Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Colegios municipales de Rancagua iniciaron el año escolar con clases presenciales.

Comparte esta noticia

Anuncios
  • Fueron 30 los establecimientos que retomaron las actividades con alumnos en las salas en la capital regional. Estrictos protocolos sanitarios y grupos reducidos de alumnos fueron la tónica de la jornada. En tanto, el Trinity College de Machalí y el Instituto Regional Federico Errázuriz de Santa Cruz informaron contagios.

 

Por: Patricio Miranda H. / Fotos: Marco Lara.

Ya no solo suena el timbre en el colegio Moisés Mussa de Rancagua. En el colegio más antiguo de Chile ahora también se escucha una chicharra justo a mitad del recreo, que anuncia el término del descanso para que los alumnos pasen a lavarse las manos antes de volver a las salas.

Medidas como esa son parte del regreso a clases 2021, cuando se cumple un año del primer caso de Covid-19 reportado en Chile y que coincide con el inicio del año escolar para 30 recintos de la Corporación Municipal de Rancagua (Cormun).

Otros colegios y liceos como el Diego Portales, el José Victorino Lastarria o el Ricardo Olea partirán el lunes. En el Aurora de Chile y el Marcela Paz la vuelta a clases presencial demorará un poco más. “En esos establecimientos se está haciendo toda una nueva instalación eléctrica y estamos colocando puntos de red en cada una de las salas de clases. Entonces ahí preferimos que los niños siguieran con sus clases online”, puntualiza Patricia Del Río, directora de la Cormun.

Control de temperatura y dispensadores de alcohol gel en la entrada, registro de quienes ingresan al establecimiento, distanciamiento demarcado en el piso y las salas de clases, además del uso de mascarillas y constantes lavados de manos, se suman a los protocolos sanitarios que las comunidades educativas deben mantener.

“Desde la Cormun nos hemos preocupado muchísimo y adquirido todos los insumos necesarios para cumplir con las medidas y dar la seguridad correspondiente”, comenta Del Río.

En el caso del Moisés Mussa, su directora Mónica Gálvez detalló que cada curso se dividió en tres grupos, para poder cumplir con los aforos de las salas. Este miércoles fue el turno del primero y, en la jornada de la mañana, fueron más de cuarenta los estudiantes en el establecimiento.

“Era el número que teníamos considerado y pienso que cuando los demás vayan viendo, la asistencia va a ir incrementando”, asegura Gálvez. “Tenemos que confiar en lo que estamos haciendo y dar el paso. La educación presencial es importante, por la parte emocional de los niños, la sociabilización. Es necesario tratar de volver al colegio”.

Anuncios

En los recreos el cuidado también es permanente. Por ello en el establecimiento habilitaron un espacio con mesas a un costado del patio, que es el único lugar donde los alumnos pueden consumir alimentos.

“En las mesas no puede haber más de cuatro niños. Se pueden quitar la mascarilla para comer, pero es importante que no compartan la colación y conversen a un volumen moderado”, señala Karen Bustamante, orientadora del colegio. “Para ello, los niños siempre están siendo supervisados. Nunca van a estar solos”.

 

 

Retraso: Cámaras llegarían las próximas semanas

Uno de los desafíos para los docentes el año pasado fue aprender, sobre la marcha, cómo ocupar las plataformas digitales para realizar las clases.

Este año, la modalidad mixta, por la que muchos establecimientos optaron, significa otro reto, al tener que estar atentos no solo a los alumnos que están en la sala, sino que también, y al mismo tiempo, de los que se conectan desde las casas.

“Costó el año pasado porque no nos manejábamos con las clases a distancia. Se hicieron capacitaciones (…). Pienso que este año va a ser mejor, los profesores trabajaron mucho y muy bien. Este año por la escasez que hubo de cámaras, aún no están implementadas en las salas. Ya tenemos los parlantes, pero nos faltan los micrófonos”, señala Gálvez, del Moisés Mussa.

La directora de la Cormun, Patricia del Río, asegura que “las cámaras van a llegar en dos semanas más como máximo. Hay que considerar que este ítem ha sido de lo más comprado durante el 2020, entonces se ha atrasado todo, desde el transporte hasta el stock. Pero ya está licitado y adjudicado, solo hay que esperar unas dos semanas como máximo”.

 

Al menos dos colegios ya informaron contagios

Mediante un correo electrónico, la rectora del Trinity College de Machalí, Lilian Sepúlveda, informó el martes a la comunidad escolar que un apoderado “de un estudiante que asistió a clases presenciales”, resultó positivo a Covid-19. “De acuerdo a nuestro protocolo, el curso y la profesora jefe deberán realizar cuarentena preventiva por once días continuos”, señaló Sepúlveda en el mail.

Anuncios

En Santa Cruz, en tanto, en el Instituto Regional Federico Errázuriz también se confirmó un caso. Un mensaje que recibieron los apoderados del colegio por Whatsapp plantea que “el colegio se cerrará y pasará a realizar cuarentena preventiva debido a contagio de un asistente de educación” y que las clases continuarán de forma virtual. “Quienes han asistido podrán dar fe de que hemos tratado de tomar todas las medidas necesarias de resguardo tanto para sus niños como para nosotras las funcionarias, confiemos en Dios que pronto esto pueda acabar”, cierra el escrito.
La autenticidad del mensaje fue confirmada por un apoderado y una docente del establecimiento.

 

Temor y despidos de profesores

Verónica Díaz, presidenta del Colegio de Profesores de O’Higgins, asegura que, si bien “para los docentes es bueno ver a sus alumnos, por el hecho de solo tener la primera dosis de la vacuna la asistencia ha sido con bastante temor”.

En esa línea, la dirigente plantea que el cumplimiento de las medidas sanitarias y la implementación de los protocolos han sido disímiles. “Todo ha sido bien irregular. Hay colegios en que hay recursos y se han usado, mientras que a otros solo llegó lo mínimo. Incluso nos han dicho que había colegios sucios, que no se había hecho arreglos y que a los profesores no se les pasó ningún tipo de implemento de seguridad”, acusa.

Otro punto que la docente releva es que muchos profesores fueron despedidos sin previo aviso. De hecho, durante el fin de semana en redes sociales varios docentes hicieron ver su malestar y preocupación por haber quedado cesantes a solo un par de días del inicio del año escolar.

“Varios colegas se encontraron con que llegaron a trabajar y les dijeron que estaban despedidos. Ni siquiera les avisaron antes, solo les mencionaron que ya no pertenecían a la planta docente. A algunos les dijeron el viernes y a otros el lunes, cuando llegaron al colegio”, asevera Díaz.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios