría volver a presentarse

El municipio de Mostazal fue uno de la veintena de órganos del Estado que realizaron observaciones al proyecto. Entre los otros departamentos, se cuentan las Seremias de Vivienda, Energía, Desarrollo Social y Obras Públicas, por mencionar algunas. También colaboraron el Servicio Agrícola Ganadero, el Consejo de Monumentos Nacionales, la CONAF y el municipio de Codegua.

Anuncios

Teníamos fe (de la resolución del SEA), porque tanto nuestras contestaciones como las de la comunidad organizada, mostraban que no era posible este proyecto en la región”, apunta Ana María Silva (DC), alcaldesa de Codegua.

En esa línea, la jefa comunal, quien deja el sillón alcaldicio este año pero busca mantenerse ligada al municipio como concejala, señala que “estamos felices, pero alerta”, al tiempo que adelanta sus intenciones de “formar una mesa técnica con los municipios y la gente que se quiera sumar, para seguir viendo este tema”.

Ello, porque Energy Focus, la empresa a cargo del proyecto energético, todavía tiene chances para seguir adelante con el parque eólico. Así lo explica Ezio Costa, director ejecutivo de FIMA, ONG especialista en materia jurídica ambiental.

“Básicamente lo que dice el Servicio de Evaluación Ambiental es que este estudio no tiene la información suficiente, entonces vaya, hágalo bien y empezamos el proceso de nuevo”, dice. “Este tipo de proyectos siempre pueden volver a presentarse, aunque en rigor lo que hacen es una propuesta nueva, con toda la información que ahora no tienen”, plantea Costa.

Así, desde Energy Focus, señalaron que “la compañía está convencida que existen un conjunto de posibles respuestas técnicas a las observaciones contenidas en dicha resolución. A pesar de lo anterior, no es intención de La Punta SpA discutir estas observaciones en una instancia recursiva, por lo que ha decidido acatar lo resuelto por el SEA”. Eso sí, no descartaron presentar una nueva propuesta a futuro: “En los próximos días se evaluarán los escenarios posibles y se definirá el plan de acción a futuro para el proyecto”.

 

 

El detalle de la resolución

En el escrito presentado por el Servicio de Evaluación Ambiental se advierten varios problemas, como la falta de estudios de impacto a la flora y fauna, así como la omisión de ciertas especies, además de medidas de mitigación que no generan efectos positivos para subsanar los impactos del proyecto.

Anuncios

“De lo que se trata el Sistema de Evaluación Ambiental es que los estudios se hagan antes de que se presenten los proyectos, no una vez que ya se van a hacer. Entonces lo que dice el SEA es que las medidas de mitigación no son tales, porque no han hecho los estudios y no se saben los impactos (que el proyecto) va a tener”, puntualiza Ezio Costa, director ejecutivo de FIMA.

Así, el documento del SEA pone énfasis en las consecuencias del parque eólico para el cóndor andino, situación que había sido puesta de relieve tanto por autoridades locales como por el experto ornitólogo Eduardo Pavez, a raíz del propio Estudio de Impacto Ambiental hecho por la empresa. En él, se advertía que hasta cuatro cóndores al año colisionarían con las aspas de las torres de generación.

Como medida de compensación, la empresa había propuesto hacer “un seguimiento para el estudio del cóndor andino”, lo que, a juicio del SEA, “no mitiga, repara ni compensa el impacto ambiental significativo reconocido por el propio titular” y advierte que “una actividad cuya finalidad es generar información (…), no puede ser planteada como medida de compensación frente al impacto por mortalidad de cóndores”.

Algo similar ocurre con el bosque nativo y esclerófilo, especies de roedores, serpientes y una lagartija endémica de la zona, que no existe en ninguna otra parte del país. “El estudio presentado no aborda el impacto que potencialmente generaría en este tipo de especies terrestres, cuestión esencial de evaluar dada la singularidad de especies y la alta biodiversidad que presenta el territorio”, se puede leer en el escrito.

Otras frases recurrentes en la resolución refieren a que las propuestas de mitigación planteadas por la empresa “no logran justificar de qué manera compensarían” los efectos en “la cobertura vegetacional y ensamble faunístico” y que, además, en el caso específico del cóndor, “no se explicita ninguna metodología ni esfuerzo de muestreo para descartar la presencia de nidos” de estas aves en la zona.

 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios